La oración de Jabes, importante personaje bíblico

¿Quieres aprender a rezar y a llevar tu espíritu a otro nivel de santidad para lograr la protección y bendición del Señor?, si es así, en este interesante artículo conocerás la oración perfecta para ti. Aprende sobre la oración de Jabes, para que le saques todo el provecho a su significado espiritual.

la oración de jabes

¿Qué es la oración de Jabes?

Comúnmente se hace referencia a esta oración en las congregaciones del evangelio como un segmento bíblico que, al ser expresado traerá a tu vida muchos beneficios y palpará tu alma del espíritu del Señor.

Sin embargo, cuando la referencia no es una cita directa sino más bien un testimonio o mención espontánea, pueden surgir las siguientes dudas: ¿qué es la oración de Jabes?, ¿para qué sirve la oración de Jabes?, y ¿es importante conocer esta oración?

Te interesará aprender también sobre la oración para la tranquilidad.

La verdad es que tener conocimientos sobre esta oración te ayudará a salir de etapas difíciles con la presencia del espíritu en tu vida. A continuación, encontrarás respuesta a todas tus preguntas.

la oración de jabes

Esta oración tiene su base en una sección de la palabra de Dios que está ubicada en el primer libro de Crónicas, específicamente en el capítulo 4, versículo 10. Dicho fragmento, que una vez extraído de los relatos bíblicos cobró popularidad en el evangelio por su pureza y fuerza dice lo siguiente:

Entonces Jabes llamó el nombre del Señor, rey de los israelitas, y clamó a los cielos:

¡Oh, me arrodillo por obtener tu bendición, porque tomes mis terrenos y los expandas, también me arrodillo para que me extendieses tu mano y así me salvase yo del impío y entonces la maldad del mundo me dejase indemne! Por lo que el Señor le entregó bienes tal cual fue su petición.

¿Quién fue Jabes?

Jabes fue un seguidor de Dios que es considerado un buen ejemplo de la santidad por su benevolencia y amor por el Señor. Su madre, al concebirlo, sufrió un gran dolor de parto por lo que le llamó Jabes, que traducido del Israelita significa ‘‘Obrador de dolor’’.

Este personaje bíblico es parte del linaje de Judá y aparte de eso, la información que se tiene de él es relativamente escasa.

la oración de jabes

¿Cómo entender este versículo?

Gracias al contenido de este versículo de la biblia, muchas personas han sabido hablar a Dios sobre sus anhelos espirituales, entregando el corazón abierto así como el de Jabes cuando ejempló la oración que acabas de leer.

Por otro lado, la oración de Jabes es un método realmente efectivo para enseñar y adoctrinar correctamente a los neófitos cristianos cuando se profundiza en la lectura de este poderoso versículo sobre la forma propicia de acercarse a Dios con la oración y para poner su fe en Este cuando sea necesario a través de la palabra.

Para comprender la oración de Jabes quizá puedas desglosar su contenido según el mensaje que te transmita, tal como debe ser estudiado cualquier otro versículo de la biblia.

De esta forma comprenderás a profundidad a qué se refiere esta oración y cómo tiene que ser comunicada por el individuo que ora.

la oración de jabes

Primer llamado en la oración de Jabes

El primer llamado que hace Jabes al Señor es para que este colme su vida de bendiciones, de prosperidad y palpe su corazón de bienes y benignidad. Se expresa cuando dice ‘‘Oh, ruego por obtener tu bendición’’.

Cuando Jabes clama y declara que se arrodilla ante el Padre, se puede entender que se trata de una simple alabanza, sin embargo, no es así.

Para pedir al Señor bendiciones y prosperidad es necesario que se entregue el espíritu mismo de todo corazón. Esto quiere decir que deberás llenar tu alma del Señor a diario y dedicarle tu vida porque solo así serás santo y podrás ver los frutos de su justicia distributiva.

Descubre todo sobre la justicia de Dios y aprende a verla en tu vida.

Jabes entonces se vuelve santo a los ojos de Dios y hace un llamado por bendiciones, productividad y una vida llena de frutos.

Segundo llamado en la oración de Jabes

El segundo llamado de esta oración tiene lugar cuando Jabes clama por la expansión de todos sus terrenos bajo la obra del espíritu de Dios.

Con la expansión de sus terrenos y territorios, este seguidor del Creador se refiere a la multiplicación de sus labores, de sus responsabilidades y de sus ocupaciones porque bien sabe que con esto viene el incremento de su productividad, de sus frutos, de las tierras en su posesión y de las riquezas que trae la labor.

Esta expansión también hace referencia a la multiplicación de su linaje que será sangre de su sangre, bendecida por la misma bendición por la que clamó Jabes en el llamado previo. Dios otorga responsabilidad al digno y con esto los frutos que conlleva.

Tercer llamado

El tercer llamado de la oración de Jabes es cuando este ruega por la mano del Señor siendo extendida en su dirección.

Este fragmento está conectado con la salvación de Dios Todopoderoso en los tiempos de sequía, hambre y en los aprietos de la humanidad, pues la fe absoluta en su palabra es de forma certera el escape de las garras del mal.

Esta sección del versículo es ejemplo de cómo la declaración funciona para el cristiano. El hombre que obra por el bien y hace la voluntad del Señor como es de su agrado, será bendecido con la ayuda del que todo lo puede.

Cuarto llamado

El cuarto y último llamado que hace Jabes cuando se dirige a Dios en busca de salvación es para que las garras malignas del mundo de oscuridad no se apoderen de él.

Así como el hombre tiene prometido la salvación en la gracia eterna del Señor, también está por propio albedrío condenado a la pesadumbre de la muerte. De esto solo existe un escape y es la fe en Cristo y la palabra del Rey de Reyes.

Es importante que descubras también sobre la oración a Santa Bárbara.

Jabes conocía esto, por lo que se dirigió con respeto y gracia santa a Dios, sabiendo que era un buen hombre y clamó por la salvación de su alma, para que entonces no pudiera caer maldición alguna sobre su persona, ni sobre sus hijos ni la extensión de estos.

¿Por qué es importante?

La oración de Jabes representa todo lo que busca por interés propio el cristiano. No se trata de un interés egoísta ni de una exigencia sin mediciones.

Dios deja muy claro en su palabra que la relación con sus hijos es justa y benévola y que, como es prometido, el hombre será bendecido con riquezas.

A Dios le agrada que el cristiano reconozca sus recompensas, por lo que no debes sentirte con peso de culpa mientras abras tu corazón y te sientas lleno y recompensado también al exaltar, alabar y predicar la Palabra de Dios.

Si te ha parecido de ayuda este artículo, te invitamos a echar un vistazo en nuestro blog y conocer la información más completa que te ayudará a conectarte con tu espíritu y mucho más.

Deja un comentario