Oración a Santa Marta la dominadora, todo aquí

Ante las necesidades que comúnmente agobian a la humanidad, y la imposibilidad de solventarlas rápidamente, se suele acudir a deidades y plegarias, que en su condición mística, tienen el poder de brindar asistencia, tal es el caso de la oración a Santa Marta la dominadora.

Origen de Santa Marta la dominadora

Es impresionante como la cultura popular, en su concepción de la vida, que se debate entre lo mágico y lo vulgar, permite plantear la existencia de cultos referidos a personajes o sucesos que no tiene ningún asidero histórico. Es muy común, inclusive en zonas urbanas de un transcurrir de vida que pudiera considerarse como moderno, escuchar versiones acerca de la existencia de seres y sucesos, pero sin alguna referencia cultural objetiva, que por tradición oral, se le ha dado presencia significativa a través del tiempo.

No es sorpresa encontrar relatos de apariciones de entidades en plazas, parques, urbanismo, y casas abandonadas, asociadas a alguna acción o suceso, generalmente trágico; allí el imaginario popular cobra vida, y comienzan a aparecer narraciones de historias, unas fantásticas, otras trágicas, algunas cómicas, pero con un denominador común: no existe la certeza histórica de que lo narrado tuviese existencia real.

El ejemplo más claro de lo que se intenta explicar, es la ciudad de Caracas (Venezuela), metrópolis moderna, pero con una característica muy singular, sus esquinas llevan nombres alusivos a historias, personajes, sucesos que muchos de ellos no se sabe, si cuenta con un respaldo histórico que lo fundamente. Imaginemos un turista que tenga que ir a la esquina del Muerto, si investiga el porqué de ese nombre, se encontrará con un relato, un cuento que lo explica, pero que ningún cronista serio certifica como cierto.

No obstante, lo curioso de este hecho, es que el mismo cronista lo divulgue. Esta situación, ratifica la riqueza de la cultura popular, del saber de los pueblos, de cómo la gente crea personajes y situaciones que intentan recrear sucesos de trascendencia social. Si te interesa este tema, te recomendamos leer el siguiente artículo: Reencarnación

Lo religioso como fenómeno cultural, quizás sea el terreno más fecundo para estas especulaciones; la adoración o el culto a Santa Marta la dominadora, es un ejemplo de estos credos, que no se sabe a ciencia cierta de dónde surgió. Pero, lo que es claro, es que ella está entre nosotros, sobre todo entre aquellas personas que conviven y participan de las manifestaciones culturales afro caribeñas.

oracion a santa marta la dominadora

En el caso de Santa Marta la dominadora, existen dos versiones que intentan definir su origen, todas planteadas dentro del acervo histórico religioso, inspirado en el sincretismo cultural, generado por lo africano, lo indígena americano y la herencia europea. La primera versión que procura explicar el origen de Santa Marta la dominadora, proviene de los escritos bíblicos; en ellos aparece Marta, siempre muy cercana a Jesús el hijo de Dios.

Según esta versión, luego de la crucifixión de Jesucristo, Marta emprende un programa de evangelización por Europa; es aquí donde se habla que de alguna manera, Marta aprendió la domesticación de un animal de rasgos o características mitológicas, los dragones; el procedimiento que empleaba en esta labor de domesticación, era rociándole agua bendita y solicitando en ese momento, la gracia bendita de Dios. Por esta razón, muchos artistas de la época pintaron escenas alusivas a este hecho.

La otra versión que se maneja respecto al origen de Santa Marta la dominadora, se origina en la cuenca afro caribeña de América, específicamente en Haití, República Dominicana, Puerto Rico y Venezuela. En estos países se asocia a Santa Marta con el manejo y control de serpientes; de hecho, existe una amplia iconografía, donde aparece Santa Marta dominando culebras de gran tamaño, y en apariencia se percibe muy familiarizada con ellas.

De esta relación, entre Santa Marta y los reptiles, nace el relato según el cual, ella liberó a un niño de ser devorado por una serpiente, de esta situación asombrosa, emerge su fama como la dominadora de animales, es decir, Santa Marta la dominadora.

En Venezuela, la situación con el culto a Santa Marta la dominadora, se expresa siguiendo las mismas premisas que nuestros hermanos caribeños plantean, es decir, que su veneración parte o corresponde, al sector esotérico que se fundamenta, en el estudio del espíritu como forma de entender la dinámica del universo y en consecuencia la vida en general.

Es este sector de la interpretación del fenómeno espiritual, los promotores del culto a Santa Marta la dominadora, teniendo su deidad como centro de culto, la Montaña de Sorte, en el estado Yaracuy en Venezuela, allí acuden sus creyentes Encontrándose la figura de Santa Marta la dominadora, en la corte espiritista principal que rodea a la Reina María Lionza.

Esta última consideración, que plantea la vinculación de Santa Marta con uno de los cultos de mayor arraigo popular en Venezuela, ratifica la tendencia natural de todo hecho cultural: son los pueblos a través de su fe, su fervor y su vocación sincera, quienes le dan a los acontecimientos, la connotación, para ser señalados como objetos de culto por amplios sectores de la población, es el caso de Santa Marta la dominadora que en su expansión como fenómeno cultural hasta una oración a Santa Marta la dominadora posee.

Oración a Santa Marta la dominadora

Como en cualquier deidad, sus devotos y fieles, que gustan de invocarlos, deben hacerlo con gran fe y confianza en que el ente espiritual a que hacen referencia, les cumplirá independientemente de la petición que hagan; el caso de Santa Marta la dominadora, no escapa a esta condición, sus creyentes dan testimonio de su gran poder y de que todo lo que se le pide, con sentimiento devocional, ella devuelve el ruego con inmensa gracia.

Los favores concedidos por Santa Marta la dominadora abarcan distintos aspectos, como: el amor, el dinero, el trabajo, y situaciones de gran dificultad. Siempre ella, acude en socorro de quien requiera de sus favores, por esa razón es que la oración a Santa Marta la dominadora, es muy popular en el mundo, pero sobre todo, en el ámbito americano caribeño. A continuación, se presentan varias oraciones dirigidas a Santa Marta la dominadora.

oraciona santa marta la dominadorar

Oración a Santa Marta para ganar el amor

Esta oración para ser recitada necesita de ciertas condiciones: se debe comenzar a rezarla los martes y a partir de allí, se debe repetir sin pausa durante 13 días; para potenciar su fuerza se debe acompañar su recitación, encendiendo una vela, no importa el color, además se debe prender un incienso de olor agradable o una lámpara de aceite. Si cumples con estas pautas, tus deseos no tardaran en cumplirse.

Oh omnipotente Santa Marta, que todo lo controlas. Este regalo se lo ofrezco para pedirle que me socorra y me permita superar mis problemas, trasmíteme tu poder y acaba con mis penurias.

Apóyame para derrotar, todas mis angustias. Usted que dominó a fieras indómitas, que hoy yacen a sus pies. La verdad es que nada se le puede oponer a su poder, dadme su iluminación y haz que mi trabajo y mi salud se fortalezca. Y así, superar las dificultades que me aquejan.

Jefa, permíteme que (nombre de persona), no tenga paz hasta que redima sus deudas conmigo. Jefa mía, te lo ruego auxíliame, para que mis penas sanen. Santa Marta, todopoderosa, Señora, usted, controló y gobernó las fieras, las maniató y luego las puso a su servicio.

Tengo plena confianza en su poder, y por ello, es que le imploro que sublimes a (nombre de persona). No permitas que tenga ni un segundo de paz, de tranquilidad, hasta que venga a mí de rodillas. Santa Marta, atiende mis súplicas y socorre mis oraciones. Amén.

Oración para alcanzar un amor imposible

La devoción a Santa Marta tiene una característica, es que a pesar de lo sencillo de sus rezos, su poder de realización es todo lo contrario, muy poderoso. Como podemos observar la oración a Marta la dominador, está compuesta de un grupo de rezos; el que a continuación detallamos, es la oración a Marta la dominadora para alcanzar un amor que se considere imposible, el rezo dice lo siguiente.

Oh reina Santa Marta, tú que controlas los elementos de la naturaleza y seduces al demonio, tú que aliñaste el licor de los difuntos, tú que desdentaste de caninos a los seres, tú que exhumaste los huesos de su morada, y como lo que expreso, está lleno de contenido veraz, te imploro que movilices el afecto de (nombre de persona).

Domínalo mi reina y conviértelo en mi servidor, donde se encuentre, debe buscarme, debe sentir (nombre de la persona) que mi presencia le hace falta. Te pido que lo empalagues y controles su voluntad para mí, que sienta en lo más profundo su amor visceral por mí, y me convierta en el dueño (a) de sus emociones y sentimientos más genuinos.

Haz que para (nombre de persona), yo sea su amor eterno, y me entregue su ser sin condiciones, que en su mente no exista otro pensamiento, solo la idea de mí. Para que donde acuda me encuentre, y cuando vuelva su mirada me vea.

Haz que complacerme, sea su obsesión más sentida, que no duerma, que nunca tenga paz si no está conmigo. Te lo imploro toda poderosa, mi reina, Santa Marta, que así sea. Amén.

Oración poderosa a Santa Marta

Siguiendo en la tradición de los cultos populares, como se ha expresado, la oración a Santa Marta la dominadora contiene un conjunto de rezos; para realizar esta oración, necesitas poseer varios recursos y procedimientos. Debes tener una estampa o imagen de Santa Marta; necesitas 9 velas rojas, en dichas velas vas a escribir el nombre del que quieras dominar. Si te interesa este tema, te recomendamos leer el siguiente artículo: Velas

Las velas se colocarán haciendo un círculo alrededor de la imagen de la santa; las velas deben encenderse con un cerillo de madera. Se recomienda para darle más fuerza al rezo, realizarlo con la luna creciente y al terminar la oración, debes recitar 9 Padres Nuestros y 9 Ave Marías. A continuación, la mencionada oración.

Mi Señora Santa Marta, tu fuerza desvanecerá estas velas que te ofrezco, para rogarte que me ayudes con mis problemas. No permitas la enfermedad en mí, y elimina todos los obstáculos que impiden que yo esté, con quien adoro. Tengo fe ciega en tu fuerza, que controló animales salvajes y los hizo sus sirvientes, nada para ti es imposible, llamo a tu fuerza en nombre de nuestro Señor Dios Padre.

Incito a todo tu poder, para que hagas caso a mi ruego. Solo confío en ti Santa Marta, la controladora de todo, dame apoyo para dejar todo sujeto a mis decisiones, las ideas, conductas, sentimientos y la voluntad de (nombre de persona).

Esta oración, es un regalo para la guardia celestial, que protege a mi amado. Esta oración es para controlar totalmente a (nombre de persona). Para ser lo que controle sus ideas, su cuerpo y su espíritu.

Gran poder de la dominación, oíd mis ruegos, que venga desesperado a buscarme, que la felicidad solo la conciba a mi lado, que mi añoranza permita su bienestar. Santa Marta, permite que mi amado (a) arda en necesidad por mí, y piense solo en mí, que solamente pueda conciliar el sueño a mi lado.

Que mire a través de mí, que se preste a cumplir hasta el más mínimo de mis deseos, que me colme de amabilidad y caricias, que su corazón solo me pertenezca y vibre cuando me sienta. Que no tenga ninguna voluntad, ya que solo yo, permitiría tal hecho. Así, se cumplirá por tu Santo y Divino Poder Marta. Amén.

Oración para dominar y alejar a tu enemigos

Esta oración no tiene el alcance de las anteriores, es decir, las tres oraciones ya descritas, tienen como objetivo dominar y amarrar sentimentalmente a una persona; como ya lo hemos expuesto, la oración a Santa Marta la dominadora, cuenta en su estructura cinco rezos. A continuación, presentaremos una oración que tiene como objetivo, alejar el mal, esta se ejecuta acompañada de un ceremonial.

Para realizarlo se van a necesitar los recursos y pasos siguientes. Se debe orar durante 9 días sucesivos a la misma hora; se necesitan 9 velas verdes, las mismas deben ser encendidas, una cada día, y recitar la oración mientras se derrite.

En esta oración se recomienda para mejorar su efectividad, hacer uso de un sistema de ofrendas; esto puede consistir, en ofrecerle a la Santa como presente, un tabaco o café con pan dulce. Al terminar la oración se considera pertinente rezar un Ave María y una Gloria.

Omnipotente Santa Marta, la que controla todo, señora que controla los animales salvajes, señora que auxilió a un niño de ser devorado por un ofidio; nuestro Señor, te dio luz y control sobre los seres salvajes.

Por lo tanto, te ruego, que me alejes de todo mal y triunfes sobre mis enemigos, que espantes a todo lo que intente afectarme, haz lo pertinente para que la culebra que dominaste supere a mis detractores, para que desistan y griten ser perdonados.

Así mismo, gran Santa Marta, te ruego que mi amor (nombre de la persona), solo tenga pensamientos y sentimientos para mí, que realice todos mis deseos y que se mantenga arrodillado, frente a mí. Amén.

Oración para situaciones difíciles

Dentro de la estructura que integra la oración a Santa Marta la dominadora, existe un rezo que se refiere; a la posibilidad de poder solventar situaciones, donde la mayoría de las personas coinciden, en que brindar una solución es casi imposible. En esta circunstancia, surge la oración a Santa Marta la dominadora para situaciones muy complejas; pero para realizar este rezo se deben utilizar ciertos recursos y someterse a ciertos pasos de realización.

ORACIÓN A SANTA MARTA LA DOMINADORA

La oración se efectuará preferiblemente todos los martes, durante nueve semanas seguidas; se debe prender una lámpara de aceite, en el preciso momento en que se recita la oración. La persona que realiza la invocación previa a la oración, debe concentrarse y proyectar en su mente la solución que considera deseable, por compleja que esta sea, y desear intensamente su concreción.

Oh, santa Marta toda poderosa, controladora de todo. Omnipotente Santa Marta, tengo toda mi fe depositada en ti, considero tu poder, como algo verdaderamente extraordinario.

Mi fe en ti, en tú poder no tiene condición, mi compromiso contigo Santa poderosa es tal, que asumo encenderte una vela todos los martes, la misma será consumida por tu energía, te ruego, con toda mi alma que sanes cada uno de mis malestares.

Santa Marta, no permitas que pierda el control sobre los aspectos más importantes de mi vida, mi súplica es para que me escuches, dadme la fuerza para superar la difícil situación que actualmente me acontece.

Así, como tu controlaste las bestias más crueles, permíteme la lucidez, para parir ideas, que hagan que las cosas estén bajo mi control. Para luego al tener la situación controlada, yo me impulse hacia el éxito deseado. Te lo suplico, por lo que más quieras Santa Marta poderosa. Amén.

Reflexión final

Resulta interesante observar en estos tiempos, que pese a los extraordinarios adelantos de la ciencia y la tecnología para abordar la solución de un sin número de situaciones que afectan la calidad de vida de las personas, estas siguen manteniendo como referencia a la hora de enfrentar sus problemas, las orientaciones de carácter místico.

Es probable que, esto se deba a la precariedad de la ciencia, para explicar la curiosidad y exigencias de la vida, frente a lo intangible, subjetivo, imposible, invisible e inexplicable. Al respecto, se sabe que desde tiempos remotos el culto a divinidades ha sido la forma primaria empleada por la humanidad, para enfrentar sus adversidades.

No importa como se llame la deidad, que inspire una solicitud determinada, tampoco si se trata de una divinidad universal o regional, lo importante aquí, es la fe depositada y las buenas intenciones que acompañen la solicitud de socorro. Dentro de esta perspectiva, caben los poderes milagrosos de Santa Marta la dominadora.

Si le gustó nuestro artículo, le invitamos a revisar más temas interesantes dentro de nuestro blog, como puede ser: Maestros Espirituales

Deja un comentario