¿Sabes cuáles son las virtudes humanas?, conócelas todas

El mundo es un equilibrio entre lo bueno y lo malo, es por eso que todas las personas poseemos una serie de virtudes y defectos que nos hacen únicos en el mundo. Nuestros defectos pueden ser cualidades trabajadas y mejoradas siempre y cuando conozcamos nuestros mejores aspectos. En esta ocasión Energía Espiritual trae para ti este maravilloso artículo para hablarte de las virtudes humanas. No te lo pierdas.

VIRTUDES HUMANAS

¿Qué es la virtud?

Se puede definir a la virtud como una serie de cualidades o disposiciones positivas que posee un individuo para forjar ciertos proyectos personales, de la manera más positiva que pueda. Estos ideales van de la mano con la honestidad, el bien, la justicia y la belleza. La virtud se contrapone a los vicios y es de gran relevancia en la vida ética de una persona. También se puede precisar como un buen habito que las personas poseen para realizar buenas obras de manera gratificante.

Es entonces que se puede decir que las virtudes componen el capital moral que toma control de nuestras vidas para llevarnos por la vía del bien. Es entonces que gracias a estas disposiciones podemos llevar un comportamiento óptimo ante cualquier situación, es decir, hacer de manera honesta y completa el bien.

Las personas no nacen buenas o malas, estas características se van creando mientras vamos creciendo y muchas de ellas gracias a las experiencias que vivamos día a día. Quizás quieras saber sobre qué es meditar.

Muchas veces estas cualidades son mejores desarrolladas gracias a la crianza que hemos tenido por parte de nuestros padres, también por la preparación que vayamos obteniendo y por el esfuerzo que realicemos para ser buenas personas. Esto quiere decir que, cada persona puede elegir si ser bueno o malo en su vida, sencillamente o se adquieren las virtudes o nos dejamos llevar por las depravaciones y los desperfectos.

Un individuo que en su vida incluye la mayoría de las virtudes es considerado una persona libre, madura, responsable y poseedora de sus propias acciones. Si pudiésemos mencionar algunas características de la virtud serían las siguientes:

  • Extraordinaria moral
  • Poder
  • Honradez
  • Decoro
  • Fortaleza
  • Inteligencia, es muy importante ya que, permitirás saber cómo llegar a los objetivos planteados sin afectar a nadie de tu entorno.
  • Resolutiva, significa que la persona sabe resolver cualquier inconveniente que se le presente en su camino.
  • Modo de vida
  • Ser un apoyo para cambiar las circunstancias dificultosas a de una manera positiva.

A partir de estas cualidades de la virtud es que se puede decir que una persona tiene que poner en práctica día tras día para lograr conseguir amañar esa costumbre positiva que logrará una satisfacción de lograr cumplir el bien. Estas deben ser entonces características auténticas, que sean buenas y sensitivas que se van oponiendo a los vicios.

Es entonces, que se puede decir que hay virtudes adquiridas, que son las que se obtienen mediante las repeticiones de las acciones buenas. Y las llamadas virtudes infusas, que son concedidas como un don del Todopoderoso junto con la gracia santificante.

VIRTUDES HUMANAS

Virtudes Morales

Son aquellas actitudes que acogemos ante cualquier circunstancia o persona. Esto depende mucho de nuestra disposición y voluntad para conseguir la destreza, la autoridad y la expansión de poder llevarnos en nuestra existencia de una manera honradamente acorde con la sociedad en la que vivimos.

Teniendo en claro que las virtudes va de la mano con el bien que podamos realizar en nuestra vida, podemos decir que las virtudes humanas, específicamente van de la mano con las condiciones que desarrollamos como individuos al momento de que debamos reaccionar ante cualquier situación de nuestro entorno. Estas nos permiten regular nuestros sentimientos y nuestras emociones.

También influye en la orientación de nuestra conducta, esto gracias a la razón y la fe que poseamos. Las virtudes humanas se van intensificando gracias al esfuerzo personal y según las experiencias que vayas viviendo día tras día.

Tipos de virtudes

Se pueden hallar gran cantidad de virtudes humanas de las cuales te explicaremos detalladamente más adelante. Sin embargo, se suelen agrupar en dos tipos que son las virtudes teologales y las virtudes morales. A continuación, te contamos de qué tratan.

Virtudes teologales

Estas son las que suministran las gracias divinas que tomamos desde el mismo momento en que se nos bautiza. Desde este punto de vista la virtud es vista como la fuerza que emana desde el interior de una persona y a partir de este distinguido físico que va transformando en una aproximación más espiritual y luego moral.

Desde los estudios a las escrituras en la teología cristiana y comparándolas con las definiciones desde el punto de vista filosófico se puede decir que los conceptos de virtud se dividen los siguientes conceptos.

Fe

Definida como la virtud teologal en la cual implantamos todas las creencias en el Omnipotente y donde todas sus escrituras y su palabra, más las enseñanzas de la Santa Iglesia nos indica que el Todopoderoso es la verdad misma. Esta virtud nos hace entender que el Creador nos brinda la fe, como un presente que si lo trabajamos y le solicitamos a Él que lo haga progresar en nosotros, nos consentirá confiar plenamente en su existencia y en su palabra, también en su Santa Iglesia.

Es normal que en muchas oportunidades presentemos ciertos titubeos y que se nos vengan a la mente muchas preguntas con relación a la existencia del Todopoderoso, del paraíso, de su templo, entre otros. Eso solo nos muestra que nuestra fe puede estar aminorando, lo que quiere decir que no es del todo malo.

La duda si es bien dirigida, incluso puede lograr acercarnos mucho más al Creador. La fe nos ayudará a no dejarnos persuadir por inexistentes iluminados o por enseñanzas e ideas inversas a nuestros dogmas.

Esperanza

Esta es la segunda de las virtudes teologales y va dirigida a los anhelos, y no es más que la espera del Creador. De esperarlo con total seguridad, de desear la vida después de la muerte y siempre dando las gracias para conseguirla, tal como la palabra del Señor lo dice. Se podría decir que esta es una de las virtudes que te deja un sentimiento sumamente pleno y hermoso. Ya que ayuda a visualizar de manera positiva y con convicción sublime la vida que se lleva.

Eres un buen poseedor de esta virtud si aun cuando pasas por una circunstancia bastante difícil, ya sean momentos de maltratos, abusos, problemas familiares, entre otros, eres capaz de mantener la esperanza y pensando que esta te ayudará a sobreponerte de la mejor manera. Vista como una virtud teologal, esta no puede ser expresada por nuestra fuerza interior, sino será gracias al Espíritu Santo quien te guiará hasta ella.

Caridad

La última que compone estas virtudes y por la cual aceptamos y galanteamos al Todopoderoso por encima de todas las cosas y a nuestro prójimo con el mismo amor que el Señor nos creó. Esta se podría decir que, es la más importante de las virtudes teologales, ya que sería prácticamente improbable existir y demostrar las cualidades anteriores. Si aceptamos al Omnipotente por encima de todas las cosas, obtendremos la voluntad necesaria para ser prudentes y fuertes en la moderación.

Esto nos permitirá tener fe y esperanza, para tener un mayor impulso en nuestra existencia debemos creer y confiar plenamente en el amor y más aún el amor del Todopoderoso. Esta virtud profesa que debemos ver al amor como la mayor fuerza del mundo. Ya que con él se puede vencer los resentimientos, la envidia, las malas energías, es capaz de hacernos perdonar y de ofrecernos una felicidad sin igual. Si amas al Omnipotente, él te ayudará en lo que tu corazón pida.

virtudes humanas

Se debe saber que la caridad como una virtud se derrocha cuando se ejecuta cualquier desliz mortal. Sin embargo, esta puedes recuperarla solo con el juramento de la confesión o penitencia, o también con un acto de disminución perfecta unido a la intención de confesarse.

Característica de la caridad:

Las cualidades que van de la mano de esta virtud van acompañadas de lo siguiente:

  • Mora en la energía compasiva y aun cuando es vivamente sentimental y continuamente se renueva sobre nuestras jurisdicciones sensoriales. Presentándose por el amor de la generosidad y el afecto.
  • Su principal definición es amar al Todopoderoso con toda la dignidad, encanto y toda la pureza, además de que debemos afanarnos en conseguirla para Él.
  • La estimulación proviene de la piedad divina o de la gentileza que es despojada, como dada a conocer por nosotros hacia la fe. En este sentido, es que se hace una diferencian entre 2 tipos de amores, que son: la concupiscencia (un exceso de deseo) que te brindará la esperanza y el otro tipo de amor que es la generosidad, ofreciéndote finalmente la caridad.
  • Su trascendencia alcanza tanto al Omnipotente como a los individuos. Lo que quiere decir que esta termina llegando a ambos por igual. Empezando por nuestro Creador y luego en las personas.
  • No hay aceptación entre los dogmáticos en cuanto a la forma y grado de dominio que la caridad practica sobre nuestras faenas virtuosas, para hacerlas loables del paraíso. La mayoría de los estudiados en teología sostienen que se solicita sólo el estado de gracia, o caridad habitual. Sin embargo, otros mantienen que se precisa la más o menos habitual transformación de los diferentes actos de amor divino.
  • El Venerable Santo Tomás resalta que hay 3 fases primordiales en la virtud del carisma: la primera de ellas es librarse del pecado mortal cerrándose a la tentación, la segunda es evitar los pecados intrascendentes meditados ejerciendo la virtud y por último, la tercera fase que se basa en la alianza con el Omnipotente insistiendo asiduamente en los actos de amor.

Virtudes romanas

Las virtudes romanas consisten en una variedad de valores apreciados y practicados en la antigua civilización del imperio romano. Se basan en ciertas características de la vida cotidiana de los romanos, aunque podía ser practicado por cualquier otro individuo que compartiera esos ideales. Estas cualidades se referían en poseer el corazón de la manera romana, creencia que varios de los historiadores dijeron que fue la fuerza y el temple que necesito esta ciudad para levantarse.

Muchas de estas características que encierran las virtudes romanas fueron representadas o asociadas a la mitología. Se puede decir entonces a partir de estas virtudes se idealizaron varios dioses. Ya está disponible en nuestro blog sobre la espiritualidad.

Virtudes humanas principales

Como se ha comentado estas son las características estables que comprenden el entendimiento y el atrevimiento mediante las cuales se puede normalizar nuestros actos. Como también organizar las efusiones y dirigir nuestra conducta según la razón y la fe. Estas suelen ser varias cualidades, de las cuales te las especificaremos más adelante y a continuación, te mencionaremos cuatro principales que debes conocer antes de continuar.

Virtudes cardinales

Se les conoce de esta manera ya que cada una de sus 4 componentes cumple un papel indispensable, dejando a las demás un poco de lado. Estas son el regocijo de los atrevimientos que realizamos a diario y que son reconocidas en diferentes etapas de la Palabra. A continuación, te contamos sobre las virtudes cardinales.

Prudencia

En esta virtud se trata de obtener la razón práctica de comprender que en cualquier situación nuestras experiencias se dirijan al camino del bien y de seleccionar los métodos adecuados para lograrlos. Es la que nos guiará para poder practicar las siguientes virtudes. Esta virtud se va puliendo con el paso de los años y es que se debe estudiar cada circunstancia para saber qué es lo que realmente vale la pena para nuestra vida y para quienes forman parte de ella.

VIRTUDES HUMANAS

Esto nos ayudará a tomar las mejores decisiones para nuestro progreso en la vida, saber distinguir entre las buenas y las malas situaciones, por supuesto eligiendo siempre la opción positiva. Puede que sea una situación un poco difícil y es entonces donde se dice que debemos tener una gran cercanía con el Todopoderoso. Él nos enseñará el camino correcto, haciendo su voluntad. La prudencia también nos ofrece sabiduría en todas las situaciones.

Nos guiará a ser unas personas justas, fuertes y con buena templanza. La importancia de esta virtud radica en que nos ejercita la mente de manera positiva para tomar las mejores decisiones. Un individuo que no es capaz de tomar ninguna decisión por sí mismo y que no sabe hacer elecciones se convierte en un esclavo de la indecisión. Así que si este es un problema que posees es el momento de pedirle con mucha fe al Señor que te enseñe a ser prudente y a confiar en sus decisiones.

Características de la prudencia

  • Consiente a convertirnos en unas personas moderadas al actuar.
  • Según el venerable Santo Tomás de Aquino, esta virtud es la norma justiciera de nuestras acciones.
  • Acarrea a las otras virtudes mostrándoles la medida que ejercerán en nuestra vida.
  • Pauta claramente el juicio del conocimiento.
  • Por causa de esta virtud cardinal es viable aprovechar los principios morales en casos individuales, culminando los titubeos de las cosas y situaciones buenas que debemos hacer y para alejar lo negativo.

Justicia

Esta virtud se basa en la invariable e inmutable convicción de dar al Omnipotente y a las personas de nuestro entorno lo que es debido. La justicia nos brindará el apoyo cuando se debe buscar en nuestras actitudes y en nuestros pensamientos las cosas que no hacemos de la manera correcta. Si un individuo es justo no se le permitirá al Creador ofrecerle lo que se debe y no se puede sin ignorar al prójimo cuando necesita de nuestra ayuda.

La justicia nos permitirá brindarle lo mejor al Omnipotente, debemos ofrecerle lo principal de nuestro espíritu y esta virtud cardinal nos apoyará a brindarle por completo tal hermosura propia, que también desciende de Él. Los individuos que son justos con las personas de su entorno no debes juzgarlas infamemente, no alzaremos falsedades sobre ellos, poseeremos piedad con sus extenuaciones. Bien sabes que todos somos débiles. Tener esto claro es ser justos.

Característica de la virtud de la justicia

  • Para el Todopoderoso la justicia es la virtud de la religión y para los mortales es venerar los derechos de cada quien, instituyendo diplomacias humanas gratas que susciten la ecuanimidad respecto a las personas y al bien común.
  • En la sagrada escritura se menciona del individuo justo que se diferencia por su integridad habitual de pensamientos y conducta con sus parecidos.

Fortaleza

Es la virtud cardinal que proveerá al individuo de toda la firmeza y la constancia posible en la búsqueda del bien. Se le refiere como la gran virtud que también es otorgado como un presente por el Espíritu Santo. Lo que significa que a pesar de que este es un don otorgado por el Todopoderoso, también tenemos la capacidad para poder sacarla de nuestro interior. Podemos ser fuertes como una piedra y la vez ser inmutables cuando debemos conseguir nuestro bienestar.

La virtud de la fortaleza es una potencia enigmática en las circunstancias difíciles e incomprensibles, cultivarla y desarrollarla te ayudará a no caer durante las temporadas difíciles que puedas estar viviendo en una época determinada.

Característica de la fortaleza

  • Afirma poseer la estabilidad y la perseverancia en contextos dificultosos, siempre con la meta de obtener el bien.
  • Fortalece el aguante a los pecados, prevaleciendo los impedimentos en la vida moral.
  • Consiente en dominar los miedos, inclusive a la muerte, y de hacer cara a las pruebas y a las importunaciones.
  • Esta buena virtud nos ayuda a formarnos para lograr hasta la dimisión y la inmolación de la propia vida por proteger una causa justa.

Templanza

Es una de las virtudes humanas que pertenece al grupo de las virtudes cardinales, esta refrena la afinidad de los goces y busca obtener la equidad en la utilidad de los bienes creados. Te ayudará a reprimir y a equilibrar los deseos. Con la moderación le podrás dar entrada a tu existencia a la pureza del alma, a la pureza física y sentimental, estas cualidades que son poco valoradas en nuestros días.

También te proporcionará la capacidad para tener la sabiduría y manejar de mejor manera todos los aspectos de nuestras vidas. Desde la administración de tus posesiones materiales, de los alimentos, del dinero y de los deseos pasionales. Esta virtud te fortalecerá todos los aspectos positivos de tu vida.

Características de la templanza

  • Inquiere la ponderación al utilizar las riquezas creadas.
  • Certifica el control de la energía sobre las propensiones.
  • Conserva las ambiciones dentro de lo que es virtuoso.
  • Guía los deseos sensitivos hacia lo que es positivo y no se deja influenciar por las pasiones.
  • Esta virtud aparece en las escrituras sagradas en el Antiguo Testamento con la expresión: “No marches abajo de tus efusiones, tus aspiraciones refrena”.
  • En cambio, en el Nuevo Testamento es llamado como circunspección o moderación y nos dice que hay que existir con moderación, justicia y piedad en la época actual.

Virtudes y la gracia

Estas grandes virtudes humanas que adquirimos mediante la educación y vamos trabajando con gran esfuerzo, son enaltecidas por la gracia del Todopoderoso. Es entonces que con el apoyo del Creador concebimos la personalidad para consentir hacer el bien, haciendo que cada individuo virtuoso se sienta dichoso de llevarlas a cabo. Sin embargo, cuando existen las tentaciones en nuestro entorno, se hace dificultoso mantener la equidad necesaria.

Por otro lado, gracias al presente de la salvación que nos brindó el hijo de Dios, se nos otorga la gracia intimada para conservar en la búsqueda de las virtudes. Además, se puede solicitar eternamente esta gracia de luz, asistir a los juramentos, favorecer con el Espíritu Santo, seguir en nuestro camino de amar el bien y sortear el mal.

Virtudes humanas según los filósofos griegos

Las virtudes humanas como muchas otras cuestiones, fueron estudiadas por los grandes y conocidos filósofos de la Grecia antigua. Este tema de interés fue profundizado y exteriorizado en diferentes escritos y tratados con la finalidad de orientar a los seres humanos de cómo practicarlas y fortificarlas. A continuación, te desarrollaremos las ideas de las virtudes humanas según los filósofos más conocidos.

Platón

Este creador de la Academia de Atenas, atestiguaba que las personas disponemos de 3 grandes instrumentos que nos apoyarían a interactuar con nuestro entorno y haciendo que cada una de estas cualidades solicita la dispersión de las virtudes, estos son: el entendimiento, la voluntad y la agitación. Platón menciona los siguientes componentes:

  • La inteligencia, esta suministra la potestad de conocer cuáles, cómo y cuándo efectuar los ejercicios correctos para la vida.
  • Hacer el uso del valor para apoyar a elaborar ciertas virtudes humanas, esto tomando en cuenta las dificultades que estas envuelven y así proteger las opiniones propias.
  • Poseer respetabilidad, esta logrará tener la sabiduría de cómo comportarse con los otros individuos y frente a las circunstancias difíciles que se estén presentando en tu camino para lograr los objetivos y las metas planteadas.
  • A las 3 virtudes anteriores se le puede incluir, la justicia, que admite entenderse con el derecho responsablemente y con seguridad.

VIRTUDES PORNOS

Sócrates

El gran maestro de Platón, tenía la convicción de que las virtudes humanas son aquellas que nos apoyan a lograr el bienestar de nuestra vida mediante los razonamientos y el estudio de la filosofía. La comparaba mucho con el conocimiento y que de acuerdo a esto llegó a la conclusión de que no se podía hacer lo justo, si no se posee el conocimiento adecuado. Este filósofo incorporó ciertas cualidades a las virtudes humanas, que son:

  • A su vez, señaló que era imposible no hacer lo justo cuando ya se lo conocía.
  • Según él, lo único que hacía falta para hacer virtuosa a una persona era enseñarle en qué consistía la virtud verdadera.
  • Nos decía que la virtud nos permitiría resolver las situaciones que presentasen y con ella podríamos distinguir entre el final, el mal, el bien y lo irrespetuoso.
  • También decía que la virtud se podía conseguir a través de la educación basada en nuestra moral y en nuestra vida cotidiana.
  • Hablaba del intelectualismo moral, fundamentado en que la sabiduría se basaba en la ética.
  • Así que, si alguien era buena persona automáticamente sería sabio, porque el sabio veía de lejos el mal y se apartaba.
  • Opinaba, también que la virtud ayudaba a conseguir el bien gracias a los razonamientos y la filosofía.

Moisés Mendelssohn

El filósofo alemán Moisés Mendelssohn, con sus teorías filosóficas y su razonamiento aseguraba que las virtudes humanas, serían la manera de comportarse según la naturaleza, siempre haciendo referencia a los individuos como un ser pensante. Decía que esta estaba identificada con el actuar y la razón. Es por esto que incluía las siguientes condiciones:

  • Se tenían que impedir en todo instante dejarse someter por los cariños o entusiasmos, pues esta sería la parte insensata que poseemos los seres humanos. Y que por lo tanto es difícil de controlar. Asimismo, es de gran importancia poder alejarlos.
  • Reflexionaban sobre las virtudes humanas, como la jurisdicción activa, es decir lo visualizaban como el bien superior. Ya puedes leer sobre el desarrollo espiritual.

Aristóteles

Este gran filósofo griego enunció en varias de sus éticas, como en la conocida ética nicomáquea, grandes reflexiones sobre las virtudes humanas. Dividiéndolas en 2 grupos llamados Éticas y dianoética. Estas se podrían definir de la siguiente manera:

Virtudes dianoética o intelectuales

Esta se fundamenta y progresa primariamente por la instrucción, por lo que demanda cierta práctica y tiempo. Se compone de dos virtudes que son la sabiduría y la prudencia. La primera es la llamada virtud teorética, observadora y la cabida teórica. Por su parte, la prudencia reside en el cálculo necesario para descubrir un término medio. Teniendo estas dos como tema principal las cosas necesarias que serían el entendimiento intuitivo, la ciencia y la sabiduría.

Los sucesos contingentes, como por ejemplo el arte, la prudencia y las situaciones complementarias a esta última forman parte importante de estas virtudes. Además, este gran filósofo pensaba que dentro de todas estas virtudes, la de mayor relevancia intelectual sería la prudencia. Ya que es la que apoya en el ejercicio de las otras virtudes humanas, como la templanza, la valentía, la justicia, entre otras, ayudando a vivir de manera feliz y exitosa.

Aristóteles decía que la mejor de las existencias es la vida observadora ya que en la comprensión teórica es donde el individuo efectúa de verdad su ser. Esto quiere decir que restablece con la mayor finura su forma principal y propia. El estudio grande de la coexistencia del sabio no es, sino, la acción que sólo requiere la diligencia del conocimiento al mundo sensitivo.

VIRTUDES HUMANAS

También incluye la contemplación, que sería la teoría de las esencias, que va conducida a los sentimientos de felicidad más enaltecida, estrictamente en el sentido espiritual. Ya está disponible en nuestro blog sobre ser de luz.

Virtudes éticas o del carácter

Formando parte de las virtudes humanas estas te permitirán obtener triunfo sobre la razón y el control de los impulsos. Hostigan el justo medio y se pueden entender como los como hábitos que debemos practicar a diario. Las virtudes éticas poseen 2 cualidades que son las propias del autodominio, que a su vez está compuesta por la fortaleza y la audacia, la templanza y la moderación, y finalmente la honestidad.

La segunda cualidad es propia de las interacciones humanas y se divide en la justicia, la generosidad, la armonía, la autenticidad, buenos ánimos, la amabilidad, la magnificencia y la magnanimidad.

Mejores virtudes en una persona

Te has preguntado cuáles son las mejores virtudes humanas que un individuo puede poseer, si bien hemos dicho que cada individuo posee algunas cualidades negativa, eso no excluye que tenga algunas virtudes nobles para demostrar. Por tanto, en los siguientes párrafos, desarrollaremos cada una de estas virtudes positivas que seguramente tú puedes poseer. No te las pierdas.

Aceptación

Virtud que trata de la aceptación de nosotros mismos, siendo esta una de las metas de la prosperidad y tiene como consecuencia positiva en la autoestima y autoeficacia. Siendo la cabida de mostrarse de acuerdo, pese a no ser perfectos. Aceptar que somos seres de gran importancia, merecedores de ser amados y venerados por los demás y por supuesto, que por nosotros mismos.

Además, la aceptación también se puede valer para enfrentar con una actitud provechosa los obstáculos y las dificultades del día a día. No negar aquello que supone un impedimento consiente prosperar y lograr a superarlo.

Responsabilidad

Consiste en la poseer la energía para adjudicarse las responsabilidades de nuestros propios actos y de las consecuencias que estas decisiones acarrean. Es entonces que se habla de la madurez y de la obligación moral y legal de un individuo con el desempeño de los deberes. Situaciones que implicará una cantidad de esfuerzos por parte de nosotros mismos. Sin embargo, ser una persona que tiene bien desarrollada esta virtud vivirá de mejor manera dentro de la sociedad.

Gratitud

Se puede definir este como un sentimiento que se cultiva cuando un individuo experimenta estima y afirmación por otras personas de su entorno que le suministró apoyo cuando lo necesitó. Esto no quiere decir que la gratitud como una de las virtudes humanas es pagar un favor, sino por el contrario, es manifestar simpatía y responder con una actitud cordial, positiva y empática hacia los demás.

VIRTUDES HUMANAS

La gratitud es visualizar las cosas buenas y positivas de nuestra existencia y enunciar el agradecimiento y la complacencia. Esta última se puede decir que es la conciencia de la disposición, un sentido de que poseemos bastante y del que somos lo suficientemente merecedores. Esta virtud incluso hace posible que valoremos hasta las cosas más humildes.

Asertividad

Una expresión que involucra autoafirmación y respeto con las personas de nuestro entorno y con nosotros mismos. Ayuda a expresar nuestras ponencias y anhelos, sin perjudicar aquel de los que nos rodean. Va muy de la mano con virtudes como el respeto y la comunicación, pues ayuda a expresar de la mejor manera y de forma directa las emociones, los anhelos y los dictámenes sin amenazar o ensoberbecer a las demás personas de su entorno.

Normalmente las personas que poseen esta cualidad suelen ser directas con las cosas que creen justas y las hablan muy fácilmente, imponiendo límites claros. Llevado como un estilo de expresión y de comunicación hace que se desarrolle sin mayor problema los intercambios de ideas de una manera correcta y sin molestar los derechos y opiniones de las demás personas.

Respeto

Una de las mayores virtudes humanas que suelen profesar los individuos es esta, ya que aprueba que las personas logren mostrarse de acuerdo, admitir, estimar y apreciar las características del prójimo y sobre todo sus derechos. En pocas palabras, el respeto es la afirmación del valor propio y de los derechos de los humanos y de la colectividad.

Ser una persona respetuosa y poseer amabilidad con los demás, aceptando los defectos, sin querer convertirnos en Dios y querer juzgar a los demás, nos hace unos individuos de bien. Quienes poseen esta maravillosa cualidad saben que ningún individuo sobre la faz de la tierra es perfecto y los aceptan tal cual como son.

Cuidado

Visto como uno de los principios éticos y como una capacidad humana esencial para la supervivencia de las civilizaciones. El ser humano viene al mundo como un ser incompleto, que posterior al nacimiento extiende su perfeccionamiento hasta que asimila y se aprende a subsistir por sí mismo. Como todos sabemos este es un proceso que nos puede tomar años.

Esta gran virtud busca brindar las mayores atenciones a nosotros mismos y a los individuos que nos rodean, aflorando nuestro sentido de compasión y apoyando con toda la piedad que nuestro ser es capaz de exteriorizar.

Precaución

Esta cualidad de las virtudes humanas nos demanda que en cuestiones de chantaje que perjudique por ejemplo el medio ambiente o nuestra salud y en una circunstancia que se origina desde la perplejidad científica se deben tomar las medidas adecuadas para advertir el daño que se pueda originar. Una persona que posee esta grandiosa característica es bastante cuidadosa y prudente, ya que entiende el valor de su existencia y el de las personas que lo rodean.

Generosidad

Las personas que poseen esta virtud o cualidad se dicen que poseen bienestar en la vida, ya que se esfuerzan para crear su propia suerte, gracias a su modo de visualizar la vida, de una manera abierta y desinteresada. Esta gran cualidad que forma parte de las virtudes humanas ayuda a que poco a poco tu vida tenga un matiz lleno de alegría, paz interior, ilusión y felicidad. Pues como hemos dicho, el amor es una gran fuerza y de la misma forma que lo das vuelve a ti.

Alegría

Características de las virtudes humanas que es equivalente de sentimientos como la satisfacción, contentura o gozo. Las personas que poseen esta virtud deben saber que el origen más común, más recóndito y más grandioso de la alegría es el poder del amor, lo que quiere decir que incluye también una correlación con los demás valores. Esta emoción o sentimiento que se expande a compartirse, a ser enunciada y a ser vivida como los otros.

Los individuos que poseen esta grandiosa virtud siempre son las que nos envuelven entre las mejores energías positivas, ya que suelen tener una visión de la vida bastante alegres. Buscan lo bueno de las y no suelen vivir entre quejas y lamentos de las cosas que no pudieron conseguir a lo largo de su existencia.

Limpieza

Una de las virtudes humanas que nos ayudará a conservar, no solo nuestro cuerpo, sino también nuestra mente y los espacios limpios. Mantener el orden y pulcritud en nuestros entornos es lo que nos brindará una tranquilidad sin igual a nuestros pensamientos, sin mencionar por supuesto que la limpieza nos ayuda a mantenernos alejados de cualquier tipo de enfermedad.

VIRTUDES HUMANAS

Compromiso

Una cualidad que permite a un individuo ser respetado por cumplir con esta virtud, es considerada también un valor que puede permitir y aseverar el triunfo en los planes futuros y la integridad. Un compromiso puede ser visualizado como la meta de uno o más individuos a realizar. Estos van desarrollando y perfeccionando los actos o acciones para lograr concretarlo.

Una persona comprometida en un objetivo es positiva, ya que esta le dará la voluntad suficiente para dar el mayor esfuerzo y para mantener las promesas con los demás. Llevar las cosas con calma y planificar a largo plazo es una de las mejores metas que te permitirá alcanzar esta virtud.

Compasión

La compasión vista como una de las virtudes humanas, debe ser visualizada como la raíz emocional del cuidado de las demás personas. Esta cualidad nos accede a ser tolerantes y condescendientes ante diferentes afirmaciones y puntos de vista, nos hace consecuentes de la angustia de los demás y nos permite compenetrarse con ellos, sentir su angustia como si fuera nuestra.

Esta característica va mucho de la mano con la empatía que podamos sentir por los sentimientos de las demás personas y es más fructífera cuando poseemos una mentalidad que no emite ningún tipo de juicio sobre el carácter y las situaciones de los demás.

Confianza

Es una de las cualidades que involucra persistencia, acatamiento y un profundo sentimiento de amor, alguien que confía en otro individuo se lo retribuye y finalmente le permite progresar favoreciendo a su felicidad. Esta gran cualidad de las virtudes humanas desde un punto de vista religioso, se origina en el amor y es la certeza que conseguimos sobre nuestras propias capacidades y condiciones.

Una persona que brinde con total seguridad y valoración esta maravillosa virtud implicará su capacidad para superar las circunstancias difíciles que se pueda estar viviendo en un determinado momento. Quizás quieras leer sobre los mándalas de colores.

Cooperación

La cooperación reside en el trabajo usual llevado a cabo por parte de un montón de individuos o de identidades mayores hacia una meta compartida. El integrante del equipo cooperativo siente semejanza por sus colegas y es entonces que se forma plan de ejercicio, con el que se implica este valor y conlleva sus cualidades.

Este componente de las virtudes humanas instruye sobre trabajar junto a otras personas por una meta en común lo que la convierte en una virtud. Asimismo, cada uno de los individuos puede dar dirección suelta a sus capacidades y el efecto es más grande que operando de forma autónoma.

VIRTUDES HUMANAS

Sentido del humor

¿A quién no le agrada una persona que te haga pasar por buenos momentos? Los cierto es que esta es una de las virtudes más valoradas por todos los seres humanos. El sentido del humor ayuda a enfrentar ciertas situaciones incomodas que podamos estar pasando de la mejor manera posible.

Valentía y Coraje

El coraje o la valentía es una de las mayores cualidades que forman parte de las virtudes humanas, estas se pueden concretar como el ímpetu de energía que puede tener cada individuo para lograr llevar más allá una operación a pesar de los obstáculos presentados. Esta virtud moral aprueba actuar educadamente a pesar de recoger por ello desmerecimiento, retraimiento, infamia o represalias sociales.

Una persona que presente esta cualidad puede enfrentar sin detenimiento cualquier riesgo y sin mostrar ni una pizca de temor. Por lo general, suelen convertir este temor en osadía y es entonces que, pueden llegar a superar sin ningún problema las dificultades que la vida les presenta.

Creatividad

La creatividad se halla adentro de la virtud de la cognición y el discernimiento, se puede decir también que forma parte de las fortalezas más admirables y ventajosas que logra disfrutar el ser humano. Esta característica de las virtudes humanas nos ayuda a visualizar las cosas desde una representación desigual, más única y nos hará a solucionar aprietos de diferentes contornos de una mejor manera.

El individuo que posea esta cualidad podrá obtener la capacidad para crear doctrinas innovadoras y le será de gran destreza para crear e inventar algo. Suelen poseer el rasgo de estar abierto a la inspiración, que desarrolla nuestra singularidad.

Empatía

Definida como una cualidad perteneciente a las virtudes humanas y como un valor formativo, que fácilmente podemos desenvolver desde nuestra niñez, además de que ayuda a fomentar los sentimientos en nuestras relaciones personales. Las personas que suelen poseer esta capacidad o cualidad muy bien desarrollada son capaces de descubrir los sentimientos y las emociones que pueden padecer las demás personas de su entorno.

Pueden ser competentes para lograr recibir una gran cantidad de información sobre las otras personas, esto mediante el lenguaje corporal, de sus palabras, de su postura y su expresión facial. Poniéndose en el lugar de las demás personas, entender las emociones y sus sentimientos. Esto hace que sea una cualidad clave en las relaciones con las demás personas.

Decisión

Esta puede ser definida como una de las virtudes humanas que posee la capacidad de resolver las situaciones con la estabilidad de la mente en tomar un enfoque y finalmente llegar a una conclusión. Esta gran cualidad exige intrepidez y sensatez para así mejorar las vivencias de nuestra existencia.

Democrático

Ser una persona democrática es ser osado. Se puede decir que esta cualidad de las virtudes humanas es lo inverso del absolutismo o la tiranía, donde el individuo no asigna sus doctrinas ni pretende controlar, una persona que posee esta cualidad manejar de mejor manera su vida y a no tener recelo de las opiniones que los demás tienen sobre él.

Persistencia

La persistencia se puede definir como la insistencia, estabilidad y la firmeza en la realización de nuestras metas. Involucra la estabilidad en una diligencia o en alguna situación durante un determinado tiempo extendido, sin embargo, solicita perseverancia en una acción o situación. Los individuos que nunca se dan por rendidas a pesar de las desgracias, tienen muchas más posibilidades de terminar consiguiendo sus objetivos en la vida.

Dignidad

Es una de las cualidades de las virtudes humanas que enseña el acatamiento y el aprecio que todos los individuos logran y se afirma de quien tiene un nivel de aptitud humana intachable. La dignidad es la condición de merecedor que figura en ser una persona inapreciable, con honor, digna. En pocas palabras, esta cualidad es la que honra el valor de todos los individuos, a valorarnos a nosotros mismos y a tratar con el mayor respeto posible a todos.

Sinopsis de las virtudes

Como se ha comentado anteriormente que estas virtudes humanas son denominadas como una disposición usual y fija para hacer el bien en nuestra existencia. También se ha distinguido que poseemos con ciertas virtudes morales y teologales. Las virtudes humanas son bastantes y se describen a las habilidades constantes con las que hemos sido beneficiados en relación con el intelecto y la voluntad.

VIRTUDES HUMANAS

Por otro lado, hemos mencionado que las virtudes humanas nos ayudan a intervenir nuestros actos, a organizar nuestros deseos y a encaminar nuestra conducta, todo en base a la razón y la fe. Han sido congregadas en 4 magnificas virtudes cardinales, conocidas como: la prudencia, justicia, fortaleza y templanza. Se puede decir también que estas virtudes morales se van vigorizando y desarrollando por la educación y costumbres que tenemos desde la niñez.

Así mismo, también se puede mencionar que estas cualidades se consiguen también mediante actos considerados y con el arranque constante de nuestro provenir. Incluso la gracia divina son purificadas, enaltecidas y consagradas.

Utilidad de las virtudes

Todas las virtudes humanas o morales como son conocidas, envolviendo incluso, las virtudes cardinales, valen de gran ayuda para tranquilizar al espíritu y hacernos más sensitivos ante las penurias de las personas que tenemos en nuestro entorno.

Además, que también nos brindan el apoyo necesario para lograr llevar a cabo nuestras obligaciones con relación al bien que, como hijos del Todopoderoso, debemos realizar de forma vertiginosa, pertinente, con franqueza y con regocijo.

Muchas de las personas se preguntan si es viable hacer el bien sin poseer algunas de las virtudes humanas. Lo cierto es que hay que enfatizar decisivamente que, sin estas cualidades, tal vez se consiga ejecutar cualquiera que otra buena acción, sin embargo, las personas deberán realizar un gran esmero y esfuerzo, formando gran agotamiento y debilidad en los individuos.

Por otra parte, es importante conocer y delimitar que es ineludible poseer el reconocimiento en todas las verdades afirmadas por el Creador, pues han sido planteadas inexorablemente por la Institución de la Santa Iglesia. Es de esta manera que se puede decir que no aplicaría para una persona que no profese la religión católica.

Además, se puede decir que, el individuo que se le está concediendo dichas virtudes humanas, puede contar igualmente con virtudes intermedias. Las cuales se pueden definir en dos grupos que son de tipos sociales o humanos y las llamadas ejemplares o divinas.

Estas conocidas virtudes intermedias vislumbran 2 niveles de refinamiento, que son: las mínimas en los espíritus que indagan pasar de la tentaciones hacia la aproximación de nuestro Creador y se determinan por ser virtudes curativas.

VIRTUDES HUMANAS

La segunda son las máximas que se encuentran ya situadas en el espíritu en estrecha similitud con el Todopoderoso, son llamadas las almas purificadas. Se puede decir entonces que, entre las virtudes mínimas se pueden puntualizar lo que nos exponen las virtudes cardinales al referirse con ellas.

Es así que podemos poseer la mayor prudencia que nos proporciona el dominio de colocar en destreza, para lo cual se nos reclama visualizar los sucesos divinos, guiándose hacia la ideología solo para el Creador y apartándonos de los sucesos terrenales.

Santo Tomás de Aquino y las virtudes

Este venerable santo fue uno de los pioneros en la enseñanza escolástica, en la teología sistemática y por supuesto que por los magníficos aportes sobre las virtudes humanas. Este teólogo y filósofo católico perteneciente a Italia fue hijo de una gran familia adinerada e influyente a mediados del siglo 11. Oponiéndose a que él se instruyera en la Orden de los Hermanos Predicadores y formarse como un teólogo de esta congregación.

Debido a esta decisión sus hermanos y padres decidieron dejarlo encerrado y fue entonces que eligió instruirse y memorizar muchísimas frases de la Santa Escritura. Al sus familiares oponerse solo lograron que sus inclinaciones religiosas se asentaran más. Finalmente, cuando salió fue a estudiar teología a Alemania y posteriormente terminó dando clases en la Universidad de París.

Siendo muchos los aportes que realizo Santo Tomás de Aquino, se puede decir que en materia de las virtudes humanas esbozó que las mismas son el lugar medio entre 2 corrupciones contrapuestas. Entendiéndose que, según su dictamen, una virtud debe vivirse con sensatez, puesto que, si no se ejerce en absoluto, solo se logrará llevarla al exceso negativo, esta sería la deserción de la virtud y, por ende, se transformaría en un vicio.

También plantea que podría pasar el caso opuesto, este sería llevarla al otro extremo de exceder la virtud en nuestras características, esto por supuesto que también sería negativo, la convertiría también un vicio o desperfecto de las virtudes humanas. El venerable teólogo también realizo la catalogación de estas cualidades morales e intelectuales y les agregó las teologales. A las morales las concreta como prácticas del intelecto, que brotan de la experiencia y se muestran debido a la voluntad por el discernimiento.

Las intelectuales él las definió como, las costumbres del espíritu que se logran cuando se ejercen originando una existencia espiritualmente compasiva. Las teologales Santo Tomás las puntualiza como las concedidas por el Todopoderoso a la voluntad y comprensión humana. Debido a estas, es viable desenvolverse de forma divina, pues se origina un desligamiento de los impulsos egoístas terrenales.

Estas clasificaciones de las virtudes humanas exhibidas admiten alcanzar mejor estas cualidades, de esta forma es viable desigualar si una práctica es algo positivo, o si se transporta a uno de las dos puntas que el santo explica anteriormente, transformándolas a las virtudes en un vicio. De la misma manera, consiente comprobar si se vive porque la razón lo supone como algo bueno, o porque espiritualmente está bien que se distinga tales virtudes humanas.

Conocer sobre las virtudes humanas puede ser una tarea con múltiples terminaciones, ya que dependerá mucho del enfoque que le puedan dar tus creencias y por supuesto, las vivencias que hayas obtenido a lo largo de tu existencia en el plano terrenal. Si te gustó este artículo, te invitamos a leer sobre reencarnación.

Deja un comentario