Física Cuántica y Espiritualidad, qué es, principios, aplicaciones

Este artículo tiene como finalidad revelar cuál es la relación entre dos temas que parecen tan opuestos entre sí, nos referimos a la espiritualidad y la física cuántica. Estaremos profundizando en cada uno de estos temas con la finalidad de destacar su valor para enriquecer el conocimiento de la humanidad.

FISICA CUANTICA Y ESPIRITUALIDAD

¿Qué es la física cuántica?

Se denomina como física cuántica a la ciencia encargada de estudiar a las partículas subatómicas; gracias a esta ciencia sabemos que absolutamente todo está formado por los átomos, los cuales a su vez están conformados en partes más pequeñas llamadas partículas.

Se sabe que los átomos están compuestos en un total de 99.9 por ciento de energía, esto quiere decir que el 0.01 restante es materia, dicho de otro modo, los átomos son casi en su totalidad energía pura. Esto ha llevado a muchos estudiosos a especular teorizando que nuestro universo tal cual como lo conocemos, es energía.

Esto puede hacer pensar que en realidad estamos rodeados o encerrados por campos de energía, los cuales a su vez transmitirían información a través de patrones, con una frecuencia que se desplazaría  constantemente, es decir, la energía enviaría la información de todo lo que podemos ver y tocar en la realidad.

Gracias a muchos otros estudios, se conoce lo que es el Quantum (cuanto), algo definido como  la menor cantidad de energía que se encuentra presente concentrada en todas las partículas. Habiendo dicho todo esto, se puede afirmar que la física cuántica se divide en dos partes; las leyes que rigen el Quantum y su estudio.

FISICA CUANTICA Y ESPIRITUALIDAD

Historia de la teoría cuántica

En la actualidad conocemos más acerca de la teoría cuántica gracias a que a comienzos del siglo XX, Max Planck uno de los físicos contemporáneos más exitosos y destacados, decidió construir esta teoría y sus fundamentos.

Gracias a los trabajos de investigación que realizo Planck, Albert Einstein empezó a realizar sus trabajos también y logro comprobar que esta teoría era cierta. A raíz de esto, la mecánica cuántica fue finalmente constituida como una rama de las ciencias, más concretamente de la física.

Al estudiar más a profundidad esta rama de la física, se dieron cuenta que esta anulaba por completo muchas de las ideas propuestas por la mecánica newtoniana; en resumidas palabras se puede decir que la mecánica newtoniana era responsable de estudiar y analizar todos los fenómenos que se podían observar por los humanos.

El error que tenía la teoría newtoniana, el cual hizo que fuera descartada; era que aquí se afirmaba que solo existía la materia dejando de lado todo lo demás, cuando en realidad el 99.9 por ciento es energía, esto hizo que las teorías newtonianas, fueran rápidamente ignoradas y, por consiguiente, se usaran más las teorías expuestas por Albert Einstein

FISICA CUANTICA Y ESPIRITUALIDAD

Debido a los estudios que se realizaron a profundidad gracias a Einstein y sus teorías, se sabe que, aunque en menor medida, de hecho, a una escala tan pero tan pequeña que prácticamente resulta invisible para el ojo humano, el universo se desempeña con reglas y leyes muy distintas a las cuales se rige el universo de nosotros, es decir no podríamos percibirlas con ninguno de nuestros sentidos.

Estas reglas y leyes obedecen enteramente al “quantum” del que ya hablamos anteriormente, esta es la partícula de energía más pequeña en todo el universo. A raíz del estudio del quantum, también se empezaron a comparar la mecánica clásica contra la mecánica vista como una rama de la física.

Esto trajo como resultado que; la mecánica clásica no tenía respuestas y tampoco servía para generar respuestas acerca de, un universo en el cual aquel que estuviese observando algún objeto pudiera afectarlo solo con verlo, es decir, era un universo que parecía invisible, pero el pensamiento del investigador podía intervenir directamente sobre el.

Retomando el mismo orden de ideas, al decir que el pensamiento podía intervenir directamente en el, se refería a que a través de la visualización de ese universo se podrían cumplir una gran cantidad de eventos, es decir, si el investigador pensaba de una forma se generarían una serie de eventos, entonces al cambiar la forma de pensar, se podrían generar otra serie de eventos.

FISICA CUANTICA Y ESPIRITUALIDAD

El observador puede construir la realidad

Cuando se habla acerca del mundo cuántico, el solo hecho de observar a las partículas puede transformarlas, esto demuestra que nuestros sentimientos y pensamientos pueden afectar las partículas lo cual significa que; los pensamientos tienen la capacidad de construir y moldear la realidad en un nivel cuántico.

La habilidad que existe para alterar la realidad, aunque sea a nivel cuántico, suele ser bastante ignorada o pasar sin pena ni gloria, incluso puede ser que no la usemos y por ende se salga de nuestro control, esto es bastante interesante pues; esta creencia forma parte de muchas culturas, y, de hecho, mucho de los sucesos que nosotros ignoramos se originan por procesos y subprocesos de nuestro subconsciente.

El poder que tiene la mente cuántica

Aunque muchas personas ignoren este hecho, nuestra mente es poderosa, por lo tanto, sus pensamientos tienen la capacidad de atraer ciertas situaciones a nuestra vida de forma magnética, esto debido a que, según la física cuántica, la unión entre aquello que pensamos y aquello que sentimos tiene la capacidad de afectar al campo cuántico, a través de una huella electromagnética que producen nuestros pensamientos.

Esto bien deja algunos datos para reflexionar pues, si es cierto que nuestros pensamientos y sentimientos tienen la capacidad de moldear nuestra realidad, todo lo que vivimos es de una forma u otra nuestra responsabilidad, por lo tanto, habría que generar consciencia de lo que transmitimos como huella electromagnética, también existe la posibilidad de que al hacer esto, podamos mejorar de gran forma nuestra vida.

FISICA CUANTICA Y ESPIRITUALIDAD

¿Qué son las señales electromagnéticas?

Nuestros pensamientos tienen la capacidad de crear señales electromagnéticas, estas afectan en gran medida el campo cuántico, por lo tanto, esto crea múltiples posibilidades, cuando en nuestra mente creamos un acontecimiento que queremos que pase en nuestro futuro, este acontecimiento se materializa como una posibilidad entre millones del campo cuántico.

En el mismo orden de ideas, según la física cuántica, estas posibilidades que queremos que sucedan y se encuentran entre muchas en el campo cuántico, solo están esperando que las observemos y, por tanto, les demos la atención necesaria, de esta forma, al visualizarla lo suficiente, se materialicen en nuestras realidades.

Según la física cuántica, todo lo anteriormente dicho puede traducirse en qué; al concentrarse lo suficiente y visualizar lo que queremos, existe la posibilidad de crear múltiples realidades a un nivel cuántico, pero al darles total atención estas realidades se manifestaran en escenarios no cuánticos, o sea, en la vida de nosotros.

A raíz de todo este estudio de la física cuántica, existen una gran cantidad de estudios tanto de las corrientes espirituales como psicológicas, estas dicen que somos lo que pensamos, es decir, nuestra realidad la creamos nosotros a través de nuestros pensamientos y lo que hacemos para materializar esos pensamientos.

FISICA CUANTICA Y ESPIRITUALIDAD

¿Qué es la coherencia en la física cuántica?

En la física cuántica, se denomina como coherencia a esa relación que existe entre nuestros sentimientos y pensamientos, una relación coherente entre lo que pensamos y lo que sentimos, es lo que puede hacer que nuestro mayor deseo se materialice en nuestra realidad y, por ende, podamos conseguirlo.

Además de la coherencia, también existe un término que se llama la programación subconsciente, esta programación tiene la capacidad de afectar nuestros pensamientos y sentimientos sobre las cosas, según el psicoanálisis, ciencia que también se adhiere a esta creencia, señala que podemos auto sabotearnos respecto al deseo de alcanzar nuestras metas si no dominamos este aspecto del pensamiento.

¿Existen otras razones para cuidar nuestros pensamientos?

Además de la creencia de que a través de los pensamientos podemos alterar nuestra realidad, o, mejor dicho, crearla de acuerdo a nuestros pensamientos y sentimientos más profundos, la ciencia apoyada en las bases que creo la física cuántica logró demostrar que estos, tienen efectos directos en la salud.

El cerebro es el órgano más importante de nuestro cuerpo, el segrega sustancias químicas cada vez que tenemos una serie de pensamientos o emociones; por ejemplo, la rabia o la ira se manifiestan en el estómago, al no cuidar nuestros pensamientos estos nos producen una molestia bastante fuerte, esta emoción se manifiesta causando dolor en el estómago probando así que la física cuántica tiene razón al decir que creamos nuestra realidad.

FISICA CUANTICA Y ESPIRITUALIDAD

Cabe destacar que el hecho de no poder controlar ni los pensamientos o los sentimientos, tienen efectos peores, los que pueden llevarnos a ser insoportables para los que nos rodean, incluso pueden hacernos creer cosas que no son, por ejemplo, cuando siempre creemos que estamos tristes, estos pensamientos terminaran por manifestarse en nuestra realidad, nos volveremos depresivos y, por consiguiente, nuestra realidad será depresiva.

Por lo tanto, el no poseer control sobre nuestras emociones y pensamientos puede degenerar en daños irreparables en nuestra vida, y es increíble como la física cuántica descubrió este hecho hace años, pero muchas personas siguen ignorándolo, siempre es bueno tomarse un descanso para reflexionar en que estamos pensando y como se está manifestando en nuestra realidad.

Mente, espíritu y materia

En la física cuántica se nos habla acerca de algo llamado “el hilo conductor”, este une la mente, el espíritu y también la materia; la finalidad de unir estos tres elementos es poder trabajar a un nivel terapéutico todos los principios que nos propone la física cuántica, es decir, integrar todas las partes del ser en un todo.

En resumen, sin importar cuales sean nuestras creencias, tampoco cual sea el método que sea de nuestra preferencia, bien sea la religión, la física cuántica, la neurociencia o la programación neurolingüística;  al comprobar de forma sencilla los efectos de no tener control directo sobre lo que creemos, pensamos o sentimos, sería bueno que reflexionemos y tomemos el control.

FISICA CUANTICA Y ESPIRITUALIDAD

En ese mismo orden de ideas, sería bueno que nos replanteáramos todo lo que hemos concebido como natural, los pensamientos que hemos adoptado y los sentimientos que acostumbramos a tener, todo aquello que nos resulte tan natural que no le tomamos importancia, como se puede ver en la imagen, de los cuatro sujetos, el tercero de izquierda a derecha es el único que tiene total dominio de sus pensamientos y sentimientos.

Siguiendo con la idea anterior, esto se puede visualizar si notamos que tiene total sincronía entre sus pensamientos pues son positivos, con sus emociones que también lo son, por ende, en la imagen su cerebro se colorea mostrando la diferencia entre las otras tres personas que no tienen esta coherencia.

Los pensamientos que se encuentran ligados a nuestras emociones, de una forma u otra se reflejan en nuestras acciones y lo que hacemos, estas terminan afectando nuestras vidas de forma importante, como ya se dijo anteriormente, a veces lo hace sin que nos demos cuenta por medio de nuestro subconsciente.

Al estudiar a fondo la física cuántica podemos darnos cuenta que; esta ciencia tiene como finalidad ayudarnos a conciliar el bienestar personal, esto lo logra analizando la conexión entre lo que sentimos y pensamos y como se manifiesta en nuestro cuerpo, de esta forma podremos tener más equilibrio en lo espiritual y lo material. Este mismo nivel de espiritualidad lo podemos alcanzar en contacto con nuestro Ser de Luz, conoce de qué se trata.

FISICA CUANTICA Y ESPIRITUALIDAD

Física cuántica y Espiritualidad según el Dalai Lama

El Dalai Lama (Líder espiritual del budismo o conocido a su vez como lamaismo y dirigente de la administración central tibetana) se pronunció al respecto de la física cuántica y cómo esta se relaciona con la espiritualidad, incluso afirmo que esto era algo evidente.

El afirmo que los átomos de los cuales está compuesto nuestro cuerpo y también los cuerpos de todos los seres vivos, en algún momento fueron parte de un todo, según él,  ese todo fue lo que en un principio origino el universo tal cual como lo conocemos, además de nosotros y cualquier otro tipo de vida; estamos conformados por polvo estelar y, por ende, estamos conectados de una forma u otra a todo lo que tenga vida en este universo.

Según el Dalai Lama, afirmándose en los enunciados de la física cuántica, el describe a toda la vida como entidades que juntas son energía invisible pero que vibra, somos seres que estamos unidos a toda la existencia; dicho de otro modo, uno es todo y todo es uno. Aunque es bien sabido que a lo largo de la historia la ciencia y la espiritualidad han sido dos ramas que siempre han estado por separado.

Retomando la idea anterior, nunca se ha visto la ciencia o la espiritualidad como dos partes de un todo que armonicen plenamente, tomando en cuenta sus principios tan opuestos el uno del otro, esto se puede evidenciar a lo largo de nuestra historia, específicamente la edad media, cuando ser científico y hacer progresos en esta área era motivo suficiente para ser acusado de hereje; y por consecuencia morir por ser acusado de brujería.

FISICA CUANTICA Y ESPIRITUALIDAD

Si bien es cierto que ser enjuiciado por “brujería” por el hecho de ser científico causo una brecha entre ambas ramas, es decir, la espiritualidad (religiones) y la ciencia,  eso fue en el pasado; en la actualidad según el Dalai Lama la espiritualidad ha tenido un enfoque y una visión más crítica, escéptica e investigativa, gracias a los avances del mundo científico.

Ciertamente es un poco descabellado decir que estas dos entidades tan diferentes entre sí están de acuerdo, no hay que olvidar que a pesar de estar en el siglo XXI, la religión todavía sigue tildando algunos temas como pecado, no obstante, lo que si es muy posible, sería afirmar que ambas partes, la física cuántica y espiritualidad han llegado a un punto medio.

Se puede decir entonces que lo que conocemos como “Filosofía Budista” es ese punto medio, esto a raíz de que ellos se han tomado el tiempo de estudiar algunos de los conceptos establecidos por la física cuántica, de esta forma han logrado establecer lazos estrechos entre su religión y la ciencia, esto se puede ver reflejado mejor en la mecánica cuántica.

El Dalai Lama en el año 2015 asistió a una conferencia de física cuántica y filosofía Madhyamaka, esta conferencia se realizo en la ciudad hindú de Nueva Delhi, esta duro dos días, pero el Dalai Lama en compañía de relevantes físicos de gran renombre especializados en distintas áreas de esta ciencia, lograron encontrar puntos medios entres sus áreas de estudio, esto logro que se pudiera enriquecer aún más el conocimiento que se tiene y avanzar más en lo que se sabe acerca de la física cuántica, y como la mente tiene la capacidad de crear nuestra realidad.

Cuando tenía unos 19 o 20 años desarrollé una gran curiosidad sobre la ciencia. En China, durante los años 1954 y 1955, conocí a Mao Zedong. Una vez me elogió por tener una mente científica, y agregó que la religión era veneno, esperando tal vez que eso atraería a alguien que tenía mente científica.

Sin embargo, hace ya más de 30 años comencé una serie de diálogos centrados en la cosmología, la neurobiología, la física, incluida la física cuántica y la psicología… Creo que el budismo aporta mayor sentido a todos estos conocimientos.

-Dalai Lama-

¿Qué podemos entender de estas palabras del Dalai Lama? Usualmente cuando uno se imagina un hombre santo, se imagina a alguien totalmente alejado de las ciencias y que incluso las puede llegar a considerar como herejía, sin embargo, el Dalai Lama rompió este esquema pues, el mismo sirvió como un punto medio entre lo espiritual y lo científico.

Como bien se sabe, estos monjes budistas dedican gran parte del tiempo tanto a adorar a sus dioses como a meditar, sin embargo, él también se dedicó a aprender de distintas ciencias, esto logro que a través de su experiencia en el ámbito religioso pudiese aportar conocimientos que sirvieron como complemento, mostrando quizá que estas dos ramas no tienen porqué seguir estando separadas pues, unidas podrían acercarnos más a la verdad que tanto busca la física cuántica.

Cabe destacar que estas teorías las cuales plantean una relación entre la física cuántica y espiritualidad, primero no son de autoría del Dalai Lama y segundo tampoco son nuevas, lo que ha hecho que él gane tanto renombre respecto a este tema; es que ha sido uno de los pocos hombres santos en aceptarla y aportar conocimientos del budismo en esta ciencia.

Alguien más que también quiso investigar sobre el tema y también dejo una obra al respecto fue; Amit Goswami, su obra se llamó “Ciencia y espiritualidad: una integración cuántica”, este fue un profesor de la universidad de Oregón, su libro lo realizo una vez se encontraba jubilado del departamento de física teórica al cual pertenecía.

En su momento fue un científico pionero en el área pues, planteo ideas que resultaban ser revolucionarias, su trabajo científico proponía dejar establecidas las bases para unir las ciencias básicas con las ciencias que proponían estudiar la consciencia o la mente, incluso para poder relacionar las ciencias con la religión.

Fritjof Capra también incursionó en este campo, él fue un físico de origen austriaco que investigo acerca de la física subatómica, su trabajo más reconocido se titula “El Tao de la Física” publicado en el año 1975, en este libro, aunque breve y muy sutil, se deja ver como de a poco se une el mudo de lo espiritual con el mundo científico.

Al ver las obras que este par de científicos realizaron respecto a la física cuántica y espiritualidad, es bastante acertado pensar que actualmente se está produciendo algo nunca antes visto, una clara unión entre las comunidades científicas, más concretamente la física, y la filosofía de los budistas para complementar estos conocimientos.

Otros científicos como por ejemplo Raja Ramanna, también hicieron grandes aportes al tema, él por ejemplo fue un físico nuclear de la India, sin embargo, en los últimos años de su carrera antes de jubilarse decidió investigar un poco más acerca de la filosofía, específicamente de Nagarjuna y gracias a eso se dio cuenta de que muchos de los principios de la física cuántica; tenían relación de forma directa con las enseñanzas del fundador de la escuela Madhyamaka del budismo majaiana.

A continuación, se narrarán los puntos en común que según el Dalai Lama existen entre el budismo y la física cuántica, esta información se recolectó de su conferencia, la cual dictó en el año 2015 en la India:

  • El empieza definiendo lo que es la cuántica en la física, tal cual como ya explicamos al comienzo, el define que es la parte cuántica es la parte más pequeña entre todas las partes que componen la luz, también dice que, así como la mecánica cuántica tiene como finalidad poder dar respuesta a todos estos fenómenos, la espiritualidad busca entender como estos se complementan con los seres vivos.
  • Él explica que esta ciencia realmente empezó en el siglo XX, gracias a hombres como Max Planck que dedicaron su vida a estudiar este fenómeno, es que tenemos todas las teorías y conocimiento respecto a este tema tan complejo y extenso
  • Dalai Lama cree fervientemente que ambas ramas tienen la misma aspiración, ambas anhelan entender y definir todo lo que no pueden ver, todo lo que no pueden entender y todo lo que no pueden medir, todo esto está plenamente relacionado con todas aquellas partículas que, al juntarse, le dan forma a nuestra realidad, gracias a esto él afirma que; si bajo un microscopio se pusiera un átomo se vería que incluso al ser una partícula tan extremadamente pequeña, podríamos ver una tormenta.
  • Él cierra con la afirmación de que si tuviéramos la posibilidad de acercarnos lo suficiente a un átomo, podríamos descubrir algo impresionante, un vacío, la razón es que los átomos no tienen materia, en realidad están conformados por energía que es invisible, con base a esto, el Dalai Lama afirma que esta creencia es la mayor conexión que tienen las ramas de la física cuántica y espiritualidad, algo que también destaca de sus creencias, es que el afirma que no somos muy diferentes de un átomo, somos seres de energía y con ella formamos nuestra realidad.

Una conciencia que va más allá de lo físico

Es normal que en la actualidad existan en las librerías una gran cantidad de libros que tienen la palabra “cuántico”, incluso como por ejemplo “curación cuántica” o “psicología cuántica”, es como si de una forma u otra ese mundo en miniatura formara gran parte de todo lo que hacemos durante nuestro día a día.

A pesar de eso, la relación que existe entre física cuántica y espiritualidad es según el Dalai Lama, es la parte más interesante para estudiar, él durante su conferencia en la India explico cómo ambas ramas se complementan la una a la otra, es decir, la física cuántica comprueba que más allá de todo lo que podemos ver y tocar, lo que queda es la energía.

La espiritualidad budista pone de manifiesto la misma idea, de hecho, siempre la ha defendido hasta el punto que es uno de sus principios, dejar atrás las ataduras físicas para poder darle más importancia a nuestra consciencia, según el Dalai Lama, la parte psíquica del ser, la que se encarga de los pensamientos y los sentimientos, es la que le da forma a la realidad, él dice que nosotros somos el reflejo de nuestros sentimientos y lo que pensamos, por ende, el pensamiento es la materia que nos envuelve.

Una mente creadora

De acuerdo a la investigación que realizó Amit Goswani, se relata que las micropartículas tienen un comportamiento bastante interesante de acuerdo a lo que haga el observador, él expreso en su libro que; cuando aquel que esta observándola, realiza una acción, la micropartícula produce una onda, pero cuando el observador no actúa ni hace nada, la micropartícula no produce ningún tipo de onda.

El budismo siempre ha sostenido un argumento parecido, nuestras emociones y también nuestros pensamientos crean y dan sentido a nuestra realidad, por ende, si tenemos pensamientos negativos nuestra vida será negativa; por poner un ejemplo, lo mismo sucede con los átomos, ellos demuestran inmediatamente una reacción ante nuestras acciones y pensamientos. Si deseas trabajar esta habilidad, te puede ser muy útil conocer las Mandalas de colores.

La conexión universal

Ahora bien, para establecer correctamente la relación que existe entre física cuántica y espiritualidad es necesario aclarar algunas consideraciones de el Dalai Lama sobre la física cuántica. En este sentido se establece que en cada uno de nosotros, en nuestros átomos, hay partes del polvo estelar que existió justo al momento de la creación del universo como lo conocemos, él manifiesta que el budismo tiene esta creencia bien arraigada en sus enseñanzas, también otro principio que ambas tienen en común es que enseñan que todos estamos conectados entre nosotros, uno es todo y todo es uno.

Según el Dalai Lama, esto aplica para más ámbitos de la vida, por ejemplo, cuando realizamos una buena acción esta va dirigida al universo, luego se devuelve directamente a nosotros, por lo tanto sería importante empezar a entender la importancia de hacer el bien, pues las acciones que hacemos tarde o temprano terminan devolviéndose a nosotros.

Es interesante como la física cuántica y espiritualidad se mezclan perfectamente la una con la otra, de hecho nos invitan a ver las ciencias desde otra perspectiva, una más abierta a nuevos puntos de vista y menos tradicionales, es decir, dejar de lado tanta importancia a lo material y centrarnos un poco más en la energía.

“Si pensamos en la posible la conexión entre la física cuántica y espiritualidad, podemos ver que la mente ya no sería ese intruso accidental en el reino de la materia, sino que se alzaría más bien como una entidad creadora y gobernadora del reino de la materia”.

De esta frase podemos entender que la mente no solo tiene poder, sino que es momento de dejar de ignorarla y por consiguiente; empezar a darle importancia a todo lo que podemos lograr si de verdad le damos la importancia que esta merece, el budismo nos hace la invitación a dejar de lado las ataduras materiales porque eso no es lo que moldea nuestra vida, lo que no podemos ver, las energías son las que controlan el mundo.

Cambiar tu realidad es entender cómo la creas

Tomando como base todo lo anteriormente dicho sobre física cuántica y espiritualidad, nuestra realidad es en realidad un reflejo de nuestros pensamientos, estos nos condicionan y, por ende, son responsables en gran medida de nuestra salud mental, la repetición de ciertas actitudes hasta que se convierten en hábitos y también, la resistencia que tenemos al cambio le dan forma a nuestra realidad.

Cabe destacar que dos personas pueden estar pasando por exactamente la misma situación, sea mala o sea buena, sin embargo, ambas partes pueden decidir vivir y experimentar esta realidad de forma diferente, incluso la forma en que la entienden también puede ser diferente, esto solo demuestra que; la realidad es creada por nuestros pensamientos.

Muchas personas creen en algo que se llama “La ley de la atracción”, esta ley dice que todo lo que pensamos lo atraemos, es una ley natural y funciona igual que por ejemplo la gravedad, es decir, creas en ella o no igual se aplica, puedes por ejemplo elegir no creer en la gravedad, sin embargo, esta te mantendrá atado al suelo e impedirá que flotes infinitamente, lo mismo pasa con la ley de la atracción, puedes elegir no creer en ella pero tus pensamientos igual van a afectar tu vida y por consiguiente, también crearan tu realidad.

Esta ley de la atracción, aunque ha resultado ser polémica, ha sido muy estudiada por multitud de personas pues, ella dice que todo lo que ha pasado en nuestras vidas ha sido porque, ya sea de manera consciente o inconsciente, lo deseamos tanto que termino manifestándose en nuestra realidad, todo lo que está pasando es un reflejo de nuestros pensamientos actuales y por ende, si no tomamos el control de nuestros pensamientos en el ahora, nuestro futuro será creado por pensamientos inconscientes.

Esta ley de la atracción, se relaciona directamente con el planteamiento de la física cuántica, incluso se afirma en el libro de “El Secreto” que esta ley se descubrió gracias a esta ciencia, la razón es que ambas comparten el mismo planteamiento, la mente es poderosa y tiene la capacidad de manipular la realidad a nuestro antojo haciendo, que obtengamos un reflejo de lo que pensamos.

Por lo menos, la física cuántica dice que si observamos un átomo este empezara a emitir ondas, la ley de la atracción dice por su parte que; cada vez que tenemos un pensamiento este se convierte en una señal que le mandamos al universo, esta se convierte en deseo, el universo la escucha, la concede y nos la envía de regreso.

Por lo tanto, podemos asumir que cualquier pensamiento que tenemos se manifestara en nuestra vida de alguna manera, esta ley manifiesta que todas nuestras desgracias son productos de pensamientos que hemos tenido y no sabemos manejar, también dice que todos nuestros éxitos son producto de nuestros pensamientos, incluso, las metas que tengamos en nuestra vida pueden realizarse de forma más fácil si usamos esta ley con sabiduría.

La ley de la atracción explica que; si tenemos un deseo y pensamos en cómo hacerlo realidad, poco a poco irán apareciendo los medios en nuestro camino para que podamos hacerlo realidad. Los pensamientos no solo tienen poder, de hecho, los pensamientos positivos son mil veces más fuertes que los pensamientos negativos.

El problema por el cual a veces no conseguimos lo que deseamos, es porque nos enfocamos en lo que no queremos que tenga nuestro deseo, pero dejamos descuidado lo que realmente queremos que tenga. Otro problema es que las personas creen en su mayoría que, solo pensar positivo funciona para que nuestra realidad se amolde a nuestros deseos.

En el mismo orden de ideas, por ejemplo, si tu deseo es ganarte la lotería, el 50 por ciento del trabajo es pensar que la ganaremos, el otro 50 por ciento es la acción, o, dicho de otro modo, salir a comprar el boleto de la lotería para poder ganarla; pensar positivo funciona, pero si no hay acción de por medio, lamentablemente la ley de la atracción no generara un milagro de la nada.

También es sabido que, si nuestros pensamientos generan nuestra realidad para conseguir cosas materiales, también pueden generar una realidad en que, por ejemplo, nos va bien en el amor, todo depende de cómo la enfoquemos, como bien se dijo anteriormente, pensar en que queremos tener una pareja es el 50 por ciento.

El otro 50 por ciento sería crear un ambiente propicio para poder conocerla, con el ambiente propicio nos referimos a que tenemos que salir para poder conocerla; al igual que pasa con el ejemplo de la lotería, si no compramos el boleto no nos la ganaremos a pesar de que pensemos todo lo positivo que se pueda, si estamos encerrados en nuestras casas y no tenemos casi ningún tipo de socialización, no conoceremos a esa pareja, que en teoría queremos atraer.

Otro factor importante sería al igual que en la física cuántica, tener coherencia en nuestro deseo, es casi una contradicción esperar atraer el amor si no tenemos amor propio, frases como la de la imagen de arriba a pesar de parecer simples, tienen un profundo significado pues, atraemos lo que somos, porque lo que le damos al universo es lo que el universo nos da a nosotros de regreso.

Por eso, si emitimos pensamientos y deseos positivos al universo, el universo nos retribuirá con recompensas positivas en nuestra vida diaria, el Dalai Lama comprende esto a la perfección, en parte porque el budismo tiene como una de sus bases el controlar los pensamientos que produce nuestra mente, de esa forma nuestra realidad será acorde a lo que deseamos.

Para finalizar, es de vital importancia empezar a tomar consciencia de los pensamientos que emitimos al universo, aunque pueda parecer irrelevante, la física cuántica ha logrado demostrar como nuestros pensamientos tienen capacidades más allá de lo que nosotros podríamos pensar.

Aunque la ley de la atracción pueda ser considerado en muchos casos como simple autoayuda, en realidad esta tiene sus bases en las enseñanzas del Dalai Lama (en el libro de “El Secreto” se explica mejor), también en la física cuántica, sería bueno tomar en consideración sus recomendaciones para aplicarlas en nuestra vida y de esa forma, tener un ambiente más sano espiritualmente para nosotros. Si este artículo sobre física cuántica y espiritualidad fue de tu agrado, te recomendamos conocer a continuación acerca de los Colores del Aura.

Deja un comentario