¿Qué implica la expresión Me siento triste?, descúbrelo todo aquí

Me siento triste“, cuántas veces las personas no se atreven a decir esto en voz alta. La sensación de soledad y tristeza, puede ser un sentimiento doloroso, esto es cuando viene junto con una sensación de vacío interno. A pesar de que el efecto se siente tan interno como en el corazón, la sensación de soledad y tristeza es realmente una experiencia psicológica. Se siente un gran malestar a nivel de emociones y sensaciones.

me siento triste

¿Por qué me siento triste? Siete causas de soledad

No importa en qué circunstancia se encuentre una persona, siempre puede aparecer el sentimiento de soledad y la frase “me siento triste“. Un ejemplo de esto, es ese momento paradójico, en el que te encuentras rodeado de personas. También podría interesarte ¿cómo cambiar?

Físicamente no estás solo, pero a nivel mental y de sentimientos, estás desconectado de ese entorno próximo y te comienzas a sentir en la más profunda soledad.

Es más, el primordial impulsor de la sensación de soledad y tristeza, es ese tipo de entornos, en los que estás físicamente acompañado pero sientes que algo falta. Tienes la sensación de estar en soledad y vacío de sensaciones sin importar las circunstancias, y sientes que no puedes decirle a nadie: “me siento triste“.

Así no estés rodeado de gente extraña, algo te hizo desconectarte del presente, lo cual es muy dañino para las emociones, y se hace necesario que busques mecanismos internos, para nivelar tus expectativas con tu realidad emocional.

Existen tantas vivencias como personas en el mundo. Cada individuo vive su propia realidad, y no necesariamente es la misma para todos los que están cercanos entre sí. Lo más positivo que se puede hacer en una situación cualquiera, es elevar nuestra energía introspectiva, para de esta forma poder remediar la sensación de soledad, en otras palabras, debemos buscar la forma de reencontrarnos con nosotros mismos.

me siento triste

Para lograr esto, es primordial determinar la causa de la sensación de soledad. Hay que hacerse las siguientes preguntas: ¿Por qué tengo esta sensación de soledad? o ¿Por qué estoy tan triste? La respuesta a estas interrogantes no son fáciles de encontrar, pero si hay algunas causas que son más o menos las mismas para muchas personas.

Las causas más frecuentes para la sensación de estar solo, siempre y cuando se esté claro que el problema es de vivencia psicológica son las siguientes:

Crisis de la edad

Supongamos que el trance de cumplir cuarenta años, está aparejado con un ciclo de análisis reflexivo. En este período el ser humano tiende a experimentar algunos pensamientos contradictorios, al comparar cuáles eran sus metas y objetivos a los 20 años y lo que ha logrado cumplir hasta el momento actual, dándose cuenta que hay cosas que no ha logrado.

Al mismo tiempo las llamadas crisis por la edad, además vienen condicionadas por la visión de la inevitabilidad del paso del tiempo, y todo lo que esto trae consigo. Es importante aprender a vivir los cambios que vienen con la edad y así, evitar estos sentimientos contradictorios.

Una relación de pareja infeliz

Esta zona es casi un campo minado. Cuando se está en pareja y no se es feliz, el “me siento triste” es la frase que mejor lo describe. El distanciamiento afectivo, comienza a socavar la seguridad afectiva de la pareja, generando un terrible sentimiento de soledad y tristeza.

me siento triste

Cuando una pareja no pasa por un buen momento, o cuando tienen una incompatibilidad muy grande, a pesar de cohabitar se van alejando cada vez más.  Esta no es una distancia física, es una distancia de afecto y de comprensión.

Estancamiento personal

Cuando un ser humano se siente estancado en el plano profesional o personal, tiende a caer en estados de soledad y tristeza. En lo que siente que sus días son siempre lo mismo, que no sale jamás de la rutina. Ya no logras desarrollar todo tu potencial, en este momento se cae en un estado de apatía personal.

Las personas que consideran que llegaron a su tope, ya no se entusiasman por las cosas, creen que ya no hay nada para ellos en ese entorno. Esto abre la puerta de entrada a sentimientos y sensaciones negativas, incluso se puede caer en depresión.

Vives para los demás

Mucha gente asume el papel de cuidador; estas personas permanentemente ponen delante las necesidades de los demás, incluso por encima de las necesidades personales. Ellos comienzan a sentir soledad muy rápidamente, pues viven para atender a otrosy van comenzando a necesitar atención ellos mismos.

En esta condición es muy fácil caer en depresión, todo gracias a la sensación de tristeza y soledad en la que se ven inmersa, por el hecho de detener sus vidas para dedicarse a los otros. El cuidador puede incluso desarrollar condiciones patológicas que deben ser resueltas por especialistas.

Muchas relaciones superficiales

La compañía de otro ser humanos, es tan necesaria como el aire que respiramos. Se pueden tener muchas relaciones en la vida. Pero si no tienen algún grado de compenetración, de esos que permiten conversar de intimidades y profundizar en la relación, es como no tener nada. Para saber más de bienestar puedes consultar: el hombre y la naturaleza.

La soledad, la sensación de tristeza, puede ser causada por no tener relaciones verdaderamente profundas con otros seres humanos, todos necesitamos poder expresarnos y comunicarnos. Necesitamos saber que hay otros como nosotros.

Muerte de un ser querido

Al perder a un ser muy cercano y querido, las personas experimentan momentos angustiosos por el desarraigo, esto es parte del proceso de duelo. El vacío que se siente es mayor ante el deceso del alguno de los progenitores.

me siento triste

Este proceso, a pesar que es algo natural, suele agarrar desprevenida a la mayor parte de las personas. La mayoría de nosotros no se ha preparado internamente, para despedir a los seres queridos de forma permanente. Esto es un proceso natural el cual sabemos que en algún momento llegará.

Adicción al trabajo

Muchas personas, de forma imperceptible, van permitiendo que toda su vida gire en torno a su profesión. Esto representa un gran riesgo, porque en algún momento te vas a sentir atrapado por la rutina laboral, que no permitirá que tengas espacio para más nada.

La primera consecuencia que este tipo de conductas laboral trae, es la pérdida paulatina de las relaciones con otras personas. Muchas veces ocasiona la pérdida de la pareja y adicionalmente, se deja de disfrutar de momentos de ocio o simplemente de descanso.

Me siento triste, ¿qué hacer?

En todo momento, las personas deberían ser capaces de escuchar esa voz interior, que nos hace observaciones sobre nuestro estado de ánimo, sobre nosotros mismos y nuestros sentimientos. Esa voz que nos alienta a seguir y que debe ser nuestra primera porrista en la vida.

me siento triste

Esta voz es a la que le debemos preguntar ¿Por qué me siento triste? Existen muchas técnicas que se pueden implementar para encontrar nuestra voz interior, para lograr escucharla. Se puede escribir un diario emocional, con reflexiones, pensamientos e ideas, que se experimentan a partir del conocimiento de la sensación de tristeza.

El uso de las palabras tiene mucho de terapéutico, nos permite darle coherencia, sentido y algo de estructura a ese universo emocional que nos afecta.  Por otra parte escribir es una forma de compañía interna, que nos permite de alguna manera hablar con nosotros mismos.

Otra técnica es usar la imaginación. Imaginemos que escribimos una carta, en ella contamos a un ser ficticio de nuestra mayor confianza, lo que nos ocurre, lo que nos causa dolor y por qué nos hace sentir de este modo. Al escribir esta correspondencia, debemos ubicarnos en el argumento real de la circunstancia, la idea es que nos ayude a identificar la razón o causa de nuestra tristeza, debe funcionar como un confidente.

Hay que evitar por sobre todas las cosas la auto compasión. Esas personas que se quejan con mucha frecuencia, realmente están es sintiendo lástima por sí mismos. Para corregir esto, simplemente debemos iniciar proyectos nuevos, es tan simple como cambiar de actividades, para darnos cuenta que el mundo es más grande que nuestro entorno.

Hay una sensación de vacío y soledad cuando, tu situación actual no es lo que imaginaste sería tu vida. Es difícil soltar los sueños e ideales, pero nuestra vida es lo que es. Se recomienda identificar cuál es ese sueño o expectativa que nos entristece no cumplir, y enfocarnos en qué podemos hacer para acercarnos a él.

Define un plan de acción, esta es la ruta que segura para disminuir la distancia entre tu contexto actual y tu curso deseado. Idealizar la vida, a pesar de que sirve para avanzar, no debe estar alejada de nuestra realidad. El problema estriba en que ninguna situación es perfecta, solo es perfectible.

¿Cuándo buscar ayuda externa?

Llega un momento, en que por más que lo intentamos, por muchas técnicas que aplicamos, no logramos superar esa sensación de tristeza. Si no logramos superar estos estados por nosotros mismos, es el momento de buscar apoyo psicológico.

Las terapias de los especialistas, se pueden desarrollar mecanismos personales, que nos permitan superar estos estados. Con esta ayuda podemos aumentar nuestra capacidad de resiliencia, o capacidad para reponernos, ante situaciones adversas que nos produzcan sensación de tristeza.

Con ayuda se puede generar el cambio de actitud, necesario para ver la vida con otros ojos y otra energía. Es necesario darse cuenta que la felicidad es algo psicológico no físico, el dejar la tristeza atrás sólo podemos hacerlo con cambios en nuestro interior. Puedes aprender más sobre terapias alternativas en kinesiología holística.

También existen otras terapias, que nos pueden conducir a dejar la sensación de tristeza, como el adiestramiento en habilidades sociales. Este entrenamiento permitirá encontrar y establecer fuertes y nuevas relaciones interpersonales.

Deja un comentario