Oración a la Virgen de Las Mercedes, para pedir su ayuda

La Virgen María, cuenta con varias advocaciones Marianas, siendo una de ellas la Virgen de las Mercedes o de la Merced, cuya figura fue tomada para ser la guardiana de protección y Patrona de los reclusos y para los tiempos difíciles, para lo cual es común que se eleve una oración a la Virgen de Las Mercedes, y ella atenderá a los más necesitados.

Oración a la Virgen de Las Mercedes

Oración a la Virgen de Las Mercedes

La Virgen de Las Mercedes, se ha convertido en un importante símbolo dentro de la cultura española, cuyo culto se ha expandido desde Cataluña hasta gran parte del mundo, con la llegada de la invasión española, al continente Americano, arraigándose así en la devoción en millones de personas de manera profunda. Si quieres conocer de oraciones, puedes revisar Hoponopono Oraciones 

Es común entonces, que día a día, más fieles devotos le eleven una oración a la Virgen de Las Mercedes, solicitando apoyo y protección para enfrentar los tiempos difíciles, circunstancias inesperadas y otros conflictos. Para la iglesia católica, representa un icono muy popular entre las advocaciones Marianas, razón por la cual se le suele rendir culto y hacerle ofrendas, ya sea para agradécele por algún favor recibido o solicitarle alguno.

La composición semiótica que contiene la imagen de la Virgen de Las Mercedes, es decir, la cantidad de símbolos que comprende en la totalidad su figura, debe evocar la benevolencia en primer lugar, elemento al cual debe representar su vestimenta, compuesta por una túnica de color blanco,  con un escapulario en la parte de su pecho, contentivo del signo de la Merced.

En algunas figuras se le ve llevando unas cadenas, razón por la cual fue nombrada como la patrona de los presos o privados de libertad. Otros elementos que suele llevar, es un cetro y una corona, junto a la imagen de Jesús de niño, aunque también se le ve sola.

Los presos reclaman una oración a la Virgen de Las Mercedes para que se haga justicia en sus casos y poder tener una pronta libertad o también para que los proteja mientras están en las cárceles y demás reclusorios.

Oración a la Virgen de Las Mercedes

Debido a su carácter de benevolencia, esta Virgen es llamada también en muchas regiones la Virgen Misericordiosa, y funge como Patrona en distintos lugares alrededor del mundo, además de España, en países como México, República Dominicana, Nicaragua, Argentina, Costa Rica, Estados Unidos, Chile, El Salvador, Panamá, Ecuador, Colombia y Venezuela.

¿Cómo se realiza la oración?

Para saber cómo realizar una oración a la Virgen de Las Mercedes, primero debemos estar conscientes que cuando oramos, estamos estableciendo un contacto íntimo con Dios Padre Nuestro señor, pero, al no poder hacerlo de manera directa, llevamos a cabo esa conexión espiritual a través de nuestra Madre, la Virgen de Las Mercedes.

Según lo expresado en la religión, son estas deidades de la Iglesia y otros Santos, los que sirven como un puente sensorial. A través de la oración a la Virgen de Las Mercedes, se pone en ejecución un poder trascendental, rezándole de manera consciente, para que de esa forma la comunicación sea mucho más efectiva, blindada con Santidad.

Otro de los aspectos que se deben de tomar en cuenta a la hora de realizar una oración a la Virgen de Las Mercedes, es que esta debe hacerse con respeto y extrema dedicación, ya que la intención, es que a través de la oración, usted pueda superar los conflictos que se le estén presentando en su vida.

Al elevar una oración a la Virgen de Las Mercedes, puede agradecerle por tener salud y bienestar, o de igual manera, solicitarle algún favor especial que lo vaya a beneficiar, ya sea de manera personal o bien a su núcleo familiar, amigos, personas cercanas, entre otros, aprovechando el desarrollo espiritual y Todopoderoso que se abre al igual que una ventana de comunicación con Dios.

Una vez que convierta esta actividad en un hábito, podrá sentir que su vida se llena de una plena espiritualidad, sintiéndose libre de preocupaciones y con una profunda paz. Esta oración a la Virgen de Las Mercedes puede realizarla solo o también con la participación de amigos y familiares.

Una vez resaltada la importancia que tiene esta oración, te mostramos a continuación, algunos pasos o consejos para hacer de tu oración a la Virgen de las Mercede, una plegaria efectiva y satisfactoria de acuerdo a tus necesidades.

Pasos para realizar la Oración 

El primer paso que se debe hacer realizar una oración a la Virgen de Las Mercedes, es escoger dentro de la casa o algún otro sitio donde resida o se encuentre, que goce de paz y buenas energías, además, donde el participante de la oración pueda permanecer serena y segura de no tener ninguna interrupción.

Se debe estar consciente de que al rezar, implorar u orar, es la forma de estar conectamos espiritualmente con nuestro interior, con todo nuestro Ser y de establecer una conexión directa con nuestra Madre, la Virgen de Las Mercedes, y con ella como mediadora, también con Dios.

Por ser la patrona de los presos, privados de libertad o convictos, se puede pedir en medio del relato de la oración, por la protección de algún familiar o ser querido que se encuentre en dicha situación. De igual manera, al propio detenido, la oración a la Virgen de Las Mercedes le sirve como una forma de poder manifestar su preocupación, desahogarse con los problemas que lo perturban y hasta a manera de reflexión.

Oración a la Virgen de Las Mercedes

Es mediante el recitar de las oraciones, que los devotos católicos profesan su fe en Dios, con peticiones e invocaciones, que se hacen de forma colectiva e individual, ya sea en la conmemoración de festividades y ceremoniales, como el caso del Día de la Virgen de las Mercedes, que se celebra el 24 de septiembre de cada año.

Los fieles seguidores de esta advocación Mariana, hacen una oración a la Virgen de Las Mercedes como parte del ritual de celebración, donde aprovechan para agradecerle o pedirle algún favor. Las peticiones más comunes son por familiares presos, personas con delicado estado de salud, condiciones de vida precarias, escasez de alimentos, entre otros.

De igual manera, le piden a la Virgen que les brinde fortaleza espiritual, para así poder aguantar lo que les esté pasando, y su intersección ante Dios todopoderoso, para salir lo antes posible de esta situación.

Al rezarle u orarle a la Virgen María en su advocación mariana de la Virgen de las Mercedes, al igual que a otras vírgenes, se establece conexión también con la flota de ángeles y arcángeles, que están al servicio de la gran Reina del Cielo. También se les está pidiendo ayuda conjunta a todos los santos, a Dios Padre todopoderoso, a su Hijo Jesucristo, y al Espíritu Santo, expresados todos en un solo Dios.

Oración a la Virgen de Las Mercedes

Oración

¡Oh Madre Purísima!, Virgen de Las Mercedes, tú que todo lo puedes,

Gran guardiana de los presos y de las causas abandonadas.

Santísima Madre de Jesús y Madre de todos nosotros,

te pido escuches mis peticiones, resplandor divino que ilumina los cielos y los mares,

que resguardas las vidas de los desamparados a través de tú bendición divina,

gracias por ser nuestra guía en el arrepentimiento de nuestras culpas.

Hoy vengo a ti, para pedirte con arrepentimiento y humildad,

Nos brindes fuerza, protección y salvación a todos tus hijos en especial los más necesitados.

Que obres por la pronta ayuda, a través de tu divina intercepción, de

(se nombra a la persona requiere del favor),

para que no se desvié del camino que nos enseñaste por medio de tu palabra,

te pido Oh gran señora, que le quites sus angustias y calmes sus desesperos,

acompáñalo con tu presencia divina en los momentos difíciles que vive,

dale tu protección y haz que olvide toda tristeza y sufrimiento con tu inmenso amor.

¡Oh Santa Virgen divina!, te pido que cumplas con mis peticiones y deseos,

que con fe, temor y mucha devoción, hoy te hago,

Yo te invoco, ¡Oh Santísima Virgen de las Mercedes! Amén.

Nota: Se debe repetir 3 veces el nombre de la persona de quien se hace la petición.

Oración por el resguardo de los presos

Al ser la patrona de los presos o privados de libertad, constantemente le rezan una oración a la Virgen de Las Mercedes, ya sean los detenidos o sus familiares para pedir por su seguridad dentro de los recintos penitenciarios, aceleración en los procesos o su pronta liberación.

¡Oh, Bendita Virgen!, Santa María de las Mercedes,

Que para los hombres era Mercedes de Dios, Madre de su hijo Jesucristo,

Eres la Reina y Soberana del mundo y de todo lo que en él se ha creado,

que a ninguno e tus hijos desprecias, ni dejas abandonado,

haz que veamos del mundo y de todo lo creado,

haz que veamos el reinado de tu Divino Hijo, Jesucristo,

que es sinónimo de justicia, de amor y verdad.

¡Oh Santa Madre Inmaculada!, Virgen de Las Mercedes,

tú que tienes el poder de hacer muchas cosas,

que eres la patrona y protectora de los reclusos y

que intercedes siempre ante las causas perdidas,

te pido que oigas mis suplicas, Oh santa Madre benevolente y amorosa,

Santísima Madre de Jesús, Rey de Reyes, Madre de todos nosotros,

luz divina de los mares y el firmamento, protégenos con tu divina bendición

especialmente a los presos, desamparados y desdichados,

te pido con humildad que nos ayudes a arrepentimos de nuestras culpas,

por medio del noble corazón de la dulce María, otorgarles fuerzas y salvación a tus hijos,

obra por la pronta liberación de(se dice el nombre de la persona),

Que por medio de tu intersección divina retomen el camino del bien,

El mismo que nos enseñaste mediante tu santa palabra,

Alíviale sus angustias y calma su desesperación brindándoles consuelo,

Acompáñalos con tu divina presencia en estos momentos difíciles,

Cobíjalos bajo tu manto sagrado, lleno de amor,

Hazlos olvidar sus tristezas y desconsuelos.

¡Oh Santa Virgen divina!, te pido en este día que seas la guardiana de mis deseos,

y cumplas todo lo que hoy vengo a pedirte con mucha devoción,

apelo a tu buen corazón, Oh Santísima Patrona Virgen de la Mercedes. ¡Amén!

Nota: se nombra tres veces a la persona por la que está pidiendo el favor.

Oración para pedir su amparo

La siguiente oracion a la Virgen de Las Mercedes, se recita para solicitar por su amparo y protección ante la vivencia de momentos difíciles, dificultades adversas, enfermedades de cuidado, entre otros casos de peligro que se pudiesen presentar en el día a día. Para revisar otras oraciones puedes ver el artículo Oración a San Pancracio

¡Oh! Santa Virgen de las Mercedes, tú que eres Madre,

 te suplicamos hoy en nombre de nuestros hijos, y también por los hijos de los demás,

invocamos tu nombre Madre mía, para que aumentes nuestra fe y confianza,

porque solo tú puedes hacerlo, ¡Oh gran señora de Las Mercedes!,

intercede ante Dios Padre en nombre de los humildes,

para que siempre gocemos de la bendición de Dios, nuestro Señor, !Amén!

Oh bondadosa Señora, Madre de nuestro Señor Jesucristo,

Hoy vengo ante ti para suplicar por mi familia, mis hijos y mi esposo,

y hasta por todos aquellos que estén solicitando de tu amparo,

por las familias que hoy están necesitadas de tu consuelo, consejos y tu santa palabra.

Abre sus corazones Madre mía, para que no desvíen sus caminos de la senda del bien,

bendita eres entre todas las mujeres, Oh santa Madre de Jesús,

 gracias te doy por tus sacrificios, más ruega por nosotros los pecadores,

bendícenos y ampararnos siempre, y por siempre, hasta el fin de nuestra vida, ¡Amén!

Novena a la Virgen de Las Mercedes

Para rezar la novena a la Virgen, se comienza por la oración de la señal de la Santa Cruz, seguido del “en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. ¡Amén!”. Seguidamente, se recita una oración a manera de introducción que dice de la siguiente manera:

Jesucristo,

Tu que eres Grande y real,

Creador del cielo y de la Tierra,

Te respeto por ser quien eres y sobre todas los objetos,

me pesa de todo corazón haberte molestado;

y juro de no volver a pecar nunca más.

Apartarme Señor de todas las ocasiones en que pueda ofenderte,

Permíteme confesarme y cumplir con mi penitencia.

Te ofrezco Señor mi vida y mi trabajo, para el reparo de todos mis pecados,

Confiando en tu infinita misericordia y bondad para que los perdones,

Te lo pido en el nombre de tu preciosísima sangre, pasión y muerte,

Otórgame la gracia de poder enmendarme, y estar eternamente a tu servicio,

desde este día y hasta el fin de mi vida. ¡Amén!

Oración a la Virgen de Las Mercedes

Oración inicial para todos los días

Antes de comenzar las oraciones propias de esta novena a la Virgen de Las Mercedes, se debe rezar una oración que es para recitarla todos los días:

¡Oh! Santísima Virgen de las Mercedes,

Gran redentora de los cautivos y soberana de los Cielos y Tierra,

De rodillas vengo ante tu altar para pedirte auxilios y bendición, ¡Oh santa Madre mía!.

Nunca nos abandones, y ruégale al Señor Nuestro Dios por nosotros,

Continúa con tu oficio como Patrona y abogada de las causas perdidas.

En tu amorosa y benigna protección confiamos,

ya que siempre nos has librado del mal, atiende ahora nuestra súplicas

y revisa la necesidad que te presentamos en esta novena, ¡Amén!

Día 1

El primer día de la novena se debe reza la siguiente oración:

Oh santa Virgen de Las Mercedes:

Tu que eres Madre de Dios y Madre nuestra,

No nos olvides a nosotros tus hijos,

que tenemos fe en ti y en tu infinita bondad,

reconociendo día a día lo celestial de tu santa Gloria, ¡Amén!.

Nota: como complemento, se deben de rezar tres Avemarías, y luego, hacer la solicitud del favor que se requiere, cerrando con la oración para todos los días.

Día 2

En el segundo día de la celebración de esta novena a la Virgen de la Mercedes, se debe entonces declamar la siguiente oración:

Oh benevolente, Virgen de Las Mercedes:

En nombre de la gracia que encierra tu Gloriosa concepción,

Mantennos  a tus hijos puros en cuerpo y alma,

Y dale fuerzas a nuestro corazón,

para que resista las provocaciones de nuestros enemigos. ¡Amén!.

Nota: como complemento, se deben de rezar tres Avemarías, y luego, hacer la solicitud del favor que se requiere, cerrando con la oración para todos los días.

Día 3

En el tercer día de novena, se debe elevar la siguiente oración a la Virgen de Las Mercedes:

Virgen de Las Mercedes, santa Madre de Dios y de los hombres,

Por la gracia de tu intercepción redentora,

que profesaste ante el mundo en defensa de tu hijo, Jesucristo;

sálvanos de que nuestras almas sean condenadas,

a padecer de martirios por toda la eternidad. ¡Amén!.

Nota: como complemento, se deben de rezar tres Avemarías, y luego, hacer la solicitud del favor que se requiere, cerrando con la oración para todos los días.

Día 4

Para el cuarto día de la novena a la Virgen, se debe declamar la siguiente plegaria:

¡Oh santísima Virgen de las Mercedes!,

Que en cuerpo y alma, subiste al cielo,

Para ser nombrada Soberana de la Tierra y defensora de los cristianos;

Estamos a la espera de la venida de tu reinado sobre todos nosotros,

Que es la garantía que tenemos de nuestra gloria en el cielo. ¡Amén!.

Nota: como complemento, se deben de rezar tres Avemarías, y luego, hacer la solicitud del favor que se requiere, cerrando con la oración para todos los días.

Día 5

En el quinto día de la novena, el o los participantes deberán exclamar la oración siguiente:

Oh Santa Madre, Virgen de Las Mercedes,

Tu que eres la salvación de todos los malos,

La Madre de quienes vuelven a Dios para el perdón de sus pecados.

Nos reconocemos pecadores y con toda nuestra alma, pedimos perdón.

Intercede ante el Señor para lograr obtener su gracia y misericordia. ¡Amén!.

Nota: como complemento, se deben de rezar tres Avemarías, y luego, hacer la solicitud del favor que se requiere, cerrando con la oración para todos los días.

Día 6

El sexto día de la novena, esta será la oración a recitar:

Oh gran Señora, Virgen de Las Mercedes,

A quien la Iglesia ha llamado “Salud de los enfermos”,

Sana así todas nuestras enfermedades,

En tu amparo esperamos que nos brindes la salud del cuerpo,

y de tu misericordia que nos otorgues la salud del alma,

ampáranos, oh gran señora ante el Juez Supremo. ¡Amén!.

Nota: como complemento, se deben de rezar tres Avemarías, y luego, hacer la solicitud del favor que se requiere, cerrando con la oración para todos los días.

Día 7

Durante la conmemoración del séptimo día, la oración a recitar será:

Oh Virgen de las Mercedes, Reina de los cielos,

tú que les brindas alivio a los afligidos,

no dejes que la tristeza nos perturbe,

ni que seamos dominados por el pecado.

Concédenos la santa alegría a nuestras almas,

 y consuela a quienes te invocan en espera de tu bondad. ¡Amén!.

Nota: como complemento, se deben de rezar tres Avemarías, y luego, hacer la solicitud del favor que se requiere, cerrando con la oración para todos los días.

Día 8

En el octavo día de la novena a la Virgen de Las Mercedes, la oración que continúa es la siguiente:

Oh Santa Madre, Virgen de Las Mercedes,

Aquellos que tiene la dicha de morir a tu lado,

atesoran la esperanza, de que estés presente a la hora de su muerte,

y que al dejar este plano terrenal,

tus fieles devotos se cuenten con la gracia de los sacramentos,

no permitas que sean privados de ellos tanta Madre,

ya que en el último día, tu santa mirada será el alivio para sus dolores. ¡Amén!.

Nota: como complemento, se deben de rezar tres Avemarías, y luego, hacer la solicitud del favor que se requiere, cerrando con la oración para todos los días.

Día 9

Para cerrar la noven, se debe elevar la siguiente oración a la Virgen de Las Mercedes:

Oh gran Soberana, Virgen de Las Mercedes,

Que con tu gran poder, puedes liberar de las prisiones a los cautivos,

No permitas que las almas benditas sufran mucho tiempo en el Purgatorio.

Haz que pronto puedan ver el Reino de la luz y de la paz,

Al lado de tu santo hijo, Nuestro Señor Jesucristo,

Que es nuestro Salvador, la igual que contigo, Oh Madre y Reina. ¡Amén!.

Nota: como complemento, se deben de rezar tres Avemarías, y luego, hacer la solicitud del favor que se requiere, cerrando con la oración para todos los días.

La Virgen de Las Mercedes y la santería

El culto a la Virgen de Las Mercedes, fue introducido como una cultura religiosa en los tiempos de la colonial, con la llegada de los españoles a América. En aquellos tiempos, parte de las acciones de conquista fue el adoctrinamiento de los pobladores originales en la religión católica.

También, este adoctrinamiento aplicaría a los negros esclavos que fueron traídos de África, con la intención de que realizarán aquellos trabajos que los aborígenes no sabían hacer, o que simplemente se rehusaban a realizar. Los negros africanos, debían dejar de practicar la Santería, que era su tipo de religión originaria.

Sin embargo, a fin de mantener su religión, los esclavos africanos idearon una manera de poder mantener su cultura, engañando a sus patronos españoles, simulando que les rezaban a sus Santos católicos, cuando en realidad continuaban adorando a los de ellos, siendo para el caso de la Virgen de Las Mercedes, el nombre de su deidad Obatalá.

Dentro de la santería y la religión Yoruba, Obatalá es el Dios creador de la Tierra, de acuerdo con dicha mitología, además del creador del hombre y dueño de sus pensamientos. Los seguidores de esta religión llaman a sus dioses Orisha, y en el caso de Obatalá, es el orisha que representa la justicia, la pureza y la verdad, además, es quien rige la Paz en la Tierra.

Mediante la sincronía de Obatalá, en la religión, se le asigna el nombre de Alá Bá. En la época de la esclavitud, los fieles devotos de Obatalá, le tenían que rezar por medio de la imagen de la Virgen de las Mercedes, comenzando a vestirse de blanco en su honor, desde aquella época, en concordancia a su significado de pureza.

Oración a la Virgen de Las Mercedes Obatalá

Oh Santa Virgen Inmaculada de las Mercedes Obatalá,

tú que tienes el poder sobre todas las cosas imposibles,

guardiana de los reclusos, y Madre Benevolente y amorosa,

Santísima Virgen María, Madre de Jesús, quien es Rey de Reyes,

luz celestial que iluminas los cielos y mares,

hoy acudo a ti para que atiendas mis súplicas.

Con tu divina bendición proteges a todos los desamparados,

brindando tu ayuda y tu guía para quienes nos arrepentimos de nuestras culpas.

Hoy vengo a ti con arrepentimiento sincero y humildad,

a pedirle a tu dulce corazón nos des las fuerzas necesarias,

para buscar la salvación que necesitamos tus hijos,

rogando por tu intersección divina para que (se dice el nombre de la persona en nombre de quien se hace la petición)

para que no se desvié del camino ni de tus enseñas.

Elimina de nosotros toda angustia y desasosiego,

Acompáñanos con tu excelentísima presencia en momentos difíciles,

Cobíjame bajo tu amparo y protección para terminar con nuestras tristezas y sufrimientos,

te pido seas protectora , Oh Santa Virgen divina,

con fe y devoción te hago estas peticiones, Santísima Virgen de la Mercedes Obatalá. ¡Amén!.

Nota: Se repite 3 veces el nombre de quien se hace la petición.

La Virgen de las Mercedes en América

Desde su llegada al continente americano, la figura de la Virgen de las Mercedes, se ha ganado la preferencia de muchos creyentes y fieles católicos tomando en cuenta que estos la ven como una promotora del amor de Dios hacia todos los hombres. Es especialmente venerada por aquellos que han sido víctimas de injusticias cometidas del hombre contra el mismo hombre.

El pueblo español ha manifestado lo honrados que se sienten al ser España la región escogida por la santa Virgen para hacer su primera manifestación. De allí que su culto se ha extendido a otras regiones del continente, donde creyentes, fieles devotos y otros seguidores, se reúnen en familia para venerar su imagen, dándole gracias por sus favores recibidos y pidiendo a su vez por su protección y amparo frecuente.

El culto a La Virgen de las Mercedes se ha extendido a países del continente americano como Venezuela, Cuba, Bolivia, Perú y República Dominicana, donde, de este último incluso es patrona Nacional, entre muchos otros países, que conmemoran su fecha y realizan diversas actividades en el marco de la fecha del 24 de septiembre de cada año.

Culto a la Virgen en la República Dominicana

La Virgen de Las Mercedes es la patrona de República Dominicana, y como tal, todo el pueblo se aboca a conmemorar su Día, que es el 24 de septiembre de cada año, adornando las calles y los espacios religiosos como iglesias y capillas, donde es exhibida su excelsa imagen. Incluso, la conmemoración de este importante Día se lleva a cabo en las cárceles, tomando en cuenta que es la patrona de los presos.

Es por ello que es usual ver en ese día, como los recintos penitenciarios, también desarrollan actividades en conjunto con los familiares de los detenidos. Parte del programa de celebración a la Virgen, son rezos y oraciones por la pronta liberación de los privados de libertad, así como por protección a sus seres queridos.

Culto a la Virgen en Venezuela

En Venezuela, la Virgen de Las Mercedes es la patrona de muchos de los estados y municipios de dicho país. Regiones como Lobatera, las Mercedes de Caucagua y Zea, así como los estados del Oriente y Occidente del país, celebran su Día cada 24 de septiembre.

Al igual que en otros países, también se realizan para esa fecha actos conmemorativos dentro de las prisiones, donde los privados de libertad, le rezan a la Virgen María en su advocación como la Virgen de las Mercedes, para que haya agilidad en sus procesos y poder quedar en libertad.

Gracias a la evangelización del pueblo venezolano por parte de los frailes católicos, la devoción por la Virgen de Las Mercedes se extendió por todo el país, y es debido a eso que tantos pueblos conmemoran sus fiestas con mucha fe y amor.

Los milagros de la Virgen de Las Mercedes

Muchos milagros le son atribuidos constantemente a la Virgen de las Mercedes, sin contar aquellos que no cuentan con registro alguno. Los principales solicitantes de sus favores y milagros, son los presos y personas que atraviesan grandes penurias. A través de la oración a la Virgen de Las Mercedes, mantienen viva su esperanza de que la ayuda llegará algún día muy cercano.

Los privados de libertad consideran un milagro el no dejarse afligir por estar en condiciones de prisioneros y esa fuerza que tienen la sacan, según ellos, del poder de plegaria, que les mantienen viva su fe para con Dios y con la Virgen de las Mercedes.

Uno de los milagros más conocidos fue el de su aparición al señor Pedro Nolasco, uno de sus más fieles devotos, quien en agradecimiento y con la ayuda del Rey Jaime I, fundaron la Orden Celeste, Real y Militar orden de la Merced, por petición de la santa Virgen, para ayudar a los inocentes prisioneros de los musulmanes.

Milagro de curación del cáncer

La historia referente al milagro del cáncer curado a través de la oración a la Virgen de Las Mercedes, fue narrado por parte de un sacerdote llamado Vicente Salto. Dicho relato tuvo lugar en Perú, específicamente en la comunidad de Porto Viejo, donde una fiel creyente de la Virgen, fue diagnosticada con cáncer.

Como parte de su tratamiento, la señora debía someterse lo más rápido posible a una quimioterapia, por recomendación de su médico tratante. La paciente estaba reacia a tomar el tratamiento, le pidió fervientemente a la Virgen por su salud y su intersección ante Dios nuestro Señor para que le otorgara la gracia de su curación.

Oración a la Virgen de Las Mercedes

Cuentan que al llegar a la ciudad de Quito para su consulta médica, luego de finalizar su revisión, los exámenes arrojaron una grata sorpresa, pues las células dañadas por el cáncer había desaparecido y la fiel devota estaba curada. Al igual que el caso de esta Señora, se ha tenido el testimonio de otras más, que llevados por su gran fe y devoción, han logrado curarse en su totalidad.

La Virgen y el incendio en Paitento

En los años de 1587, un aventurero de nombre Cavendish, atacó el puerto de Paitento, y toda la región, prendiéndole fuego a las casas, e incluso a la capilla del pueblo. De repente, entre las llamas emergió la figura de un valiente hombre que salvó la imagen de la Virgen de Las Mercedes de entre las llamas que consumían la estructura de la capilla.

Este hecho fue tomado por los lugareños como un milagro de la Virgen, pues de aquel hombre que arriesgó su vida por salvar a la Virgen, no se supo más nada, y sin embargo, tras su hazaña dejó por sentado su mayor manifestación de amor y fe ante Dios. 

Otro milagro de la Virgen

La imagen de la Virgen de Las Mercedes, sería víctima de un nuevo intento de destrucción en la región de Paitento, cuando arribara a este famoso puerto Jorge Anson, un pirata de origen anglosajón, quien el 24 de septiembre del año 1741, se robó la figura de la Virgen, llevándosela en su barco.

Cuentan que durante la travesía de su viaje, el mar comenzó a formar grandes olas, aumentando su oleaje con gran fuerza. Atemorizado por los sucesos, aquel pirata le disparó a la imagen de la Virgen, y esta sangró. Impactado con aquello, el pirata ordenó que lanzarán a la Virgen al mar.

Según describe el relato, la figura de la Virgen, llegó hasta la orilla de la playa en el puerto, siendo encontrada por un grupo de pescadores, sin que nadie interviniera para rescatarla, solo con la fuerza de las olas. Esto fue considerado por todo el pueblo como un milagro, donde la Virgen de las Mercedes, se salvó así misma del malvado pirata.

Historia de la Virgen de Las Mercedes

La historia de esta noble Virgen data del año 1218, cuando un primero de agosto, se le apareció al señor Pedro Nolasco, presentándose como la Virgen de la Merced. En esa primera aparición, la Madre de Dios le pidió al creyente que fuese creada una orden de carácter religioso y en su honor, cuyo propósito fuese el de brindarle asistencia a los presos inocentes.

En los tiempos en que España vivía fuertes enfrentamientos entre piratas Sarracenos y musulmanes, se apareció en el país La Virgen de la Mercedes. Las fuertes batallas fueron libradas en las costas del Mediterráneo, desde donde eran llevados los prisioneros hasta el Norte de África. Estas circunstancias fueron las que llevaron a Don Pedro, a pedirle ayuda al Rey Jaime I, y poder a través de su respaldo, fundar la Orden Celeste, Real y Militar orden de la Merced.

Dicha orden tenía la intención de prestarles auxilio a los presos, que le habían solicitado su ayuda a través de la oración a la Virgen de Las Mercedes, para que intercediera en su pronta liberación. Luego de que se estableciera dicha Orden, los fieles católicos comenzaron a pedirle a la Virgen por ayuda no solo para los presos sino también por las personas afligidas.

Al igual que por las menos favorecidas, que sufren y padecen de humillaciones, especialmente por aquellos que han caído en desgracia siendo inocentes y merecedores de la protección y el amor de Dios. Muchos países celebran su tradición tres veces al año, en las cuales deben cambiarle su vestimenta, siendo la primera el 3 de agosto, luego el 24 de septiembre, y la última, durante las fiestas navideñas. Si te interesan más artículos, te invitamos a ver Oración a Obatalá

Deja un comentario