¿Sabes cuál era el Dios del fuego Maya?, te lo contamos aquí

La mitología de Mesoamérica, está conformada por una extensa variedad de deidades. Uno de estos es el Dios del fuego Maya. Conoce en Energía Espiritual, todo lo relacionado a este tema.

Dios del fuego Maya

Los Mayas, son una de las civilizaciones Mesoamericanas, que se han caracterizado por tener diversas figuras a las que veneraban, conocidos como dioses. Los cuales se relacionaban con sucesos naturales que ocurrían en determinados momentos.

De hecho, esta civilización otorgó aportes significativos a la sociedad, especialmente en lo relacionado con la astronomía. Además de estos, construyeron palacios y templos, donde se realizaban importantes ceremonias, se alababa y se llevaban ofrendas a los Dioses.

Por lo tanto, las deidades eran parte importante para esta cultura, incluso los más importantes, destacaban debido a que participaron en la creación del origen de la humanidad. Uno de estos era Kukulcán, al que se le consideraba como el Dios del viento y de la lluvia, así como de las tempestades. Conoce más acerca de Kukulcán.

La otra deidad principal era Huracán, al que se le atribuía como Dios del viento y la tormenta e incluso del fuego. Pues se le relacionaba con los sucesos naturales que se relacionaban con las tormentas, los movimientos de las placas tectónicas y los desastres naturales.

El otro Dios principal, para esta civilización, era Tepeu, al cual se le consideraba como Dios del cielo, debido a su extensa sabiduría y poderes. Sin embargo, también había otras deidades relevantes como el Dios del fuego Maya.

Dios del fuego Maya

Este era Kauil, el cual también era uno de los principales para esta civilización mesoamericana. Caracterizado por relacionarse con los gobernantes, debido al poder. Esta deidad también era la representación de la abundancia de los cultivos.

La imagen del Dios del fuego Maya, se caracterizaba por tener una frente muy extensa, donde había un espejo, en el que se podía ver el reflejo del alma. Lo cual se relacionaba con la propia observación de cada persona.

El culto al Dios del fuego Maya, es uno de los de mayor antigüedad. En diversas ocasiones se le asemeja con el Dios Itzamná, el cual se consideraba que era el dios del cielo. Además de esto, simbolizaba la sabiduría y el espíritu universal de vida que motiva al caos para que se diera la creación.

Por lo que la relación de Itzamná con Kauil, se asemejaba por muchos, en lo relacionado con la sabiduría. También se le comparaba con el Dios Chaac, el cual era el Dios del agua y de la intuición. Conoce más acerca de las Ciudades Mayas.

Atribuciones

El Dios del fuego Maya, era relacionado con la población y la humanidad, pues se consideraba como parte de esta, lo cual hacía que se le atribuyera la condición de representar un padre y madre para ellos. Además de eso, podía curar malestares, ocasionados por el enojo del fuego y también se le pedía y veneraba para que concediera el favor de que las personas tuvieran un nacimiento adecuado y sin inconveniente.

En el cielo, se le representaba a través del sol y también con la fuerza espiritual. Pues al momento de formar parte de la creación de la humanidad, en el tercer intento, representó al dios del viento, tormenta y fuego con un poder increíble.

Aspecto

El Dios del fuego Maya, suele representarse como una figura de un hombre de avanzada edad con arrugas y sentado. Además de esto, posee una extensa y alargada nariz, con una especie de ramas con formas dobladas. En algunas representaciones también tenía una boca que sobresalía con forma de serpiente, además de que resaltaban algunas muelas y un largo colmillo en dirección a la tierra.

Otras representaciones de él, lo describen con una figura con cabellos de color blanco y corto, con un aspecto larguirucho, el ojo con especie de arco y con la frente en forma de una taza grande, donde se localiza un espejo, relacionado con el alma. Por lo tanto, este aspecto se relaciona con el dios del agua Chaac, debido a la clarividencia.

De allí que encarne una de las más antiguas nociones de los indígenas de Mesoamérica. Asociada también con los puntos cardinales y las culturas prehispánicas, lo que lo llevaba a ser el centro de la casa aborigen.

Poderes

La denominación de Kauil, significa Huracán o Corazón del Cielo. Debido a que esta deidad, participó en la creación de la humanidad. La cual se basó en que debían existir personas que veneraran a los dioses.

Además de esto, se relaciona esta deidad con el denominado Fuego Sagrado Interno, el cual tiene que ver con la fuerza espiritual de cada individuo que lo requería. También se relaciona con el conocimiento que cada persona tenia de sí mismo.

Lo cual le hacía posible que entregara a la civilización la disposición de que identificara y reconociera sus fallas. Con la finalidad de obtener la solución para ser cada día mejor persona. De allí, que su imagen tuviese un espejo en la frente. Conoce también lo relacionado al juego de pelota Maya.

Por lo tanto, el Dios del fuego Maya, se encargaba de particularidades relacionadas con los aspectos a nivel psicológico, de cada persona. Entre los que destacaba la prudencia, el interés, la tranquilidad y la manera de asimilar y afrontar los inconvenientes.

Debido a que es el dios de uno de los elementos, colocaba algunos retos al discípulo en su iniciación, donde se observaba cómo afrontaba las dificultades, poniendo a prueba su tranquilidad, paciencia, interés y cantidad. Enseñándole así cual era la mejor manera de resolver de manera adecuada las adversidades, para que se adaptara y resolviera cualquier inconveniente que se le presentara.

Por lo que no solo guiaba el fuego en el ámbito natural, sino también en el interior de cada persona. Por lo tanto, al momento en que se llevaban a cabo rituales para esta deidad, se hacía un baño prehispánico temascal. En algunas ocasiones, también se llevaban ofrendas caracterizadas por sacrificios humanos.

Dios del fuego Maya

Las cuales representaban una relación del hombre con la naturaleza y una vez que terminaba el ritual en los templos del Dios del fuego Maya, se tenía la creencia de que se tenía una nueva vida.

Así que Kauil, era el dios del fuego Maya, al cual iban las personan para obtener la disposición de conocerse a sí mismos, saber identificar los inconvenientes y poder resolverlos de la mejor manera posible. También los ayudaba a controlar su ira y extendieran su sabiduría, para cada día ser unos mejores integrantes de la humanidad. De hecho también simbolizaba para muchos la abundancia y la prosperidad.

Además de esto, es uno de las deidades más alabadas de esta civilización, por lo que se considera que su culto es uno de los que tiene mayor antigüedad. Incluso se han descubierto monumentos, en lugares ancestrales y ocultos, en su honor.

Si te interesó toda la información de este artículo y quieres saber más acerca de otras deidades Mayas, conoce también lo referente al Dios del viento Maya.

Deja un comentario