Conoce ¿cuáles son los personajes mitológicos?

Desde las culturas más primitivas, hasta la actualidad, los personajes mitológicos capturan la imaginación del ser humano. En ellos ha recaído, por mucho tiempo la responsabilidad de lo que no se podía resolver, ya sea la muerte, el amor, la belleza, el odio, todo recae sobre los personajes mitológicos. En la antigua Grecia, todo lo que no tenía explicación se le daba una explicación divina.

personajes mitológicos

Héroes y Personajes Mitológicos más famosos

Existe una gran cantidad de personajes mitológicos, es por esta razón que sólo trataremos los más famosos, estos son protagonistas y campeones de la mitología. Son ampliamente conocidos por sus hazañas, y culturalmente definen una sociedad famosa por sus avances culturales, políticos y sociales.  Esta mitología es de la antigua Grecia, que fue considerada la cuna de la cultura y la democracia. Si quieres ampliar tus conocimientos sobre mitología de otros pueblos puedes seguir el siguiente enlace, origen del universo según los mayas.

La saga de la civilización de Grecia, abarca una fantástica variedad de entes de fantasía; entre estos podemos encontrar deidades, semi deidades, personajes heroicos y seres sumamente llamativos. A estos personajes mitológicos, se les reconocían poderes, incluso sobre la vida y la muerte.

Estos personajes habitaban en un lugar apoteósico, que crecía continuamente, haciéndose más grande que la misma Grecia, pasando por los imponentes castillos de las deidades en el congelado Monte Olimpo y llegando hasta las profundidades del averno. Todos estos personajes mitológicos, han alimentado la imaginación de muchos, incluso en la actualidad.

Con el tiempo las historias mitológicas de Grecia, comenzaron a formar parte de la cultura y el imaginario europeo; es así que sus mitos e historias se fueron extendiendo por el mundo, al unísono que la influencia europea en los demás continentes.

personajes mitológicos

Seres míticos griegos

Los seres míticos de la cultura de Grecia, eran poseedores de fuerza inigualable y poderes sobrenaturales; físicamente eran similares a los seres humanos. Sus reacciones y usos, estaban relacionados con pasiones como los recelos y las dudas, los enamoramientos, eran orgullosos o no, hasta tenían el deseo de venganza. En fin estaban afectados por las mismas pasiones y sentimientos que los seres humanos.

Cada vez que así lo deseaban, estas deidades salían del Monte Olimpo, y de esta forma intervenían en las acciones y consecuencias que afectaban a los seres humanos; mientras los dioses eran inmortales, los seres humanos podían morir. Relacionándose con estos últimos, ya fueran del sexo masculino o femenino, como guías, contendientes y en una que otra oportunidad como enamorados.

No necesitaban ilusiones, ni actos mágicos, tampoco se ocultaban con el uso de disfraces; simplemente ejecutaban sus hechos y los seres humanos lo aceptaban. Muchas veces planificaban turbulentamente, generando confusión en los mortales, pero era lo más que hacían para confundir. Eran personajes mitológicos fascinantes.

Los personajes mitológicos y las personas comunes y corrientes, en términos generales tenían buenas relaciones y no importaba que algunos sucesos no se pudieran demostrar. Las deidades gustaban de las acciones dignas y las demostraciones de obediencia. A los seres humanos que se mancillaron a sí mismos, o que ejecutaban alguna ofensa o afrenta contra alguna deidad, los hacían sufrir un castigo ejemplar y muy duro.

personajes mitológicos

Las creencias de la antigua civilización griega, se han preservado en el tiempo, gracias a su historia. Aun estos mitos y leyendas impactan el imaginario popular. De esta forma, siempre de alguna manera la modernidad tiene presente las leyendas de estos personajes mitológicos.

Zeus

Zeus es el dios del firmamento y soberano de los dioses del Olimpo, en definitiva, el dios supremo. Se le consideraba también el padre de todas las deidades y los seres humanos, aunque en el sentido de guardián y no de autor inmediato. También fue llamado Zooganios, porque alarga la vitalidad de los animales todo lo que quería.

Como se ha dicho era el señor del firmamento y de la precipitación, y el creador de las nubes que controlaba con su temible rayo desde su trono dorado, una de las armas más poderosas del Olimpo. Su objeto primordial de combate era la égida (armadura) que le obsequió a Atenea, su ave era el águila y sus árboles, el roble y la encina, ambos símbolos de fortaleza.

Los padres de Zeus fueron el titán Crono y la titánide Rea, y tuvo muchos hermanos importantes como: Poseidón, Hades, Hestia, Deméter y Hera. Todos ellos personajes mitológicos famosos.

Zeus inició la generación de los llamados dioses del Olimpo instaurando toda la corte de dioses y de diosas que en él habitaban. Su poder también fue disputado por los Gigantes y por los Aloadas, sin embargo, al final consiguió que su facción triunfase.

personajes mitológicos

Gigantomaquia

Los Gigantes hicieron un primer intento por destronar a Zeus, llamado Gigantomaquia. Esta feroz disputa entre Zeus y los Gigantes, seres de colosal tamaño, como su propio nombre indica, con cincuenta cabezas y piernas, eran los enemigos de Zeus. Estos son personajes mitológicos de comportamiento un poco oscuro.

Se llevó acabo un conflicto con dichos Gigantes y los dioses del Olimpo. Esta guerra la ganaron los Gigantes y lograron la supremacía durante mucho tiempo. Pero, con grandes esfuerzos, los dioses abandonaron la guarida en Egipto a la que habían huido, salvo Dionisio, y con la ayuda de Hércules (no el Hércules heroico que todos conocemos) vencieron a los Gigantes.

Sin embargo, se inició una época de crímenes en el mundo en el que tiranos y reyes ejercían todo su poder de una forma injusta. Como castigo, Zeus decidió enviar un diluvio para acabar con el género humano, y sólo se salvaron Deucalión y su mujer, quienes pudieron crearlo de nuevo. Uno de los episodios más notables de la mitología, es el nacimiento de Zeus.

Crono, para evitar que alguno de sus hijos lo destronara, los devoraba según nacían. Sin embargo, Rea cansada de tanta muerte, cuando nació Zeus envolvió una piedra entre pañales y se la entregó a Crono, quien vomitó a sus hermanos y a la piedra. Comenzando de esta forma la historia de estos personajes mitológicos.

personajes mitológicos

Es así como Zeus y los otros hijos de Crono, resultaron vencedores de la guerra que se originó, contra los Titanes. Estos fueron desterrados a los abismos del Tártaro, en un lugar muy profundo para que no pudieran escapar. Desde entonces, Zeus, Poseidón y Hades se compartieron el mando de la tierra.

Minotauro  

Minos era el retoño del dios anteriormente mencionado con Europa, y entre sus parientes estaban Radamanto y Sarpedón. Desde la metrópoli de Cnosos, en la isla de Creta, colonizó multitud de islas del mar Egeo creando una boyante civilización. Como personaje mitológico resulta un poco aterrador.

Para fortalecer su dominio Minos, pide la ayuda de los dioses. El rey le pide a Poseidón que le envíe un toro para que lo sacrifique en honor del dios de los mares. Y así demostraría que los dioses están de su lado.

Poseidón, le envió un toro blanco para que fuera sacrificado en su nombre. Minos se negó a realizar tal acto y tratando de engañar al dios, sacrificó otro toro cualquiera. Entonces, por deseo del dios del Mar, la desgracia se cernió sobre su familia: su mujer, Pasifae, se enamoró de dicho toro; sus hijas Fedra y Ariadna, sufrieron terribles males de amor; y otros de sus hijos, Androgeo, murió prematuramente.

El origen de la bestia

Poseidón, hizo que el toro se volviera un animal furioso e indomable, causando daños al reino de Minos. Pero su venganza aún no estaba completa, con la ayuda de Afrodita, como se había mencionado anteriormente, él hace que Pasifae, esposa de Minos, se enamore del toro.

La reina trata de acercarse al hermoso toro, quien rechaza el coqueteo de Pasifae. Enloquecida por su pasión por el animal, exige que Dédalo la ayude a seducir al gran toro. El inventor creativo tiene una idea inusual; crea una réplica de una vaca hecha de cuero y madera, con un compartimiento donde se alojaría Pasifae y así la reina logró consumar su unión con el toro de Minos.

De esta abominable unión, nace el Minotauro, una criatura mitad hombre y mitad toro. El nacimiento de esta bestia atroz, trajo una gran venganza para el rey Minos.  Mientras era un bebé, fue criado por su madre, pero a medida que fue creciendo, su naturaleza bestial y violenta ya no podía ser controlada.

El destino de Minotauro

El rey Minos, le ordena a Dédalo que construya un gran laberinto, donde el terrible Minotauro sea encarcelado. El laberinto se convirtió en la morada del abominable monstruo, la cual se encontraba en la urbe de Cnosos en Creta.

El tiempo pasó y seres humanos, tanto femeninos como masculinos, eran llevados para ser inmolados al Minotauro. Estas personas eran llevadas al laberinto, donde vagaban extraviados por muchísimos días. Todos los caminos del famoso laberinto terminaban en el centro, donde fue abandonado el monstruo y este los devoraba.

Tiempo después Androgeo, hijo de Minos, había llegado a Atenas para participar en los juegos de los Panateneas; venciendo todos los desafíos y competidores. Este acto irritó a Egeo, el rey de Atenas, por lo que le instó a asesinar al toro de Maratón; sabiendo que de esa manera su suerte estaría echada.

personajes mitológicos

El toro terminó asesinando a Androgeo y esto bastó para que el rey Minos, les declarase la guerra a todos los atenienses. Invadió Ática, donde tomó la ciudad de Megara, la más importante de la región. Atenas se rindió, y se decía, que el oráculo de Delfos, había recomendado a Atenas, que ofreciera tributos al rey Minos por la rendición.

Minos, aceptó los tributos, y cada cierto tiempo Atenas, debía enviar catorce jóvenes, siete de cada género, a Creta; a todos ellos los encerraban en el laberinto, donde el Minotauro se los comía. Esta es una de las grandes tragedias del mundo de los personajes mitológicos.

La muerte del Minotauro

Años más tarde, Teseo, hijo de Egeo, tomaría sobre sí la misión de asesinar al Minotauro; para liberar de esa manera a su patria, no sólo del Minotauro, sino también de la influencia del rey Minos.

Teseo se incorporó al grupo de jóvenes, que irían a Creta donde se entregó al laberinto del Minotauro. En Creta los recibió la hija del rey Minos, Ariadna, que inmediatamente quedó prendada de Teseo. La princesa le ofreció a Teseo liberarlo, pero él se negó ya que su objetivo era matar a Minotauro.

Entonces Ariadna, decidió ayudarle, con la condición de que una vez muerta la bestia, debía sacarla de Creta y la llevarla a Atenas para convertirla en su esposa. Ariadna le solicitó a Dédalo, la solución del laberinto. Este le explicó que la única forma de salir sería usando un ovillo de hilo, el cual debería atar en la entrada del laberinto para recordar el camino de regreso.

personajes mitológicos

Teseo, entró al laberinto con el ovillo que le dio Ariadna, mató al Minotauro y pudo encontrar el camino de regreso. Con esto liberó a su nación del terrible castigo impuesto por Minos y Atenas, no tuvo que volver a enviar jóvenes en sacrificio al terrible Minotauro.

Hércules (Heracles)

Es un semidiós de Tebas, progenie de Zeus y de Alcmena, mujer del general Anfitrión. Para conseguir su hijo y como era el deseo de Zeus, que su madre fuera Alcmena, él se convirtió en la figura de su esposo y se unió a ella en su lecho aquel mismo día que Anfitrión, volviendo de una expedición, concibió junto a su mujer a Ificles, que nació al mismo tiempo de Heracles o Hércules.

Hera, resuelta a matar al hijo de un infiel marido, y mucho más irritada, por el hecho de que Zeus se presumía de su proeza entre las otras deidades; poco después del nacimiento de Heracles o Hércules, envió dos enormes culebras a que terminaran con él. El crío era aún muy chico, pero asfixió a las culebras.

A pesar de todo, la mamá de Hércules lo dejó abandonado, asustada por la furia de Hera y el niño fue acogido por Hermes, quien mintió a la deidad de tal modo que ésta dio de lactar a Heracles volviéndolo en inmortal.

personajes mitológicos

El héroe conquistó de joven a una tribu que exigía a Tebas el pago de un tributo y como recompensa pudo casarse con la hija del rey de Tebas, Megara, con quien tuvo tres hijos. Toda esta potencia y energía fueron producto, en parte, al haberse instruido con el gran maestro Quirón, otro de los grandes personajes mitológicos, de forma que llegó a ser el hombre más afamado y valeroso de su tiempo. Sin embargo, también recibió educación de otros grandes maestros como Lino, Cástor y Radamente.

La locura de Hércules (Heracles)

Hércules, el famoso vástago de Zeus, ya era un héroe reconocido por las hazañas de su juventud, pero el destino aún le presentaba serios desafíos. Zeus planeó grandes honores para su hijo, incluso antes que naciera. El gran dios había proclamado que el primer nieto del linaje del gran Perseo, heredaría el trono de Micenas.

La diosa Hera, celosa, al ver al hijo bastardo de su marido tener tal honor, intervino. Ella hizo que el primo de Hércules, Euristeo, naciese prematuramente, y que él robara la herencia del héroe. Euristeo se impuso sobre Hércules, por lo cual el héroe acudió al oráculo de Delfos, para ver si debía continuar obedeciendo a un hombre que consideraba inferior a él.

El oráculo le dijo que con cada trabajo que hacía, el poder usurpado por Euristeo disminuía. Hércules, se molestó con la respuesta, pues tenía la esperanza de que el oráculo le dijera que no tenía que seguir obedeciendo a Euristeo.

Aprovechando la vulnerabilidad de Hércules, la diosa Hera planta la semilla de la locura en su cabeza. Heracles, comenzó a ver a las criaturas más terribles y lucho grandes batallas con ellas. Pero todas eran alucinaciones, al recuperarse de esta locura salvaje, estaba cubierto de sangre, y sus hijos y su esposa Megara, yacían muertos a sus pies.

personajes mitológicos

Los doce trabajos de Hércules

Para redimirse por sus pecados, a Hércules se le impusieron doce trabajos, que el rey Euristeo consideraba imposibles de cumplir. Aun para personajes mitológicos de la talla de Hércules.

El primero fue, ahorcar al león de Nemea. Este era un animal fiero que arrebataba mujeres y era inmune a las armas de los hombres. Hércules lo sofocó con sus propias manos, y con su boca y su piel se fabricó un yelmo y una armadura.

El segundo fue dar muerte a la hidra de Lerna. En los estanques de Lerna, residía una hidra de siete cabezas que engullía a los hombres. Hércules le dio muerte con la asistencia de Yolao, que le pasaba las esquilas ardientes para quemar las heridas de las cabezas ya trozadas, y así evito que volvieran a crecer. Luego logró juntar la sangre de la hidra con sus flechas, para hacerlas más mortales.

La tercera labor fue atrapar vivo al jabalí de Erimanto y llevarlo al palacio de Euristeo. Esta era una bestia enorme. Heracles lo atrapó y se lo llevó con vida a Euristeo, que se ocultó en pánico en un cántaro. El cuarto fue atrapar a la cierva de Cerinía. Era una cierva de gran tamaño, con extremidades de bronce y astas de oro. La persiguió por un año hasta que por fin pudo atraparla. Para conocer más sobre los mitos de las grandes civilizaciones puedes leer, mitos mayas.

personajes mitológicos

El quinto trabajo fue matar a las aves del Estínfalo. Era una gran parvada de aves carnívoras, devoraban todo a su paso, animales y hombres.  Hércules pudo acabar con ellas con la ayuda de Atenea, que le entregó unas poderosas castañuelas de bronce. La sexta tarea fue limpiar los establos de Augías en un día. Hércules desvió los ríos Alfeo y Peneo y con esto limpio los gigantescos establos de un solo golpe.

La séptima tarea fue capturar vivo al toro de Creta. Heracles capturó y llevó ante Euristeo al toro, pero este no lo quiso, entonces lo soltó en Ática, donde asoló todo a su paso. La octava fue atrapar a las yeguas de Diomedes. Estas eran carnívoras y muy fieras, también pudo atraparles, Euristeo se las consagró a Hera y las dejó en libertad en el Olimpo.

La novena fue conseguir el cinturón de Hipólita. La décima robar el ganado del gigante Gerión. La onceava y quizás más impresionante, descender al infierno y capturar al perro Cerbero. Este era el guardián del reino de los muertos. Hércules protegido por la piel del león y armado con las flechas envenenadas, logró atrapar al monstruoso perro, se lo mostró a su Euristeo y luego lo regresó al inframundo.

La doceava y última tarea, fue robar las manzanas de oro del jardín de las Hespérides. Estas manzanas se plantaron para celebrar las bodas de Zeus y Hera, estaban muy bien custodiadas, aun así, Hércules las robó. Al llevárselas a Euristeo, este tuvo miedo de tomarlas, pues su intención era acabar con Hércules, no poseer las manzanas.

Es así como Hércules cumplió con las doces peligrosas tareas que le encomendaron, en redención del asesinato de su familia.

personajes mitológicos

La muerte de Hércules

El héroe poseyó muchas mujeres y conseguir llamar su atención, le valió muchas dificultades: para lograr los favores de Onfale, hubo de despojarse de todo lo que siempre fue suyo, y la pasión de Deyanira le supuso un nuevo desafío y crimen, esta vez de Aqueloo. Este es quizás el más violento de los personajes mitológicos.

La defunción de Heracles vino realmente causada por la misma Deyanira. Un día cuando los dos iban juntos, Heracles dejó su mujer al cuidado de Neso el centauro, para que la ayudará a vadear de una parte a otra de un río, en tanto él caminaba otra parte más enmarañada del mismo, pero más atrayente para sus intenciones.

Sin embargo, siempre hay personajes mitológicos de comportamiento reprobable, Neso pretendió disfrutar a Deyanira y Hércules vino para acabar con él, lo que logró, a pesar de su rapidez, arrojándole una flecha. Pero antes de sucumbir, Neso le obsequió a Deyanira una vestidura que, según él, valía para despabilar la pasión de los esposos infieles.

Posteriormente, cuando Hércules estaba de viaje y junto a la hermosa Iole en Eubea, Deyanira le mandó la vestimenta y en cuanto él feliz la abrió, comenzó a sentir un insoportable dolor inducido por el penetrante veneno que tenía impregnada la prenda de vestir.

Hércules, al saber que iba a morir, formó una formidable hoguera con enormes leños, se acostó en ella y pidió a Filoctetes que la prendiera. Hércules falleció de esta manera, pero pronto fue rescatado del Hades por las deidades del Olimpo que, en muestra de gratitud por su forma de comportarse, lo elevaron al Olimpo, lo convirtieron en dios y lo casaron con Hebe.

Aquiles

Él era hijo de un ser humano común y corriente llamado Peleo y de una nereida nombrada Tetis. Su progenitora, apenas nació, lo sumergió en las aguas de la laguna de Estigia. Con esto logró que fuera invulnerable; lo único que no quedó protegido, fue el talón por el que lo sostuvo su madre, esta parte de su cuerpo quedó fuera del agua, y por lo tanto era lo único sin este don.

Creció junto al centauro Quirón, en los valles del monte Pelión donde conoció y práctico el oficio de la guerra y de la cacería, así como aprendió música y las propiedades curativas de las plantas.

Cuando tenía 9 años, el nigromante Calcas pronosticó que los griegos no lograrían usurpar la ciudad de Troya sin la intervención de Aquiles, pero que éste perecería ante los muros de dicha ciudad. Entonces su madre los escondió entre las hijas del rey de Esciros, Licomedes, para intentar apartarlo de su destino. Pero los griegos, ya a punto de partir hacia Troya, enviaron a Ulises para descubrirlo.

Licomedes negó que estuviera en el palacio, entonces, el astuto Ulises llevó a las hijas del rey adornos y joyas, que despertaron su admiración, pero también llevó un escudo y una lanza, al presentar estos instrumentos bélicos y hacer sonar al mismo tiempo un agudo clarín. Aquiles, sin poder contenerse, se abalanzó sobre las armas poniéndose al descubierto. Entonces el hijo de Peleo prometió su ayuda a los griegos, a cuyas filas se incorporó.

En el rumbo del conflicto contra Troya, Aquiles constantemente estaba a la avanzada de la reyerta, y se dice que 12 urbes enemigas resultaron devastadas por él desde tierra y 11 por mar. Después de la depredación de Lirnesa le tocó como pillaje una joven mujer, de nombre Briseida, que lo acompañaba en la tienda del gran héroe. Son muchos los personajes mitológicos que participaron en la guerra de Troya.

Más tarde, el rey Agamenón, dirigente de la expedición griega, recibió también, después del saqueo de Crisa, una mujer asignada al culto del templo de Apolo, Criseida. Resentido el dios Apolo, por la ofensa realizada hacia su sacerdotisa, liberó sobre el ejército una nube de flechas y muchos de los soldados fueron abatidos, cayendo agonizantes sin probabilidad de detener el daño.

Para volver a tener los favores del dios, Aquiles dio la idea de reintegrar a la sacerdotisa al templo de Apolo, lo que les pareció una buena idea a sus compañeros de expedición. Agamenón se oponía a ello, pero todos los demás jefes de la avanzada contra Troya insistieron y el rey accedió para darles gusto. Pero a cambió, exigió como retribución la esclava que le había sido entregada a Aquiles.

Aquiles accedió, pero como se sentía mancillado, afirmó que no volvería a pelear hasta que su orgullo no hubiera sido satisfecho.

Como ya Aquiles no estaba presente en el campo de batalla, los troyanos se comenzaron a sentir confiados. Estos comenzaron a rodear a sus sitiadores y los hacían replegarse cada vez más en el campo de batalla.  Los griegos le suplicaron a Aquiles que volviera a la batalla, incluso le devolvieron a Briseida, pero aun así, este se negaba a luchar.

Patroclo, un muy querido amigo de Aquiles, para tratar de infundir confianza a los soldados, se puso la armadura de él y se fue al campo de batalla. Es así, que el troyano Héctor lo mata en el fragor de la lucha. Esto fue muy doloroso para Aquiles, tanto así que decidió volver a la lucha.

Aquiles luchó con la fuerza de diez hombres y la furia de un ejército, arrinconando a Héctor, que intentó huir, pero fue alcanzado por la lanza de Aquiles que acabó con su vida. Aquiles, tomó el cadáver de Héctor y lo arrastró, durante varios días alrededor de los muros de Troya. Se negaba a devolver el cadáver, para que su familia los sepultara adecuadamente.

Los dioses intervinieron, ya que estaban disgustados con el proceder de Aquiles, consiguieron que reconociera su error y que demostrará respeto a los combatientes caídos, devolviendo el cadáver de su líder, a cambio de un gran rescate por parte de su padre, y así poder enterrarlo.

No fue mucho, lo que Aquiles, pudo disfrutar de las riquezas obtenidas tras la muerte de Héctor. En una de las batallas que se daban lugar en el sitio de Troya, Aquiles se enfrentó con Paris, siendo este un protegido de Afrodita, la cual le dijo cómo enfrentarse al héroe.

personajes mitológicos

Disparó una flecha al único lugar vulnerable de Aquiles, su talón; se dice que esta flecha fue dirigida en su trayectoria, por el mismísimo Apolo, que estaba celoso de la admiración que despertaba Aquiles.

La herida en el talón terminó con su vida, quedando viva su leyenda, como uno de los héroes más valerosos y aguerridos que conoció la antigua Grecia, y quedando como uno de los personajes mitológicos más memorables.

Teseo

El más famoso y magno héroe que tuvo Atenas fue Teseo. Él era el hijo del rey Egeo y de Etra, hija del rey de Trecena en la Argólida. Fue cuidado por su madre en la corte de su abuelo, en la adolescencia sintió la necesidad de buscar a su progenitor.

Ante su insistencia, su madre le relató los amores que tuvo con Egeo estando éste ya casado y llevándolo al medio de un camino, le pidió que levantará una piedra. Teseo cumpliendo la orden de su madre, levantó una piedra de gran tamaño; debajo de ella encontró una hermosa espada y un calzado. Ambos objetos en su momento pertenecieron al rey Egeo, este las dejó para que eventualmente fueran entregadas a sus hijos.

personajes mitológicos

Llevando las armas que su progenitor dejó bajo la piedra para él, comenzó su viaje hacia el reino de su padre para encontrarse con su destino. Enfrentándose a multitud de bandoleros y bestias monstruosas, que hicieron de su viaje toda una aventura. Arribó Teseo a Atenas con la firme voluntad de darse a conocer como hijo del rey.

El rey y padre de Teseo, se encontraba bajo la influencia de su segunda esposa Medea, que tenía convencido a Egeo que sería capaz de curarlo de su esterilidad. En el momento que Teseo, alcanzó a la capital de Ática, sólo Medea supo quién era él y advirtiendo en peligro su duración en el trono, resolvió acabar con el joven envenenándolo durante la duración de un agasajo.

Pero, Teseo que era muy astuto, había planificado cómo proceder durante el agasajo. Antes de comer nada, solicitó trozar la carne con su hoja, entonces el rey Egeo lo observó y lo admitió como su hijo. El rey al ver la felicidad de todos los presentes, excepto su cónyuge, se dio cuenta del acto traicionero de ella y la desterró del reino.

Teseo era joven, alegre y sobre todo, muy astuto y valiente, el hacía todo lo posible para integrarse con su gente. Apoyaba al pueblo en los reclamos por sus sufrimientos, es por esta razón que cuando se enteró del tributo que Atenas entregaba al rey Minos, se molestó muchísimo, sentía mucha ira.

Atenas debía adjudicar al gobernante cretense catorce jóvenes del origen más noble posible, siete jovencitas y siete jovencitos. Esto era un tributo de guerra, y a su vez los jóvenes, al arribar a Creta, eran entregados al terrible Minotauro para que los devorara.

Cuando Teseo preguntó el por qué de tan terrible tributo, se enteró de que fue por el asesinato del hijo del rey Minos, en Atenas, a manos de Egeo. La armada cretense alcanzó a las puertas de Atenas, buscando desagraviar la muerte del hijo de rey, sitiándola. Atenas, pronto quedó devastada por la hambruna y la pestilencia, y lo único que pudieron hacer para salir del sitio, fue acceder a la solicitud del rey de Creta.

Cuando los enviados de Creta llegaron a buscar el terrible tributo de ese año, Teseo logró que lo enviarán como parte de este. Su padre intentó convencerlo de no hacerlo, pues estaba convencido de que no lo volvería a ver. Como Teseo insistía en ir, el rey le rogó que transportará con él dos pares de velas, para que las izaran a su regreso. Un par de velas blancas, el resultado era positivo, y un par de velas negras, si la consecuencia era su deceso.

Al llegar a Creta con el tributo, los escogidos para el sacrificio, fueron inmediatamente conducidos al palacio de Minos. Allí él los examinó y los declaró aptos para ser llevado al galimatías de Minotauro. En el palacio se encontraba la hija de Minos, Ariadna, está al observar a Teseo inmediatamente se enamoró de él, quedando así prendada para siempre. Hay que recordar que Teseo en uno de los personajes mitológicos de mayor renombre.

El heredero de Egeo llegó a Creta haciendo gala de su estirpe, era arrogante y joven, esto fue lo que deslumbró a Ariadna. Ella entró en contacto con Teseo, y se dio cuenta de sus reales intenciones y buscó la forma de ayudarlo.

Teseo planeaba entrar de primero al laberinto y acabar con el monstruo, pero para lograr esto debía internarse hasta el centro del mismo. El dilema era cómo volver a salir, ya que el laberinto era famoso por lo complejo de su diseño, fue pensado para que el Minotauro no pudiera salir.

Teseo entró al laberinto con un ovillo de hilo que le entregó Ariadna, mismo que fue desenredando, en la medida que se adentraba en el laberinto. Después de muchos rodeos, por fin llegó al centro donde se encontraba el monstruo, no portaba arma alguna, solo su ingenio.

Comenzó a correr haciendo que la criatura lo persiguiera; cuando el monstruo estuvo agotado, Teseo lo enfrentó con las manos desnudas, logrando matarlo de un manotazo. Luego salió del laberinto siguiendo el hilo que le había entregado su amada.

personajes mitológicos

Teseo, los muchachos y muchachas del tributo y Ariadna, inmediatamente salieron de Creta. Pero una tempestad los apartó del camino y tuvieron que parar en la isla de Naxos, Ariadna se sentía un poco enferma, por lo que bajó de la embarcación. Pero el destino de ella no estaba al lado de Teseo, por lo que los vientos alejaron la embarcación de la isla separando a los jóvenes.

Cuando la expedición regresó triunfante, pasaron por alto izar las velas blancas. El rey creyendo al hijo muerto, acabó con su vida arrojándose al mar. Cuando Teseo desembarcó, encontró la celebración del funeral de su padre.

Fue nombrado rey, a partir de entonces gobernó al país, ya que logró la unión de los doce pueblos que hasta ese momento eran antagónicos, creando de esta forma el estado ateniense. Es por esto que Teseo es uno de los personajes mitológicos más nombrado en la literatura.

Odiseo o Ulises

Odiseo fue quizás, entre los personajes mitológicos, el que más popularidad tuvo en la civilización griega. Es popularmente conocido como Ulises, pero su nombre griego es Odiseo. Ulises es el nombre latino con el que los romanos lo nombraron posteriormente.

personajes mitológicos

En él se encarnaba todo el ideal de lo que debía ser un héroe, navegante y viajero por excelencia, sus aventuras se narraban de generación en generación por tradición oral. Hasta que llega a la actualidad, narrada en uno de los libros más conocidos de la literatura universal, La Odisea, escrita por el poeta griego Homero.

Odiseo, era retoño de Laertes, rey de Ítaca, una isla apartada por un estrecho de Cefalonia. En la mocedad de Ulises, cuando Laertes todavía era el rey de Ítaca, fue de visita el gran Eurito; él era un practicante de tiro con arco insuperable, que poseía el arco más poderoso sobre la tierra, un regalo del dios Apolo, fusionado el calor del sol y forjado en las aguas de los océanos.

En vista del buen trato que recibió durante la visita, Eurito, obsequió a Odiseo con el maravilloso arco fabricado por el dios Apolo. Además, en toda su vida, Eurito no había encontrado a otro muchacho, con la fuerza necesaria para tensar el arco y disparar con ello una flecha.

Odiseo contrajo nupcias con Penélope, el gran amor de su vida. Con ella tuvo a su único hijo Telémaco. En un principio, Odiseo se negó a ir a el conflicto de Troya simulando estar loco, estuvo esparciendo sal en sus campos, pero los griegos ubicaron a su hijo Telémaco delante del arado y el héroe se vio obligado a unirse a los griegos.

personajes mitológicos

Estando en el conflicto troyano, Odiseo intervino más como diplomático que como guerrero, al contrario de Aquiles que en estas batallas, representaba la pelea feroz y la increíble e inigualable fuerza. Una vez destruida Troya, Odiseo comienza el viaje de retorno a su querida Ítaca, es aquí donde comienza su verdadera aventura, en un viaje que duró diez largos años. Estos personajes mitológicos fueron adoptados por la civilización romana, para saber sobre esto puedes leer, mitos romanos.

Cuando Odiseo embarcó, el dios de los vientos Eolo, para darle su apoyo, le entregó un odre de cuero. En este odre se encontraban, todos los ventarrones capaces de desviar sus velas y barcos, y así llevarlo a puertos extraños para su viaje. La idea era que solamente quedará en los cielos, el único viento que lo podía llevar de forma segura y rápida hasta Ítaca. Los marineros creyendo que el odre tenía vino lo abrieron.

Los vientos se escaparon y como acto de venganza por haber sido encerrados, se regocijaron zarandeando el barco de Odiseo de un lado para otro. De esta forma el barco se encontraba en el mar sin poder fijar un rumbo, viajando a tierras desconocidas para los marineros.

El largo viaje de Odiseo, estuvo lleno de impresionantes aventuras, estas son ampliamente conocidas. En una de ellas le ganó una pelea al cíclope Polifemo; otra fue su estadía en la isla de Circe, con la que engendró un hijo.

Por otro lado, se cuentan los siete años que estuvo atrapado en otra isla con la ninfa Calixto, con la que engendró dos hijos; el método que encontró para hacerse invulnerable al canto de las sirenas; su arribo a la isla de los Feacios y su encuentro con Nausica; y por último, su retorno por fin a Ítaca.

A su regreso tuvo que luchar contra los pretendientes de su amada Penélope, que se había mantenido fiel a su esposo a pesar del tiempo que tardó en regresar. Al final se encontraron y siguieron juntos reinando en la isla hasta el final de sus días.

Jason

Jason el gran viajero, fue nacido de la unión entre Alcímeda y Esón, regente de Yolcos, ubicada en Tesalia, por lo tanto, nieto de Eolo. Su mamá podría ser Polímede, como afirman otras adaptaciones.

Pelias que era el hermanastro de Esón, lo derrocó, debido a esta traición tan grande, un oráculo predijo que uno de sus sobrinos habría de matarle o derrocarlo, así que su reinado no sería permanente. En lo que nace Jasón, su madre inmediatamente comenzó a temer por las acciones de Pelias, entonces fingió que el bebé estaba enfermo y luego con gran pena, anunció su muerte.

Fueron realizados los ritos funerarios, con mucha pompa y drama, para así darle más credibilidad a la muerte de Jasón. En realidad, el niño estaba completamente sano y fuerte, y lo tenían al cuidado del centauro Quirón, que era un gran maestro. El cual, lo instruyó en las artes de la astronomía y la medicina.

Cuando llegó a la edad de veinte años, se fue del lado de su maestro y un oráculo le dijo que se fuera a Yolcos, solo cubierto con pieles de leopardo, que fuera descalzo y llevara dos lanzas.

Al entrar a su ciudad de nacimiento, causó gran alboroto y la gente se fijó en él, las personas asombradas le prestaron atención y les pudo hablar. En ese momento hizo el anuncio de que era el hijo de Esón y que venía dispuesto a recuperar su trono.

Al saber esto Pelias, que debía temer al muchacho, y a su pueblo insatisfecho e iracundo, se puso a idear la forma de resolver el dilema y resultar beneficiado. Llamó a Jasón a la corte y le informó que en sueños un oráculo, le dijo que debía restituir el honor de Frixo, un antepasado común asesinado en la Cólquide, trayendo sus cenizas a su nación.

personajes mitológicos

También le dijo, que el vellocino de oro que encontraría y que lo haría inmensamente rico, pertenecía a Frixo y que, por lo tanto, era su derecho de herencia tomarlo. Por último, le dijo que si cumplía con todo le devolvería el trono al que tiene derecho.

Como Jasón era un muchacho, feroz y valiente, inmediatamente se fue a realizar las tareas, entonces reunió un grupo de marinos para el Argos, estos se llamaron los argonautas y junto a ellos, emprendió la búsqueda del vellocino de oro.

Mandó a llamar a Argo, para pedirle que construyera el barco Argos, que fue en el que viajaron Jasón y los Argonautas durante su campaña. Argo venía de Tespia, era hijo de Arestor o Frixo, según otras versiones. La nave fue fabricada en Pagases, en Tesalia, la región en la que se encuentra el Olimpo, con la ayuda de Atenea.

La nave se levantó con tronco de Pelión, pero la parte anterior fue traída especialmente por la diosa de un encino consagrado en Dódona. Este madero especial fue tallado cuidadosamente por la misma Atenea y después le dio el don del hablar y la predicción.

personajes mitológicos

A lo largo de sus aventuras, conoció a Medea, hija del gobernante de la Cólquide, que tenía bajo su custodia el vellocino de oro, gracias a ella obtuvo el éxito. Regresaron a Yolco tras este hecho. De lo que ocurrió al momento que regresaron existen distintas historias. En algunas a Jasón le entregan el trono y en otras simplemente se queda a vivir allí.

Además, Medea asesina a Pelias, en una versiones se dice que con el consentimiento de Jasón y en otras que sin él. Jasón y Medea tuvieron varios hijos, no hay consenso sobre cuáles fueron. Entre ellos están Medeo, Eriopis, Feres, Mérmero, Tésalo, Alcímenes y Tisandro.

Un tiempo después se fueron a Corinto, quizás por simple capricho, o porque Yolco los expulsara por la muerte de Pelias. Allí fueron felices por muchos años, pero el rey de los corintios, queriendo emparentarse con el héroe, le ofreció la mano de alguna de sus hijas. Jasón sin dudarlo aceptó y rechazó a Medea, quien tuvo que exiliarse.

Sin embargo, antes de irse preparó su venganza, la cual consumó con el asesinato de toda la corte real. Tiempo después, Jasón estando solitario se articuló con Peleo para deponer a los gobernantes de Yolco, Acasto y Astidamía, lo que logró siendo brutal. De esta forma logró ser el rey de Yolco hasta el final de sus días.

Belerofonte

Este es otro de los personajes mitológicos importantes, Belerofonte es retoño de Poseidón y de Eurinome, que era hija del gobernante de Megara. Realmente se llamaba Iponoo. Pero popularmente lo llamaban Belerofonte, que fue un héroe afamado, que se ganó este nombre en signo de deshonor.

Ocurrió que el rey de Corinto, llamado Belero, fue asesinado en condiciones que nunca fueron determinadas, era algo muy extraño, este crimen se lo endilgaron a Iponoo, y a partir de allí adopta el apodo de Belerofonte, que significa “homicida de Belero”.  En vista de que fue deshonrado y esto lo afectaba en su vida diaria, decidió mudarse a Tirinto.

Ocurrió que el rey de Corinto, llamado Belero, fue asesinado en condiciones que nunca fueron determinadas, era algo muy extraño, este crimen se lo endilgaron a Iponoo, y a partir de allí adopta el apodo de Belerofonte, que significa “homicida de Belero”.  En vista de que fue deshonrado y esto lo afectaba en su vida diaria, decidió mudarse a Tirinto.

A pesar de haberse mudado, los problemas siguieron atravesándolo en su camino y de esta forma, su vida seguía siendo muy complicada. Llegó a mudarse a la ciudad de Tirinto, donde la esposa del Rey intentó seducirlo, pero Belerofonte respetaba mucho al monarca y no cedió a sus encantos.

Ella para vengarse, lo acusó ante su marido por los trucos que ella misma utilizaba para atraerlo, y así lo puso en problemas con el soberano. El marido al sentirse engañado, decidió tomar venganza en contra del falso agravio y envió a Belorofonte a cumplir una misión en Asia menor, exactamente al palacio de Yóbates, el padre de Antea (la reina).

Belerofonte al ser un hombre de acción, no tuvo problemas para emprender el viaje que le solicitaba el rey. Le entregaron una carta, que realmente era su sentencia de muerte, ya que le informaba a Yóbates, que este hombre había querido deshonrar a su hija.

El rey Yóbates le recibió con la acogida característica de los pueblos asiáticos y le obsequio con todo tipo de presentes, durante 9 días completos, hasta que, por fin, resolvió leer la carta que le mandó el esposo de su hija. Asombrado por lo que estaba leyendo, no logró reunir el valor necesario para tomar venganza, sino que lo envió a matar a la Quimera y así acabar con su vida. Quimera era una bestia terrible que asolaba sus tierras.

La Quimera era una bestia con cabeza de león, el dorso de un dragón, el abdomen de una cabra envuelta de escamas y con su aliento podía quemar todo lo que tuviera cerca. Ante semejante injusticia, rápidamente los dioses del Olimpo le prestaron su auxilio a Belerofonte. La diosa Afrodita le facilitó las riendas de Pegaso dotado con un freno de oro.

personajes mitológicos

Al montar en su caballo, portaba solamente algunas armas blancas, era un hombre muy valiente y audaz. Lucho contra la terrible bestia, le clavó el cuchillo varias veces, hasta que logró meterle un trozo de plomo por la boca y al licuarse con el calor, este líquido hirviendo le quemó desde adentro. Le cortó la cabeza y la cola para entregárselas al rey como un trofeo.

Los sentimientos de Yóbates, eran de odio y admiración al mismo tiempo. El gobernante constantemente le imponía una nueva y peligrosa tarea: tuvo que enfrentarse con los violentos sólimos, luchó contra las amazonas y batalló sin cuartel con los seres más forzudos y violentos de su reinado.

Belerofonte, resultó ganador en todas las pruebas que le ponían a ejecutar, logró el respeto de Yóbates, que recapacitó, ya que vencer en estas grandes hazañas se lograba solamente si las deidades estaban de su parte. El rey como premio le dio a su hija Filónoe y le nombró rey de Licia.

Belerofonte, en su vida había obtenido mucho éxito y reconocimiento, de esta forma recuperó su honor como guerrero y como persona. Sin embargo, pecó de soberbia ya que, valiéndose de Pegaso, voló hasta el Olimpo.

Zeus se molestó y aplicó un castigo. Un tábano picó a su caballo, este se desbocó y el héroe fue estrellado contra una zarza, quedándose ciego y prácticamente paralizado. En cualquiera de los casos, alejado de los dioses y de los humanos. Antea arrepentida por su falsa acusación y muerta de remordimiento, decidió quitarse la vida.

Orfeo

Orfeo, fue un héroe civilizador, además de dogmático, reformista de las normas morales y las consideradas sanas costumbres, bardo y compositor excepcional. Sobre su lugar de nacimiento se pueden encontrar diferentes leyendas.

Según algunas historias tuvo como progenitores a la musa Calíope y al dios Apolo, y es por esto que tenía extraordinarios dotes artísticos. Otra fábula asevera que fue concebido por Eagro, gobernante de Tracia, y su madre fue Calíope o, según otras versiones, Apolo con la musa Clío. Según las leyendas, recibió una lira, pudo ser de Apolo o de Hermes, a este instrumento le agregó dos cuerdas, para tener un total de siete con las que tocaba ingeniosas y bellas melodías.

Toda la naturaleza y, por supuesto, todos los hombres y los dioses, quedaban encantados al oírlo cantar junto con su instrumento. En el mundo de los personajes mitológicos, él es impresionante, a su paso las piedras se movían y los ríos cambiaron su rumbo, únicamente para escuchar. Las fieras se calmaban y se volvían mansas ante sus melodías, y se reunían en torno a él para escucharlo.

Su gran capacidad musical le resultó útil en muchas ocasiones: acompañó a los argonautas en sus viajes y en estas aventuras logró impresionantes hazañas con su poderosa voz; una de ellas fue lograr mover el navío desde la playa hasta lo más profundo del mar.

Otra de sus hazañas fue separar dos islas errantes que impedían el paso de los navíos, dormir al dragón que custodiaba el vellocino de oro. También logró liberar a los miembros de la expedición de los encantos de las sirenas.

Sin embargo, el canto no era la actividad favorita de Orfeo, ciertamente él era un gran erudito con inclinaciones hacia la filosofía y por eso, se dedicó a investigar el mundo que lo rodeaba. Viajó a Egipto y allí se unió a los sabios sacerdotes del lugar, que le enseñaron los misterios sobre Isis y Osiris.

En sus exploraciones místicas también recorrió a Fenicia, Asia menor y Samotracia, y a su retorno a Grecia educó a los suyos sobre todos los conocimientos que había adquirido. Formó una importante disciplina religiosa conocida como “orfismo”. También estableció algunos de los cultos a Dionisio y Deméter.

Tenían tantas gracias y sapiencia, que incontables damas y ninfas lo procuraban en matrimonio. A pesar de todo, fue la más modesta de todas, Eurídice, la que llamó la atención de Orfeo. Se casaron y se amaron por el resto de sus vidas. Su unión fue muy feliz, pero duró muy poco tiempo. Estos personajes mitológicos son los protagonistas de una hermosa historia de amor.

Un día Eurídice, estaba escapando de Auristeo, que intentaba tomarla a la fuerza, pero ella fue mucho más rápida, ágil e inteligente que él, logrando así alejarse de su captor. Como se ocultó entre unos matorrales y en el fragor de la carrera, una serpiente venenosa la mordió, lo que provocó su muerte súbita.

Orfeo estaba terriblemente triste y sin consuelo, decidió que quería devolverle la vida a como diera lugar. Suplicó a los dioses de los cielos que la devolvieran al mundo de los vivos, pero no le dieron respuesta; entonces se propuso descender a los infiernos, donde pretendía obtener la ayuda de Hades y de su esposa. De los personajes mitológicos este es quizás uno de los más trágicos.

Se dirigió al inframundo, entonando melodías sobre su profunda tristeza, estas eran tan lindas que conmovieron a Hades, quien le prometió devolverle a Eurídice, a cambio de que mientras subiera de nuevo al mundo de la luz no voltease hacia atrás. Alcanzó Eurídice el sitio donde todos se encontraban y atrás de Orfeo emprendió la elevación al mundo del que procedía. Sin embargo, el ascenso era poco a poco, pues Eurídice aun padecía por la mordedura de la serpiente.

Cuando ya estaban por llegar al lugar de la salida, Orfeo ansioso volteó a mirarla. Sólo la pudo ver por un momento e intentó abrazarla, pero en ese instante su amada Eurídice se desvaneció para siempre en el mundo de los muertos y, por lo tanto, sólo pudo tocar su vapor. Estaba ciego de desesperación, intentó volver al inframundo, pero Caronte, el barquero, se negó a volverlo a transportar. Orfeo se quedó en las puertas del infierno siete días más, cuando por fin entendió que no lograría nada, se fue.

A partir de ese instante, vivió errando por el desierto ejecutando su lira, hechizando a los pedruscos y a los animales, sin ingerir alimento y rechazando la compañía de cualquier ser humano. Terminó en una región de Tracia, donde muchas de las damas allí se encontraban intentaron unirse con él, aunque sin lograr nada.

En una celebración en honor al dios Dionisio, estas mujeres rechazadas por Orfeo, acallaron su voz con gritos destemplados; lo rodearon y mataron en venganza por no quererlas, luego los despedazaron. Su cabeza fue lanzada al río Hebro y cuando alcanzó a las costas de Lesbos, las musas la tomaron y la enterraron. Estos personajes mitológicos tuvieron una vida trágica.

Durante todo este recorrido, Orfeo siguió aclamando a Eurídice. Tras su fallecimiento, la lira de Orfeo se convirtió en la constelación Lira, que contiene a la estrella Vega, la más radiante de todas las que se pueden contemplar, desde el hemisferio norte.

personajes mitológicos

Cadmo

Cadmo fue uno de los vástagos de Agenor, gobernante de la ciudad de Tira. Él fue uno de los hermanos de Europa y fundador de Tebas. Este no es uno de los personajes mitológicos más conocidos, pero sus hazañas fueron muy interesantes.

Zeus se transformó en animal para secuestrar a Europa, ya que se había enamorado de la princesa. Llegaron a Creta, donde engendraron 3 vástagos: Minos, Radamantis y Sarpedón. Los hermanos de Europa, entre ellos Cadmo, salieron a buscar a su hermana; aunque sabían que si fallaban no podrían regresar a la corte de su padre.

A Cadmo lo acompañó su mamá, esta falleció en Tracia, entonces él se dirigió a hablar con el oráculo de Delfos. Este le aconsejó que buscara una vaca con una mancha en forma de luna creciente. Cadmo, tenía que comenzar a construir una ciudad donde pueda encontrar este animal.

Le compró al rey Pelagón de Focis, un animal que encajaba con la descripción, y entonces en el primer lugar que utilizó para descansar, inició la ciudad de Tebas, nombre que significa el descanso de la vaca, aunque en un principio la llamó Cadmea.

Cadmo organizó todo para sacrificar la vaca en homenaje y reconocimiento a Atenea, entonces pidió a su personal que buscarán agua, pero un dragón los asesinó a todos. Este dragón lo había mandado Ares el dios de las luchas, y Cadmo le dio muerte. Tomó los dientes del dragón y los plantó alrededor por instrucciones de Atenea.

De los dientes sembrados, salieron luchadores armados que comenzaron a batallar entre ellos, luego que Cadmo les lanzara una roca. Los que quedaron en pie luego de la lucha, ayudaron a construir Cadmea, siendo así los constructores y principales de las familias más relevantes de Tebas.

Por haber dado muerte al dragón que mandó Ares, Cadmo tuvo que penar durante 8 años. Luego de esto, Atenea lo hizo rey de su ciudad y Zeus lo desposó con Armonía, hija de Ares y de Afrodita. Como esta mujer era hija de dioses, la fiesta de boda estuvo llena de deidades, algo realmente impresionante. Esto sólo volvió a ocurrir cuando Peleo se desposó con Tetis.

A la boda asistieron invitados tan importantes que llevaron fabulosos obsequios. Afrodita, como regalo para su hija mandó a hacer un collar con Hefesto, el cual le entregó para la boda. Este collar hacía que su portadora fuera irresistiblemente bella para todo el que la viera. Atenea le regaló un ropaje especial para la ceremonia, Hermes le dio una lira y Deméter, una inmensa cantidad de cereales.

A pesar de que su matrimonio fue muy feliz, y él como gobernante era muy hábil y justo, a sus hijos les ocurrieron muchos eventos desafortunados.  Su hija Autonoe, vio a su hijo Acteón convertirse en ciervo y ser devorado por su misma jauría de perros, luego de haber mirado sin ropa a Artemisa durante un baño.

Los celos de Hero, hicieron que Ino se volviera loca y se tiró por un farallón junto a su hijito bebé. Semele quedó preñada de Dionisio, dios del vino creado por Zeus, y se quemó por desear al dios supremo en su forma original. Por último, Agave, una Meneida fascinada, destrozó a su propio hijo.

A Polidorok, el único hijo de Cadmo y Armonía, no se le conoce ninguna tragedia inmediata, pero a sus descendientes si les ocurrieron cosas muy malas. Su descendiente Layo fue muerto por su hijo Edipo, quien luego fuera el esposo de Yocasta, su propia madre.

Atalanta

Atalanta era retoño de Clímene y de Yaso o Esquenao, según las diferentes versiones que existen sobre esta interesante historia. De niña fue dejada a su suerte por su padre en las montañas porque este quería un varón, siendo cuidada por unos tramperos de la zona y amamantada por una osa.

personajes mitológicos

Como creció en un ambiente tan natural, Atalanta tenía unas extraordinarias condiciones físicas, ya que en este tipo de ambiente es simplemente necesario. Eran una joven muy veloz y tenía grandes habilidades para la caza. En una ocasión los centauros intentaron atraparle y las habilidades tan desarrolladas de Atalanta le permitieron escapar. También logró lesionar al jabalí de Calidón, antes que ninguna otra persona.

Cuando creció, muchos intentaron pretenderla, pero ella no estaba muy interesada en contraer nupcias. Además, estaba nerviosa porque un oráculo le había predicho que algo malo ocurriría si se casaba.

Sin embargo, por exigencia de su padre, se acordó que se casaría con aquel joven que logre ganarle en una carrera. Por supuesto, ella estaba tan confiada en su velocidad que aceptó sin ningún reparo. Por su parte, el padre había jurado, que todo aquel que corriera contra Atalanta y perdiera moriría. Muchos jóvenes perecieron por esta causa, pues efectivamente la muchacha era muy veloz; esto hizo que cada vez menos jóvenes lo intentarán. Para aprender más sobre estos temas puedes leer, mitos de honduras.

Otros Personajes Mitológicos

La mitología griega es muy rica en personajes y leyendas, a continuación se menciona un grupo de estos, que no son tan famosos, pero que son muy relevantes en la vida de los grandes personajes mitológicos.

Mormo

Se trata de un personaje de la mitología griega, que alecciona a los niños traviesos mordiéndolos. Este nombre también se emplea para referirse a una criatura similar a un vampiro femenino.

Cécrope

En la cultura griega, Cécrope, significa, “rostro con cola”, este es famoso por ser el primer gobernante de Atenas. En los cuentos de Pausanias y Heródoto, se dice que también se conoció como Erecteo. Por su origen sobrenatural tiene cuerpo de serpiente.

Heroon

Este no es uno de los personajes mitológicos, sin embargo, se trata de un lugar sagrado de los griegos y los romanos.  El cual es el espacio para honrar un héroe y se construye sobre una tumba desconocida. En cada ciudad se construía uno para honrar a los héroes.

Argonautas

Los Argonautas, son los marineros guerreros, que formaban parte de la tripulación del Argos y que acompañaron a Jasón en sus impresionantes aventuras. Estos marineros alcanzaron la gloria, enfrentándose a muchas de las más terribles criaturas mitológicas, sin ellos no hubieran podido llegar al laberinto de Minotauro y así librar a Atenas de tener que entregar jóvenes para ser comidas por esta bestia.

El mito de Galatea y Polifemo

Galatea era una hermosa y serena mujer que tenía mucho carisma. El cíclope Polifemo la deseaba; pero él era todo lo opuesto a ella. La joven no quería nada con él, ya que se había enamorado de un joven llamado Asics, con el cual se veía con frecuencia.

personajes mitológicos

Un día estaban los enamorados y llegó el cíclope. Asics corrió asustado y Polifemo le lanzó una enorme piedra aplastándolo. Galatea intentó revivirlo, pero no lo consiguió. Fue tanto lo que lloró, que los dioses conmovidos, usaron la sangre que salía del cuerpo del joven y las lágrimas de ella para crear un río, y de esa forma estarían siempre juntas.

Las Amazonas

Las amazonas, son personajes mitológicos guerreras. Todas ellas eran formadas como excelentes gladiadoras, logrando una condición física. Eran hijas de Ares y de Harmonía.

Una vez al año se permitían tener contacto masculino con extranjeros, para así poder reproducirse. Los hijos eran entregados a sus padres y las niñas permanecían con ellas. Una de las tareas de Hércules fue quitarle el cinturón a la reina de estas personajes mitológicos.

Edipo

Entre los personajes mitológicos, se encuentra el mito de Edipo. Este inicia cuando un oráculo le predijo a su padre que si engendraba un varón este lo mataría. Cuando nace Edipo, su padre se lo entregó a un pastor para que lo abandonara a merced de las fieras. La suerte hizo que, en lugar de ser comido por las fieras, lo encontrara y adoptará el rey Pólibo.

Cuando un oráculo, le dijo a Edipo que su destino era matar a su padre y casarse con su madre, este se fue de Corinto, sin saber que Pólibo no era su padre. Edipo vivió muchas aventuras, en una de ellas, tuvo que defenderse de unos abusadores en un camino, los mato a todos, sin saber que uno de ellos era Layo, su padre.

Luego defendió a Tebas de la terrible Esfinge y entrando a la ciudad como un héroe se casó con Yocasta la viuda del rey, que resultó ser su madre. Cuando la verdad se supo, Yocasta se suicidó y Edipo se sacó los ojos.

Medusa

Se trata de uno de los personajes mitológicos monstruosos, incapaz de sentir clemencia; tenía las manos de bronce y grandes colmillos, unas alas de oro enormes, pero no podía volar, de sus ojos salía luz que convierte en piedra a quien la mira.

Medusa no tenía el aspecto de sus hermanas, era una joven normal, de la cual se enamoró Poseidón. Como fue en un santuario de Atenea, la diosa se ofendió, en venganza convirtió el cabello de la joven en un nido de serpientes. Todo el que la miraba se convertía en piedra. Murió cuando Perseo le cortó la cabeza.

Perseo

Es uno de los personajes mitológicos con sangre divina, ya que era un semidios, hijo de Zeus, fue muy aguerrido y valiente, vivió grandes aventuras. Mató a medusa cortándole la cabeza. Recibió como obsequio las sandalias voladoras de Hermes, y una espada y escudo imbatibles. A su regreso utilizó la cabeza de Medusa para salvar a su madre del ataque de Polidectes, a partir de aquí dedicó su vida a la ayuda de los desesperados y desvalidos de los ataques de los dioses.

Artemisa

Es la diosa de la cacería y la protección de la naturaleza y la salud. Hija de Zeus y Leto, y gemela de Apolo. Siendo niña le pidió a su padre 3 deseos, permanecer virgen, perros para cazar y un séquito que la acompañara. Es la diosa defensora de las jóvenes y protectora de los cazadores. Cuenta la leyenda, que Acteón la miró desnuda mientras tomaba un baño y ella lo convirtió en ciervo, para que fuera comido por sus propios perros.

Calipso

Calipso es una ninfa. Según la leyenda moraba en la isla de Ogigia. Tuvo un encuentro con Ulises con el que tuvo cuatro hijos, pues lo retuvo siete años en la isla con distracciones, para que no notara el paso del tiempo. Al final Ulises extrañó tanto a su esposa Penélope, que Calipso lo deja partir, y murió triste y solitaria.

Eros

Hijo de Afrodita y Ares, Eros representa el amor, es el protector de los enamorados. Cuenta la leyenda que un pinchazo de sus flechas enciende la pasión en los mortales. Algunos dicen que se encargaba de la comunicación entre los dioses y los mortales. Eros es venerado, en la tradición griega, como el dios de la fertilidad, es el responsable de tener una descendencia fuerte y noble.

Nereidas

Son las cincuenta hijas de Nereo y Doris. Se consideraban hechiceras, aparecían en el mar cabalgando sobre delfines y allí eran veneradas.  Personificaban, lo hermoso y maravilloso del mundo marino. Defendían a los marinos en sus viajes y a ellas les solicitaban protección contra los monstruos marinos. Los altares dedicados a estas deidades, se encontraban en farallones y acantilados.

Acamante

La palabra acamante es un título que se le otorgó a muchos héroes: cada vez que alguien realizaba una o varias proezas especialmente heroicas, se le concedía el título de acamante. El más aclamado de los que recibieron el título fue el hijo de Teseo y Fedra, y a él es al que más llaman como acamante. El nombre de acamante se utiliza para referirse a muchos héroes de la mitología griega, especialmente al hijo de TeseoFedra.

Acteón

Acteón es uno de los personajes mitológicos que se hizo tristemente famoso, por haber visto desnuda a Artemisa, mientras la diosa tomaba un baño. Él era un cazador y la diosa llena de ira lo convirtió en ciervo. Los perros de Acteón al ver el animal lo destrozaron, sin saber que era su dueño.  Luego lo buscaban llorando por el bosque, hasta que el centauro Quirón, los tranquilizó mostrándoles una imagen de Acteón.

Admeto

Era uno de los argonautas y sus hazañas le valieron el favor de los dioses. Se enamoró de Alcestis, pero el padre de la joven se negaba al matrimonio. Apolo intervino y los amantes lograron casarse. El día de la boda olvidaron hacer un homenaje a Artemisa, la diosa molesta llenó el recinto de serpientes venenosas. Alcestis se ofreció a fallecer en lugar de su esposo. Según la leyenda Perséfone admirada por el sacrificio, rescato a la doncella del inframundo y la devolvió al lado de su esposo.

Adonis

Adonis nació de un árbol de Mirra, fue acogido por Afrodita, quien convirtiera a su madre en árbol. Ella lo dejó al cuidado de Perséfone, estas dos deidades terminaron peleando por él, entonces Zeus determinó que turnaran su cuidado. Ares lo mató haciendo que un jabalí lo embistiera, ya que estaba celoso por el tiempo que Afrodita dedicaba al muchacho. Adonis es el símbolo de la primavera.

Afrodita, una de las personajes mitológicos únicas

Afrodita emergió del mar, donde los Céfiros la trasladan a Citera, en donde las Estaciones la reciben y la llevan a la morada de los dioses. A pesar de amar a Ares, se casó con Hefesto. Una noche Hefesto capturó a los amantes en una red mágica, y llamó al resto de los dioses como sus testigos, humillando tanto a Afrodita que esta se fue a Chipre.

Agamenón

Agamenón, era el hermano de Menelao esposo de Helena. El rapto de Helena, desató la guerra contra Troya, donde Agamenón tuvo una destacada participación, como comandante de los ejércitos. Realizó muchos actos heroicos y a su retorno lo nombraron rey de Argos. Su esposa fue Clitemenstra, con la que se casó luego de matar a su esposo. Se hizo famoso por quitarle una amante a Aquiles, lo que ocasionó que este dejara de luchar, cosa que casi les costó la pérdida de la guerra.

Aix, un interesante personaje mitológico griego

Aix es la cabra con la que alimentaron a Zeus. Cuando nace el dios, su madre para ocultarlo se lo entregó a Amaltea y esta lo alimentó con la leche de esta cabra. Era una criatura gigantesca, que infundía miedo a los mismísimos Titanes; la mantenían oculta en una caverna de los cerros de Creta. Aix además era la compañera de juegos de Zeus y accidentalmente, le rompió un cuerno. Este es el cuerno de la abundancia, ya que mágicamente se llena de todos los bienes que desee su poseedor.

Alceo

Era el primer hijo de Perseo, considerado ancestro de Hércules. Descendía de Zeus y por vía materna de Poseidón. Se casó con Astidamía, uniendo así a dos familias de gran estirpe heroica. Fue gobernante en Tirinto, donde sucedió a su padre. A él no se le reconoce ninguna hazaña importante, pero de su descendencia salieron grandes héroes. Es el precursor de una de las estirpes más mencionadas en la narrativa de las hazañas de los héroes de la mitología griega.

Alcestis

Alcestis se hizo famosa, por tomar el lugar de su esposo, cuando los dioses decidieron acabar con su vida. En lo que murió Heracles, se lanzó al inframundo a rescatarla. Otra versión cuenta que Perséfone, emocionada por el acto de Alcestis, la había devuelto al mundo de los vivos. Alcestis también demostró amor a su padre, negándose a participar en su asesinato, que fue cometido por sus hermanas.

Amaltea

Según algunas leyendas, Amaltea era la cabra que dio su leche para alimentar a Zeus, otras más extendidas dicen que fue la ninfa a cargo del cuidado del dios. Según cuentan Amaltea, para proteger a Zeus de que su padre lo viera, lo colgó de un árbol y alrededor colocó Curetes, animales sumamente ruidosas, para que su llanto no fuera escuchado. Es así como evitaron que Crono se comiera a su hijo y este con el tiempo, mató al padre y rescató a sus hermanos.

Anfitrite

Anfitrite es el nombre que se le da a la hija de la Nereida Dóride, y diosa del mar tranquilo. Ella es la encargada de organizar los cantos de sus hermanas. Fue raptada por Poseidón, que la vio danzando y se prendó de ella. Ella solía ser vista cantando acompañada del dios del mar. Con él tuvo cuatro hijos, uno de ellos fue el famoso Tritón.

Anteros

Era un descendiente de Ares y Afrodita. Anteros nace porque Afrodita quería un compañero de juegos para Eros, ya que el muchacho no crecía en tamaño. Esto era algo que le preocupaba a la diosa. Al inicio, los muchachos eran antagonistas y combatían entre ellos. Con el tiempo todo cambió y Anteros se dedicó a vengar las afrentas a Eros. Cuando una amor promovido por Eros, era atacado intervenía Anteros para solucionar todo.

Antígona

Antígona fue el fruto de la relación incestuosa entre Edipo y Yocasta. Fue una de los cuatro hijos de la pareja. Acompañó siempre fiel a su padre, desde que se extrajo los ojos y se desterró, hasta el día de su muerte en Colonos. Su tío Creonte la condenó a ser enterrada viva. Ella lo enfrentó dando sepultura adecuada a su hermano Polinices, quien fuera acusado por traicionar a Creonte.

Argés

Argés fue uno de los primeros cíclopes, hijo de Urano y Gea, tenía un solo ojo y un temperamento terrible. Junto con sus hermanos Brontes y Estéropes, participó en la batalla contra su padre para ayudar a Cronos a vencerlo. Es famoso por haber forjado el rayo del dios Zeus. Era una criatura muy hábil como artesano, fabricante de muchas de las poderosas armas utilizadas por los dioses.

Atlas

Atlas, era el descendiente del titán Japeto y de la ninfa Clímene, y pariente de Prometeo. Altas fue un gran gigante que combatió en el bando de los titanes en la batalla por sacar a los dioses del Olimpo. En lo que estos vencieron la reyerta, Atlas fue penado a llevar sobre sus espaldillas el peso del planeta y el cielo que le aplastaron a lo largo de su vida.

Uno de los sucesos más afamados en los que participó fue cuando auxilió a Heracles a obtener las manzanas de oro del vergel de las Hespérides, estas eran familia de Atlas. Fue el padre de personajes mitológicos como las Pléyades y de las Híadas. La griega no es la única cultura que tenía personajes mitológicos tan imponentes, para saber más sobre este tema puedes leer, dios Júpiter.

Posteriormente Atlas fue convertido en montaña al ver la cabeza de Medusa, cortada por Perseo y que este le mostró ante su falta de hospitalidad. Como cosa curiosa, el término atlantes, plural de Atlas, designa en la arquitectura clásica a las columnas esculpidas en forma de hombre.

Deja un comentario