Leyenda del maíz, una historia del pueblo Azteca y más

¿Conoces la maravillosa historia de cómo el  maíz se volvió uno de los alimentos mas importantes para el pueblo mexicano?,  Te invitamos a leer este artículo sobre la leyenda del maíz, para que aprendas sobre esta historia cultural del imperio azteca que ha pasado de generación en generación.

Imperio azteca

Antes de introducirnos a la leyenda del maíz, debemos explorar  sobre el imperio azteca, que es el creador original de esta leyenda. El imperio azteca es conocido de muchas maneras, entre ellas se pueden destacar Triple alianza, Imperio mexica o Imperio Tenochca. Aunque muchos crean que se trata de un período de tiempo, de hecho fue una entidad de control territorial, político y económico que se estableció en la zona central de Mesoamérica.

En la parte formal, la triple alianza o el imperio azteca estaba conformada por solo tres lugares, Texcoco, Tlacopan y México – Tenochtitlan. Sin embargo, la realidad era que el dominio de los mexicas se extendía por todos los territorios que estuvieran bajo el mando de los altépetl. Cuando los españoles llegan a este lugar en 1519, se dan cuenta que las tierras se mantienen en un gobierno unido desde Tenochtitlan, mientras que los otros socios del pueblo, eran relegados a puestos más sumisos.

Estos pueblos le rendían culto a Huitzilopochtli, un dios guerrero, considerado un patrón para los mexicas. Debido a la gran cantidad de pueblos que comprenden la alianza triple, la mayoría de sus lecciones, costumbres y cultura en general, ha podido  ser transmitida de generación en generación hasta nuestros días.

La leyenda del maíz es muy importante para esta cultura y para el resto de México, conociendo que el maíz es una de sus principales bases alimenticias. Por esta razón y más en este artículo te contaremos todo sobre esta leyenda.

Te invitamos a explorar contenido similar a este en nuestro blog. De hecho, te recomendamos este artículo de la caja de Pandora en la categoría de mitos y leyendas.

Leyenda del maíz

La historia cuenta cómo muchos años antes de la llegada de Quetzalcóatl, los aztecas sólo consumían raíces y animales salvajes que lograban cazar. El maíz no era un alimento que consumían, ya que era totalmente desconocido y se ocultaba detrás de las montañas. Los aztecas sabían que si conseguían ese maíz, lograrían encontrarlo obtendrían un gran alimento. Sin embargo, era tan difícil encontrarlo que ni los dioses más antiguos podían mover las montañas para buscarlo.

Tristes y sin esperanza, buscaron a Quetzalcóatl, para pedirles que los ayudara en tal tarea. El dios aceptó y les prometió que buscaría la manera de llevarle tan apreciado alimento. Más que utilizar su fuerza, Quetzalcóatl utilizó un recurso mejor, su ingenio. Así que se transformó en una hormiga negra y en compañía de una hormiga roja, empezó el camino que lo llevaría al maíz.

Durante su trayecto se encontraron varias dificultades extremadamente peligrosas que de no ser por el inmenso poder del dios tal vez no hubieran podido superar. Quetzalcóatl tenía una sola misión, ayudar a su pueblo para que este fuera más próspero, esa meta logró que con empeño, a pesar de todas las adversidades.

Finalmente, llegó a su destino, el dios pudo ver el lugar donde se ocultaba el maíz. Asombrado y aún transformado en hormiga, tomó una grano maduro entre su mandíbula y se dispuso a regresar. Al llegar al pueblo, les entregó el grano de maíz a los indígenas hambrientos que lo esperaban con ansias.

LEYENDA DEL MAÍZ

Más de la leyenda del maíz

Los aztecas se dedicaron a agradecerle al dios su inmensa bondad y determinación, prometieron venerar a Quetzalcóatl por ser un dios bueno que los había ayudado. Los indígenas utilizaron el grano de maíz para plantarlo. Al poco tiempo, ya tenían un maíz completo que les permitió sembrar y cosechar aún más.

El pueblo azteca superó su difícil situación, se estaba alimentando aún más y con su fuerza renovada, hicieron que el pueblo creciera aún más. Con nuevas riquezas, los aztecas empezaron a construir palacios, templos y ciudades enteras, así fue cómo vivieron felices para siempre.

Desde ese tiempo hasta ahora, se le considera a Quetzalcóatl el dios amigo del hombre o el dios del maíz, ya que su ayuda logró que el pueblo azteca prosperara y se volviera importante. Por tradición, se cuenta esta leyenda para recordar el gran favor que les hizo aquel dios.

Si te interesa más contenido como este de la leyenda del maíz, te invitamos a leer este artículo de la leyenda del sol y la luna en nuestra categoría de mitos y leyendas.

¿Quién es Quetzalcóatl?

Uno de los personajes principales de esta leyenda es Quetzalcóatl y aunque es muy conocido para la cultura mexicana, pocos realmente saben quién es. Su nombre en náhuatl es Quetzalcōhuātl que de hecho significa serpiente emplumada. Es conocido por ser uno de los muchos dioses importantes en la cultura mesoamericana. Además, es considerado una divinidad del panteón mexica.

Asociado comúnmente con el color blanco, el es el dios de la vida, la luz, la fertilidad, la civilización y el conocimiento. Por otro lado, varios expertos declaran que es también el señor de los vientos y el comandante del oeste.

Existen muchas historias interesantes acerca de este dios, la más conocida es la leyenda del maíz. Esto, no sólo porque la historia es increíble, sino que los aztecas se encargaron de venerar a Quetzalcóatl por el favor que les había hecho, haciendo que su popularidad creciera y se extendería por los años. Logró también, pasar de generación en generación, el conocimiento de Quetzalcóatl y lo que había hecho no quedó en el pasado. Se convirtió en un símbolo bastante popular que gira en torno a uno de los alimentos más consumidos de todo México.

Si te ha gustado este artículo, te invitamos a que sigas explorando las diferentes categorías que se encuentran en nuestro blog, con artículos llenos de conocimientos increíbles y muy completos. Te recomendamos leer nuestro último artículo sobre el mito del Minotauro.

LEYENDA DEL MAÍZ

Nos interesa mucho tu opinión, así que déjanos un comentario para saber qué piensas sobre este artículo de Leyenda del Maíz.

Deja un comentario