El Jinete sin cabeza, historia aterradora y mucho más

Entre mitos y leyendas, las historias son una buena manera de obtener una muestra de las culturas antiguas, el poder que estas escrituras tienen es increíble, cuando notamos cómo han evolucionado entre las generaciones. Te invitamos a leer todo sobre el Jinete sin cabeza, un personaje importante en las historias de terror, desde hace siglos.

EL JINETE SIN CABEZA

El Jinete sin cabeza.

Antes de explorar este personaje debemos aclarar sus características. El Jinete sin cabeza es un personaje ficticio, es decir, que sus historias no son reales, a pesar de lo que muchos piensan, que fue creado alrededor de la edad media. Su uso se ve más reflejado en las mitologías celtas y alemanas, sin embargo, el Jinete sin cabeza que todos conocemos, provienen del relato corto de Washington Irving, un escritor estadounidense, con su historia de Sleepy Hollow.

La historia del Jinete sin cabeza ha cambiado bastante a través de los años, el relato original ya no es tan usado, su esencia, ha sido adaptada para ajustarse a las costumbres y cambios culturales alrededor del mundo.

Es considerado un personaje de terror, debido a que su rasgo más particular es ese, un hombre sin cabeza montando un caballo, aparentemente buscando venganza, sea cual sea el tono que se le aplique a la historia, es capaz de aterrar a cualquier persona.

A continuación, te mostraremos nuestra propia modificación de la historia del Jinete sin cabeza. Si te gustaría leer más contenido como este, te recomendamos explorar este artículo leyendas argentinas cortas, además puedes leer otras categorías interesantes en nuestro blog.

La historia.

En un pueblo triste y sin nombre, alejado de todas las otras civilizaciones, los pobladores tenían un secreto. Entre ellos se contaban la historia del jinete, un hombre que recorría las calles a medianoche en su hermoso caballo negro.

A los más jóvenes del pueblo les parecían tonta esa historia, al fin y al cabo, ¿a quién se le iba a ocurrir recorrer las calles de noche? ¿Qué podía hacer ese hombre tan extraño? Los adultos no mencionaron ninguna palabra, sabían que la historia del jinete era una llena de dolor y que aquellos que la cuestionaron terminarían lastimados, ellos mismos habían visto, cómo aquella figura espectral tomaba venganza en aquellos que se atravesaban en su camino, solo era cuestión de tiempo para que lo vieran de nuevo.

Durante el día más largo del año, el señor más viejo del pueblo reunió a todos los pequeños en su hogar, les explicó que les contaría una historia y que esperaban que escucharan con mucha atención.

Venid todos, reunidos alrededor de mi cama, ustedes ya son adultos, así que les contaré la verdad que maldice a este pueblo” – dijo sonando bastante serio.

Algunos de los niños se empezaron a reír, el señor, muy molesto les dijo que las consecuencias de sus acciones podrían perjudicar su futuro. Una vez todos los niños estuvieron tranquilos, tomó un profundo respiro y se dispuso a relatar la historia del pueblo.

Hace años, mucho antes de que yo naciera, vivía una joven pareja aquí en el pueblo, la mujer, era la doncella más bella de todas, amable, carismática y bien hablada. Su pretendiente, era un joven soldado, que había arriesgado su vida para ganar la guerra y volver con su amada, ambos eran muy felices.

– Empezó a contar el señor con una mirada enamorada – Lamentablemente, lo que aquella mujer no le había dicho al joven soldado, es que su padre quería que se casara con otro señor, el alcalde del pueblo, un hombre codicioso y lleno de poder.

¿Mataron al señor?” – preguntó uno de los niños.

Sí, pero no a quienes ustedes piensan – respondió el viejo – la joven pareja mató al alcalde, este en su último aliento, les dijo que se vengaría hasta que el último de sus descendientes muriera.

¿Y ya? – replica el mayor de los niños, con bastante indiferencia.

Y ya, el soldado, que no era una persona inocente, al contrario de todo lo que los demás pensaban, le quitó su cabeza y la colgó en el centro de la plaza.

Lo que jamás se esperarían, es que años más tarde, ese alcalde saldría por las calles oscuras y tormentosas para robarse uno de sus hijos, cuando el niño desapareció, lo único que habían escuchado los vecinos es como un caballo recorría, galopando sin cesar, así siguió ocurriendo durante años.

Pero… eso es hoy ¿no? – preguntó el más pequeño de todos.

Así es, hoy a media noche verán en la plaza al Jinete sin cabeza.

Después de esa historia tan tétrica, los niños salieron corriendo a sus casas, los más grandes pensaban que todo lo que le había contado el señor era mentira, así que decidieron ir a la plaza a media noche, a observar si verían a tal hombre. Al llegar la noche, el clima se puso extremadamente intenso, los relámpagos caían sin cesar, la lluvia azotaba los techos sin misericordia, asustados, decidieron resguardarse, ya que varios de ellos decían oír los cascos de un caballo chocar contra el suelo.

Los niños se escondieron en un granero y al contarse, se dieron cuenta que les faltaba una persona. Al observar por la ventana, vieron como este desaparecía entre la nada, cuando un rayo iluminó la colina y pudieron observar, cómo el hombre que tanto buscaban se encontraba allí, erguido en un caballo y sin su cabeza.

Cuando llegó la mañana, los niños escucharon sobre la muerte del señor que les había contado la historia y sobre la desaparición de aquel niño. Lo único que los pobladores dijeron sobre él, fue que ya el Jinete sin cabeza había cobrado su venganza de ese año.

Los niños prometieron seguir contando la historia y jamás dudar del Jinete sin cabeza. Hoy en día, en ese pueblo ya olvidado, aún puedes escuchar los gritos de terror y los cascos del caballo, cabalgando por los caminos.

EL JINETE SIN CABEZA

Puedes leer otros artículos como este en nuestro blog, de hecho te recomendamos leer leyendas chilenas para niños

Lo que dicen las mitologías.

La mitología irlandesa habla sobre una criatura sin cabeza, que es reflejada montando un caballo, que durante los días festivos, se dedica a observar desde lo profundo de los campos oscuros, la cual es descrita como horrorosa, con ojos tan negros como la noche y con una sonrisa que te paraliza el alma.

Es también conocido dentro de la mitología como un símbolo de la muerte, aunque su historia original es algo confusa, los irlandeses creían que él predicaba la muerte. Si esta criatura pronunciaba tu nombre, lo más seguro era que morirías a los días.

Por otro lado, la mitología germánica está desarrollado por los cuentos de los hermanos Grimm, quienes se dedicaron a adaptar los cuentos originales de este ser. Dentro de esta escritura, podemos hallar dos cuentos, donde el jinete le advierte a los pobladores que no salgan ni cacen al siguiente día, utilizado un cuerno.

Sleepy Hollow.

Esta historia fue la que más popularidad le dio al Jinete sin cabeza, fue creada por el escritor estadounidense Washington Irving, en 1820. En el relato corto habla sobre un pueblo que se ve aterrorizado por el Jinete sin cabeza, un mercenario que fue asesinado durante la batalla de White Plains, debido a sus conflictos en batalla, la pérdida de su cabeza y su muerte, el jinete sin cabeza se dedica a levantarse como un fantasma buscando su extremidad perdida.

Si te ha gustado este artículo, te invitamos a que sigas explorando las diferentes categorías que se encuentran en nuestro blog, de hecho te recomendamos leer nuestro último artículo sobre mitos y leyendas del mundo.

Deja un comentario