La Espiritualidad y su significado para el desarrollo humano

Espiritualidad es la visión, una postura innata del ser humano, es una relación que existe entre un individuo con Dios, es cultivarse uno mismo viviendo, dirigiendo y desarrollando esa espiritualidad de acuerdo a las enseñanzas y creencias que se recibieron sobre Dios. La conexión que tenemos desde nuestro propio ser con Dios, con la naturaleza y con nosotros mismos de forma armoniosa. En este artículo se refiere a la espiritualidad, su significado y cómo lo desarrollamos los seres humanos.

espiritualidad

¿Qué es la Espiritualidad?

Por lo general la espiritualidad se relaciona mucho al recate del alma cuando es sometida por elementos materiales. La palabra espiritualidad proviene del latín spiritus, que significa espíritu y va a depender del tipo de religión, del hogar, de la escuela, del credo donde las personas se desenvuelven. Hay otras personas que creen que es una práctica moral, psíquica o cultural, que los lleva a estudiar y desarrollar algunos estados de conciencia que les brinda mucho bienestar, otorgándoles una liberación.

Prácticas Espirituales

De una u otra forma es muy normal poder hablar o practicar los conocimientos espirituales, sin estar necesariamente en contacto a lo que habitualmente pensamos que es un culto o religión. Pero hay que tener en cuenta que generalmente, no dejan de ser prácticas y que además adquirimos esos conocimientos en aquel momento que fueron tradicionales.

En los países que se encuentran en el occidente la terminología, de las representaciones de las prácticas religiosas, es la relación existente entre el ser humano con un ser superior que llamamos Dios, junto a las disciplinas que aplicamos para poder salvar nuestra alma. Las personas también adquieren otros modelos de vida que se relacionan con el ámbito espiritual, para encontrar la liberación del alma.

Sin importar cuáles son tus creencias, lo que al final importa son los dogmas que sobrepasan tu fuerza interior, que por lo general se generan mediante el amor que los seres humanos tengan, regidos por las leyes universales.

Muchas veces esa espiritualidad la conseguimos rezando, orando y meditando, para que las cosas se resuelvan si tenemos algún problema, siempre teniendo fe que se hallará la mejor solución posible, muchas de estas prácticas nos ayudan a liberar nuestra conciencia y a elevar nuestra espiritualidad.

En todo caso la espiritualidad siempre irá de la mano con la fe y las creencias que tengamos, que definitivamente hay algo muy poderoso que muchas veces podemos sentir y es una energía divina, suprema que mucha veces nos alivia cuando estamos pasando por algunas dificultades, sin duda alguna la espiritualidad nos llena todo el ser de paz y tranquilidad, que es lo que todo ser humano por lo general está buscando.

Espiritualidad

Cuatro leyes de la Espiritualidad

El presente tema es muy grande y complejo, muchas personas han idealizado diferentes tipos de leyes para da explicación a ello. Sin embargo, en la India muchas de sus enseñanzas sobre la espiritualidad están basadas en cuatro leyes que son:

  1. La persona que llega a tu vida es la persona correcta.

Lo que quiere decir que nadie entra en nuestra vida por simple casualidad, todas las personas que conocemos y que interactúan con nosotros lo hacen por alguna razón, muchas veces para que aprendamos o avancemos en algo cuando estamos estancados.

Es decir que todas las personas que nos tropezamos en nuestra vida es un maestro, y muchas veces somos nosotros los alumnos y otras veces somos los maestros. Por lo general las cosas que no aprendimos porque tenemos cierta resistencia, la vida nos la repite más de una vez hasta que logremos aprender de eso, es por ello que a lo largo de nuestra existencia vamos a tropezarnos con personas que no soportamos para aprender algo de ello.

  1. Lo que ocurre en tu vida es la única cosa que podía haber ocurrido.

Todas las cosas que nos ocurren en nuestra vida suceden porque debió haber ocurrido de esa forma, hasta las cosas más insignificante, no vale si te preguntas “Si hacia eso, puede que resultara aquello…”. Lo que sucedió, en realidad fue lo mejor que te pudo haber ocurrido y debió haber sido de esa manera, para que aprendamos la lección correcta y poder seguir avanzando.

Así que no valen arrepentimientos, es por ello que debemos agradecer por todas las cosas que vivimos, está en nuestra condición no volver a repetir la misma situación dos veces en la vida y tratar de conseguir el camino adecuado. Si te está gustando este tema, puede que también te interese: Maestros Espirituales

  1. Cualquier momento que empieces es el momento correcto y exacto para que lo hagas.

Todas las cosas comienzan cuando deben comenzar, no es ni antes ni después. Cuando estamos listos para que algo nuevo comience en nuestra vida vendrá, lo que significa que lo que te ocurrió fortaleció tu ser, dando paso a lo que esperas, llegando algo mucho mejor, es por ello que debemos cuidar nuestros pensamientos ya que solemos atraer consciente o inconscientemente las cosas.

  1. Cuando algo acaba, simplemente acabo, es decir termino.

Si algo se termina en nuestra vida es para que tengamos evolución, es por eso que lo mejor que puedes hacer es no retenerlo, debes continuar tu camino, busca las cosas bonitas que esa experiencia te dejó, tratando de no caer en tristezas o depresión por lo que no fue, debemos seguir adelante, muchas veces la vida nos pone en el camino la persona adecuada, sin tener que buscarla.

Frases de espiritualidad

  • “Conoce que el cuerpo es simplemente la ropa. Vaya en busca del individuo, no del manto”. 
  • “Orar es es comunicarse con nuestro interior. Meditar, es escuchar su respuesta”. 
  • “Solo se volverá nítida tu pensar cuando puedas mirar en tu propia alma, porque quien observa hacia afuera descansa y quien observa hacia adentro, se levanta.” 
  • “El credo es comprender la experiencia del otro. Espiritualidad es desarrollar y conseguir la propia experiencia”. 

Significado de la Espiritualidad para la ciencia

La respuesta es muy básica: es un sentimiento que no es físico, y nos ayuda en muchas ocasiones pero para conseguir la respuesta indicada vamos a definir primero qué es lo “físico”.

Las personas definen lo “físico” como las cosas que podemos observar, es decir lo tangible, pero esta respuesta muchas veces es relativa, porque a pesar de que las personas tienen sus cinco sentidos, jamás podrán percibir ninguna onda de radio, o la energía electromagnética, por lo tanto cuando realizamos una llamada telefónica no podemos confundirla como un medio espiritual, y se estamos cocinando algo en nuestro microondas tampoco.

Otro ejemplo que podemos utilizar es el arcoíris, podemos en algún momento pensar que el arcoíris es físico porque podemos ver sus todos sus colores y entonces, nos preguntamos ¿los colores son algo físico?

Es por ello que quizás la mejor definición de lo físico sería, todo lo aquellas cosas que se pueda medir. Por lo tanto no puede medirse una onda de radio, tampoco podemos medir la gravedad, y mucho menos las fuerzas nucleares. Nuestro cuerpo no está diseñado para escuchar sonidos con frecuencias bajas y tampoco los que tienen frecuencias altas.

Tampoco podemos tocar el aire, pero podemos hacer medición teóricamente de algunas de estas cosas. Si te está gustando este tema, puede que también te interese: Desarrollo espiritual

Así que la espiritualidad evita la medición moderada. Es como que quisiéramos medir el amor, es imposible tratar de medir el amor y las emociones, mucho menos los sentimientos.

Si estás leyendo esto, es porque tienes vida sustancialmente, así que cuando se dice que algo está con vida significa que ahora no es lo mismo que hace unas horas atrás, es algo que va transformándose y es por ello que no puede conseguirse una definición concreta.

Para explicarlo mejor podemos citar el ejemplo de las plantas, que están vivas porque crecen, los animales tiene otro nivel de vida más avanzado que el de las plantas, porque tienen la capacidad de poder moverse cuando quieren y los seres humanos, son muchísimos más avanzados porque tiene la facultad de poder comunicarse con los demás, saliendo de su letargo.

Es por ello que se utiliza muchísimo la metáfora muy común para definir lo espiritual que sería la luz. Que es un fenómeno físico, sin embargo la luz no se ve, lo que puede verse son las cosas y objetos que se reflejan a través de ella, pero la luz es algo que no podemos tocar, menos oír, ni saborear, ni oler.  Y la luz es la metáfora que más se le acerca a la espiritualidad.

Podemos decir que la espiritualidad es algo que todos los seres humanos necesitamos, que es fundamental para la vida incluyendo a los científicos que por lo general suelen negar.

Muchas veces no tenemos idea de lo que es la espiritualidad, a pesar que constantemente vivimos con ella. A veces tenemos y adquirimos tantos conocimientos mediante otras personas que suelen ser muy especiales por todas las experiencias que vivieron en el transcurso de su vida, llenando un poco la nuestra con su espiritualidad.

Si desea conocer más sobre la Espiritualidad, le recomendamos que vean el vídeo que les dejamos a continuación para que obtengan más información sobre este tema tan interesante:

Deja un comentario