Oración a san Alejo muy efectiva, descúbrela aquí

Cuando nos gusta una persona que está de pareja con otra, o cuando sospechas que una boda no debe realizarse, y quieres impedirla, puedes realizar una oración a san alejo muy efectiva, esta es una plegaria poderosa y de rápido efecto, que la podemos realizar cada vez que la necesitemos.

oración a san alejo

Oración a san Alejo muy efectiva para separar

Las oraciones son muy efectivas para solucionar problemas o conceder deseo, en el caso de las relaciones amorosas es especialmente efectivo. Una oración a san alejo muy efectiva, ayudará a que la persona amada deje a cualquiera y venga hacia nosotros. Cualquiera podrá tener el gran amor de su vida o simplemente conseguir su otra mitad haciendo que una pareja se separe. Para saber más sobre estas oraciones puedes leer oraciones para los casos difíciles casi imposibles.

Si se va a utilizar este recurso se debe tener plena conciencia de lo que se va a realizar, y lo que esto puede representar para nosotros. La vida de cualquiera pude mejorar de forma notoria si abre su corazón al señor, de forma honrada y honesta. Dios está vigilando tus actitudes, por lo tanto, esté atento a todos los detalles.

Si lo que se quiere es separar una pareja, esta es la oración a san alejo efectiva para esto, se debe recitar antes de acostarse por cinco días continuos. Durante la oración hay que tratar de tener presente el nombre de la persona que queremos separar.

Amado y bendito san alejo, tu que todo lo puedes, incluso logras alejar todo lo malo que está alrededor de los escogidos del señor, te lo suplico, que no logren unirse al otro, que sea imposible el estar juntos, ni en la mesilla comer, ni en el sillón sentarse, ni en el salón convivir, ni en la cama acostarse sin sentir rechazo, repugnancia y asco, y sobre todo te pido que no puedan estar juntos en la intimidad.

Poderoso y grande san alejo con tu gran poder para hacer milagros, suplico que oigas mi solicitud lo antes posible, y me concedas que mi hombre regrese al hogar conmigo. Te agradezco por guiarme, san alejo amado y juro difundir su oración si me concedes volver a unirnos a nosotros, la persona que pide a separar no vuelva a aparecer en mi vida o en la suya. Amén.

Para complementar este rito se debe encender una vela blanca y una roja, además de colocar una imagen de las personas a separar. Luego de cada oración se deben recitar tres oraciones al padre, tres oraciones a la virgen y tres glorias.

Oración para alejar a terceras personas

Esta oración a san alejo muy efectiva, debe ser realizada durante nueve días consecutivos, y se debe comenzar un día martes. Como parte del ritual se debe encender una vela blanca o lila para realizar la oración, en un lugar tranquilo y sin interrupciones, para poder concentrarse en el rezo y pedir con fervor y devoción.

Maravilloso san alejo, bendecido santo de los celestiales del señor, estás al lado del soberano y señor de los cielos, y tienes el don de servir de mediador a favor nuestro y nos proteges. Santo de gran virtud y hacedor de milagros, ruego que me concedas tan pronto como sea posible lo que con inmensa esperanza te pido en esta oración. Piadoso San alejo, escucha mi petición. Dame tu ayuda.

Necesito este favor sin tardanzas, lo deseo y su falta me produce angustia. San Alejo, te llamo, el mal que me causa (aquí mencionar el nombre de la persona) es mucho y muy duro, y es de tu conocimiento, mi santo. Te pido que esta persona (aquí mencionar el nombre de a persona) se vaya para siempre de la vida de (aquí mencionar al ser amado) por lo que nunca quieran estar juntos.

Quiero que no se vuelvan a hablar, que (mencionar a la persona que se debe alejar) y (mencionar a la persona amada) se peleen, que se fastidie el uno de la otra, que no logren verse, estar juntos o compartir nada, y se alejen toda en toda la existencia. San Alejo mira con benevolencia mis sufrimientos, ten piedad de mis lágrimas y dame, te ruego, lo que te pido con confianza. Gracias, San Alejo por concederme el favor. Amén.

Al culminar la plegaria se debe recitar nueve oraciones a la virgen y una gloria. Importante mantener la vela encendida, si se acaba encender otra. Si quiere aprender más sobre estos temas espirituales puede leer oración a san Jorge.

oración a san alejo muy efectiva

Historia y vida de san Alejo

San Alejo, es santo que nació en el seno de una familia acaudalada, su padre era senador en Roma. En este lugar pasó su juventud, y fue instruido en la palabra y recibió el ejemplo de que los auxilios que se le daba a los más menesterosos, se transformaban en tesoros para el cielo y servían para expiar los pecados. Por eso el santo desde muy pequeño repartía entre los necesitados todo dinero que conseguía.

Cuando llegó a su segunda década de vida, pudo notar que la existencia en una familia tan rica y en un lugar tan mundano ponía en riesgo a su alma inmortal. Entonces escapó de la casa, se vistió como un mendigo y se marchó a Siria. En Siria estuvo durante 17 años dedicado a la adoración y a la penitencia, y mendigaba para él y para los otros muy necesitados. Era tan santo que la gente lo llamaba “el hombre de Dios”.

Su intención era pregonar la virtud de la vida austera y la conducta humilde. Pero en algún momento se supo que este mendigo tan devoto, era realmente el heredero de un muy opulenta familia romana, y él por temor a que le rindieran honores, huyó de Siria y volvió a Roma. Llegó a casa de sus padres en Roma a pedir algún oficio, y ellos no se dieron cuenta de que este mendigo era su propio hijo.

Le encomendaron las tareas que más nadie quería hacer, por ser causa de humillación, en esto estuvo por diecisiete años pernoctando debajo de una escalinata, y soportando y laborando haciendo toda la penitencia que podía, y ofrecía sus humillaciones por los pecadores. Y sucedió que al fin se enfermó, y ya moribundo mandó llamar a su humilde covacha, debajo de la escalera, a sus padres, y les contó que él era su hijo.

Les dijo a sus parientes que por hacer vida penitente, escogió ese extremo modo de vida. Los padres ya ancianos lo abrazaron en medio de lágrimas y lo apoyaron a bien morir. Luego de fallecido comenzó a lograr muchos milagros en favor de los que se encomendaban a él. En Roma le edificaron un templo y en la iglesia de oriente, especialmente en Siria, le tuvieron mucha devoción.

Lo que nos entrega como aprendizaje la austera vida de este santo, es que para tener humildad se debe antes soportar la humillación. La altivez es mal particular de las almas espirituales, y se debe alejar permitiendo que nos humillen. Aún las gentes que más se dedican a buenas obras tienen que luchar contra la soberbia porque si la dejan crecer les arruinará su santidad. La soberbia se esconde aún entre las mejores acciones que hacemos.

Debemos ser vigilantes de nuestra conducta, pues si somos soberbios sin darnos cuenta es posible que nuestras buenas acciones queden ocultas. La vida de este santo es una invitación a la vida modesta y la actitud humilde, a tratar de pasar por esta tierra sin buscar honores ni alabanzas vanas, y entonces se cumplirá en cada uno aquello que Cristo prometió: “El que se humilla, será enaltecido”.

Oración fuerte para separar un matrimonio

Cuando nos damos cuenta de que dos personas simplemente no deben estar juntas, podemos acudir a esta poderosa oración. Debe realizarse a diario hasta que se separen, se debe realizar bien entrada la noche y encender mientras se recita una, una vela negra. Si se logra tener una imagen de la pareja se debe colocar detrás de la vela, sino se colocan los nombres en un pergamino, o ambas cosas. Si quieres aprender mucho más sobre oraciones poderosas puedes leer oración a san Antonio.

Amado san alejo, te pido intercedas por mi ante santa Marta, la encantadora, ella que logra encantar al mundo y así mismo les produce desencanto, ella que desencanta paredes y altos vallados, con el demonio comiste y bebiste, y con él las cartas has jugado, te pido san alejo amado intercede con la encantadora para que vaya al encuentro de (primer nombre de las personas de la pareja).

Que los separe, que los aleje que no quieran verse ni hablarse, tu puedes, debes alejarlos, que se cierre la puerta tras ellos, que no vuelvan a entrar, te lo pido amado santo. Que ya no puedan ni quieran estar juntos. Te doy las gracias por todo lo que me concedes y te prometo ser la evidencia de tu gran santidad, pregonaré tu palabra y tu dogma.

Deja un comentario