Descubre algunas interesantes Leyendas Chilenas para Niños

Las leyendas chilenas para niños, son una parte importante del acervo cultural de este país. Chile al igual que todos los países, tienen una gran herencia cultural y mitológica, proveniente de su descendencia tan mezclada.

leyendas chilenas para niños

Leyendas Chilenas

Chile posee una de las más ricas culturas de América del Sur, las leyendas chilenas para niños son una gran muestra de ello. Como todos los países de esta zona del mundo, su cultura inicia en las poblaciones indígenas, viéndose luego mutada, por la intervención de la cultura de la colonia española. Si quieres saber más sobre mitos latinoamericanos puedes leer mitos de Bolivia.

Esta gran mezcolanza cultural, ha generado un abanico bien interesante de mitos y leyendas, ya que la población indígena, tuvo la necesidad espiritual de explicar la invasión, y la población visitante, tuvo que intentar explicar las cosas nuevas que encontraron. En fin cada bando intentó interpretar la situación y esto generó esta gran variedad de historias.

Los distritos provinciales de Chile están plenos de mitologías. En este lugar existen muchas historias de mágicas, y que se desarrollan en entornos sobrenaturales. De hecho se ha vuelto todo un atractivo turístico. Los desiertos, las minas, y la naturaleza rupestre chilena, son un gran escenario para que el imaginario popular se desarrolle.

Leyendas Chilenas cortas para Niños

Desde tiempos inmemoriales, las personas han tratado de resguardar su historia, y sus experiencias. Antes de que existiera la lengua escrita, lo hacían por medio de narraciones que pasaban de generación en generación. Esto ha permitido que todas estas leyendas lleguen hasta nuestros días.

Como buena parte de esta cultura se transmitió por vía verbal, se ha perdido algo de su esencia, pero el espíritu básico de la historia se conserva. Es por esto que, en ocasiones, si se cambia de localidad la leyenda cambia un poco, eso a larga enriquece las leyendas chilenas para niños.

La Pincoya

Como en toda historia hay primero que definir algunos personajes, en nuestro caso comenzaremos con Huenchula, esta mujer era muy importante pues tenía el honor de ser la esposa del soberano del mar. Como esta historia se desarrolla en Chile, se debe aclarar la terminología, en esta región a este rey lo conocen como Millalobo.

Para no desviarnos, pues sigamos hablando de Henchula, ella por esos días había tenido una bebé, y por esta razón le pedía a su marido, con muchas ganas, que le permitiera salir del mar, para poder llevar a su hijita Pincoya, a tierra firme para que conociera a sus abuelos, ya que estos no eran gente del mar.

Huenchula, logró que su marido le diera tal concesión, y dejó las aguas para llegar a tierra firme. Llevaba acunada a su niña, cubierta con una manta hecha con plantas del mar. Los progenitores de la mujer, se encontraban anhelantes por la bebé. Sin embargo, antes de que la madre la mostrara, recordó que su marido le había dicho que ningún humano podía verla.

leyendas chilenas para niños

A la niña, su madre la mantuvo cubierta mientras estuvo de visita. Ya cuando se disponía a volver a mar, solicitó a sus padres que vigilaran un rato a la niña, mientras ella resolvía todo para la partida a casa; y además buscaba en la embarcación en la que viajó, los obsequios que les había traído.

Los abuelos de la niña, al verse solos con ella, ya que la madre se había ausentado, no aguantaron la tentación, y terminaron de quitar la hoja que tapaba a la bebé. Pensaron que nada ocurriría, si daban un rápido vistazo a su nieta, nada más que por un segundo. Lo que vieron fue la enorme belleza de Pincoya, era lo más hermoso que habían visto.

Intentaron volver a taparla con la hoja, pero una fuerza invisible no les permitía dejar de verla. En este trance, los encontró Huenchula, que al ver lo que ocurría se puso a gritar con desesperación.

Los abuelos no lograban notarlo, pero Pincoya lentamente, se fue convirtiendo en agua de mar, era límpida y como el cristal. Henchula, la cargó y corrió con ella tratando de llegar a la orilla del mar. Sin pensarlo dos veces, se zambulló y comenzó a nadar hasta donde estaban los dominios de su esposo.

Al encontrarse con él, su niña ya se había convertido en una jovencita. Desde ese instante, la Pincoya, es la que defiende las aguas oceánicas. Cuando los navegantes y sus naves se ven en peligro, es la encargada de calmar los mares, y así puedan llegar con bien al puerto.

Hay ocasiones, en las que se le hace imposible salvar a los marineros, entonces solicita la ayuda de la otra hija de su madre, la sirena, y traslada a los fallecidos a que descansen en paz en el Caleuche. Este es un barco mítico en la que el alma de los humanos descansa por la eternidad.

El Camahueto

El Camahueto, en una de las leyendas chilenas para niños, más entretenida. Es un ser mitológico del imaginario popular, que los habitantes del lugar, describen de forma muy parecida a un ternero. Su porte es muy hermoso, esto se debe a que tiene un pelaje de un color muy particular, es verde brillante.

Su única condición, no es el color de su pelaje, también dicen que posee una especie de cacho, ubicado sobre el centro de los ojos, justo en la zona frontal. Cuentan los mitos, que suele aparecer en Chiloé, aseguran que siempre los camahuetos, nacen en las capas subterráneas de la tierra, a partir de los restos de uno de esos cuernos.

leyendas chilenas para niños

Es un corrillo popular, que las sanadoras, utilizaban el cacho de esta criatura para preparar brebajes curativos. Con esto podían sanar desde males simples, hasta enfermos que se encontraran en malas condiciones, como por ejemplo personas con reuma.

No era fácil el uso de este, muy fuerte condimento, ya que, si se coloca en mucha cantidad, la persona en la que se utilizará sufriría mucho dolor, para el resto de la vida y podría incluso enloquecer.

Hoy en día, en las localidades de Chiloé, se pueden ver en algunas ventas, para turistas, la raspadura de Camahueto, que la venden supuestamente como la cura para cualquier trastorno de salud. Sin embargo, lo realmente le están ofreciendo es ralladura de conchas de mar.

La Lola

Quizás, de entre todas las leyendas chilenas para niños, esta es una de las más famosas, no sólo en Chile, sino que es conocida en muchas partes de Latinoamérica. Este es un mito muy difundido, en todas las regiones donde se practica la minería.

La leyenda se refiere al fantasma de una joven dama, que se puede ver al culminar la luz del día, llevando tras de sí el ataúd de su marido. A pesar de que su nombre era Dolores, todos los que la conocían la nombraban como Lola. Era una mujer muy bella, a quien los muchachos del barrio cortejaban, pues todos la querían como novia.

Era el caso, que su progenitor, tenía la ambición de casar a la muchacha, con algún miembro de una familia prominente, la cuidaba todo el tiempo, y no permitía que ella se saliera con alguien que no fuera de muy buena posición social.

Como esta era una situación asfixiante, sin que él se diera cuenta, la muchacha se fue de la casa y se encontró con un trabajador de una mina, que era muy pobre. De inmediato se enamoraron, y la joven como sabía que su progenitor no aceptaría esta relación, decidió huir con su amado en una fría noche.

Pasado el tiempo, el esposo de Dolores, llegó a ser una persona acaudalada y con poder. Encontró metales preciosos en las minas donde trabajaba. A pesar de todos los antecedentes, la pareja era infeliz, ya que el minero era un hombre infiel a su mujer. Según cuentan los que conocen la historia, un día Lola decidió esperar a su esposo en casa.

Al llegar el hombre a la casa, Lola no dijo nada, en silencio se levantó, y con un puñal en la mano lo hirió de muerte. Al verlo morir, Lola salió y se fue hacia la montaña vociferando cosas sin sentido. Luego volvió al pueblo y les contó a los lugareños que a su marido lo habían asesinado unos ladrones.

Para ella esta mentira, se fue convirtiendo en una realidad, en su cerebro esto había ocurrido así. Se llegó el día, que en medio de su locura, buscó el ataúd donde se encontraba el cadáver del marido, y salió a la calle arrastrándolo, en busca de los asesinos del hombre.

Según cuentan, en las zonas mineras chilenas, aún se llega a escuchar el ruido del ataúd al ser arrastrado por las calles, es por esto que hay que cuidarse en las noches de luna brillante.

El Culebrón

Según los expertos, que son aquellos entendidos que estudian y catalogan, las leyendas chilenas para niños, el mito del Culebrón, tiene el protagonista que más semejanza tiene con la mitología del resto del continente. Para ver más leyendas puedes ver leyendas de Querétaro.

Una muestra de esto, es el ser mitológico mexicano, conocido como Quetzalcoatl, este es un dios de la cultura de este país, y es muy parecido al protagonista de esta leyenda. Este mito que hablamos, dice que en algún momento se vio una culebra de tamaño descomunal. Una de sus características era que su cuerpo era muy grueso.

En los laterales de su cabeza se veía alada, también cuentan que estas sólo las usaba durante la noche, debido a que era de hábitos nocturnos. Cuentan que, por las mañanas, esta culebra se escondía en las profundas cuevas. Igualmente se cree que esta criatura no causó daño a los seres humanos. Su alimento es la sangre extraída de las cabras recién nacidas.

Esto último se relaciona abiertamente con otra leyenda, la del chupacabras, otro mito que en su momento causó gran inquietud en la población rural de Latinoamérica.

El fantasma del Palacio Rioja

El palacio Rioja, se encuentra de Viña del Mar, Chile. El lugar en el que se construyó la edificación era de las parcelas de la Quinta San Francisco, donde habitaba José Francisco Vergara y su mujer Mercedes Álvarez hasta su traslado a Quinta Vergara. En el año 1907 fue comprado por Fernando Rioja Medel.

El nuevo dueño, hizo que en el terreno, se construyera el nuevo palacete, esto estuvo a cargo del arquitecto europeo Alfredo Azancot. Según narraciones de la época, Don Fernando Rioja, era un afamado aristócrata, miembro de lo más elitista de la sociedad. Este casó  a su hija con un noble español.

Una vez realizadas las nupcias, el español regresó a la muchacha a su progenitor, alegando que no era casta y pura, pues había tenido amores con un empleado de la familia, a cual mataron. Según las malas lenguas, por allí se puede ver el espíritu del joven buscando a la hija.

También comentan que el fantasma del dueño, quien falleció en el lugar, se puede encontrar vagando por las habitaciones, totalmente trajeado de aristócrata. Dicen que además, en el salón de música, suelen verlo, donde suele sonar el piano, sin que nadie lo toque. Este salón se encuentra en los subterráneos del lugar, donde funciona un conservatorio de música.

Muchos han contado que los espantan, y que las cosas son cambiadas de lugar, además de ver apariciones, nadie de los que están allí habitualmente, se ha librado del embrujo. El gobierno federal adquirió el edificio el doce de julio de mil novecientos cincuenta y seis, para dedicarlo a la cultura y a ceremoniales. Luego se utilizó como alcaldía.

Por último, en el mes de agosto de mil novecientos setenta y nueve, la edificación pasó a ser el Museo de Arte Decorativo, a pesar de esto para los visitantes, el principal encanto del lugar, son las leyendas de actividad paranormal. Así este lugar quedó como una de las leyendas chilenas para niños.

Leyendas folklóricas para niños

Las leyendas chilenas para niños, son un aporte a la cultura del país, se pueden utilizar, tanto en privado como en la escolaridad formal, es una forma muy amena y alegre, de que los niños aprendan más sobre de dónde venimos, cuáles son nuestras raíces culturales, y lo más importante les permite dar un vistazo a como pensaban nuestros antepasados.

Si esto no es suficiente, existe evidencia documental y científica, de que la lectura en compañía de los familiares, de este tipo de literatura, hace más robusta la unión entre los miembros. Permite que al final de cada lectura se puedan compartir puntos de vista, y esto ayuda a que se conozcan mejor entre sí.

La Añañuca

Si aún no te has enterado, la Añañuca es una especie de floración, que se puede encontrar en la zona norteña de Chile. Es semejante a la de navidad mexicana. Ahora si podemos comenzar con el cuento de nuestra leyenda. Por supuesto aún debemos acotar algo, la zona donde nace esta flor en el Coquimbo.

leyendas chilenas para niños

Ciertamente muy poca gente conoce la verdadera denominación de esta flor, este nombre se le asignó, por una hermosa historia de unos tantos amores, que con el paso del tiempo se volvió un mito. Y pasó a formar parte de las leyendas chilenas para niños.

El cuento que vamos a leer, viene de un tiempo mucho antes de la llegada de los conquistadores a nuestra tierra. Era una época, en la que aquí habitaba una bella muchacha llamada Añañuca, quien se enamoró de un muchacho que pasó por el pueblo, pues este iba en busca de un tesoro que supuestamente se encontraba enterrado en un lugar cercano.

Apenas se vieron quedaron prendados el uno del otro. El muchacho abandonó todo lo que hacía, y contrajo nupcias con la joven. Vivieron con mucha felicidad por largos años. Cierto día mientras dormían, el hombre se despertó sobresaltado, al tener un sueño en donde supuestamente se le revelaba la ubicación exacta del tesoro.

Apenas amaneció, el esposo arregló lo necesario para una expedición, y le informó a su esposa, que regresaría en no mucho tiempo, y que cuando lo viera vendría con sacos completamente llenos de oro. Paulatinamente los días se transformaron en años y su esposo de nunca volvió al pueblo.

leyendas chilenas para niños

Muchas cosas se conversaron en esa época, pero entre todo, una de las cosas que más se escuchó, fue que una aparición de esas que se le aparecen a los mineros, se lo había devorado. No importa si es cierto o no, cabe mencionar que la mujer murió de tristeza. La tarde en la que fue sepultada, las nubes negras cubrieron el cielo por completo.

Era un día muy triste, la pesadumbre se sentía en todo, en el aire, en el agua, los animales estaban tristes, todas las calles se veían sombrías. Luego comenzó a caer un gran aguacero, llovía muy fuerte. Al día siguiente, la gente no daba crédito a lo que veía y es que, sobre la tumba de la muchacha, habían crecido unas hermosísimas flores de color rojo.

Según dicen, no es algo que nos conste, estas flores aparecieron porque el amor de la muchacha, transformó su cuerpo en flores, y así eternamente esperar a que su amor regresara a ella. Para conocer más mitos puedes leer mitos de El Salvador.

El Colocolo

Según la tradición oral del país, el Colocolo es un animal mitológico, que tiene un gusto muy extraño, chupa la saliva de las personas que duermen sin cerrar la boca. El origen o nacimiento de este animal es un tanto peculiar, pues los aldeanos aseguran que se origina de los huevos abandonados que las gallinas de campo extravían.

A estos huevos los incuban culebras, estas los colocan en sus moradas y allí cuidan de ellos hasta el nacimiento de un Colocolo. Luego, al nacer la criatura, la culebra lo entrena para que sepa cómo beber la saliva de la gente.

Cuenta historia de las leyendas chilenas para niños, que un señor y su mujer e hijos, adquirieron una vivienda en el campo y se fueron a vivir en ella. Todo estuvo bien, hasta que una mujer del vecindario les alertó, que no se habían mudado a un lugar tranquilo. Les dijo que lo mejor que pueden hacer era irse de ahí, ya que en ese domicilio los antiguos dueños habían muerto a causa del Colocolo.

El hombre no escuchó la advertenci, y simplemente lo tomó como una superchería de campesina. Agradeció el aviso y quedó con la convicción de que nada de lo que le dijeron era cierto, pensó que si aparecía algún animal lo mataría y ya.

leyendas chilenas para niños

Al anochecer, se fueron a dormir plácidamente, cada uno en su correspondiente cuarto. De improviso, un fuerte alarido despertó a la esposa. Al voltear a ver de dónde provenía el sonido, lo que vio fue a su esposo con una mirada de terror. Ella saltó de la cama y encendió lo más pronto que pudo una vela.

El hombre, no tenía nada de humedad en la cavidad oral y esto le impedía respirar, algo grave le ocurría. Al amanecer, la esposa y los hijos dejaron la vivienda. Nadie se le ocurrió mencionar que posiblemente, la muerte del esposo la ocasionó el Colocolo, pese a eso, aquella casa jamás volvió a alquilarse.

Pasaron muchos años y un día la casa se incendió sin ninguna explicación, nadie entendió que inició el incendio. Se rumorea que fue un intento por acabar con la criatura, era esto o simplemente tirarle piedras en cuanto lo vieran.

Leyendas de Terror

Las leyendas chilenas para niños, tiene también entre ellas mitos de terror, estos son cuentos que generan miedo entre quienes los leen o escuchan. Esto lo consiguen, porque son historias llenas de elementos sobrenaturales, que despiertan la imaginación y producen sensaciones de miedo.

Muchas de estas leyendas, son modificaciones de cuentos de siglo dieciocho, para infundir temor en el lector. En el fondo la mayoría vienen siendo crónicas muy antiguas del continente.

La Calchona

Según el saber popular chileno, el personaje conocido como la Calchona, fue una bruja que habitaba con su esposo y dos retoños. Sin embargo, ellos no estaban enterados de que realmente ella tenía poderes mágicos y practicaba la hechicería. En el sótano de su casa, la mujer tenía varios frascos en los que almacenaba ungüentos.

Estos menjurjes, eran preparados con magia y si eran utilizados sobre alguna persona, esta era convertida en la forma animal que la bruja decidiera, esto era un gran secreto, que le guardaba a su familia.

Otra historia que se cuenta es que, al anochecer, la bruja ponía un encantamiento alrededor de su casa, de esta forma impedía que ni su marido ni sus hijos se levantarán en horas nocturnas y de esta forma, ella se podía dedicar a lanzar conjuros a diestra y siniestra, sin el peligro de ser descubierta.

Una de sus costumbres, más habituales, era usar uno de sus ungüentos, para poder transformarse en animal de granja negro. Con este aspecto lograba, andar por las praderas sin que nadie reparara en ella. Una noche que estaba a punto de abandonar su domicilio, se le olvidó lanzar el conjuro que dormía a sus hijos, por lo que estos la vieron transformarse.

Los niños, tomaron el envase que su madre utilizó y dejó sobre la mesa, y se embadurnaron con el contenido la cara. En un instante muy rápido, sus cuerpos se convirtieron en pequeños animales del campo. Al principio los niños estuvieron muy felices, pues pensaron que sería divertido salir a pasear disfrazados por el bosque.

Pasado un rato, luego de juguetear como animalitos, cayeron en cuenta de que no tenían idea de cómo regresar a su forma original, en ese momento se pusieron a soltar lágrimas con mucha pena. El llanto de los infantes, provocó que su padre se despertara. El hombre se sobresaltó al notar que en su casa sólo había un par de zorritos y su mujer no estaba.

El hombre buscó a su mujer por toda la casa y no la encontró, pero sí pudo notar el frasco vacío en la mesa. En ese instante vino a su mente el dicho popular, que afirma que las hechiceras utilizan ungüentos para convertir a los seres humanos en animales. Buscó por toda la casa, hasta que encontró oculto en el sótano el lugar en donde estaban los ungüentos.

Leyó uno por uno, hasta que dio con el frasco que estaba etiquetado como correctivo. Se lo aplico a los pequeños zorros, y al instante esos se volvieron niños nuevamente. Al poner a salvo a sus hijos, el hombre tomó todos los demás tarros y vació el contenido de estos en el río. Seguidamente, tomó a sus hijos y abandonó la casa lo más pronto posible.

Cuando la hechicera volvió a su casa, al entrar se pudo dar cuenta de lo que había ocurrido, su esposo y sus hijos ya nos estaban. Rápidamente se dirigió al depósito donde guardaba las cremas, en el lugar solo quedaban los restos de lo que había botado su marido.

Se echó lo que encontró de pomadas, en sus manos y en el rostro. Con esto solo estas partes volvieron a la forma humana, las otras partes de su anatomía siguieron teniendo forma animal. Por esa razón, algunas noches los campesinos afirman que se puede escuchar balar a una oveja, quien busca a sus hijos desesperadamente.

En el argot popular, se cuenta una variación de esta leyenda, donde se cuenta que las personas ponen un envase con alimento a la Calchona, pues consideran de buena suerte ser amables con ella, pues se trata de una criatura mitológica completamente inofensiva, puesto que los años que ha pasado buscando a su familia, le han servido para arrepentirse de todos los males.

El Basilisco

Uno de las historias más raras de las leyendas chilenas para niños, es la del ser mitológico conocido como en Basilisco. Este animal fue engendrado de la mezcla de los genes de una serpiente y un ave de corral. Para aprender más sobre este tema lee mitos romanos.

La gente del campo, aseguran que durante el paso de las estaciones, aunque sea una vez pueden toparse, con unos doce huevos que no entienden de qué animal son. Ampliando la descripción de esta criatura, podríamos decir que se trata de una bestia que ostenta una cabeza de gallo.

Además el aspecto de reptil se puede apreciar, por tener el resto del cuerpo con escamas, además de ser similar al cuerpo de una culebra, y sus patas son proporcionales a las de un lagarto. En el momento en el que el Basilisco nace es casi igual a un renacuajo. Por ello, las personas que lo llegan a ver, no se sienten alarmadas.

Este animal, crece muy rápidamente, llega a la adultez en tan solo unos días. Cierto grupo de gente, tienen la firme creencia, de que esta bestia es capaz de dar muerte a la gente que se le ponga de frente. La víctima se queda petrificada durante aproximadamente cuatro horas.

Luego de este período de cuatro horas, la víctima comienza a sufrir de intensos síntomas, como miembros acalambrados, fuertes dolencias, esto se va incrementando hasta que a la larga afecta su corazón o pulmones y la persona fallece. Como siempre, hay varios puntos de vista cuando de esto se trata y es que existen personas que aseveran todo lo contrario.

Otra parte de la población, cuenta que, si uno se encuentra con el Basilisco, sin importar si la bestia lo ve o no, simplemente debe correr lo más fuerte y rápido que pueda, de esta forma se logra escapar y así obtener una distancia que impida el ataque de la criatura.

Como en todos los mitos o leyendas, para la misma criatura existen muchas versiones. Hay una que afirma que este ser, busca de entrar a las casas mientras sus habitantes duermen. Si no se está pendiente, y lo permiten los habitantes, la bestia los utilizará de alimento, mientras están congelados por su mirada. También se dice que posee un veneno muy poderoso.

Claro está, si alguno de los habitantes de la casa invadida por la criatura, se da cuenta de la presencia del animal, este inmediatamente se ocultará en algún rincón oscuro y cuando todo vuelva a estar tranquilo, se irá sin tomar nada.

leyendas chilenas para niños

El Cuero

Esta es una de las leyendas chilenas para niños más extrañas, la criatura a la que llaman el cuero, prácticamente se la puede encontrar en todas partes, pues le gusta habitar en cualquier lugar que tenga agua, puede ser de cualquier tipo, mucha o poca, es decir, si hay humedad ella puede estar allí. Sin embargo, su hábitat preferido son los pequeños riachuelos u oscuras lagunas.

En cuanto a cómo se ve físicamente, pues como su denominación lo indica, su aspecto es el de una piel de vaca, es decir un cuero. La población autóctona del lugar, que fueron los primeros en mencionarlo, le dieron también el nombre con el que hoy lo conocemos. En uno de los extremos de su ser, posee unas fuertes, afiladas y largas garras.

Esta pareciera ser una forma demasiado simple de describir a esta criatura, pero no hay mucha gente que la haya podido detallar, hasta ahora nadie ha hablado de cómo es su cabeza, los que la describen dicen que se encuentra cubierta por una suerte de tentáculos que desembocan en dos puntos de color rojo, los cuales se cree que son nada más y nada menos que los ojos.

Lo que sí es coincidente en cada variación de los avistamientos, y todos lo describen igual, es que lo que se supone es su boca, se encuentra en la parte central de su físico, y la utiliza para beber toda la sangre de las personas que se convierten en sus víctimas, esto lo hace a través de la piel.

Al tener tanta preferencia por el agua, este ser es capaz de nadar, con esta habilidad puede atacar desde donde quiera, es muy difícil ponerse a salvo, ya que se puede desplazar por tierra y por agua. Uno de los poderes más conocidos del Cuero, es el poder dominar el agua a su antojo. Él puede hacer subir o bajar la crecida del río, con tan sólo desearlo.

No conforme con todo esto, tiene el poder del hipnotismo, con eso congela a sus víctimas. De esta forma logra mantenerlas inertes, sin poder defenderse o huir, mientras él les bebe la sangre a través de la piel. Ahora mismo se me viene a la mente el relato que habla sobre una joven mujer que se encontraba lavando ropa a la orilla de un apacible río.

Esta jovencita muy distraídamente se encontraba en su quehacer, así estaría de dispersa que no se dio cuenta de que algo se acercaba a ella. Estaba siendo acechada nada más y nada menos que por El Cuero. La bestia esperó el preciso instante en el que la joven metió una de sus manos al agua, para jalarla y succionarle toda la sangre en cuestión de segundos.

Un día después, el cadáver de la joven totalmente frío, fue hallado por la gente que salió temprano a trabajar, en aquel triste campo chileno. La pobre muchacha no tuvo tiempo de nada, pues se encontraba en el ambiente favorito de la criatura.

Esta clase de mitos siempre tienen un gran componente de realismo mágico, esto es algo tan interesante que vale la pena mencionarlo. En este caso, si la persona está segura que en su localidad hay una de estas criaturas, sólo puede ponerse a salvo, y asegurarse contra sus ataques, colocándose al lado de un Machi.

El Machi es una persona que hace una magia específica para que El Cuero, venga a él y así poder alejarlo lo más que pueda de algún ambiente acuoso. Ya cuando el animal esté en la tierra, lejos del agua, el hechicero le tira unas ramas de calafate, un arbusto de la región andina que se caracteriza por tener unas ramas extremadamente duras.

Esto realmente es un truco para engañar al Cuero, este al caerle la rama encima, piensa que es una buena víctima y que le podrá chupar la sangre. En el momento que la ataca, como el arbusto es muy espinoso, el animal lo único que traga son espinas, que se le entierran por dentro causándole una muerte lenta y dolorosa.

El Caleuche

Hay leyendas que por interesantes, merecen ser contadas, este es el caso de esta historia, en ella hablaremos del Caleuche. Es un mito que se ha ganado su puesto en las leyendas chilenas para niños, y no puede haber ninguna recopilación sin ella.

Esta es la historia de un barco fantasma, las cuales son grandes historias de horror. Es el relato de una nave que viaja sin rumbo fijo sembrando el miedo a su paso. Dicen los narradores de cuentos, que va a la deriva por los mares aledaños a la población puerto de Chiloé, así como por los canales que se encuentran al suroeste.

Este barco no navega por cuenta propia, tiene unos tripulantes, que son unos muy poderosos brujos y hechiceras. En las horas nocturnas cuando la luna está en su mayor tamaño, es posible ver pasar esta embarcación con el velamen totalmente izado, y mientras navega se puede escuchar una música, interpretada por una variedad de instrumentos.

Cada tanto mientras se ve el barco, una espesa bruma neblinosa lo tapa, esta la produce el mismo barco. Además, es de conocimiento popular que al buque no es posible mirarlo mientras es de día. No obstante, si por algún motivo, alguien se trata de acercar a él. De inmediato el barco se transforma en una tabla de madera que es imposible de atrapar.

Las personas que intentan agarrar esta tabla de madera, se internan cada vez en el mar, pues la tabla los esquiva, y si no se dan cuenta corren el gran riesgo de perderse para siempre, la tabla jamás permitirá que la atrapen. En otras ocasiones, el barco se transforma en roca y sus tripulantes se convierten en pájaros.

leyendas chilenas para niños

Los ancianos siempre cuentan que aquellos, que viven en la nave, realmente son seres humanos que por alguna desgracia, fueron embrujados y así los esclavizaron en el barco, y allí estarán navegando para siempre. Por si esto fuera poco, se dice que todos y cada uno de ellos tienen una pierna atada a la espalda. Eso significa que, para andar, necesitan dar saltos.

Algo más que se comenta, en los mitos, es que aparte de estar obligados a estar navegando por siempre, ninguno de los del barco puede recordar cómo se llama, ni de dónde viene, mucho menos cómo llegó hasta allí. Esta es una de las leyendas chilenas para niños.

Como cierre para esta leyenda, las personas que viven en los pueblos donde se puede avistar el barco, advierten a todos los no conocedores de ella. Les dicen, que si en algún momento ven el barco, no lo miren de frente, porque corre el riesgo de ser castigado por atreverse a mirar un barco manejado por brujos.

El paso del Diablo

Este es uno de los mitos de la zona de Antofagasta, Chile, específicamente hasta Chiu Chiu. En los tiempos prehispánicos, este lugar formaba parte de la ruta que tomaban lo Incas. Cuando culminó el período de la conquista, y con esto el proceso de adoctrinamiento de los indígenas, para convertirlos en católicos, este sitio pasó a ser la casa de la Iglesia de San Francisco.

Este es el templo católico más viejo que aún se puede ver en Chile, se edificó en el año de mil seiscientos once, y actualmente se considera por parte del Estado como un Monumento Nacional. De su historia y características se puede decir mucho, pero en esta ocasión, nos centraremos en el río salado.

Este río es un afluente de aguas que inicia en donde se encuentras más de treinta afluentes térmicos, en una poza en una base volcánica, El Tatio, y su desembocadura se encuentra en el Loa, este es considerado el río de mayor longitud de todo Chile. Aquí se desarrollan leyendas chilenas para niños.

Al atravesar las zonas desérticas, el río está colmado de muchas historias todas ellas míticas, cuentas sobre personas que se pierden de modo inexplicable, o que simplemente desaparecen. Hablan de fallecimientos sin explicación ni razón, y muchos eventos que llenos de misterio que solo pueden ser considerados sobrenaturales.

Una de estas tantas leyendas se da en intersección por Chiu Chiu, allí existe un puente para poder ir de una zona a la otra, al cual le dieron por nombre el cruce del demonio. Este lugar es considerado maldito, y los pobladores le tienen mucho miedo, negándose incluso a estar cerca del lugar cuando ya está entrada la noche.

leyendas chilenas para niños

Cuentan que de las aguas del río, emerge un demonio con un puñal entre los dientes, que baila e invita a marcharse con él a cualquiera que se encuentre a su vista. Si la persona se deja convencer, el demonio la asesinará con el puñal y se llevará su alma. Si quieres más historias de terror puedes leer cuentos de terror largos.

El que va al lugar durante el día, solo puede pensar que es un lugar hermoso, con unos paisajes naturales magníficos, por lo que es muy visitado por los turistas, y por gente que le gusta hacer expediciones. Muchos otros, a los que les atrae el turismo sobrenatural, lo visitan de noche para ver si logran ver al mentado demonio.

Leyendas Chilenas para Niños mitológicas

Para finalizar el articulo, nos gustaría enseñarles unas tres leyendas con rasgos mitológicos de este interesante país de Sudamérica, que de seguro a los niños encantará.

La piedra del león

Cuando los conquistadores españoles llegaron al pueblo de San Felipe, a no mucha distancia de la región norteña de Santiago, había muchos felinos salvajes. Eran muy grandes, y se podía verlos recorrer el lugar compartiendo los terrenos con la población autóctona.

En una de las tantas montañas, de las cercanías de San Felipe, conocido como Yevide, habitaba una bella felina, que se había convertido en madre con dos hermosos cachorros, fuertes y alegres. Ella se alejó en busca de comida para sus hijos, y unos arrieros que pasaron por allí se llevaron a las crías.

La mamá puma, mortificada, comenzó una búsqueda infructuosa. Al caer la tarde, se quedó muy triste al lado de una roca que era muy grande, desde allí rugió muy fuerte por su tristeza, fue tan fuerte que los del pueblo pudieron oír su lastimero lamento. Esta es una de las leyendas chilenas para niños.

La triste criatura decidió marcharse, y a partir de ese momento no se pudieron ver nuevamente a los felinos por la zona. Incluso en los momentos actuales, por las noches más frías, las personas del lugar, dicen que pueden oír el lamento de la madre felina, y están convencidos que es el espíritu del animal que aún reclama a los hijos que perdió.

La laguna del Inca

En algún momento anterior a la conquista por parte de España, los Incas lograron ampliar su dominio, llegando hasta la parte central de Chile, de esto los arqueólogos han hallado muchas evidencias, además de las leyendas que quedaron para riqueza de la cultura chilena.

Es por esta zona, en el lugar llamado Portillo, donde se encuentra ubicado un famoso centro turístico, a poca distancia de la ciudad de Santiago, se puede ver un lago de color verde, conocida como la laguna del Inca. Cuenta la leyenda que el inca Illi Yupanqui se enamoró de la hermosa princesa Kora-llé. El amor correspondido, se sellaría en una ceremonia matrimonial.

Se realizaría la boda en los alrededores del borde de la hermosa laguna del lugar. Siguiendo la costumbre, al culminar el rito, la hermosa joven con su traje de bodas y su joyería, descendería por las laderas junto con todo su cortejo. El sendero era muy pequeño y con muchas piedras sueltas, esto hizo resbalar a la novia y ella cayó al vacío.

Illi Yunpanqui lleno de angustia corrió hacia su amor, y la encontró ya fallecida a las orillas del agua. Estaba muy triste y pesaroso, y como no creía, que hubiera una tumba lo suficientemente majestuosa, para que su amada descansara en paz, decidió que el cuerpo fuera depositado en las profundidades de la laguna.

La princesa se amortajó con las más finas telas blancas, y sus restos hundidos en lo más profundo de la laguna. Mientras los restos descendían, el líquido de forma mágica se tornó de verde esmeralda, que era el tono de verde de los ojos de la novia. Desde entonces se dice que la Laguna del Inca está encantada.

En los días tranquilos, cuando miramos bien, se puede ver el alma del príncipe vagando y en llanto por la ausencia de su prometida. Si vas por la tarde de un día frío, seguro logras escuchar los lastimeros quejidos del Inca que nunca dejo de amar a su mujer. Esta es una triste de las leyendas chilenas para niños.

El Alicanto

En las zonas mineras de Chile, habita el Alicanto, esta es un ave mitológica, que según la leyenda, es de color dorado, con ojos color rubí. Este animal mítico, vive en el fondo de las minas, donde acumula grandes tesoros. Muchos mineros se han perdido tratando de dar con la guarida del ave.

Esta ave, vive en los cerros, justo donde se pueden encontrar grandes filones de minerales preciosos y materiales valiosos, de los cuales este animal se alimenta. El poder ver a un Alicanto, es algo que trae buena suerte, porque si logras seguirlo hasta su refugio, encontrarás oro, plata u otros metales preciosos. Aunque no siempre resulta ser una buena señal.

No todo el que lo observa, encuentra buena fortuna, el animal tiene la habilidad de poder ver el corazón del que lo sigue. Si esta gente es codiciosa y avara, el ave lo perderá por los túneles de la mina, colocándolo en los lugares más peligrosos, y recónditos. De allí no podrá volver a salir, ni encontrar alimento o refugio.

Según los lugareños, cuando alguien se extravía, tienen que pedirle con mucha fe a la virgen de Punta Negra, para que los oriente, y así lograr hallar la ruta más segura para llegar nuevamente a el hogar. La tradición indica que puede ser una buena forma de evitar la perdición por causa del Alicanto.

Forma parte de la leyenda que el ave, brilla tanto que es casi imposible mirarlo directamente, su plumaje es muy brillante pues se dice que está hecho de oro, ya que con este mineral se alimenta, como nota curiosa si se alimentara de plata, su pelaje sería de un brillante color plateado. Esta es otra de las leyendas chilenas para niños.

Como una nota curiosa, cuando este animal se alimenta, ingiere grandes cantidades del metal precioso. Este exceso de peso le impide volar, por lo que debe desplazarse caminando, esto no es considerado una desventaja por al ave, ya que no deja huellas al caminar y no podrán seguirlo. También te puede llega interesar además los cuentos de terror inventados.

Sobre el Alicanto se dicen muchas cosas, una de ellas es que si logras seguirlo, e intentas llevar su oro por razones mezquinas, él cerrará la puerta del recinto y el egoísta, quedará encerrado con el tesoro, allí morirá con una gran fortuna pero encerrado. Pero si la persona es noble ave le dará oro y le mostrará el camino de salida.

Deja un comentario