Descubre las creencias populares y Mitos de El Salvador, aquí

El Salvador, es una región que cuenta con gran variedad de historias fantásticas, clasificada en diversos géneros, pues encontramos Mitos de El Salvador de terror, populares, religiosos, entre otros. Los personajes de estas historias van desde dioses ancestrales hasta personajes con poderes sobrenaturales.

mitos de El Salvador

Mitos de El Salvador

El Salvador, es uno de los países de Centroamérica que se ha dado a conocer en el mundo, a través de la promoción que han tenido sus increíbles historias o leyendas, caracterizadas por ser misteriosas, siendo este el principal ingrediente para la atracción del espectador.

Los Mitos de El Salvador, se han originado desde tiempos ancestrales, y una prueba de ello, es que el contenido de varias de las historias, data del tiempo de la colonia, cuando el territorio fue invadido por los españoles. Para conocer mitos de otros países puedes revisar el artículo llamado Mitos de Honduras

También se describe a través de estas historias, el cómo se fue poblando cada una de las regiones que conforman el país y hasta el origen de sus nombres, relacionándolo con alguno de los personajes o sitios naturales. Están también los mitos  que representan historias donde se resaltan elementos que identifican las tradiciones y cultura de El Salvador, el quehacer cotidiano, personajes populares, entre otros.

Estos Mitos de El Salvador, han permanecido con el paso del tiempo porque se han pasado de generación a generación, como una especie de legado dentro de las familias salvadoreñas. Muchas de las historias aunque religiosas o de terror, se crearon con la finalidad de dejar una moraleja dirigida tanto a niños como a los adultos.

Características

Una de las características principales que ostentan los Mitos de El Salvador, es que todos sus cuentos son de corte popular, es decir, que están arraigados a la cultura de los pueblos, ya que a pesar de no existir un registro oficial de que los hechos que los sustentan hayan ocurrido, existen quienes pueden dar fe de que si pasaron.

Otra de las características con las que cuentan, es que todas sus narraciones son fabulosas y exuberantes, donde sus protagonistas son personajes que muchos aseguran que existieron en la vida real.

El contenido místico y de hechicería, también está muy presente en las historias, donde se habla de la existencia de duendes, animales poseídos y de fantasmas y otros espectros sobrenaturales.

A través de este tipo de tradición oral, se cuentan la historia de dioses y ancestros aborígenes, y de cómo muchas de esas actuaciones, se transformaron con el paso del tiempo, pero que aún se siguen manifestando.

mitos de El salvador

Dioses, los personajes comunes de los Mitos

Como ya se ha venido indicando, la mayoría de los personajes en los Mitos de El Salvador eran dioses ancestrales que tuvieron un papel importante en los tiempo de la colonia y es a través de estos cuentos, que se les rinde tributo a sus grandes poderes.

Algunos de estos dioses eran: Anona Frodita, llamada la diosa lejana, ya que nunca apareció cuando se necesitó de su presencia. Dechotus, el dios del comercio en la mitología salvadoreña, con mucho talento para los negocios, aunque también se dice que le faltaba pasión en sus emprendimientos.

Huevonius, el dios perezoso, caracterizado físicamente con los ojos casi cerrados y estirándose todo el día como señal de flojera. Era muy negligente en el cumplimiento de sus labores. Pereque, el dios de las contradicciones, conocido también con el nombre de “Tuntunius”. Tenía el aspecto de un duende y se aparecía solo por las noches para acosar a las mujeres rubias.

Queton Tuzeus, considerado como el dios de la torpeza. Es caracterizado con un cuerpo musculoso, de cabeza tonta y hablar tartamudo. Tláloc, era considerado como uno de los dioses más importantes de la mitología de El Salvador, el dios del rayo y de la lluvia. Aunque muchos lo adoraban, otros le temían pues era también el dueño de los truenos y el granizo.

Existen otros dioses de los que, a pesar de no contar con muchos datos sobre ellos, de igual manera se mencionan dentro de los Mitos de El Salvador, tales como: el dios Pinochius; el dios voz de grillo; el Hada Mamola y el duende constructor, entre otros que aun sus nombres no han sido codificados y por tanto no aparecen sus registros.

Mitos de El Salvador más populares

Como ya hemos mencionado, los Mitos de El Salvador, cuentan con una clasificación la cual contempla el registro de los más populares. Dentro de la lista se destacan algunos que vamos a mencionar a continuación, que se han divulgado más allá de las fronteras del país

El Cipitío

Una de las más populares sin duda alguna es El Cipitío o Cipit, que es su nombre dentro de la lengua nahuat, cuyo significado es niño. Y es que precisamente, su característica principal es que tiene el aspecto de un niño de unos 10 años de edad.

Se consideraba como un ser místico, que mostraba sus grandes habilidades y poderes sobrenaturales, pero era inofensivo ya que, como niño al fin, solo buscaba divertirse, sin causarle daño a nadie. ​La historia cuenta que El Cipitío, era hijo de Sihuet, quien dentro de la mitología de El Salvador, era la diosa lunar.

Se dice que la diosa, concibió a su hijo, producto de un engaño, de una infidelidad. Tal hecho, requirió de la intervención del dios Tláloc, el líder de los dioses, quien convirtió a Sihuet en mortal como un ejemplar castigo, obligándola a andar por el mundo como una simple vagabunda.

Pero, aquel dios no se conformó con eso y también castigó a la pobre criatura, condenándolo a no crecer nunca y quedarse para siempre como un niño de 10 años de edad. El comportamiento inmoral de su madre, influyó en El Cipitío, al punto de que por muchos siglos, fue tildado de dios del adulterio y las relaciones prohibidas.

Su mito lo ha caracterizado como un niño alegre, de carcajadas ruidosas, que vaga por los rincones, de gran barriga, llevando como ropa una manta de color blanco y sandalias amarradas, más un sombrero de material de palma, con forma puntiaguda y alado.

Otra de sus características, como un poder sobrenatural, podía teletransportarse. A pesar de ser inofensivo, le gusta perseguir a las muchachas bonitas, las cuales, para poder alejarlo, solo tienen que comer en el baño para que le dé mucho asco y termine marchándose rápido del lugar.

La Cuyancúa

Este es uno de los Mitos de El Salvador referido a la existencia de un ser místico, de apariencia extraña y gran tamaño, cuya forma física es la de un animal que de la cintura para arriba, parece ser un cerdo y de la cintura para abajo, una serpiente. En algunos relatos aparece con el nombre de Cuyancuat.

Suele aparecerse siempre para predecir la venida de la temporada de lluvias, a veces en solitario, en otras lo hace en manada. Sobre esta criatura sobrenatural se tiene la creencia de que posee el control de las aguas de los ríos y lagos, y hasta de la propia lluvia.

Cuando aparece, su presencia se hace sentir, pues lo hace emitiendo una especie de chillidos extraños, fuertes y hasta tenebrosos, provocando turbulencias bajo la superficie, especialmente durante la noche, que es cuando La Cuyancúa iba en búsqueda de sus alimentos.

mitos de el salvador

Los lugareños, le tenían pavor a este personaje, por eso, ninguno se atrevía a salir por las noches de sus casas, y los más osados, al encontrarse con el místico animal, han terminado desmayados de la fuerte impresión, quedando incluso mudos por varios días. Dicen que lo que debe hacer la persona al conseguirla, es encomendarse a Dios con los ojos cerrados.

Hoy en día, todavía hay quienes aseguran escuchar sus terribles chillidos, espantando a todo visitante del Río Grande. Otra de las cosas que se dice en su mito es que por donde la Cuyancúa escarba para esconderse, se hacen huecos desde donde brota agua limpia y fresca.

El Duende

El Duende, está entre los Mitos de El Salvador más populares y esto se debe en parte a que, su historia se parece a muchas que han ocurrido en otras regiones de Centroamérica. Trata sobre la posible existencia de un fantasma o espectro, de carácter sobrenatural, con poderes mágicos y de apariencia extraña, con orejas grandes y de estatura pequeña.

Según el relato de su historia, este duende se enamora de las mujeres hermosas y jóvenes, a las que se le aparece, pero no con intención de lastimarlas, sino de juguetear un poco con ellas, gastándoles bromas y algunas travesuras, que a veces no son del agrado de las damiselas. Como poder especial se le acredita la capacidad de distinguir entre una persona mala y una buena.

Dicen que El Duende, sale solo de noche para poder ver a las jovencitas pasar cerca de él, sin que estas se asusten, manteniéndolas vigiladas, pero cuando se dan cuenta de su presencia, es ahí entonces donde comienza a realizarles sus travesuras. Entre otras características, es descrito llevando un sombrero como el de un bufón o arlequín, y de ropa, un traje muy ajustado de color verde.

mitos de el salvador

La Descarnada

La Descarnada, es de esos Mitos de El Salvador que, a pesar de ser una historia de Terror, se categoriza entre las historias más populares. Relata la historia del espíritu de una mujer que, tras una maldición del pasado, quedó condenada a ir errante por el mundo, buscando vengarse de los hombres infieles y borrachos.

Cuentan que suele aparecerse a media noche por los caminos más solitarios, donde aborda a sus víctimas, pero presentándose con la apariencia de una mujer hermosa, que busca seducirlos para luego mostrarse tal cual es, una especie de espectro o fantasma cuyo cuerpo es puro huesos.

Aunque con algunas variaciones, su historia tiende a relacionarse con otro de los mitos de El Salvador, la Siguanaba. Muchos son los desafortunados que cuentan haber visto a lo lejos en la carretera la silueta de una esbelta mujer por las noches, donde les pide a viajeros desconocidos, que la lleven a algún lugar, los cuales, atraídos por su gran belleza, la suben a sus vehículos sin dudar.

Cuentan que tan solo con mirarlos, aquella misteriosa mujer terminaba seduciendo a los choferes, y al momento de las caricias, se iba transformando. Su piel se le iba desprendiendo del cuerpo, hasta quedar en solo huesos. La víctima de “La Descarnada”, termina paralizado de terror, tanto que, muchos han muerto de un infarto y los sobrevivientes, pierden el habla, sin poder recuperarla jamás.

Mitos de El Salvador de Terror

Una clasificación que ha surgido entre los Mitos de El Salvador es la de terror y miedo, convirtiéndose estas historias en las preferidas no solo de grandes sino también de niños. Muchas de estas historias son contadas por los abuelos y han pasado de generación en generación, causando el mismo temor en la población. Otros mitos importantes de Latinoamérica son los Mitos Colombianos.

El Cadejo

El Cadejo, es un enorme perro de aspecto sombrío y ojos relucientes, que forma parte de los Mitos de El Salvador. Cuenta su historia que existen dos versiones de su aspecto, un cadejo blanco y otro negro. El primero representa al bien y el segundo al mal, por lo que su simbología se vincula a la lucha eterna que siempre ha existido entre Dios y el Diablo.

Dicen que sale solo de noche, haciendo sentir su presencia, pues lleva consigo unas cadenas, las cuales va arrastrando por las calles solitarias, donde viene a cumplir con la misión de cuidar o atormentar, a los hombres trasnochados y borrachos, lo que lo convierte en un perro guardián que va resguardando a los transeúntes de los peligros de la noche.

Es un personaje conocido en distintos países de Centroamérica como un espectro guardián de los caminos. Sin embargo, no siempre es protector, solo en la versión del cadejo blanco, el cual se manifiesta para proteger a las personas de los malos espíritus. Cuando se habla del cadejo negro, se hace referencia precisamente a ese tipo de espectros malvado, que lleva a la persona hasta su muerte.

Aunque el origen de este mito es desconocido, muchos alegan que estos perros fueron hechos por el mismo Altísimo y por el Señor del Infierno, para servirles en sus encomiendas. El primero en ser creado, de acuerdo a la tradición, fue el cadejo blanco, cuando el Supremo vio la necesidad de brindarle protección a los transeúntes nocturnos, y librarlos de tentaciones en su camino.

Se dice que entonces, el maligno, celoso de este hecho, creó una copia fiel del animal, pero con el color negro, para atemorizar a las personas causando pavor a todos los que podían verlo. De igual manera, dentro del mito cuentan con su propia simbología, pues el cadejo blanco significa el bien, la bondad y protección; mientras que el negro representa a la maldad, las perturbaciones y la muerte.

La Carreta Chillona

Continuando con la lista de los mitos de El Salvador categorizados como de terror, se encuentra también la historia de la Carreta chillona. De acuerdo a los relatos, esta particular carreta anda siempre hacia atrás, y se le suele ver por las noches y madrugadas, en las solitarias calles de El Salvador

Le dicen carreta chillona porque cuando va andando, emite un tenebroso chillido, que se produce por el impacto de sus ruedas de madera con el asfalto, un hecho que dio origen a su nombre. Además del estremecedor chillido, hay quienes indican que también se puede escuchar como una especie de cadenas arrastrándose por la carretera, elementos a través de los cuales, va anunciando su aproximación.

Sin embargo, esto solo debe prevenirte para evitar verla, pues la tradición reza que todo aquel que la vea, puede amanecer muerto al siguiente día. Esta carreta no tiene conductor, lo que la hace más tenebrosa y está adornada en sus costados por unos palos con calaveras humanas.

Los lugareños dicen que la carreta chillona es conducida por una especie de fantasma o espectro, que va por los caminos y senderos, recogiendo todas las almas que quedan errantes por el mundo y penando, cumpliendo con el encargo de llevarlos hasta el más allá.

mistos de El Salvador

Otros comentarios señalan que, si tiene un conductor pero que este no tiene cabeza, y que dentro de la carreta, solo hay cuerpos de personas que ha sido decapitadas y un montón de huesos de esqueletos. Todas las noches sale en la búsqueda de personas el mal vivir a las cuales les advierte que, de no cambiar su actitud, pueden ser los próximos pasajeros.

El Chupacabras

El chupacabras, es una criatura de extrema rareza, que fue bautizada con ese nombre, en vista de que atacaba a muchos animales de granjas, teniendo la particularidad de que les chupaba la sangre a dichos animales por completo, dejándolos secos, especialmente a las cabras.

Aunque son pocos quienes han podido verlo en persona, hay quienes aseguran que sus rasgos físicos son muy similares a los de un pequeño oso, mostrando desde el cuello hasta su cola, una extraña formación de espinas. Es uno de los Mitos de El Salvador que se considera más como una historia real, cuya fama se ha extendido a varios países de Centroamérica, donde han aparecido réplicas de este fenómeno.

Varios de los afectados se han dispuesto a hacerle un seguimiento para dar con él y evitar que siga atacando a sus animales, pues les ocasionan terribles pérdidas económicas. Y aunque se han dado varias descripciones de esta criatura, nadie sabe a ciencia cierta cómo es. En varias oportunidades se ha dicho que han logrado matarlo, pero solo son disparos hechos al azar con dirección a sombras extrañas que aparecen por las noches cercanas a los corrales de los animales.

Hasta el día de hoy, todavía se continúa en las investigaciones para dar con su paradero, aunque se presume que para la fecha, ya se ha ido multiplicando por varias regiones donde se ha presentado la misma situación con los animales en los campos rurales, que aparecen muertos y sin nada de sangre en el cuerpo.

El Padre sin Cabeza

El Padre Sin Cabeza, es uno de los Mitos de El Salvador considerado como de los favoritos entre los fanáticos de leyendas y mitologías. Este cuento trae a colación la existencia de un alma que va errante y penando por todas las iglesias, mostrando un cuerpo sin cabeza. Este personaje viste con una sotana y en su mano lleva siempre un rosario, por lo que se presume que se trata del alma de un sacerdote.

Dicen que anda de iglesia en iglesia buscando su cabeza, paseándose misteriosamente por los campanarios, de los cuales desaparece sin dejar ninguna huella. De igual manera, hay quienes comentan que se le puede ver también a altas horas de la noche, apareciéndose a borrachos y trasnochados para espantarlos.

De este mito se derivan dos historias, en la primera de ellas se cuenta que fue un cura que murió sin que le diese tiempo de poder confesar sus pecados y por ello anda vagando por el mundo como un fantasma. Se dice también que fue expulsado luego de haber sido descubierto con una mujer.

En la segunda de las historias, indican que este padre participaba activamente en la lucha campesina por los derechos de los trabajadores y que murió en medio de una revuelta, donde resultó apresado y decapitado por las autoridades de la región en aquellos tiempos.

La Siguanaba

La Siguanaba, fue el apodo que le colocaron a una mujer, catalogada como mala madre, pues según dicen, se iba tras sus numerosos amantes, mientras dejaba completamente solos a sus pequeños hijos y en estado de abandono.

Esta historia data de los tiempos ancestrales, pues se refieren a esta mujer como la consorte del dios Tláloc. De acuerdo a la tradición, llegó el día en que el dios Tláloc, descubrió las andanzas de su infiel y descuidada esposa, lanzó sobre ella una terrible maldición la cual duraría toda la eternidad. Desde aquel día, el alma de aquella mujer andaría por siempre en pena y sin conseguir obtener el perdón, ni ningún tipo de consuelo.

En la lengua nativa, el apodo colocado significa “horrible mujer”. Suele salir a altas horas de la noche y de la madrugada, vagando por las calles, apareciéndose a los borrachos infieles.

Se presenta al principio como una hermosa mujer de esbelta figura y cuando tiene en su poder al incauto, se transforma en un fantasma, dejando a los hombres sin habla.

Mitos de El Salvador cortos

Estos Mitos de El Salvador cortos, más que narrar historias, lo que hacen es describir ciertas creencias que forman parte de la cultura de los pobladores de este país y que vienen desde los tiempos de la abuela, pasando de generación en generación.

El Mal de Ojo

En El Salvador los pobladores están convencidos de que hay personas cargadas con energías negativas, la cuales son capaces de traspasarse a otras personas, especialmente a los niños, un hecho al que han bautizado como “echarle mal de ojo”. Cuentan que la manera de hacerlo es a través de la mirada, o en el caso de los recién nacidos, cuando los cargan.

De inmediato, el niño o la niña comienza a sentirse con malestares cuando antes estaba bien de salud. Entre los síntomas que suelen presentar las personas con mal de ojo son: cansancio permanente, vómito y enfermedades del estómago, dolor en el cuerpo, entre otros. Existen los extremistas que consideran que un mal de ojo puede conducirte hasta la muerte.

Este mal solo es sanado por un “curandero”, utilizando para ello hierbas, tabaco y alcohol, haciendo varios “baños” que debe aplicarse la persona en el cuerpo. Para proteger a los niños puede colocarse una “contra” o amuleto en el tobillo o la muñeca, elaborado con cintas de colores negro y rojo.

La Flor de Amate

Esta misteriosa flor nace en la cima del árbol de Amate, siendo de un aspecto hermoso y puro de color blanca. Sobre ella cae la creencia de que es capaz de concederle deseos a la persona que logre obtenerla, pues tomarla es un proceso algo complicado. Para poder lograrlo, se deben seguir ciertos pasos de forma muy estricta.

Mitos de El Salvador

Primero, conseguir un pañuelo de color blanco, ya que no se puede agarrar directamente con las manos debido a que es una flor muy delicada. Segundo, debe hacerse a medianoche y luego de haberla cortado del árbol, se coloca dentro del pañuelo, doblándose posteriormente en forma de una cruz.

Tercero, debe mantenerse vigilante de la flor, porque si llega a desaparecer, con ella también se ira su suerte. Según lo indica la tradición, sólo los niños y las personas sordas logran poder ver la misteriosa flor.

El Hipo y cómo eliminarlo                                

Uno de los mitos de El Salvador que es más una creencia, tiene que ver con la existencia del hipo, una acción que ocurre en el diafragma cuando se originan contracciones no deliberadas. Al hacer la contracción de una forma súbita, el aire entra rápidamente, originando el cierre de las cuerdas vocales, hasta crear el ruido peculiar al que denominamos como hipo.

Hay toda una gama de posibles soluciones y de acciones para eliminarlo, como el de causarle un gran susto a la persona del hipo, aguantar la respiración por un minuto. En el caso de los niños recién nacidos, la madre suele colocarles en la frente un pedazo de hilo rojo humectado.

El Píspelo

El Píspelo, es una infección que aparece en la orilla del párpado similar a la forma de una bolita que ocasiona que toda el área se inflame e irrite. Es una creencia popular en la región, donde se cree que esto ocurre cuando la persona se queda mirando a dos perros mientras se aparean.

Para poder curárselo, la persona debe pasarse por la zona afectada la cola de un gato negro. Otro de método que describen como efectivo, es el frotarse un anillo de oro encima del párpado.

La Lechuza

Entorno al personaje de la lechuza, se han venido formando numerosos mitos, cuentos e historias. La creencia más tradicional señala que cuando se escucha cantar a este animal en las adyacencias de alguna vivienda, esto significa que algún miembro de la familia o alguien cercano morirá pronto.

También la vinculan con la existencia de embarazos ocultos. Hay quienes aseguran que en las lechuzas habitan las almas de poderosas brujas que existieron en el pasado y que encarnaron en estas majestuosas aves. Pero no se te ocurra por nada responder a su peculiar silbido, pues es capaz de descender para arañar los ojos.

Mitos de El salvador

El Chillo

Chillo, es el nombre de un ave de El Salvador, de tamaño muy pequeño pero con un potencial canto. Dicen que cuando esta ave comienza a cantar en la puerta de alguna casa, significa que la familia recibirá una importante visita.

El Espejo quebrado

Este mito de El Salvador reza que cuando una persona se le quiebra un espejo, así sea de manera accidental, es una señal de la llegada para la mala suerte, teniendo un lapso de siete años.

Pasar por debajo de una escalera

El pasar por debajo de una escalera, no solamente en El Salvador sino también en otros países, es considerado como de mala suerte, ocasionándole la ocurrencia de infortunios a quienes lo realicen.

La Soguilla

Esta creencia tiene que ver con la tos en los perros. Se dice que el único remedio para sanar al animal es colocarle un collar al que se conoce con el nombre de “soguilla”, elaborado con material de sogas y olotes de mazorca sin los semillas. Se cuelga en el cuello del perro y luego la tos desaparece.

La mariposa negra

Para los salvadoreños el conseguirse una mariposa de color negro dentro de una casa u otro sitio, significa el anuncio de la llegada de tiempos difíciles para la persona que la mira. Y si quieres ampliar más tus conocimientos sobre las fantásticas historias de El Salvador te invitamos a revisar en nuestro blog Leyendas Salvadoreñas

El Zapamiche

A pesar de no ser muy publicitado, el Zapamiche, forma parte de los Mitos de El Salvador, siendo este el nombre de un pez con un feo aspecto, pero con grandes poderes afrodisíacos. Debido a su aspecto, fue bautizado con varios apodos entre los que está pez sapo, pez perro y hasta de brujo lo han tildado.

Entorno a este popular pez, se han derivado muchos rumores, anécdotas e historias, que en buena parte se debe a que es realmente muy feo. Pero, a pesar de esto, los efectos afrodisíacos que contienen le han ganado gran fama, al punto de ser conocido como el viagra del mar.

Tiene alta tasa de consumo por parte de hombres de la tercera edad y se dice que, cuando algún “viejito” lo llega a comer, ya sea como sopa, frito, al horno, entre otros, sentirá una sensación muy placentera por un lapso determinado de tiempo. Pero deben tener cuidado, pues de la emoción podrían hasta terminar en el hospital con un infarto.

De igual manera, sobre él pesa la creencia, de que cuando una mujer tiene un bebe y no produce leche materna, solo tiene que tomarse un caldo de este pescado y en seguida comenzará a producir la leche en abundancia.

 

Deja un comentario