Mito de Narciso, que da nacimiento a esta palabra

¿Cuál es el límite del amor propio? ¿Te imaginas amarte tanto que ya no puedas relacionarte con otras personas? Te invitamos a leer el mito de Narciso, una historia increíble, que nos deja ver cómo el amor propio excesivo te puede llevar a tu propia muerte.

MITO DE NARCISO

Origen del mito de Narciso.

Si buscamos el origen del mito de Narciso, nos encontramos que este fue creado en la de la mitología griega, la historia contaba sobre la vida de un joven muy particular, cuya apariencia física era la envidia de todos, alto, atractivo y llamativo, todos los hombres y mujeres eran incapaces de resistirse a sus encantos. Lamentablemente, Narciso tenía un defecto muy grande, su amor propio.

Durante años, rechazó a cada uno de sus pretendientes, lastimosamente, entre ellos se encontraba una hermosa ninfa llamada Eco, que sin saberlo, sería quien terminaría con la vida de Narciso como venganza.

Versión  grecolatina.

Si existe algo que debemos tener en cuenta es que los mitos son una manera de entender a las culturas, es decir, podemos observar cómo los mitos son creados para retratar las creencias de una población, que incluso cuando evoluciona y cambia, sigue dejando la misma esencia original.

La versión grecolatina del mito de Narciso, habla de un joven vanidoso e insensible, que fue castigado por los dioses, debido a que durante su vida se dedicaba a rechazar a sus pretendientes. Su creación tiene un fin bastante claro, moralizar a los jóvenes griegos de esa época para que no se comportaran de la misma manera. Se han encontrado dos fragmentos que hacen referencia a esta historia.

MITO DE NARCISO

Por otro lado, la historia helénica retrata como el joven Ameinias está enamorado de Narciso hasta que este lo rechaza, curiosamente, él le regala una espada a Ameinias, el cual la usa para suicidarse en la casa de Narciso, mientras muere le ruega a la Diosa Némesis que castigue a su amado para que conozca el dolor de un amor no correspondido.

Némesis maldice a Narciso, haciendo que este joven se enamore de su propio reflejo, el sin saber que era su propia persona, trata de cortejarlo hasta que cae en la horrible realidad de que es su reflejo, por el dolor el usa la espada que le regalo a Ameinias para suicidarse. De su muerte, se crea una hermosa flor en su lugar.

Puedes leer más artículos como este del mito de Narciso en nuestro blog, de hecho, puedes leer mitos romanos en la categoría de mitos y leyendas.

Versión romana.

La versión romana del mito de Narciso es considerada la versión clásica, expandida y conocida alrededor del mundo. Ovidio cuenta que existe un joven llamado Narciso, hijo de una relación entre una ninfa y un dios, su vanidad y belleza era altamente conocida. El vidente de Tiresias afirmó que Narciso viviría hasta una avanzada edad siempre y cuando este no viera su reflejo.

La ninfa Eco se enamora de Narciso y este la rechaza, Eco entonces decide vivir su vida en soledad, cuando muere, le pide a Némesis que le imparta un castigo a Narciso. Influenciada por el dolor hace que Narciso se enamore de su reflejo. Existen varios finales de esta historia, el primero es que Narciso se suicida al no poder obtener su reflejo, el segundo habla de cómo se ahoga al ver su reflejo en el agua y el último, explica que Narciso se encuentra en el inframundo, sufriendo en una cadena perpetua observando únicamente su propio reflejo.

La historia completa.

El gran imperio griego era algo de admiración, sus calles, llenas de gente, solo demostraban la energía de un poblado. Entre la multitud, se encuentra un joven llamado Narciso, su belleza era popular entre los hombres y mujeres que habitaban allí.

Todo un galán, Narciso conquistaba incluso hasta el corazón más roto. Lo que nadie sabía de él, es que detrás de su hermosa fachada, se escondía uno de los defectos más grandes que se podían observar en un ser humano, su amor propio era tan excesivo, que era incapaz de amar a otro ser.

Sus pretendientes eran muy variados, personas guapas, inteligentes y de inmensas riquezas trataban de conquistar y enamorar al joven, sin embargo, les fue imposible, ya que el ego y la vanidad de Narciso eran tan grandes, que despreciaba a todos sus pretendientes.

Un día rechazó a Eco, una ninfa de hermosa belleza y preciosa voz. Eco, a pesar de su belleza, no podía hablar ya que había sido maldita por Hera, su belleza causó tantos celos a la diosa, que esta la destino a ser incapaz de hablar oraciones completas, lo único que podía hacer era repetir la última palabra de lo que dijeran los mortales.

Narciso no tomó enserio las declaraciones de amor por parte de Eco, al fin y al cabo, su belleza no era comparable con la del mismo. Destrozada, Eco huye del lugar, escondiéndose en las cuevas para pasar el resto de su vida sola y triste.

Cuando se encontraba en las puertas de la muerte, Eco le rogó a Némesis, la deidad de la venganza y la justicia divina, que hiciera sufrir a Narciso todo lo que ella había sufrido por él, el dolor de no poder estar junto a su ser amado había destrozado a Eco, así que se aseguraría, aun en su lecho de muerte, que Narciso sintiera lo mismo.

Némesis, maldice entonces a Narciso para que se enamorara únicamente de su reflejo, destinando a un sufrimiento parecido al que había tenido que sufrir aquella ninfa. Eco, sin saberlo, condenó a muerte a Narciso.

Sin saber nada sobre la maldición, Narciso se dirigió al río Estigia, como lo hacía siempre cuando deseaba librarse del calor. Al acercarse al río, logró observar su belleza, enamorado de lo que veía, se fue acercando más y más hasta que finalmente, se cayó en el lado.

Debido a que estaba solo, nadie pudo ayudarle, murió ahogado por su ego de observar su propio reflejo. Es así con la maldición de Némesis, Eco había logrado su venganza, no solo había logrado la muerte dolorosa de Narciso, sino que también, lo había condenado a vivir su vida en el inframundo, observando su única compañía, su reflejo.

Si te interesan más artículos como este del mito de Narciso, te recomendamos leer mitos de Bolivia en nuestra categoría de mitos y leyendas.

¿Qué es el complejo de Narciso?

Detectar la influencia de los mitos en la vida real no es tan difícil. El complejo de Narciso, es una teoría creada por Sigmund Freud, que explica dentro de la mente humana existe una sobreestimación sobre el propio ser, lo que implica que en vez de dirigir el amor a objetos amorosos diferentes a nosotros, algunas personas buscarán encontrar en otros rasgos de su propia personalidad hasta encontrar una perfección absoluta.

Las personas narcisistas entonces solo buscan un amor perfecto que realmente no van a encontrar, al fin y al cabo, es imposible encontrar una persona perfectamente idéntica. Así mismo, estas personas solo son capaces de encontrar amor en sus propias personas, les cuesta demostrar empatía a otros y son extremadamente egoístas.

Si te ha gustado este artículo, te invitamos a que sigas explorando las diferentes categorías que se encuentran en nuestro blog, con artículos llenos de conocimientos increíbles y muy completos, de hecho te recomendamos leer nuestro último artículo sobre personalidad de Piscis.

Nos interesa mucho tu opinión, así que déjanos un comentario para saber qué piensas sobre este artículo del mito de Narciso.

Deja un comentario