Oración de la Sangre de Cristo, aprende ¿cómo se realiza?

En la actualidad vivimos en un permanente trajín, nuestros días son cada vez más caóticos, es por esto que rezar una oración de la sangre de Cristo, nos sirve para estar protegidos durante nuestras actividades, al evocar esta sangre el señor nos cubrirá con su manto y nada malo nos ocurrirá.

oración de la sangre de cristo

Oración de la Sangre de Cristo

Los devotos de la oración de la sangre de Cristo, suelen recitar esta plegaria para pedir protección a sus bienes materiales y espirituales, la consideran una oración muy poderosa y efectiva. Cada vez que la recitan culminan encendiendo una vela blanca y rezando un rosario a la santísima virgen María. Si quieres aprender más sobre estos temas puedes leer oración a san Antonio.

Gran señor, en tu divino nombre y con la fuerza de tu sangre derramada cubrimos a todas las personas, actos u ocurrencias por medio de los cuales tratan de hacerme daño mis declarados u ocultos enemigos. Con el poder de la sangre de Jesús, sellamos toda potestad destructora en el aire, en la tierra, en el agua, en el fuego, debajo de la tierra, en las fuerzas satánicas de la naturaleza, en los abismos del infierno.

Quedamos envueltos para el amparo en el mundo en el cual nos movemos hoy. Con el dominio de la sangre de Jesús destrozamos toda interrupción y ejercicio del perverso. Te solicitamos señor que remitas a nuestras casas y zonas de labor a la venerabilísima virgen acompañada de los otros santos y toda su corte celestial.

Con la gran fuerza de la afluencia del señor cubrimos nuestro hogar, y a todos sus habitantes (mencionar aquí los nombres de todos), igualmente a los visitantes que vayan a la casa y a los bienes que hay en ella, así como a la comida que generosamente nos permites tener, con tu gran esplendidez.

Con tu fuerza señor cubre el terreno, los lugares de ingreso y ventilación, todos los muebles y la estructura así como el aire que respiramos, protégenos porque en ti pongo toda mi fe. Con tu gran poder protege todos los lugares donde yo pise, mi trabajo y todos los locales que visito, sobre todo (nombrar las instituciones), con tu poder sella mi trabajo y mi espíritu, así como los negocios.

Protege mi medio de transporte, cuídanos en las carreteras y en cualquier traslado que hagamos, con tu efluvio precioso cubrimos nuestros actos y mentes y sobre todo nuestras almas, que todos mis vecinos y compatriotas estén bajo tu protección. Amén.

Oración para la vida cotidiana

Esta forma de la oración de la sangre de Cristo, se acostumbra rezarla a diario, bien sea en la mañana o en la noche, lo ideal es que sea una oración recitada por toda la familia, ya que tiene como objetivo que nuestras labores diarias, fluyan sin inconvenientes.

Esta oración incluso se utiliza para que en nuestro trabajo, las labores se den en franca armonía y sin problemas innecesarios, con los jefes o los compañeros de trabajo. Si quieres saber más sobre estos temas puedes leer oración de sanación.

Progenitor amado, mi querido señor que resucitó de entre los muertos, te agradezco por ver este nuevo día en este mundo que nos regalaste, con la sangre de nuestro señor, estoy completamente favorecido y en gracia, me siento muy seguro ya que me proteges al acostarme y al levantarme, y durante todo el día, él siempre está conmigo y me acompaña.

Querido señor, necesito tu bendición para avanzar, llena mis caminos de alegrías y bendiciones, que todo lo malo se aleje de mí, que no tenga poder para dañarme, que las personas malintencionadas no se crucen por mi camino, protégeme señor. Todas las fuerzas destructoras, chismes, envidia, celos, serán alejadas por el poder de la sangre de Cristo, proteja a mis seres queridos, a mis hijos, a mi familia, a mis compañeros.

Tú generosamente me proteges, me cuidas, y me das amparo, quiero en este momento decirte que mi afecto es mucho y es para ti, tú nos vas a conceder el don de la paz y así cambiaremos nuestra forma de vivir. La sangre de Jesucristo nos permite vivir en paz espiritual, debemos todos los días darle gracias al señor, por ese nuevo día que nos concedió de vida, para hacer el bien y alejar el mal, anulamos cualquier maldad o energía.

Para los casos muy difíciles

La oración de la sangre de Cristo es una de las más poderosas del mundo cristiano, con su invocación se pueden pedir milagros que en poco tiempo veremos cómo ocurren, esto la hace muy efectiva cuando tenemos una necesidad o problema que debemos resolver con urgencia.

A esta oración le podemos pedir por justicia, por nuestra salud, para que nos aleje un enemigo, o simplemente para estar mejor con nuestra economía o empleo. Para aprender más sobre temas espirituales puedes leer oración para el trabajo.

Venerada oración de la sangre de Cristo, me postro ante ti con la fe de mi espíritu para solicitar tu gratificante alivio en mi tan dificultosa situación, te solicito no me quites tu amparo mi amado Jesús y te ruego que vigiles que cualquier entrada que se presente en mi recorrido sea tu brazo poderoso el que me las abra para darme la tranquilidad que tanto ansío. (Se piden tres milagros)

Este ruego, lo hago desde mi alma, porque estoy compungido por las cosas malas que me ocurren. Las crueldades me agobian y te pido protección señor estoy cansado de luchar solo. Si tu gran poder celestial no me ayuda y me favorece caeré ante tanto problema. Te solicito mi adorada sangre de Cristo que antes que termine este mes yo alcance los milagros que te pido.

Te agradeceré, enseñando tu culto y las maravillas de tu generosidad y gran poder, para que todos los que necesiten de ayuda puedan acudir a ti sin dudas ni recelos, que sepan que los amas y velas por ellos, que eres buena y santa, sangre de Cristo, ilumina mi caminar, así como el sol ilumina el amanecer y que cada día aumente más  y más mi confianza y fe en tí, brazo poderoso asísteme, ampárame y condúceme a la Gloria celestial.

Te doy las gracias por todas las cosas buenas que haces por mí, tú que todo lo puedes concédeme lo que te pido, ya que estoy en angustia y mortificación. Amén.

Deja un comentario