Arcángeles, nombres, características, funciones y mucho más

En el presente artículo a mostrar conocerás y descubrirás todo lo relacionado con los siete arcángeles o también conocidos como los constructores del orden universal o los siete espíritus, los cuales son considerados los representantes más directos de Dios en la tierra, se les atribuye la elaboración de los siete mundos y de los siete misterios manifestados en las principales religiones.

Arcángeles

¿Qué es un Arcángel?

Los arcángeles son definidos como seres espirituales, inmateriales y perfectos creados en el inicio de los tiempos por el Dios que ya todos conocemos; es por ello que son considerados como los representantes más directos de Dios, ya que son los que están un paso detrás del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Para los cristianos, los arcángeles son vistos como una categoría de ángeles, quienes en consecuencia forman parte de una jerarquía angelical.

La principal función que cumplen estos ángeles superiores es la transmisión de mensajes divinos, aunque si indagamos más allá, podemos observar que cada uno tiene una tarea específica con una notable y relevante importancia para toda la humanidad. Acerca de estas funciones individuales estaremos conociendo más adelante en este mismo artículo.

La Biblia

La Biblia solo menciona el nombre de tres arcángeles dentro de sus escritos: Miguel (Apocalipsis 12; 7 a 9), Gabriel (Evangelio según Lucas 1; 11 a 20; 26 a 38) y Rafael (Tobit 12; 6 a 15), a pesar de que la misma indica que existen un total de siete arcángeles. Veamos:

En Apocalipsis 12; 7 a 9, se relata que en el cielo hubo una gran batalla. Miguel junto a sus ángeles tuvieron que combatir contra el mismo Satanás y sus secuaces, quienes no tuvieron oportunidad alguna y fueron derrotados, ya que ellos no tenían lugar en el cielo, en ese momento la serpiente antigua fue arrojada, descubriendo que era en realidad el diablo.

“El Arcángel San Miguel al enfrentar al diablo este le dijo: ‘Que te castigue el Señor’.

Arcángeles 2

En Lucas 1; 26 a 38, se relata que apareció el ángel de Nuestro Dios, justo a la derecha del altar incienso. Zacarías al verlo se llenó de temor, pero el ángel le dijo:

“Tu oración ha sido oída así que no temas Zacarías, ya que tu esposa Elisabet dará a luz un hijo que deberás llamar Juan. Ese nacimiento dará gozo y alegría a muchos incluyéndote a ti. Porque es uno de los pocos afortunados que será grande ante los ojos del Señor, y estará lleno del Espíritu Santo, aun antes de su nacimiento”.

Pero en eso Zacarías respondió al ángel: “¿Qué es lo que haré con esto? ya que yo ya estoy viejo y mi mujer es muy adelantada en días”.

El ángel respondió: “Yo soy Gabriel, que fui enviado por Dios con una misión, que es hablarte y brindarte estas buenas noticias”

Seis meses después, el ángel Gabriel fue enviado de nuevo por Dios, pero esta vez a la ciudad de Galilea, para dar un mensaje a una virgen desposada por un hombre llamado José. El nombre de aquella virgen era María y el ángel llegando a donde se encontraba ella dijo:

“Salve, muy favorecida, el Señor está contigo, bendita entre todas las mujeres”.

Arcángeles 3

Cuando ella notó su presencia se tumbó ante sus palabras, por lo que el ángel le dijo:

“Tranquila María no temas, porque tú has encontrado la gracia muy cerca del Señor. Porque aquí, concebirás y parirás a un hijo cuyo nombre deberás darle Jesús. Tu pariente Elisabet también concebirá un hijo a pesar de su vejez y para ella ya este es el sexto mes, pese a siempre ser llamada la estéril, porque nada es imposible para el Señor”.

Respecto a todo eso María dijo: “hágase a mí conforme a tu palabra Señor”, y en ese momento el ángel partió.

En Tobit 12; 6 a 15, se relata que Tobit puso de nombre a su hijo Tobías y le dijo: “Hijo, recuerda pagarle a tu compañero y darle una buena propina”. Tobías llamó a su compañero, pero cuando este llegó recibió un mensaje que no se esperaba, pues le dijo que tomara solo la mitad de todo lo que él trajo y que esa sería su paga, luego de recogerla podía retirarse en paz. En ese momento apareció un ángel frente a ambos y les dijo lo siguiente:

“Yo soy uno de los siete ángeles del señor, mi nombre es Rafael y estoy al servicio de Dios. Los dos Bendigan a Dios y darle a cada uno de los vivientes los beneficios que se merecen por lo que han hecho, agradezcan por todo lo que tienen, solo así cantarán himnos en su honor. Yo me retiro ahora hacía quien me envió, ustedes escriban lo que les ocurrió”.

Arcángeles 4

Mensajeros de anuncios importantes

La palabra “Arcángel” surgió de las antiguas palabras griegas “Arg” que tiene como significado “principal” y la palabra “ángel” que se identifica como el “mensajero de Dios”. Es por ello que los arcángeles son identificados como los mensajeros de Dios, y tienen el deber de facilitarle a Nuestro Señor dar los recados o mensajes dirige hacia nosotros como seres humanos.

Cabe mencionar que Dios tiene a su disposición diversos mensajeros, pero hay una diferencia entre los de menor importancia y los que anuncian información de gran trascendencia, ya que los primeros son llamados ángeles mientras que los de mayor importancia tienen el nombre de arcángeles.

Los Siete Arcángeles

Los siete arcángeles son espíritus a los cuales le son atribuidas funciones específicas, cada una de estas contribuye a que pueda haber un equilibrio espiritual y de esta manera también pueden constituir una vía donde se pueda conectar con los seres supremos y recibir cada uno de sus beneficios. A continuación describimos en detalle a cada uno de ellos:

Miguel

La función más destacada y principal que posee este arcángel es la de enfrentar a todo mal y ayudar con la paz y estabilidad en el planeta tierra. En cuanto a su función personal, es capaz de proteger a todo aquel que pida su ayuda, mientras que también puede mantener en pie la fuerza de voluntad de una persona para que se de cuenta de todo el potencial que puede llegar a tener.

El día perfecto para poder encomendarse a este arcángel es el domingo, y su color es mayormente representado por un azul eléctrico.

Arcángeles 5

Jofiel

Este arcángel representa todo lo relacionado a la claridad mental, la creatividad y la luz, por lo que le hace honor a su nombre, ya que este tiene como significado “Belleza de Dios”. También es conocido como el arcángel de la Sabiduría Divina o de la iluminación.

Su función principal es brindar tranquilidad,  paz, conocimiento, sabiduría, iluminación y despertar a todos aquellos que le piden ayuda en momentos difíciles ya que él nos apoyará y asistirá para poder enfocar y solucionar cualquier tipo de problema. Si estás interesado en conocer más acerca de los ángeles, quizá quieras revisar nuestro contenido sobre Ser de Luz

Su día es el lunes, ya que lo representa y por ende es el día perfecto para poder encomendarse a él. Le corresponde a este Arcángel el color Amarillo o dorado.

Chamuel

Quienes invocan a este Arcángel es porque quieren eliminar la amargura en sus vidas y tienen la esperanza de obtener el amor y el cariño que les falta, pues como su propio nombre lo indica él es “El Arcángel del Amor”.

Las cualidades que lo distinguen son: amor incondicional, perdón, misericordia, sinceridad, creatividad, compasión, dedicación hacia los demás y por supuesto el amor propio.

El martes es el día perfecto para solicitar su ayuda y su color que lo identifica es el rosa, el color del amor.

Gabriel

De todos los arcángeles, San Gabriel es considerado como el mensajero por naturaleza, por lo que él se encargará de conectar a las persona tanto física como espiritualmente.

Se destaca por ser el arcángel de las aspiraciones, esperanza, amor, creatividad y revelaciones. Su nombre tiene varios significados, pero los que más resaltan son “Hombre de Dios”, “Héroe de Dios” o “La Humanidad de Dios”.

El miércoles es el día que se recomienda para invocar su protección. Mientras que el Blanco es el color que más representa a este Arcángel.

Rafael

Las principales cualidades del arcángel San Rafael son relacionadas con la naturaleza, esperanza, sanación y regeneración, es por ello que es conocido por ser el protector y salvador de los enfermos y desvalidos, así como en ocasiones también de los matrimonios.

Todas y cada una de sus cualidades son para el apoyo de la sanación del ser humano, ya que desde tiempos antiguos se le considera como el patrono de los médicos y también de los sanadores espirituales. Su nombre lleva como significado “Medicina de Dios” o “El Poder sanador de Dios”.

Aunque dicho arcángel tenga como principal propósito mantener en equilibrio las emociones y la salud del cuerpo, también es el encargado de la protección de los viajeros y posee el poder de la visión de la verdad.

El mejor día para recibir todas las bendiciones del arcángel San Rafael es el martes y el color que lo representa es el verde, por sus poderes de sanación y sus poderes de la naturaleza.

Uriel

Uriel, mejor conocido como el arcángel de la luz, ya que hasta su propio nombre lo identifica como “Fuego de Dios” o “Luz de Dios”, se destaca por ser el arcángel purificador, cuya función es ayudar a las personas durante las etapas más duras de sus vidas; aunque también se le considera como el arcángel de la prosperidad, de las riquezas y por último de la abundancia divina.

El Arcángel Uriel, también se encarga de todas aquellas tierras y templos donde se puede encontrar la presencia de Dios, mientras que al mismo tiempo es capaz de atraer hacia quienes lo invocan, toda esa abundancia tanto física como espiritual que es tan necesaria en momentos difíciles.

Si te llama la atención el tema de la abundancia y de las riquezas, puedes echarle un vistazo al siguiente enlace, en donde encontrarás la mejores maneras para atraer dinero de forma efectiva.

El día consagrado para este ángel es el viernes, y su color con el que es representado es el rayo de Oro Rubí.

Zadquiel

El arcángel Zadquiel es una especie de guardián del karma, puesto que este se encarga de la difícil tarea de resolver las cargas kármicas, mediante su influencia espiritual en las personas. Varias de las cualidades que posee Zadquiel incluyen la libertad, piedad, bondad en el corazón, compasión, transformación y transmutación de la energía.

Su nombre lleva por significado “Justicia de Dios” o “Justicia divina” y se destaca entre los demás arcángeles por ser considerado como el hacedor de la justicia, tanto individual como en grupo y por ello se encarga de la disolución de todos aquellos recuerdos de lucha entre naciones y hasta de grupos étnicos. Aunque también es visto como el arcángel del amor, ya que tiene el poder suficiente de liberar todas las trabas que se estén interponiendo en dicho sentimiento.

Algunos de los dones que puede otorgarnos si lo invocamos correctamente incluyen el poder del perdón, sentir compasión y misericordia, liberación  de la impotencia y la falta de esperanza, tolerancia y eliminación de todo lo relacionado hacia el pesimismo o el sentimiento de la derrota y el saneamiento de aquellas experiencias y recuerdos dolorosos que nos marcaron de por vida.

El día de la semana más conveniente para invocarlo es el sábado. Su color correspondiente es el violeta, aunque este puede variar un poco desde tonos de color lila pálido, hasta algunos tonos morados y amatistas.

Por otro lado, si quieres contar con la influencia de los ángeles en tu vida, no dudes en descubrir acerca del Llamador de Ángeles, el cuál funciona como un invocador de ángeles para que estos acudan hacía ti cuando más lo necesitas, ya que poseen diferentes funciones, como liberar el estrés, atraer buenos deseos, afianzar el amor entre familiares y amigos, lograr la armonía, el dominio de la concentración entre muchas otras cosas más.

Finalmente para concluir el artículo y quedaste con las ganas de saber un poco más acerca de los siete arcángeles, te invito a que veas el siguiente vídeo, el cual trae consigo algunas curiosidades muy reveladoras e interesantes que seguro te han de interesar o llamar la atención, ya que son pocas las personas que tienen conocimiento de dichos datos.

Deja un comentario