Orfeo, lo que debes conocer sobre este hijo de Apolo

Más allá de los mitos y sus enseñanzas, existen personajes en la mitología griega que trascienden por su historia. Te invitamos a conocer a Orfeo, su historia de vida, uno de sus mitos más populares y la enseñanza que nos deja.

ORFEO

¿Quién es Orfeo?

La pregunta más grande que debemos respondernos es quién es exactamente Orfeo. Conocido como un personaje de la mitología griega, Orfeo era el hijo de dos grandes personajes, Apolo, el dios del Sol y la lógica, hermano gemelo de la diosa Artemisa, y Calíope, una de las musas.

Este personaje se destaca muchísimo en la mitología debido a uno de sus grandes mitos, además, las leyendas de Orfeo especificaban que él era un músico divino, su instrumento era la lira y cuando la tocaba todo el mundo estaba a sus pies. De hecho, es gracias a este talento y en conjunto con una gran voz, que Orfeo conquistaba a todos los que encontraba en su camino.

Orfeo era extremadamente buscado, por lo que realizaba largos viajes entre ciudades para tocar la lira. En uno de estos viajes conoció a Eurídice y la enamora, se casan y cuando ella muere, Orfeo decide ir al inframundo a buscarla, para que pudieran vivir una vida juntos de nuevo.

Si deseas explorar otros artículos como este, te recomendamos leer mito de Narciso en nuestra categoría de mitos y leyendas.

Primera introducción

Buscar una referencia exacta donde haga alguna mención sobre el origen de Orfeo es muy difícil, si en algún momento existieron, jamás llegó al conocimiento público, sin embargo, Homero y Hesíodo si hicieron referencia de él durante la época de Íbico, en sus textos se referían a Orfeo como el padre de los cantos.

Por otro lado, se ha rescatado una línea de tiempo, donde varios textos hablan de sobre la influencia de Orfeo en el pueblo y sus mitos. A partir del siglo VI a. C., se hablaba de cómo Orfeo era considerado uno de los poetas y músicos más influyentes en la antigüedad, adicionalmente, se hace una referencia a que Orfeo era un visionario y un inventor, ya que le agregó a la lira dos cuerdas más para que esta generase mejores sonidos.

Inicialmente la lira tenía 7 cuerdas, después de la invención de Orfeo, la lira pasó a tener nueve cuerdas, el sonido, según los expertos, es mucho mejor. Orfeo hizo esta modificación para honrar a las nueve musas existentes.

La música de Orfeo era considerada divina, no sólo era capaz de calmar a cualquier animal salvaje que existiera, sino que también era capaz de mover los obstáculos de su camino, además, de conmover el alma de cualquier mortal, dios y semidiós que lo escuchara tocar y cantar. Como músico, se dispuso a recorrer muchos lugares con los Argonautas, uno de estos viajes, fue una misión para encontrar el vellocino de oro.

ORFEO

Muchos expertos explican cómo Orfeo fue uno de los pioneros de la civilización humana, no solo era un músico célebre, sino que a su vez, le había entregado a los humanos, el conocimiento de la medicina, la escritura y la agricultura. En cuanto a la religión, gracias a Orfeo, se creó una corriente religiosa griega donde se le rindió culto en conjunto con Apolo y Dioniso, dentro de esta religión, se realizaban varios rituales y tradiciones, que eventualmente murieron para darle paso a nuevas religiones.

El mito de Orfeo y Eurídice

Si exploramos la historia de Orfeo, encontraremos que su mito más popular es la historia que tiene con su esposa Eurídice. La historia cuenta que ella fue mordida por una serpiente mientras que huía de Aristeo, esta sucumbe ante sus heridas y muere, otros textos hablan sobre la posibilidad de que este terrible hecho sucedió porque Orfeo y Eurídice estaban paseando por un terreno prohibido.

Tras la muerte de Eurídice, pasan una serie de acontecimientos increíbles que permiten el nacimiento de este mito. Orfeo al encontrarse muy dolido por la muerte de su esposa, se dirige a las orillas del río Estrimón, donde se dedica a lamentar su pérdida, luego de un rato decide tocar una de las canciones más tristes que se han registrado en la mitología griega.

Su hermosa música y voz estaban cargadas de sentimientos de dolor, la canción era tan deprimente, que las ninfas y los dioses lloraron a su lado por el dolor que estaba sufriendo, estos mismos le aconsejaron que se dirigiera al inframundo para buscar a su amada.

El camino hacia el inframundo es muy difícil, Orfeo tuvo que enfrentarse a diversas adversidades y peligros que casi le costaron la vida, sin embargo, con mucha determinación logra llegar hasta donde Hades y Perséfone para pedirles que le devolvieran a su esposa. Perséfone hace una petición, que le toque alguna canción que los convenza, Orfeo hace esto y la canción es tan increíble, que Hades y Perséfone le ofrecen la oportunidad de llevarse a su esposa al mundo de los mortales.

Aunque todo parece un cuento de hadas hecho realidad  la verdad es que no lo es, Hades le deja una condición bastante clara, solo se podrá llevar a Eurídice si camina delante de ella y no trata de mirarla ninguna vez hasta que lleguen al mundo superior. Orfeo acepta y decide emprender el camino de vuelta, durante ese tiempo no voltea a ver a Eurídice ninguna vez, ni siquiera para asegurarse de que estaba bien.

Casi al llegar a la superficie, la tentación se hace dueña del corazón de Orfeo, que desesperado, voltea a ver a su mujer, esta todavía tenía un pie en el inframundo, así se que esfuma y desaparece para siempre. Muchas de las leyendas, hablan que Orfeo intentó volver al inframundo una segunda vez, pero le negaron la entrada.

El mito de Orfeo y Eurídice nos deja enseñanzas bastante importantes, originalmente lo que quería transmitir ese mito es la consecuencias que puede tener la impaciencia, luego con las modificaciones y adaptaciones que se le hacen al mito, se habla sobre perseverancia para llegar a un objetivo y como los errores, sin importar que tan pequeños, pueden destruirlo todo.

Si quieres leer más artículos como este de Orfeo, te invitamos a leer origen del universo según los mayas en nuestra categoría de mitología.

Muerte de Orfeo.

No solo el mito de Orfeo buscando a Eurídice es trágico, sino que su muerte también fue una consecuencia de esa misión fallida. Según cuenta Ovidio, Orfeo decidió que emprendería el viaje para buscar a su amada una vez más al inframundo, sin embargo, Caronte, le prohibió el paso por el río Leteo, impidiendo que Orfeo logre ir al reino de los muertos.

Abatido y con mucho dolor, Orfeo se dirige a los montes Ródope y Hemo a pasar el resto de su vida lamentándose, la realidad, fue que solamente pasaron tres años hasta que encontró su muerte. Durante ese tiempo en los montes, él se dedicó a cantar y tocar la lira, emitiendo canciones tristes pero hermosas, su miseria hizo que hasta los propios árboles se conmovieran.

Además de eso, Orfeo rechazó cualquier conexión amorosa, no importaba ni que tan hermosa ni poderosa era la mujer, de hecho, rechazó a varias ninfas que los dioses ponían en su camino. Dentro de su lamento, no se dio cuenta de que despreció a las bacantes tracias que estaban pasando por allí, estas se vengaron y decidieron asesinarlo.

ORFEO

Encadenaron a los animales que escuchaban a Orfeo y a él, lo mataron tirándole piedras, siguieron así hasta que sin importarles sí aún estaba vivo,  despedazaron su cuerpo en partes para esparcirlas por el terreno. La cabeza de Orfeo y su lira tan preciada terminaron en el río Hebreo, debido a que este tenia una salida al mar, la cabeza estuvo flotando un tiempo hasta que eventualmente llegó a la isla de Lesbos, allí una serpiente trato de comerla.

Apolo vio esto y decidió transformar la cabeza de su hijo en una roca. Dioniso, que había conocido a Orfeo y lo había ayudado, castigó a las bacantes haciendo que estas se convirtieran en árboles. El alma de Orfeo terminó en el inframundo, lo que le permitió reunirse con su amada y permanecer juntos hasta el fin de los tiempos

Como es de esperarse existen otras versiones que explican lo que sucedió, entre las más conocidas, es la que fue recogida por Eratóstenes, donde explicaba que una vez que Orfeo había regresado del inframundo, este decidió dejarle de rendir culto a Dioniso (porque a pesar de que le había ayudado, su misión falló) y empezó a rendirle culto a otro dios. Dioniso, ofendido, decide castigarlo, así que cuando él estaba en el monte Pangeo esperando a que saliera el sol, Dioniso mandó a las ménades para que se deshiciera de él.

Aquí la historia sigue siendo un poco la misma, las ménades lo destrozaron por completo, las ninfas deciden recolectar todos sus trozos y darles descanso en una sepultura. Finalmente, Zeus coloca la lira en el cielo, formando así una constelación.

Si deseas leer más contenido como este, te invitamos a que leas dios Júpiter  en la categoría de mitología.

Orfismo.

Como hemos dicho anteriormente, la influencia de Orfeo y su mito no se quedaron nada más en las artes, sus enseñanzas no solo sirvieron para influenciar y enseñar a quienes leyeran sobre él, sino que también funcionaron para crear el orfismo. La antigua Grecia tenía muchas corrientes religiosas que giraban en torno a sus historias, Orfeo inspiró a la creación de una de ellas, eso es el orfismo.

Básicamente, la corriente religiosa, detalla que Orfeo, su personaje más importante, es el maestro de los encantamientos. Este tipo de corriente religiosa estaba muy adentrada en lo que se creían eran cultos mistéricos, por ende sus rituales y otras tradiciones tenían cierto misterio, esta práctica era conocida entonces como misterios órficos.

Para entrar un poco más en detalle, el credo órfico creía que se debía plantear una nueva interpretación del ser humano, donde prevalece la creencia de que el alma y el cuerpo eran seres elementos separados que se encargaban de construir a una persona. Dentro de esta enseñanza se establecía que el alma era un elemento indestructible y más poderoso que el cuerpo, ya que al morir el cuerpo físico, el alma sobrevivía y debía enfrentar castigos o premios después de la muerte.

Un precedente a esta teoría puede ser encontrada en Homero, sin embargo, no es lo mismo, ya que allí, se creía que el ser o elemento más poderoso, era el cuerpo físico, no el espiritual. Los órficos expresaban que el alma era lo más esencial y que debía preservarse ante todo para que esta permaneciera pura, al fin y al cabo, esto los llevaría a la salvación.

Así mismo, esta corriente religiosa, creía que el cuerpo humano era simplemente un transporte, visto comúnmente como un habitáculo temporal o como una prisión, para las almas. Desde ese punto de vista, el alma estaba oprimida hasta la hora de la muerte, donde se podía desprenderse de ese contenedor y vivir en un plano más importante, además, los castigos y recompensas de la vida serían obtenidos dentro del más allá.

El orfismo también creía en una posible reencarnación a otros cuerpos, para purificar el alma definitivamente. Dentro de la expresión de su credo, esta corriente buscaba temas mitológicos muy definidos al momento, estas teorías (teogonía y soteriológica) eran sus bases claves.

Veneración.

Son bastantes las personas que en algún momento fueron venerados, la mitología demuestra que no solo sus personajes principales (los 12 dioses del Olimpo) eran los únicos que recibían tal veneración de los demás, sino que otros personajes también formaban parte de diferentes cultos. La veneración de Orfeo en Tracia se encuentra entrelazada con la de Dionisos, el dios del vino y la vegetación.

ORFEO

El orfismo utiliza varios rituales y tradiciones que giran en torno a la muerte y la resurrección, ya que realmente, estos temas son claves cuando hablamos sobre el mito de Orfeo. La conexión aparece cuando, Dionisio le permite a Orfeo acceder al mundo de los muertos y le explica de los peligros y le marca el camino a seguir, entonces para Orfeo, él se convierte en un salvador.

La creación del orfismo data a mediados del siglo VI a.C. en Grecia, donde se convierte en una religión sectaria. Los seguidores de dicha religión, hablaban de su fundador Orfeo (que realmente no había fundado la religión, sólo era un personaje que había escogido venerar) y de cómo el cuerpo era la prisión del verdadero ser humano, condenando a morir y renacer hasta que su alma fuera pura.

Aunque se dejó de creer rápidamente en esta corriente religiosa, la verdad es que si influenció a varios filósofos a pensar de la misma manera, por ejemplo, los pensamientos de Platón están fuertemente ligados al orfismo. Por otro lado, es gracias a esos pensamientos, que existe una influencia actual, en la creencia de que el alma existe y va a sobrevivir más allá de la muerte.

Puedes leer otros artículos como este en nuestro blog, de hecho, te invitamos a leer este artículo de personajes mitológicos en nuestra categoría de mitología.

Muestras artísticas de Orfeo.

A través de los años, nos hemos dado cuenta de que existe una enorme cantidad de referencias a nivel de las artes de ciertos mitos y leyendas, estas obras, creadas por la mano del hombre, buscan venerar estas historias. Orfeo no es un personaje que se escapa de esto, de hecho, podemos hablar de algunas muestras artísticas que existen actualmente que lo reflejan o reflejan su mito más conocido.

En las artes plásticas existen millones de representaciones de Orfeo, sería casi imposible registrarlas todas. En cuanto a la pintura, las más conocidas son las obras de Durero, Émille Lévy y Émilie Bin, que realizaron obras y las titularon la muerte de Orfeo, haciendo referencia a lo que pasó después del mito con Eurídice.

Desde un plano musical, nos encontramos que las referencias hacia lo que le paso a Orfeo y su historia en general son grandes, esto no es sorprendente, ya que, como hemos dicho antes, Orfeo era conocido por ser un músico. La obra más importante que se ha registrado la creó Claudio Monteverdi, compuesta en 1607 y se llamó la fábula de Orfeo.

Por otro lado, siguiendo con la música pero desde un punto de vista más moderno, existe un musical Off-Broadway llamado Hadestown, donde se habla de la historia de Orfeo y su viaje para rescatar a Eurídice, esta magnífica obra, creada por la estadounidense Anaïs Mitchel, está también ambientada en la Gran Depresión.

Otras referencias que se pueden encontrar es dentro de un libro de poesía latina titulado las Geórgicas del escritor Virgilio, dentro de estas crónicas, en el cuarto libro se menciona a Orfeo. Por otro lado, dentro de la lengua española podemos encontrar una lírica Góngora y así muchas referencias más.

Si te ha gustado este artículo, te invitamos a que sigas explorando las diferentes categorías que se encuentran en nuestro blog, con artículos llenos de conocimientos increíbles y muy completos, de hecho te recomendamos leer nuestro último artículo sobre adicciones raras.

Nos interesa mucho tu opinión, así que déjanos un comentario para saber qué piensas sobre este artículo de Orfeo.

Deja un comentario