Oración al Corderito Manso, para alcanzar el dominio sobre otros

El corderito manso es una de las creencias que cada vez tiene más creyentes, pues se considera muy milagroso. Una plegaria en su nombre recitada de la forma adecuada puede lograr que la persona de fe resuelva sus problemas.

corderito manso

Oración del Corderito Manso

Esta oración funciona todas las veces y por supuesto, abre los caminos para cautivar, someter y calmar a las personas que queremos estén a nuestro lado y que hagan lo que nosotros queremos, que hagan nuestra voluntad. En la mayor parte de los casos, estas oraciones son realizadas por personas que conocen su verdadero poder, al igual que los rituales involucrados en el momento de orar la plegaria. Para aprender más sobre estos temas puedes leer oración a la virgen de Juquila.

Según los entendidos, la oración al corderito manso tiene miles de años, y se ha ido enseñando de generación en generación y que ha funcionado eficazmente a lo largo del paso del tiempo si es recitada con mucha fe, con lo cual es posible llegar a doblegar a cualquier persona. Para reforzar la oración del corderito manso es posible acudir a otras oraciones de las que se tenga conocimiento que también funcionen.

Poderosa oración del corderito manso original

Esta oración es utilizada para solicitar la venida del cordero de Dios, para que medie y solucione trances de muy variada naturaleza; estos pueden ser:

  • Permite terminar las dificultades amorosas.
  • Consigue que la persona a la que se ama venga a nosotros, y que se quede a nuestro lado y ser felices.
  • Funciona para solucionar problemas matrimoniales.
  • Permite lograr una relación amorosa improbable.
  • Permite el retorno del ser amado, y que deje a la persona con la que se encuentre.
  • Sirve para cambiar el carácter de un individuo.

corderito manso

Antes de comenzar la oración hay que tener presente que se debe hacer un momento de recogimiento y de confesión íntima de las faltas, para lograr la atención adecuada del señor para que se nos concedan nuestras solicitudes.

Querido y adorado corderito manso.

Siempre amparas al que padece por pasión y entregas quietud al que se lamenta porque fue traicionado, estoy postrado ante ti porque estoy triste y angustiado, y no encuentro consuelo.

Te imploro desde el fondo de mi corazón me ayudes a encontrar la paz de mi espíritu.

Por la intercesión del corderito manso, yo te invoco (nombre de la persona que se quiere amansar) en el nombre del señor y sus progenitores santos.

Esta plegaria la recito además con la intención de convocarte aquí donde me encuentro como dócil borrego llena de pasión y  esmero hacia mí.

Amado hijo del señor.

Yo te solicito para que logres que (nombre de la persona deseada) solo tenga ojos para mí y acuda a mi lado con mucho amor y pasión.

Yo (nombre del que hace la oración) te invoco amada mía, para que regreses hacia mi dulce y llena de pasión.

En la mención de lo poderoso y del dominio, domino todo tus sentidos con mucha fuerza, tus sentidos y tu fuerza de voluntad, y quedas bajo mi poder, tranquila a mis pies y atada por completo a mi persona, tanto ahora que estamos juntos como en el futuro.

Quiero que al verla, ella me mire a mí, es mi deseo que al escucharla ella me escuche, que cuando yo me acerque ella se acerque a mí, que cuando yo suspire ella suspire por mí.

Que todos sus sentidos estén atados a mí, su vista, oído, olfato, gusto. Con toda su pasión y sus sentimientos que no pueda estar sin mí, que tengamos un solo pensamiento y un solo corazón, que no pueda estar sin mí.

Quiero que estemos unidos para siempre y que nada ni nadie se interponga entre nosotros, que no nos logren separar. Por el señor y por el cielo así lo solicito.

Existen muchas variantes de esta oración que han ido apareciendo con el tiempo. Los creyentes crean variaciones según para que deseen utilizar la plegaria, y a quienes debe aplicarse. Entre ellas se pueden mencionar:

  • La plegaria para atraer al ser amado.
  • Oración para someter a los que nos quieren dañar.
  • Plegaria del corderito manso para controlar al jefe.
  • Para cuando hay que vencer a un individuo.
  • Oración del corderito manso para el dominio de un hombre.
  • Para la pasión.
  • Cuando se quiere atar a alguien.
  • Para domar.
  • Plegaria del corderito manso para la santa muerte.

Para el ser amado

Esta es una plegaria sumamente poderosa, cuando se sabe recitar correctamente, y con los ritos adecuados se puede dominar y tomar control de la voluntad del ser deseado, de esta forma se puede lograr que se someta a los deseos de nuestro corazón, cuando él o ella se intenta alejar de nosotros o se muestra indiferente.

corderito manso

Con esta oración al corderito manso podemos hacer que la persona amada regrese al hogar, la podemos atraer y hacer que se quede a nuestro lado, cumpliendo nuestros deseos. Así igualmente podemos transformar esta rogativa y hacerla como una oración del corderito manso para dominar a un hombre.

Amado y poderoso corderito manso. Llego implorante ante ti para solicitar tu mediación y lograr que calmes la preocupación que me mortifica en estos momentos. Debes venir en mi ayuda que así lo requiero, estoy desesperado. Tú que mostraste sumisión en la ocasión cuando fuiste sacrificado por los judíos, te pido me ayudes a amarrar el corazón de (nombre de la persona) para que siempre permanezca siempre a mi lado.

Que solamente me mire a mí, que yo le resulte sumamente atractivo y no vea a más nadie, solo debe escucharme a mí y a nadie más, yo debo ser el centro de su vida y su pensamiento. Dame el don de poder volver a atraer a (nombre de la persona) como un manso cordero a mi vida, que regrese a mí. Doblega su carácter para que jamás se separe de mí. ¡Oh corderito amado siempre a mí!

Haz que vuelva junto a mí, que sea manso para poder someterla y así se dedique solo a complacer mis deseos. Es el deseo de tu fiel seguidor y creyente. Amado cordero del señor. Quiero que me auxilies para que (nombre de la persona) me dedique todo el tiempo a mí y que nada lo aleje de mi vida. A través de ti, corderito manso, hago el conjuro, para que su amor jamás deje de ser mío.

Deseo que me quiera, me anhele, que en su gran deseo siempre esté mi presencia, para que me rememore a diario y me ame con mucha pasión y gran devoción. Evoco a (nombre de la persona) por medio del corderito manso para que jamás vuelva a abandonarme. ¡Señor Jesús! Te pido que, por la intercesión del corderito manso, me concedas lo que tanto anhelo.

Amado tú que siempre eres muy fuerte más que muchos, eres uno de los celestiales hijos del señor, que te crucificaron para que estuviéramos a salvo de todos nuestros errores y faltas, moriste por los pecadores. Tú que eres poder y luz divina que me iluminas siempre, te suplico que bajo la intercesión del corderito manso atraigas nuevamente a mi amor (nombre de la persona), porque sin él mi vida ya no tiene sentido.

¡Corderito manso! Tranquilízalo y sé mi fortaleza en todo asunto y riesgo, para que retorne a mi lado muy arrepentido, y que me quiera y me consuele en ella. Así sea.

Oración para dominar enemigos

Esta es una modalidad de la oración que permite controlar a cualquiera que sea nuestro enemigo, lo podremos dominar y lograr que haga cualquier cosa que deseemos. Estos hostiles pueden ser de muchas clases y formas,  desde el más tranquilo, de quien no se espera una mala acción malintencionada, hasta el más amenazante y agresivo, que arremete sin importarle los daños que pueda causar.

Bienaventurado y querido hijo del señor tú nos enseñaste el camino al cielo. El que venció su hora más oscura, luego de que padeciste muchas y terribles humillaciones en la cruz, para salvarnos a todos los que faltamos. Tú, hijo del señor, que eres ejemplo bondad y la nobleza, concédeme la petición que requiero de vencer a (nombre de la persona), que me ha ofendido gravemente y no he podido hacer que se retracte de sus acciones.

Tú que siempre me concedes lo que te solicito, que me hiciste tantos milagros para lograr mis metas, haz que (nombre de la persona) llegue ante mí con humillación y suplicante pidiendo perdón por lo mucho que me ofendió y trató de dañarme. Cordero de Dios, que has logrado que muchos pecadores hayan sido redimidos y salvada su alma, te ruego que domines a todos mis enemigos.

Desde mi enemigo más simple hasta el de mayor envergadura, ayúdame a dominarlos, porque todos buscan el mal para mí, protégeme y concédeme lo que te pido con toda la fe de la que soy capaz. Especialmente domina a (nombre de la persona) y sus familiares para que se desbaraten sus planes de dañarme, que en la mente de ellos sólo esté la posibilidad de venir frente a mí doblegados pidiéndome perdón.

Auxíliame con la invocación que hago para amarrar a sus personas y que estén bajo mi poder, que se haga mi voluntad para con ellos, y de esta forma lograr que se humillen ante mí por ser el enemigo más poderoso que tengo. Corderito manso, que tu divinidad logre acabar con las intrigas, injurias y maldad sobre mi persona y así acabar con sus ofensas, persecuciones y peleas con las que me han tratado todo este tiempo.

Corderito manso, con tu divinidad quiero terminar con sus intrigas, ultrajes y maledicencias contra mi ser mismo y con esto poder terminar con sus actos de maldad contra mí, seguimientos y corajes con las que me han martirizado todo este tiempo. Quiero, corderito amado, poder disfrutar de un enemigo suplicando piedad, arrepentido de sus maltratos hacia mí.

Amado y venerado cordero, amarra completamente a todos los malos que me rodean, para que sus odios contra mí no se cumplan y que todo esté en manos de la justicia como es correcto, para que no haya forma de que me derroten. ¡Bendito corderito manso! Que siempre has estado a mi lado. Te suplico que alejes de mí todas las tentaciones del demonio, que me asechanzas a través de (nombre de la persona) y sus familiares.

Ayúdame en este instante para que las personas que me quieren mal no me insten a caer en vicios que me harán cometer pecado y así fallarte. Que las maledicencias estén lejos de mí, líbrame de los chismes y las posibles ofensas que difunden para dañar mi imagen frente a mis seres queridos. Ahuyenta a todos los que buscan quebrantar mi relación de pareja, creando falsas testimonios y provocando la desconfianza.

Te pido que con tu mediación, corderito manso, todo el mal que me traten de hacer, se transforme en muchas y grandes bendiciones hacia mi persona y familia. Haz que ellos sepan que su manera de actuar tendrá consecuencias el día del juicio final, hazles saber que el Santo Padre será implacable. ¡Corderito manso! Si alguno de mis adversarios se acerca con malas intenciones, aléjalo.

Que no se acerquen a dañarme, y no afecten mi vida para nada que sea perjudicial, ya que tienen malas intenciones para conmigo y no quiero el mal cerca de mí. Así sea.

Para el jefe

Esta es una de las versiones de la plegaria del corderito manso menos conocida, se utiliza para domar, someter y atar. Con esta oración es posible solicitar al jefe que sea más tolerante y sumiso. También sirve para controlar situaciones de falta de justicia y conductas despóticas.

Un gran efecto de esta plegaria al corderito manso, el superior laboral dará más valor a todo el esfuerzo de la persona que recita la plegaria y sabrá reconocer sus habilidades. Esta oración hará que el ambiente laboral sea mucho mejor de la plegaria en adelante. Para saber más sobre temas espirituales puedes leer oración para un enfermo terminal.

Querido Jesús tú que salvaste al mundo y le trajiste redención. Siempre escuchas a los fieles que tienen fuerte creencia en ti. Te solicito que sirvas de mediador ante nuestro gran señor, artífice de todo lo existente y de la tierra misma, que se escuche mi plegaria. ¡Oh cordero sagrado!, amansa a mi jefe y ablanda su corazón, domina su carácter para poder tener una mejor relación laboral y poder así cumplir cabalmente con mis funciones.

Te suplico me auxilies para que la obligación del trabajo no sea tan dura y se trastocan las actitudes de mi jefe para conmigo. Corderito manso, conviértelo en alguien tolerante y accesible para todos los que estamos bajo su jefatura. Dómalo y hazle saber que, para ser un buen jefe, no hay que ser déspota ni arrogante. Auxíliame, ¡oh cordero de Dios!, que purifican los pecados, para así no tener que dejar mi empleo.

Ahora me siento acosado y maltratado en mi empleo, logra por favor que todo mejore, que vaya deseoso a mi empleo porque me gusta y que mi jefe sepa que es así. Que así sea.

Para vencer a una persona

Esta es una versión de la plegaria que sirve para someter a un ser humano que se nos quiere imponer con el uso de la fuerza. Con esta plegaria lograremos que esta persona violenta pueda dialogar con nosotros y llegar a entendernos, y desistir de sus intenciones egoístas. La oración reza así:

Por medio de la bondad del corderito manso, el día presente convoco a las energías del destino, para que (nombre de la persona) sea conquistada y que yo esté presente. Es mi anhelo estar siempre y en todas las cosas por encima de él y logre con determinación y reconocimiento la meta deseada. Deseo que estas palabras se materialicen enseguida y (nombre de la persona) se vea en la necesidad de reconocer mis méritos. Amén.

Para dominar a un hombre

Este tipo de oración pensada en la dominación, debe ser dirigida a un individuo o a una situación que sea una relación. Esta plegaria funciona muy bien para desarmar cualquier plan elaborado para perjudicarnos en una relación, logrando dominar completamente a la persona o a la situación.

Por otro lado, la oración del corderito manso se puede emplear perfectamente para un amor, para un enemigo o para una persona cercana.

Yo te convoco (nombre de la persona) por los dones celestiales, por los poderes de todos los elementos naturales, como el agua, el viento y la tierra para con ellos realizar mis anhelos para controlar su voluntad. Con estas palabras yo te embeleso, para que, cual cordero manso, tu caigas dominado ante mí, pidiendo mi clemencia y expresando tu arrepentimiento.

Yo te invoco (nombre de la persona) por la gracia de la gran fortaleza de los espíritus, de la luminosidad, la realidad y el anhelo, quiero que solo oigas y sigas el sonido de mi voz y obedezcas toda instrucción que dé. Eternamente, agradecido, corderito manso, por ayudarme a lograr el dominio que imploro. Amén.

Para el amor

Cuando se trata de conflictos en la cuestiones de amor, las plegarias al corderito manso son especialmente milagrosas, todos los que la invocan con mucha fe y devoción logran solucionar sus problemas amorosos.

Esta plegaria hace que el que la reza pueda pedir por el amor, se puede llamar la atención de la persona que se ama, con esta oración se logra. Si se hace correctamente permite cuidar y conservar ese amor, o incluso amarrarlo.

Hay una gran cantidad de creyentes expertos que proponen la realización de ritos y encantamientos que son efectivos para potenciar la oración, los que se animan a realizar el rito junto con la oración obtienen rápidamente resultados.

Querido y santísimo corderito manso, siempre serás amadísimo por mí. En vista de tus amados sentimientos que demostraste hasta en los momentos más malos, como cuando fuiste crucificado, hoy me dirijo y postro ante ti para suplicar tú mediación para que me ayudes a obtener  la llegada a mi vida de un amor verdadero, que sepa valorar mis sentimientos, mi forma de ser y mi corazón.

Otórgame el disfrute de la compañía muy grata de ese espíritu afín que  me ame y al que yo quiera amar. Que seamos felices para el resto de la vida, que me sea fiel y nunca de mi lado se aparte, que solo tenga ojos para mí. ¡Dios Todopoderoso, que por siempre bendices al cordero! Haz que el amor llegue a mi vida, que pueda cambiar todos mis momentos de soledad por una compañía agradable.

Quiero a una persona que realmente quiera estar siempre junto a mí, en los momentos positivos y en los negativos, en la salud y en la enfermedad, en los éxitos y en los fracasos y en todas esas etapas buenas y de festejar y estar alegre que se disfrutan con la persona que amas. Hijo del señor, que fuiste sacrificado junto con Cristo en la cruz en el Monte Calvario, en nombre de este calvario que vivo.

Te suplico que mi amada (nombre de la persona) venga a mi lado y vivamos para siempre el uno por el otro. Ya he estado solo por demasiado tiempo y mi corazón busca consuelo. Me mantengo muy triste en este entorno entristecido, sin esperanza, sin alegrías, sin deseos de vivir. Que venga mi alma gemela, que quede presa de mí, amarrada a mis sentimientos. Hazle entender que sólo conmigo será feliz, oh cordero de Dios, animal sumiso.

Quiero que logres que tu sumisión atraviese su alma, para doblegarla, para que no se aleje de mi lado en ningún momento. Atrae hacia mí ese espíritu gemelo, tranquilo y dócil como el cordero, para no dejarla ir nunca. Oh cordero manso querido. Acudo en esta oportunidad de rodillas ante tu estampa poderosa y con la firmeza de conjurar a (nombre de la persona), para que me sea fiel siempre.

Te suplico fortalezcas esta relación para que no fracase por ningún motivo, intercede para que solamente tenga pensamientos para mí, que solo yo ocupe sus pensamientos. Por medio del corderito manso envío este encantamiento, y me aferro a él, y por su gran poder amarro este amor, para que seas feliz solo conmigo, que sea siempre honesta y sin reservas. Qué todo lo que te he pedido se cumplan en su totalidad.

Para amarrar

Hay ocasiones en las que lo que se necesita es hacer que la persona amada se quede a nuestro lado, en estas ocasiones el corderito manso es muy efectivo, y lo podemos invocar si lo que se necesita es atar a nuestro lado a una persona, para lo cual se requiere tener la foto de esa persona a fin de lograr mayor concentración al rezar y se reza por cinco noches seguidas pronunciando las siguientes palabras:

Utilizando la mediación del poderoso corderito manso en este momento y en este lugar yo te convoco (nombre de la persona) con la firma intención de que todos sus sentidos se adiciones a los míos como que si fueran uno solo. De manera que cuanto yo te vea, tú me veas, cuando yo te escuche, tú me escuches cuando yo te toque, tú me toques, cuando yo te sienta, tú me sientas, que cuando yo te piense, tú me pienses.

Es por este medio que indefinidamente (nombre de la persona) yo te sujeto y amarro fuertemente como un cordero atado a su pastor y de esta manera te guiaré y así iremos juntos hacia nuestro destino común y seremos para siempre el uno para el otro. Haremos juntos nuestras vidas nos apoyaremos y acompañaremos, solo me verá a mí y me querrá a mí. Con esta plegaria yo te amarro (nombre de la persona).

Todo tu ser se doblegará ante el llamado de mi voz, con una mirada sabrás lo que quiero, seremos parte el uno del otro, sin cansarnos jamás de nuestra compañía. Amén.

Para amansar

La plegaria al corderito manso logra que se suavice el carácter de una persona, esto es muy útil cuando la fuerza de carácter de alguien nos perjudica. Hay ocasiones en que tenemos cerca a alguien muy descontrolado en su forma de actuar, puede que sea muy alegre y desordenada, o si se trata de alguien que es extremadamente celosa o si es una persona que se deje llevar fácilmente por la ira, y que se pone muy agresiva.

Cuando se está frente a este tipo de casos, la oración y el ritual deben hacerse durante cinco días consecutivos. Con esto rápidamente se podrán observar cambios en la característica que deseamos suavizar, y por lo tanto cambios en la forma de ser de la persona. En este tipo de casos esta es una plegaria muy potente y efectiva.

Yo te domino con esta oración (nombre de la persona) con la mediación del gran y poderoso cordero de Dios. Y que tu forma de ser cambie, para doblegarse ante mí que obedezca mi voz, que sea menos contundente y que no vuelvas a actuar con agresividad hacia mí. Que tu humor se apacigüe, que tu celo se modere y la ira se calme. Se libren de tu mente todos estos efectos cuando yo haga acto de presencia.

Quiero que te doblegues ante mí, me des solamente respeto y trato dulce, serenidad y docilidad, que seas igual que el cordero y yo como un ovejero que guía y te controla. Quiero que todo lo que pido me sea concedido tal y como lo pido, por mediación del corderito manso de Dios. Amén.

De la santa muerte

El corderito manso tiene una gran cantidad de devotos, entre ellos están los que tienen una creencia llamada la santa muerte, estos también utilizan la oración al corderito manso para lograr sus objetivos y causas. Si quieres aprender más sobre oraciones poderosas puedes leer novena a san Miguel Arcángel.

Se sabe que este es un culto con muchos seguidores ya que sus creyentes pueden dar evidencia de muchos milagros que se les ha otorgado por su invocación. El culto a la santa muerte surgió a mitad del siglo veinte, dentro de la cultura espiritual del pueblo azteca y maya antiguos. Ahora se ha hecho costumbre rezar al corderito manso junto con la Santa Muerte para amansar, dominar y aplacar por completo a una persona.

corderito manso

Es el momento adecuado para comentar que la mayor parte de estos ritos o plegarias tienen mucho poder y fuerza, de allí que se le explique al que reza que debe hacerlo con plena conciencia y no utilizar estos poderes sin una buena razón para hacerlo. A continuación, la oración al corderito manso en unión con la santa muerte.

Querida santa muerte y amado corderito manso. Apelo a sus enormes poderes en esta ocasión, porque necesito de la combinación de sus grandes poderes y fortaleza. Les pido que me ayuden en esta hora y este momento que es muy funesto para mí. Espero poder contar con sus virtudes, santas insignias maravillosas, y me concedan cada favor que trate de solicitar, en nombre de Dios Todopoderoso junto a la Santísima Trinidad.

Querida santa muerte de mi corazón, corderito manso bendecido, no me dejen solo en esta hora menguada, atiendan mi súplica que es una solicitud para convocar a (nombre de la persona) quiero que no tenga paz, que no logre descansar con tranquilidad, para que no encuentre la felicidad.

Te pido que la atormentes en todo momento, que se asfixie con pensamientos oscuros y con ideas tenebrosas. Que cada uno de los días que tenga por delante está mortificada, para que por todos los momentos que le quedan me tenga presente en sus pensamientos. Qué no logre comer bien, ni dormir plácidamente, porque en su mente debo estar siempre yo. ¡Oh majestuosa muerte!

Tú que tienes una guadaña tan eficiente y fuerte, y con ella atraes a una gran cantidad de seguidores, también atraes al corderito manso que fue entregado en sacrificio, los convoco en esta ocasión para que me auxilien a tener control sobre el cuerpo y sobre el alma y el espíritu de (nombre de la persona) y que venga hacia mi persona suplicando perdón y clemencia.

Quiero mirarla arrodillada delante de mí, besando mis pies. Tomaré esta vela, y la atravesaré con una aguja, a partir de este momento ella estará a mi merced y será sumisa. La quiero entregada y muy mansa como un cordero y la someteré a mis decisiones y control. Al igual que la aguja que perfora, yo también estaré penetrando en tu mente haciendo que me recuerde por siempre.

Amada y poderosa santa muerte, en sociedad con el corderito manso, y por la gracia de sus enormes dotes para amansar, quiero someter a (nombre de la persona) para que siempre permanezca bajo el yugo de mi voluntad y cumpla con todo lo que yo quiera. No tendrá ni un sólo minuto de paz hasta que vuelva conmigo mansa y dócil. Quiero dominar todos los ámbitos de su vida, hasta verla sumisa por completo.

Deseo que regrese a mí, que solo a mí me ame con mucha adoración, que solo viva para cumplir con lo que yo quiera, que esté bajo mi voluntad para que nadie más esté en sus pensamientos. Amén.

Ritual

La plegaria al corderito manso, es muy poderosa siempre y cuando se le complemente con el ritual adecuado, solo con esto podremos lograr los resultados esperados. El ritual es necesario para captar la atención del cordero de Dios.

Los ritos se hacen según el tipo de plegaria que estemos recitando, cada una tiene una intencionalidad diferente, pero los rituales se parecen mucho entre sí. Existen diferentes rituales, algunos sirven para atraer a una persona, otros para alejarla, también para amarrar a alguien a nuestros deseos. Asimismo para lograr amansar y cambiar el temple de alguna persona mal encarada o muy agresiva.

Si la situación de la que se trata es alejar a los que nos quieren hacer mal o incluso asesinar, esto no es fácil de combatir, es en estos momentos que la plegaria tiene efectos rápidos. La mayor ventaja es que se puede hacer y lograr resultados a pesar de que la persona conflictiva esté lejos, alejando a ese alguien que se está entrometiendo en la relación de pareja, o cambiar el carácter del vecino o familiar problemático.

Cuando se lleva a cabo la ceremonia tal y como debe hacerse, el corderito manso de forma muy eficaz es competente para someter a todos aquellas personas que nos quieren mal, que son difíciles y que nos hacen recelar, con sus funciones domadoras u opresoras sobre nuestros adversarios. Para el ritual se requiere los siguientes materiales:

  • Una veladora que sea de color blanco.
  • Una mesa para arreglarla de forma adecuada al rito que se desea realizar.
  • Una foto o cualquier imagen de la persona a la que se quiere dominar, esta es necesaria para que la invocación sea para la persona correcta.
  • Unas ramas de ruda, que es una planta con grandes dones para la espiritualidad.
  • Un altar para realizar el rito de la plegaria del corderito manso.

Procedimiento

  • Prender la veladora, y ofrecerla en el altar sobre la mesa.
  • Ubicar al lado izquierdo de la veladora blanca la imagen de la persona que se quiere controlar con el rito.
  • Colocar la rama de ruda frente a la imagen y recitar la oración del corderito manso que sigue:

Querido y venerado señor todo poderoso.  En ti me amparo y contigo me refugio, en el nombre de la santísima virgen madre del señor, y de su hijo el bien amado Jesús, yo invoco a (nombre completo de la persona de la imagen) para doblegar su voluntad por completo. Haz que venga a mí de rodillas suplicando amor y clemencia frente a mí. Conviértelo(a) en un cordero manso, para que me obedezca en todo lo que ordene.

Él se acercará a mí rogando cariño, piedad. Que me dé gusto en todo. Quiero que tengas dominio sobre su fuerte atrevimiento y que cualquiera fueran sus malas intenciones se transformen en bendiciones para mí, mientras esté dominado(a) bajo este ritual magno. Que su voluntad siempre esté a mi disposición. Amén.

Luego de rezar la plegaria, se debe hacer lo siguiente:

  • Golpear la imagen con la rama de ruda y resguardar luego en algún lugar donde solo nosotros sepamos donde está.
  • Apagar la veladora al terminar con la plegaria del corderito manso.

¿Para qué sirve la oración del corderito manso?

La oración del corderito manso nos da una buena cantidad de opciones para que nuestros anhelos se hagan realidad, y es por esto que hay tantas modalidades de esta oración, a las cuales podemos acudir si tenemos alguna necesidad. Así tenemos que la oración nos brinda la posibilidad de:

  • Podemos lograr que la persona amada llegue hasta nosotros y comparta con nosotros nuestra vida.
  • Controlar y ejercer dominio sobre aquella persona que nos hace la vida imposible y nos hace maldades.
  • Aplacar a ese ser humano que no logra tener control sobre sí mismo o que es violenta, y obligarla a hacer las cosas de la forma correcta.
  • Controlar a esa persona rebelde e impulsiva que nos puede dañar con su manera de ser.
  • Atar a cualquier ser humano que queramos tener con nosotros de forma permanente, y que sea sumiso y completamente obediente con lo que nosotros deseemos.

Hay algunos devotos que combinan esta plegaria al corderito manso con la de la santa muerte, y logran de esta forma que su poder sea muy grande y así obtienen resultados definitivos y de larga duración. También se conoce que esta combinación de oraciones puede hacer que se alcancen con mayor rapidez los deseos de las súplicas de sus fieles.

Vale la pena hacer notar, que tanto el uso de la plegaria como de su ritual, se deben hacer con mucha responsabilidad, debido a su poder y contundencia, hay que tener un criterio coherente y mucha disciplina cuando la utilicemos. Se hace esta acotación, ya que si la oración es direccionada a la persona equivocada, muy probablemente el orador tendrá serios problemas.

Pero es el caso que esto no todo el tiempo es así, este clase de plegaria con su ritual, suelen ser realizados por personas capacitadas para esto, ya que son oraciones muy potentes, y se aseguran que hacerlo por las razones correctas. Además, los que hace esta plegaria lo hacen de manera paulatina como si fueran gotas de corderito manso, tienen una sólida convicción de que se obtendrá la gracia solicitada.

En resumen esta oración con su rito se debe hacer con mucha creencia en que funcionará, y se debe hacer de forma precisa sin dudar y siendo meticulosos con el rito correcto.

Preparación de la oración del corderito manso

Antes de hacer esta plegaria, se debe apartar un rato suficiente antes, para organizar el altar que es necesario para realizar el rito, que incluye la oración y de esta forma el conjuro estará completo. Para saber más sobre estos temas puedes leer valores cristianos.

Si lo que se quiere es doblegar o suavizar la forma de ser de una persona, es vital siempre acordarse de poseer todos los implementos que son necesarios, como por ejemplo la imagen de la persona a la que se quiere conjurar, de manera de poder dirigir las palabras de la oración mirando directamente su rostro.

Es importante de la misma forma poner en el altar flores y las ramas de ruda. También se debe tener un perfume o esencia para que sea esparcida durante el ritual. Bueno ahora debemos hablar del perfume del corderito manso. Se trata de una fragancia con la cual se impregna la rama de ruda con la cual se golpea la foto de la persona a quien se le hace el conjuro y mediante ese perfume que queda en la foto.

Según la creencia popular con esta fragancia se puede acelerar el cumplimiento del favor pedido. Igualmente, es importante llevar a cabo el ritual en un lugar espacioso y en penumbra, más bien tiene que ser una habitación oscura donde la única luz sea la de la vela blanca. Además, debe ser una habitación ventilada y debe estar ubicada en un sitio apartado, lejos del bullicio de la calle.

Este ritual se puede hacer de varias formas, si se quiere puede ser totalmente solo, o también se puede realizar entre varios que también quieran hacer pedidos similares, lo único importante es que cada quien lleve su imagen y su vela.

Corderito manso o cordero de Dios

A pesar de que la plegaria se le dirige al corderito manso en forma específica, es bueno saber que realmente se trata del cordero de Dios, conocido por todos que fue el que le dio redención a la humanidad por sus pecados. Los dos están muy relacionados y decimos que se trata del mismo cordero. Es por ello que al corderito manso, tal como al Cordero de Dios, se elevan oraciones.

Estas plegarias al cordero se hacen con el fin de limpiar toda mancha o pecado de los seres humanos, y de esta forma conseguir la purificación de la humanidad. El cordero nos consiguió la redención de los pecados. La figura del cordero ha sido parte esencial de la creencia cristiana popular, tanto así que los devotos emplean esta oración en muchos de sus rituales a fin de contrarrestar y vencer enemigos feroces e implacables.

Es por esto que el corderito manso se puede encontrar nombrado y conocido por los diferentes libros de la biblia y en muchos de esos textos se le hace una especial distinción por su gran hidalguía, reconocida sumisión y gran ánimo de esplendidez y holocausto, cualidades que caracterizaron el proceder de Jesús durante su estadía entre los seres humanos. Lo encontramos, por ejemplo, en:

  • En las epístolas de Juan, en ellas se puede encontrar la famosa frase de “Este es el cordero del señor, que elimina las faltas de la humanidad”.
  • En el libro del apocalipsis, allí mencionan a un cordero sacrificado y cuyo cuerpo es similar a la de un león.
  • Casiodoro de Reina, que era un religioso español, hacer referencia a que san Pablo veía a Jesús como un cordero que era sacrificado por designios del Dios

Jesús, Nuestro pastor

La imagen de un corderito, se ha empleado en muchas figuras literarias religiosas, es se debe a que es una criatura muy dócil, paciente y tranquila, y es representativa de las actitudes honestas. Una de las imágenes que más se ha divulgado del corderito manso ostenta una aureola sobre su cabeza y en el fondo se aprecia una bandera blanca con una cruz en rojo.

corderito manso

Esta forma de comportarse es similar a la de nuestro bendecido y siempre amado cordero de Dios, que se refiere a nuestro señor Jesucristo, donde él es el pastor que cuida y guía a su rebaño para que encuentren el rumbo correcto hacia la gloria de Dios.

Esta es la razón por la que esta oración se emplea en muchas ocasiones en los rituales de la misa católica, justo cuando los creyentes se dan el abrazo de la paz, ya que son corderos del mismo rebaño. Ahora bien, por todos es sabido que en la tradición judía, se solía sacrificar corderos para la llamada fiesta del Pésaj o Pascua con el fin de liberarse de culpas, limpiar las manchas del pecado y congraciarse con el altísimo.

Casualmente la época de la pasión y muerte del hijo de Dios, coincidió con esta fiesta de Pascua, lo que condujo a establecer una relación entre el sacrificio que voluntariamente hizo Jesús con el sacrificio del cordero de la Pascua Judía. Se estableció así esa asociación del hijo del Dios padre con el corderito manso y, por ello, se le comenzó a llamar el cordero de Dios a nuestro señor Jesús.

El libro sagrado también tiene en sus textos un pasaje de la vida del señor. En el evangelio de Juan en 19:14, en el que se dice de los sacrificios que se hacían en la celebración de la Pascua, que acontecieron en el mismo tiempo en que Cristo era crucificado en el Monte Calvario.

corderito manso

Cordero de Dios, es una denominación para Jesús, que se puede leer en el evangelio de Juan. Según la doctrina cristiana, se le menciona así para hacer una apología con el sacrificio de los corderos del antiguo testamento, ya que él escogió ser crucificado en el calvario, como una señal de su total obediencia a la voluntad de su celestial padre, como un fiel servidor de Dios.

La definición cristiana de un cordero de Dios está fundamentada muy libremente en el judío Korbán Pésaj, que no se relaciona realmente con el sacrificio humano ni con el pecado en forma alguna. En los estudios cristianos, el cordero de Dios es considerado como una parte importante del mensaje del cristianismo. Para saber más sobre temas espirituales puedes leer ¿cuántos libros tiene el nuevo testamento?

Un cordero similar a un león, que se levanta para dar la victoria después de ser sacrificado aparece en varias ocasiones en el libro del apocalipsis. También es nombrado en los escritos paulinos. El uso metafórico del cordero también está conforme con el salmo 23, que representa a Dios como un ganadero que traslada a su rebaño.

Deja un comentario