Oración a la Virgen de la Caridad del Cobre, aquí

Conoce la oración a la Virgen de la Caridad del Cobre, para que le solicites lo que necesites y que siempre te cuide y oriente ante las adversidades. Conoce en Energía Espiritual, todo lo relacionado a ella y la mejor manera de rezarle a esta virgen.

Oración a la Virgen de la Caridad del Cobre

Oración a la Virgen de la Caridad del Cobre

Cuando te encuentres pasando por un inconveniente, adversidad, preocupación, malestar o que requieras algo para las personas que están muy cercanas a ti, puedes rezar la oración a la Virgen de la Caridad del Cobre.

Esta virgen es una de las advocaciones de la Virgen María, por lo que puedes solicitarle a ella lo que desees, especialmente si te encuentras ante una importante adversidad. Siempre ten fe de que ella te va a ayudar, orientar y proteger.

Es interesante antes de conocer la oración a la Virgen de la Caridad del Cobre, lo relacionado a su historia. Especialmente porque es una Virgen muy poderosa, milagrosa y a la que muchos acuden para solicitar su ayuda cuando más lo necesitan.

Ella apareció hace bastantes años en los mares que se localizan en el área septentrional del país insular de Cuba, localizado en el continente Americano. Su aparición se debió a que ayudó a unos marinos que solicitaron su gran ayuda.

A partir de ese momento la devoción a ella creció en muchos lugares y de hecho en la actualidad es la Santa Patrona de Cuba. Aproximadamente desde hace un siglo. Son muchos los que le rezan a ella, especialmente cuando hay una gran adversidad.

Cabe destacar, que a mediados del año 1990 el papa Juan Pablo II, fue quien coronó a esta Virgen, como Reina y Patrona del país insular antes mencionado. Así que especialmente allí se le tiene una profunda creencia a lo milagrosa que es esta advocación de la Virgen María. Conoce también la oración a la Virgen de Fátima.

Oración a Nuestra Señora del Cobre

La oración a la Virgen de la Caridad del Cobre, es muy conveniente para solicitarle a ella protección, orientación y apoyo, sobre todo ante cualquier adversidad por la que estés pasando tanto tu como alguno de tus familiares.

Oración a la Virgen de la Caridad del Cobre

Reza la oración a la Virgen de la Caridad del Cobre con mucha fe, tranquilidad y seriedad para que pronto veas los favorables resultados. Cada vez que la reces debes sentirte muy tranquilo y pensar positivo en todo momento, especialmente teniendo presente que todo va a mejorar.

Venerada Nuestra Señora de la Caridad, amada madre mía y Señora Soberana, con total felicidad me acerco a ti y me coloco a tus pies.

Virgen Milagrosa, tal como te nombraban nuestras personas mayores, sana a aquellas personas que están pasando por malestares, otórgales consuelos a los desconsolados, anima a quienes están en desespero, cuida de cualquier adversidad a las familias. Abriga a los jóvenes y cuida a los niños.

Ninguna persona puede publicar las maravillas que realizas cada momento, ayudando a las personas que te invocan y acuden hacia ti, para poder justificar de esa forma la confianza y el gran amor que te dan a ti todos tus hijos.

En todo momento y desde tu templo del Cobre, adorada y amada Virgen de la Caridad, continúa siendo el hermoso manantial de todas las gracias y apoya a quien acude a ti con mucha devoción.

Amén.

Oración a la Santísima Virgen de la Caridad

Con mucha fe reza la oración a la Virgen de la Caridad del Cobre, cuando más lo necesites. Ella te cuidará y ayudará en todo momento, especialmente si elevas sus oraciones con total devoción.

Venerada y respetada Virgen Santa de la Caridad, no nos olvides ni dejes de cuidarnos a nosotros y a nuestro hogar, protégenos de cualquier inconveniente, cuídanos de las enfermedades, de las epidemias, las tempestades, inflamaciones, relámpagos y centellas.

Te pedimos que no dejes que el pecado nos separe del gran amor infinito de tú amado, venerado y Divino Hijo y que sea posible que en el incandescente automóvil de plata se traslade por todos los lugares del mundo, el ángel que otorga la paz.

Adorada y alabada Virgen de la Caridad, te suplicamos que ruegues por todos nosotros. Amada Virgen Santísima de la Caridad, te pedimos que nos protejas de todo mal en todo momento y cuando nos toque partir de este mundo.

Amén.

Oración para solicitarle justicia

Con la oración a la Virgen de la Caridad del Cobre, te sentirás protegido en todo momento y lograrás enfrentar  con total confianza cualquier adversidad. Conoce también la oración a la Virgen del Carmen.

Virgen venerada de la Caridad, tú que jamás nos desamparas, especialmente cuando acudimos a ti para que nos ayudes. Virgen piadosa de aquellos que pasan por algún sufrimiento o que se encuentran en una adversidad. Sé que me escuchas y que siempre me estás cuidando y estás cerca de mí y de mi familia en todo momento.

Adorada Virgen bendita te solicitamos que generes que se haga justicia en lo que estamos afrontando, que tu amado Hijo nos proteja y ayude en todo momento. Confío en que nos otorgarás tu ayuda, especialmente para que se solucione esta difícil adversidad por la que estamos pasando. Que se haga justicia y que se desaten los nudos que ha ocasionado el enemigo.

Confiamos asimismo que vas a otorgarnos el bien, la paz, unión y la tranquilidad que nos merecemos, luego de haber pasado por tantas preocupaciones y adversidades.

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Amén.

Oración para suplicarle a la Virgen de la Caridad

La oración a la Virgen de la Caridad del Cobre, hará que te sientas más tranquilo, seguro y con mucha fe cada día de tu vida. Otorga mucha fe al rezar y verás los increíbles resultados que obtendrás.

Acuérdate, venerada, amada y piadosa Nuestra Señora Virgen María, que en nunca se ha escuchado decir que nadie de los que se dirige a ti, solicitado tu ayuda y suplicado tu protección, lo hayas dejado solo.

Con esta profunda confianza, me dirijo también ante ti, oh amada Virgen, Virgen Suprema, Madre de todas las vírgenes y aunque me aflija por los pecados que he cometido, tengo el atrevimiento de acudir a ti, amada y respetada Santísima toda presencia soberana.

No me olvides amada y pura Madre de Nuestro Señor Dios, te suplico y solicito con mucha humildad que me escuches y protejas en todo momento.

Amén.

Si te gustó la información de este artículo, quizás también te interese conocer acerca de la oración a la Virgen de Juquila.

Deja un comentario