Conoce a los Dioses del Budismo, como una doctrina filosófica

Buda Gautama decía que los dioses tradicionales estaban fuera de lugar en lo que se refiere al más allá de la vida, esto como perspectiva de la liberación, ya que el Budismo es una religión sin Dios, y por ello descubrir quiénes son los Dioses del Budismo, te permite conocer una serie de prácticas y enseñanzas para tu transformación individual, no dejes de leerlo.

dioses del budismo

El Budismo

El Budismo nació en la Ciudad de la India entre los siglos VI y IV a. C., allí logró extenderse a la mayor parte del este de Asia y declinó su práctica en el país de origen durante la Edad Media.

Debemos comenzar por saber que principalmente el Budismo es una religión mundialmente conocida, con una doctrina filosófica y espiritual, completamente no teísta. El “No teísmo” son todas la corrientes que no meditan ni razonan bajo la creencia de un Dios creador o absoluto, existe una enorme diferencia entre los ateístas y los no teístas, en la última estos aceptan las creencias en deidades y/o entidades superiores, como espíritus, sin embargo se les observa como seres que cambian.

Existen algunos filósofos, como pensadores del budismo, quienes indican que el aprendizaje budista está basado en no negar, pero tampoco aceptar la existencia de un Dios creador, afirmando la enseñanza del fundador del Budismo Siddhartha Gautama (Buda). Además existen diferentes corrientes como el budismo tibetano.

La mayoría de los budistas de las corrientes más resaltantes como lo son Mahayana y Vajrayana, aceptan y asumen la permanencia de seres como deidades superiores, pero no asumen la existencia de un Dios como único creador.

Es importante destacar que el budismo es la cuarta religión con más fanáticos, creyentes y practicantes, cuenta con más de 17.000 millones de la población mundial como sus miembros, ya que engloba y reúne diversidad de dioses, tradiciones y creencias espirituales.

Lo que sí es cierto en su totalidad es que los budistas mantienen la firme convicción de las cuatro verdades, estas fueron evidenciadas a Siddhartha Gautama (Buda) mientras meditaba y, aunque cada escuela budista transforma la interpretación de estas verdades, todas infunden la práctica de las que nombraremos a continuación, ya que las mismas dan origen a los diferentes dioses del budismo:

Las Cuatro Nobles Verdades

Cuando Siddhartha Gautama (Buda) despierta de su gran meditación, lo que hizo inicialmente fue dar un discurso a todos sus compañeros, el cual denominó Dhammacakkappavattana, que significa la puesta en marcha de la rueda del dharma, lo que comprendía las bases fundamentales para la aceptación del sufrimiento, estas son las llamadas cuatro nobles verdades:

  1. El duḥkha, es sinónimo del sufrimiento y descontento, su concepción viene dada a que la vida es totalmente imperfecta, tanto en que el nacimiento, la enfermedad y la muerte es sufrimiento, así como también asociarse o separarse de lo que se desea o no es un sufrimiento, aferrándonos y anhelando este tipo de situaciones sin permanencia en las vidas, lo que hace seres infelices.
  2. El origen del duhkha significa deseo, el querer, las ansias y la sed de los anhelos, o cualquier tipo de satisfacción circunstancial, que nos de placer, algún tipo de persona, logro, meta, objeto material o espiritual, lo que increíblemente produce de forma inmediata el karma.
  3. El cese de duhkha, es llamado nirvana, que significa que el sufrimiento puede apagarse cuando se extingue su causa, cuando se abandonan las ganas de conseguir eso que tanto anhelamos, llevando al fin del renacimiento.
  4. Para lograr el cese hablado anteriormente, existe un camino que se conoce por su nobleza, el cual lleva por nombre octupleto, este camino conlleva aspectos como sabiduría, meditación, conducta ética, y entrenamiento, para de esta manera poder soltar los prejuicios del karma del duhkha.

Gran parte de los creyentes budistas, imparten fervientemente el objetivo de superar el duhkha y el samsara, estos se darán bien sea por el nirvana o por el maravilloso camino del budismo, están canalizados por el Buda, el dharma y sangha. Por otro lado existen dos ramas principales del budismo, las cuales son denominadas como theravāda, que significa la escuela de los ancianos y la mahāyāna llamada como el gran camino.

Las tres joyas utilizadas por los dioses del budismo

En su totalidad los creyentes del budismo se veneran y resguardan física y espiritualmente en las triratnas, lo que traducido significa “las tres joyas”: el Buda, el Dharma y el Sangha,. A continuación nombraremos las concepciones de las tres joyas según las dos ramas del budismo:

Buda

En el budismo Mahāyāna se mantienen diferentes budas como Amitabha y Variochana, otros santos que residen en varios mundos, así como también se evidencian seres supramundanos, estas deidades según este budismo pueden ser contactadas, escuchando sus peticiones a todos los seres humanos de este mundo, sin embargo el Buda es un rey espiritual que protege y vela por los que creen en esta rama del budismo.

Mientras que en el budismo Theravada, un Buda es alguien que terminó sus ciclos de renacimientos y por medio de estos ha despertado por sus propios esfuerzos y sentido mental, según los textos relatados es verdadero buda padece de dolores de espalda, por el peso de sabiduría que soporta, es difícil de comprender y posee enormes poderes psíquicos.

dioses del budismo

Dharma

Como segunda joya tenemos que el budismo nos detiene a pensar en el mecanismo que puede ser utilizado para la práctica de este tipo de religión, y para ello existe el Dharma, que no es más que la enseñanza de la verdadera naturaleza como medio de vida, a la que no debemos aferrarnos en ningún momento, por lo tanto no es en lo que creemos fervientemente, sino en la práctica, como el medio que nos llevará a nuestro destino en común.

Se dice que la verdad siempre será la verdad y por eso es que el Dharma se evidencia como protagonista principal de la naturaleza, como la máxima expresión universal, la mejor forma de ver las cosas, así como también lo natural del pasado, presente y futuro.

Sangha

Este tercer punto como joya es donde los budistas habitan, el espacio como comunidad monástica de los monjes y monjas, los cuales han tomado la decisión de cumplir con la disciplina, el crecimiento personal y espiritual, como forma ideal según las normas y lineamientos de Siddhartha Gautama (Buda), con renuncias a las grandes habitualidades de la vida diaria, quedándose solo con una túnica y un tazón.

A su vez, se preparan para transmitir el Dharma de Siddhartha Gautama (Buda) en un campo de mérito espiritual, impartiendo las enseñanzas y manteniendo a su comunidad bajo las creencias y aprendizajes del budismo, como seres elevados, que hayan conseguido la elevación espiritual.

Los cinco mandamientos o preceptos budistas:

  • No tomar lo que no se te ha dado.
  • No  consumir intoxicantes que perturben, distorsionen o alteren negativamente la mente.
  • No matar.
  • Mantener una conducta sexual correcta, y acorde con todos los seres que le rodean.
  • No hablar con mentiras, chismes, groserías, ostentación y/o charla en vano.

dioses del budismo

¿Cuáles son los dioses del budismo?

Inicialmente en la mitología budista existen criaturas denominadas Devas, los cuales son seres que sienten y padecen, así como percibimos los seres humanos, de hecho tienen vida en resurrecciones y esto les da mayor conocimiento, sabiduría y sapiencia que cualquier individuo.

Están caracterizados principalmente como los más importantes hacia el camino del verdadero encuentro y objetivo de la filosofía budista, sin embargo esta tendencia interpreta que Siddhartha Gautama (Buda) es la eterna iluminación, signo omnipresente del universo y aunado a ello es un maestro de estos dioses del budismo, lo superan en enseñanza y metodología, puedes conocer también criaturas poderosas como las ninfas de los bosques.

Todos los dioses del budismo pueden ser fácilmente encontrados en la mayoría de los templos y monasterios budistas, estos como figuras importantes en todas las escuelas para ser simples al identificarlos están caracterizados por sus formas, símbolos y orígenes, que vienen dados por los seis reinos budistas y miles de ciclos mundiales, la mayoría de estos se mantienen representados como deidades que viven por debajo y por encima del reino humano. A continuación te presentamos los dioses más importantes del budismo:

dioses del budismo

Daitoku Myō-ō

Se encuentra ubicado en el oeste, su característica principal es ser el Dios de la protección y la victoria, tiene capacidad de poder sobre los dragones, las serpientes, así como acaba el mal para convertirlo en bien. Su aspecto es de seis caras, seis piernas, seis brazos que empuñan espadas y lanzas, permanece cabalgando encima de una vaca de color blanco.

Fudō Myō-ō

Se dice que es un Dios guardián de la religión budista, es un rey de la sabiduría, ya que está situado entre los cuatro dioses en los cuatro puntos cardinales, es reverenciado en el budismo japonés, en China y Japón se le llama Acalanatha. Sus características físicas incluyen que en su mano derecha mantiene una espada que se encuentra flamígera, en la mano izquierda sostiene una cuerda con la que amarra a los demonios y saca a flote a sus aliados, sus llamas significan que lucha contra el infierno.

dioses del budismo

Gōzanze Myō-ō

Este Dios de la justicia va en contra de la rabia, la ira y es enemigo de la ingenuidad, lidera a los dioses protectores. Dentro de sus características físicas posee tres rostros, lo que muestra un aspecto amenazador, además cuenta con seis brazos y dos piernas, porta en cada una de sus manos armas de gran nivel.

Gundari Myō-ō

Otro adorado Dios protector que se encuentra ubicado en el sur. Se le conoce con mayor popularidad en el culto budista vajrayāna, está personificado con ocho brazos, empuñando armas y tiene tres rostros amenazadores, mantiene a las serpientes rodeando su cuello y las piernas.

Kongō-Yasha Myō-ō

Se origina en el culto shingon del budismo japonés, se mantiene como el Dios protector que personifica la fuerza y el empuje, está representado con tres caras de aspecto amenazador y tiene seis brazos, en algunas imágenes se presenta con un solo rostro y cuatro brazos, ubicado en el norte.

dioses del budismo

Dioses tibetanos

Se rigen por el director político de todos los tibetanos conocido como Dalai Lama, el cual se identifica como máximo líder en cuanto a espiritualidad se trata, en muchas de las escuelas poseen diferentes categorías y varían según sus procesos espirituales. Esta práctica es dominante en todos los pueblos mongoles y tibetanos, Dalai Lama es un maestro de muy alto nivel, fue creado en los Himalayas budistas.

Contiene una participación notoria no solo en la parte de la religión, sino también en el aspecto social y económico del Tíbet, abarcando temas muy internos en todas y cada una de sus escuelas, ya que con cada gobernante se les otorga el título de su santidad y dentro del Dalai Lama se hallan los conocimientos de rituales para defender su participación de líder y poderío, lo que es tradición y herencia.

El símbolo Lama está estrechamente unido a las corrientes budistas más conocidas en el Occidente, y para el año 2011 la monarquía decidió conceder el liderazgo espiritual como lo establecen sus orígenes culturales.

Samsara

En la cultura budista existe el Samsara, el cual está fundamentado en los seis reinos, con diferentes reales, lo que promueve que todos los espíritus reviven luego de haber fallecido, por lo que se reconoce como la resurrección. Dicho proceso está contemplado por tres etapas, denominadas las tres raíces de lo malsano, dentro de ellas se encuentran: la aversión, la apetencia y la ignorancia.

El Samsara trata de un firme movimiento de resurrección cuyos niveles, reinos o mundos no son iguales, sino totalmente diferentes entre sí. Lo resaltante de este movimiento de la cultura budista son las causas que contraen a todos los seres, como la insensibilidad y el aferramiento, las cuales pasan a tener un estado abierto y tranquilo en la mente, esto es atractivo para los que practican esta religión.

Reino de los Seres del Inframundo – Naraka

El infierno, ultratumba, purgatorio o inframundo ha sido considerado como el lugar de penas, agobio, tristeza, dolor, tormento, torturas, entre otros y se encuentra en lo más bajo de los reinos; pero para los budistas es totalmente diferente, es un lugar donde los habitantes no son prisioneros, experimentan enormes vivencias para librarse del karma negativo que han vivido durante toda su vida, de esta manera es totalmente temporal, ya que pueden salir de este lugar.

Reino de los Espíritus o Fantasmas – Preta

En la cultura budista existe este reino llamado “del consumismo”, donde habitan seres y criaturas en total miseria, son egoístas, codiciosos, y miserables, en total ruindad, basado en ansias y anhelo que no pudieron ser cumplidas.

Estos seres no pueden gozar de ingerir los alimentos, así estén comiendo permanentemente, se sienten insatisfechos y mantienen el deseo de comer, en las representaciones artísticas están dibujados como seres de cuellos largos, delgados y muy pálidos, lo que demuestran el estado de posesividad como fantasmas famélicos.

Reino de los Animales –  Tiryak-Yoni

Como su nombre lo indica, en este reino viven las criaturas y seres que no son humanos, netamente animales, transparentes, sin inteligencia alguna, actúan con conciencia de lo que hacen, sin embargo no se notan preocupados porque su esfuerzo sea útil para cualquier otro ser, van siempre hacia adelante solo para conseguir lo que desean.

Reino de los Seres Humanos – Manusya

Es el lugar mental más preciado por todos los seres practicantes de la cultura budista, ya que este reino está basado en la pasión, el amor y la aspiración hacia las cosas buenas, es uno de los mejores por su capacidad y posibilidades al poder desenvolverse mentalmente, pero aunado a ello aquí se producen los recuerdos, principalmente los que se encuentran en el reino de los dioses.

Reino de los Dioses – Devas

Acá viven mortales hechos dioses, es un reino completamente favorecido de la alegría y felicidad, reina el orgullo personal, dentro de las cualidades poseen la fuerza y el poder, tal como si fueran dioses y/o deidades mitológicas. Pero a pesar de ser dioses, por ser mortales no se les está permitido ser supremos o creadores divinos.

Sus características principales son la esperanza, la victoria anhelada y el ego, consiguen el éxito con facilidad y una vez obtenido, pasar a permanecer encantadores, de no ser así quedan como seres incompletos.

Reino de los Semi Dioses – Asuras

Este reino lo dominan las contiendas de los militares, los celos de los batalladores entre sí; los que habitan en este reino tienen una vida agradable, pero sienten envidia hacia los que habitan en el reino Devas por creerse seres inferiores a ellos, así como los seres humanos observan al reino de los animales en el Tiryak-Yoni, acá se reflejan los karmas como proyecto de resurrección similar al Samsara.

dioses del budismo

La Diosa protectora

Estas deidades son populares por su sentido de protección hacia quienes las invocan, se le denomina Tārā, y están enlazadas específicamente con el budismo tántrico, hace mención al concepto de la madre de la liberación, así como también algunas cualidades como la clemencia, humanidad, éxito en el trabajo y las aventuras.

Se dice que es una princesa llena de sabiduría, a la cual se le admira y quiere, la versión femenina de los dioses budistas, como para los católicos es la virgen María, universalmente divina y venerada, para los budistas estas diosas instruyen al prójimo y por ello son de gran ayuda y colaboración en la práctica de esta cultura.

Otros diosas del budismo femenino

Para conocer un poco más sobre otras diosas influyentes en la cultura del budismo, a continuación presentamos algunas de las más importantes, con sus características:

Diosa Ekajati

Es la representante de la sabiduría, muestra un nudo en su cabello negro, un pecho y un ojo. Bienhechora del bien sobre el mal, está dibujada con llamas de fuego, representando su triunfo absoluto.

Diosa Tārā Verde

Esposa del primer Budista del Tibet, Songtsen Gampo, quien se destacó por impartir grandes enseñanzas y metodología, representa la protección con el peligro y la maldad, acaba con todo lo incómodo para el ser humano y a quien la invoca con fe y devoción, a su vez regala la piedad y la sanación.

Diosa Kurukulla

Esta diosa es la encargada de la unión de las parejas; cuando se quiere conseguir poder, protección y evolución, se deberán rendir invocaciones y homenajes a esta diosa del budismo. Tiene el color de la piel roja, cuatro brazos y mantiene un aro azul de protección con el que hace huir a los malos espíritus y dañinas deidades.

Diosa Maching Landrop

Fue la primera seguidora Chod Mahamudra, esta es una mujer de personalidad religiosa, fuerte y decidida, fue la madre de los Budas de las Tres Eras, antes mencionada en este artículo.

Diosa Norgyuma, Tārā amarilla

Esta hermosa diosa puede conceder riqueza, abundancia, prosperidad y fortuna en todos los aspectos, tanto espiritual como físico, también la prosperidad de los cosmos a todas las criaturas vivas del mundo, por medio de la mente y el corazón.

Diosa Mandarava

Estaba reconocida como una Dakini, de la enseñanza India budista, por ser una de las compañeras de Padmasambhava, llegó a consagrarse como mentora de los dioses del budismo.

Diosa Marici

Es mayormente invocada por los creyentes que viajan, en ella se representa el alba de la naturaleza. Aparta los obstáculos y tiene tres cabezas, una de color rojo, otra blanca, y la tercera es de un cerdo, tiene ocho brazos que sostienen armas y elementos de defensa como cuerdas y lanzas, está montada en un trono que es tirado por siete cerdos negros.

Diosa Salgye Du Dalma

Cuando se practica el yoga, meditación o queremos tener un sueño reparador y profundo se le invoca a esta diosa, para que proteja el sueño sagrado mientras se duerme, de este manera se logra la tranquilidad.

Diosa Samantabhadri

Es la diosa que simboliza el vacío, el comienzo de lo puro como lo es el color blanco y se ve totalmente desnuda, representa la pureza y está popularmente conocida en la cultura budista como “toda mujer buena”.

Diosa Tārā blanca

Esta diosa se encuentra sentada en postura de meditación, un pie descansa sobre una pequeña flor de loto, tiene el ojo de la compasión abierto, así como también sus dos palmas. Significa la protección, defensora dominante de los desabastecidos, concede los regalos como el resguardo de los sentimientos, el perdón y la misericordia.

Diosa Palden Lhamo

Es la única diosa venerada por los monjes tibetanos, ya que está considerada como la santa patrona de Lhasa y del Dalai Lama, su piel es negra y azul, con cejas en llamas de fuego y bigotes, sostiene en su mano una copa elaborada a partir del cerebro de su hijo (como acto incestuoso que tuvo), se mantiene rodeada de lazos de cuerdas hechas de cabezas y en su ombligo un brillante y glamuroso disco solar.

Diosa Tsongkhapa

Por su sombrero amarillo que está reservado para los Gelugpa y sus manos en posición de la rueda giratoria de la doctrina, es fácil reconocer y diferenciar de las otras diosas de la cultura budista. Esta diosa está profundamente documentada como figura del budismo tibetano, con la espada en sus lados, significa la sabiduría así como también el libro sobre la flor de loto.

Diosa Vajrapani

Una de las tres deidades de los dioses del budismo que protegen al maestro Buda, es la diosa Vajrapani del poder. Lleva una corona y encima de ella la arropa una piel de tigre, en la mano derecha tiene un vajra tibetano (una especie de campana), en la otra mano posee un lazo con el que ata y captura a todos los adversarios de la cultura budista, está rodeada en llamas como símbolo de su poder sobre el mal.

Diosa de la misericordia Kwan Yin

A esta diosa tan venerada se le conoce como el Buda femenino dentro de los dioses del budismo de la cultura, es la mujer más santa de la religión, ya que representa la misericordia y la piedad, así como también es la diosa de la fecundidad, como madre de todos y mujer, defiende por encima de cualquier cosa a las mujeres y a todos los niños.

Muchas creyentes y practicantes afirman que es la reencarnación de la santísima Virgen María en el catolicismo, estos mismos creyentes dicen que no ha entrado al cielo por no haber conseguido que todos y cada uno de los seres humanos se libren de sus padecimientos.

Mil brazos

Esta diosa está venerada en varias regiones con diferentes nombres y es utilizada para varios objetivos. Por ejemplo, en Irán y Japón está idolatrada con el nombre de Kannon y representa la piedad, mientras que en los santuarios de Taiwán debe ser colocada por respeto en un altar principal, en China como en el Tíbet, en el Noroeste y el Sudeste Asiático es una de las diosas más importantes y primordiales.

Lo que une a todas sus representaciones es la simbología de la piedad, el perdón y la compasión, también es la encargada de la transformación de los budas Shakyamuni y Maitreya, en las escuelas budistas la mantienen en todas sus enseñanzas en la disciplina y en la práctica de las actividades que llevan a conseguir la salvación mediante su ayuda, recordando que Buda es una persona como cualquier otra y al igual que estos pueden llegar al nirvana.

Esotérica

Es a esta diosa que se le invoca cuando no se tiene tranquilidad, es la más encontrada en cualquier santuario, ya que la exponen hasta en los altares familiares. Se muestra como una simbología de mujer normal, luce una corona en forma de Buda, en sus brazos tiene artículos protectores, flor de loto y ramas de sauce.

Dioses del budismo con forma de elefantes

En la cultura budista existe una gran creencia hacia los elefantes, estos animales de fuerza, poder y envergadura representan una criatura sagrada. Estos fueron los antepasados cuando la tierra emergió para su evolución, su cuerpo representa la tierra y sus cuatro piernas fuertes y poderosas simbolizan los cuatro elementos que sostienen el peso del cosmos, estos animales son netamente espirituales así como también lo es el ser de luz.

La creencia Hindú relata que la maravillosa deidad Ganesha que tiene cabeza de elefante, se originó luego de un gran desastre mundial, concibió su primer hijo y le untó leche sagrada de un elefante junto con pasta de sándalo para estructurar al resto de sus hijos.

Creencias sobre los elefantes budistas

A continuación nombraremos las creencias y las invocaciones que son utilizadas por los creyentes de los elefantes budistas:

  • Estas figuras son utilizadas para protección, buena suerte tanto en los negocios como en los hogares.
  • Los estudiantes le ruegan para que los proteja, ayude e ilumine en todos los exámenes.
  • Es un símbolo perfecto de la simbiosis o intercambio de energía.
  • Aporta seguridad, prosperidad y certeza en lo que se emprenda.

Esta deidad es de suma importancia, en el aniversario se realiza una enorme festividad ofreciéndole alimentos en abundancia, flores y frutas a este Dios. En esta tradición se come en magnitudes grandes y los alimentos son llevados a la orilla del Océano Índico para que se los lleven las olas.

De acuerdo al budismo indio, hace más de 500 años A.C. la Reina Maya recibió un presagio por unos elefantes blancos, y luego de nueves meses de embarazo dio a luz un varón que sería un gran emperador, fiel protector de todos los seres humanos.

Fue entonces cuando dios a luz a Siddhartha Gautama (Buda), tal y como lo habían presagiado los astrólogos del rey, quienes expresaron que nacería un varón que sería el emperador de la tierra y protector de los seres humanos. De hecho gracias a este relato es que los elefantes son venerados y sagrados para la cultura budista.

Los Dioses del budismo más importantes

En este apartado del artículo mostraremos de manera simple algunos budas que tienen sus propios significados, figuras y reinos:

Shakyamuni

Es el Buda histórico, el cual vivió más o menos alrededor del año 600 a.C., está sumamente considerado como el fundador principal budista y es dignamente representado con el cabello de color azul por el aura que lo envuelve permanentemente, está sentado en postura de meditación y en su regazo posee un cuenco para mendigar sostenido por su mano izquierda, la mano derecha reposa en el suelo llamando a la tierra a dar testimonio.

Este buda considera que el mundo  y/o la tierra debe actuar como testigo de su infalible sendero de luz dentro de los dioses del budismo.

Maitreya

Es totalmente lo contrario al buda anterior, ya que representa el buda del futuro, es el último buda terrenal de la cuarta y presente era, está formado como el gran maestro y se supone que es el encargado de guiar a la humanidad de vuelta al budismo.

Tiene una postura sentada con ambos pies en el piso, ya que de esta forma se puede levantar y sentar al mismo tiempo y significa lo que está por venir, lleva una corona de flores entrelazadas, con un gesto en la mano demostrando el Dharmacakra, que en el budismo significa la enseñanza.

dioses del budismo

Avalokiteshvara

Se hace increíble observar a este dios buda, ya que solo sus once cabezas y sus mil brazos lo hacen inigualable entre otros budas, sin embargo este representa la compasión, ya que está considerado como el santo patrón de los tibetanos. Es una deidad de luz, su característica principal es ser tan piadoso que no pasó al Nirvana con tal de poder ayudar a los afligidos y llevarlos hasta la salvación.

En la actualidad existen más de ciento ocho (108) representaciones de este Dios Buda Avalokiteshvara, pero todos portan una corona colocada en la última cara superior que es la más alta, la cual hace que tenga una notoriedad mayor.

Manjushri

Está plenamente reconocido como el buda de la sabiduría y la literatura budista, significa un enorme símbolo para los estudiantes creyentes del budismo, son estos quienes le suplican y veneran para que les otorgue dones de conocimientos y el saber. Lleva un texto o libro encima de una pequeña flor de loto y la espada que corta los signos ignorantes del saber cultural, está profundamente seguido por todos los monjes y estudiantes de la cultura budista.

Se le hace la petición de conceder memoria, conocimiento, tranquilidad y también un gran poder de interpretación literaria.

Mahakala

Es uno de los defensores de esta cultura budista, este Dios del budismo se refiere a los fantasmas, demonios y entidades extrasensoriales que han sido cambiadas al budismo, es altamente reconocido por su irritable personificación y grandes tamaños de sus esculturas.

Al buda Mahakala se le puede encontrar en representaciones estando de pie, posee tres ojos y en la mano derecha lleva una navaja de vajra con la que elimina los comportamientos groseros y malos hábitos; en la mano izquierda posee una taza en forma de cráneo, en las manos traseras sostiene un tricornio y un sapo, está vestido con piel de tigre y sus corona está compuesta por cinco cráneos, con los que simboliza el odio, codicia, ignorancia y envidia, en ellos prepara pócimas y elimina por completo estas emociones.

Padmasambhava

Es característico por haber nacido en una flor de loto, se le puede encontrar también con el nombre de Gurú Rinpoche y fue el responsable de haber fundado el palpable budismo tibetano. Como característica principal, lleva un sombrero con orejeras hacia arriba, tiene barbas, en su mano derecha lleva el vajra simbolizando un diamante, mientras que en su mano izquierda tiene una varita mágica con un tridente en la punta encendida en llamas.

Palden Lhamo

Se diferencia por ser la única mujer con una gran jerarquía entre todos los dioses del budismo, es la vigilante y garante de todos los intereses de esta cultura, está vista como la patrona de los religiosos que llevan los sombreros amarillos, específicamente en la escuela Gelugpa del budismo tibetano.

Esta imagen se muestra montada sobre una mula en un mar de sangre, está rodeada de lazos de cuerdas amarillas con quince cabezas cortadas, es de color azul y negro, muestra los senos caídos, en la mano tiene una copa que está hecha con el cráneo de su hijo, el bigote y las cejas están en llamas de fuego.

Vajrapani

Es el máximo ícono de poder en esta antigua y reconocida cultura a  nivel mundial, se encuentra junto a los dioses del budismo: el Avalokiteshvara, que es la compasión y Manjushri que es la sabiduría; los tres conforman las entidades defensoras que resguardan a Siddhartha Gautama (Buda), su representación está rodeada en fuego y simboliza a los personajes de un Dharmapal.

Este Buda lleva una corona y usa piel de tigre con la que se cubre, en su mano derecha lleva el vajra y en la mano izquierda un lazo enorme para capturar a todos los enemigos y los que están en contra de esta doctrina religiosa, enmarcando a los dioses del budismo.

Preguntas frecuentes sobre los dioses del budismo

Cuando hablamos del budismo nacen diferentes incógnitas, por lo cual algunas de las preguntas más frecuentes son:

  1. ¿Cualquier persona puede ser budista? No significa que los budistas tienen reglas y/o normas para poder practicar esta religión, basta con llevar un comportamiento acorde, bajo las enseñanzas emanadas por el budismo, para pertenecer a esta cultura budista. Tampoco se exige una edad específica, solo con el tener el deseo y la firme convicción de querer seguir este camino es suficiente.
  2. ¿Por qué algunos monjes van vestidos de naranja y otros de granate? Esto dependerá de la escuela de formación cultural budista donde estos estudien y/o practiquen, también depende del grado de avance y el nivel que tenga el monje en su formación.
  3. ¿Si quiero viajar a un País budista, qué debo saber? Lo importante y primordial es que sepan que deben conservar un respeto acorde a esos países, una foto en la que se de la espalda a una imagen o que la persona aparezca haciendo un gesto similar, para ellos es una ofensa enorme, considerado incluso como un delito.
  4. ¿El budismo es una filosofía o una religión? Está vista en la actualidad como una filosofía de vida, la que convive de la mano con cualquier otra religión y creencias, aunado a ello nos anima a comprender los estados emocionales que se presentan a diario, también es bueno notar que adicionalmente nos muestra un estilo de vida donde el beneficio es el bien común de todos los seres humanos.

La muerte según los budistas

Cuando de muerte se trata, para los budistas este hecho solo determina pasar a otra vida, la cual enmarcará la reencarnación hasta llegar al Nirvana, que es el paraíso de los budistas, y sucede cuando el individuo completó su aprendizaje y ya obtuvo la sabiduría espiritual suficiente para visualizar la verdad absoluta del universo, de hecho, al rito funerario budista se le denomina “El rito del paso”.

Cuando la persona está próxima a morir se procede a leerle el Libro de los Muertos, al cual se le llama Bar-do’i-thos-grol , estas lecturas corresponden a darles las claves y pautas a seguir mientras transita el camino al Nirvana, esto dura cuarenta y nueve días (49), en los cuales se le colocan diariamente frutas y bebidas al espíritu ya fallecido.

Otra opción es ser incinerado o también es válido el sepelio en el agua, dejando que sea la naturaleza quien determine el final del cuerpo físico del fallecido, así los animales y la acción natural descomponen el cuerpo. Al mismo se le ora en nombre de Siddhartha Gautama (Buda), se le coloca un sudario blanco tapándole el rostro para no interferir en el proceso durante tres (3) días y luego de eso, se coloca en su ataúd para velarlo.

La muerte es celebrada y conmemorada anualmente y al momento de cumplir los cuarenta y nueve (49) años de fallecido se hace una celebración más grande.

Refranes Budistas

Existen refranes claves de Buda a los cuales podemos hacer mención, pues nos serán de gran ayuda emocional y reflexión en pro del autoconocimiento, a continuación algunos de ellos:

  • “Si no ves que creces internamente, no te detengas a pensar que no estas evolucionando… existen cosas que se transforman en total silencio”.
  • “Con seguridad siempre la decisión será tuya… entre el sufrimiento que es opcional y el dolor que es irremediable”.
  • “Céntrate en la felicidad de vivir en el lugar que vives hoy y disfruta de tu momento que es el ahora”.
  • “Todo lo que somos siempre será un conjunto de uno… lo que somos por fuera y lo seremos por dentro, por ello cuida de ambos”.
  • “Siempre será mejor adecuarse y cuidarse  a sí mismo…  que tratar de cuidar y adecuar al mundo”.
  • “Si algo te causa molestia, angustia y sufrimiento… no lo causes a los que te rodean”.
  • “La riqueza no está en quien más tiene… está en quien menos necesita de los demás”.
  • “Cuando se necesita entender mucho… lo mejor será olvidarse de mucho por igual”.

Conclusión

Como se ha podido observar durante todo el artículo, los dioses budistas representan seres poderosos, fuertes de carácter y espíritu, llenos de energía y sobre todo de enseñanza para impartir y ser conocidos por todos los humanos, estos mantienen su propia forma y estilo de vida en todos sus niveles. Los dioses del budismo son superiores, también son diferentes al reino humano, dejando claro exactamente que una cosa es ser un Dios del Budismo y otra es ser Siddhartha Gautama (Buda).

El paraíso solo es alcanzado por aquellas deidades que han transcurrido todo el camino final, lo que los diferencia de muchos dioses es que en su totalidad estos no han llegado al Nirvana por decisión propia, y el motivo es su maravillosa intención de ayudar y compartir la filosofía de vida, esa que está enmarcada en enseñanzas, que te hacen ver la forma más adecuada para vivir en estos tiempos de cambios.

La verdadera ciencia de esta religión está en sus grandes y maravillosos dioses del budismo, estos que por medio de sus dones y cualidades específicas, ayudan a los seres humanos a conseguir la tranquilidad de sus anhelados sueños y metas, aunado a ello les nombraremos algunas cualidades que aporta practicar el budismo:

  • Humildad.
  • Paciencia.
  • Tranquilidad.
  • Amor.
  • Sencillez.
  • Fuerza interior.
  • Impermanencia.
  • Tolerancia.
  • Respeto.
  • Aprecio.
  • Esfuerzo.
  • Actitud positiva.

Los dioses del budismo son los seres más completos e importantes cuando hablamos de esta religión, por su grandeza e imponencia ante los problemas y las solicitudes que se les hacen, estos traen consigo la tranquilidad de conseguir lo deseado, el fortalecimiento de los sentimientos y personalidad, eliminan los errores y cambian la visión de las cosas hacia el universo.

Ahora bien, no se debe confundir el budismo con el hinduismo, por lo que mostraremos las siguiente diferencias, para que de esta manera completes la información global de este contenido:

  • La religión del budismo tiene un fundador elemental que es Siddhartha Gautama (Buda), el hinduismo no tiene fundador.
  • Siddhartha Gautama (Buda) es el ser superior de los dioses del budismo, mientras que en hinduismo las deidades más importantes son Ganesha, Visnú, Shiva, Kali, entre muchos otros.
  • Como lugares de devoción, el budismo tiene Monasterios y templos budistas, pagodas, viharas y estupas, y los hinduistas solo tienen templos.
  • Entre las prácticas más famosas del budismo están la meditación y el Camino de las Ocho Nobles Prácticas, por otro lado en el hinduismo está la meditación, el yoga, la contemplación, la jñana y las ofrendas en los templos.
  • Ambos tienen escrituras sagradas pero el budismo sostiene la palabra de El Canon Pali y en el hinduismo siguen las escrituras sagradas llamadas El Bhagavad-guita, El Majabhárata, Los Puranas y El Ramaiana.

Reflexión

Debemos nombrar con toda seguridad que la gran mayoría de los budistas no son violentos, así como también la gran mayoría de los musulmanes no son terroristas, muy a pesar ello, han sido perseguidos por religiones minoritarias como es el Islam y el Cristianismo. Sin embargo es cierto que el budismo al ser mezclado con la política, la raza o el nacionalismo puede convertirse en algo peligroso ya que serán intereses diferentes y el budista deberá actuar de la mejor manera según los aprendizajes adquiridos.

Para concluir, podemos decir que los dioses del budismo contienen la más rica de las enseñanzas, siendo una de las religiones más conocidas del planeta, sin embargo no todas las personas saben qué es lo que realmente creen sus seguidores, creyentes y adeptos, los que conocen y entienden saben que esta cultura budista es más que una religión como tal.

Ya que lo primordial es lograr y alcanzar el crecimiento personal, así como el crecimiento de las buenas prácticas y normas de convivencia, en las que se pueden destacar la amabilidad, la compasión y el amor.

dioses del budismo

Sin olvidarnos que un ser humano completamente en armonía, tanto interior como exteriormente, es un individuo capaz de conseguir las metas, logros y oportunidades que requiera, solo apoyándose de las herramientas necesarias, pudiendo valerse de la religión, la política o ideología con que se sienta cómodo, y esta le brinde la estabilidad emocional, sentimental e incluso económica.

Cuando un individuo logra alcanzar las condiciones anteriores es un ser que impartirá sus emociones y conocimientos con mayor satisfacción y sabiduría, sabrá el lugar que ocupa el prójimo y le dará el valor que necesita cada uno en su vida y en su entorno, convirtiéndose en un pilar fundamental para esta sociedad cambiante y competitiva entre géneros e individualidades que afrontamos a diario. Para elevar tu conocimiento y estar en contacto con seres llenos de energía espiritual, podrías echarle un vistazo al llamador de ángeles.

Deja un comentario