Oración para la tranquilidad, descúbrela aquí y más

Si en algún momento te encuentras impaciente, preocupado o muy estresado, lo mejor es que reces la oración para la tranquilidad. Ella te otorgará serenidad y te liberará de cualquier angustia para que continúes hacia adelante. En Energía Espiritual te la describimos para que la tengas siempre cerca.

Oración para la tranquilidad

Oración para la tranquilidad

Hay momentos en tu vida donde te sientes muy estresado, preocupado o simplemente que algo te está distrayendo fuera de lo normal. Para poder recuperar la calma, una de las acciones que puedes tomar es rezar la oración para la tranquilidad.

Siempre al orar, estamos en comunicación directa con Dios y el con su infinito amor, nos dará las soluciones a todas las adversidades. De hecho, bien lo expresa en Mateo 11:28 cuando dice:

Acudan a mí, quienes estén cansados y preocupados, ya que lograré que descansen.

Una vez que reces la oración para la tranquilidad con mucha fe, notarás como todas las preocupaciones que tenías se van desvaneciendo y van otorgándote de nuevo la paz en tu mental y por ende en tu vida.

Oración para la tranquilidad

El poder de la oración

Ten siempre presente, que cuando estés pasando por alguna situación que te cree angustia, inquietud o preocupación, lo mejor es que mantengas la fe y recuerdes que siempre vas de la mano de Dios. De esta manera, te sentirás más tranquilo y podrás controlarte ante cualquier situación de adversidad para tomar las decisiones más convenientes.

Además de eso, al tener tu fe intacta en Dios y en que todo va a salir bien, porque él siempre está con nosotros, lo mejor es que te comuniques con él a través de la oración para la tranquilidad. Así liberarás cualquier inquietud y recuperarás la serenidad. Conoce también lo relacionado a los frutos del Espíritu Santo.

En la Biblia, hay diversos versículos que describen lo relacionado a la paz de Dios, así que es recomendable que tengas conocimiento de ellos, para que ante cualquier situación donde te sientas angustiado, leas esas palabras y verás cómo te relajarás de manera inmediata.  Uno de estos, se manifiesta en Filipenses 4:7, de la siguiente manera:

Con la paz de Dios se tiene cualquier entendimiento, incluso mucho más, además él siempre estará en nuestros corazones y en nuestros pensamientos con Jesucristo.

Tienes que tener en cuenta, que cuando sientes que no estás en paz, se debe a que estás pasando por mucho estrés y preocupaciones ocasionadas por algo en particular de tu día a día. Así que para poder recuperar la serenidad en tu vida, siempre debes tomarte un tiempo para reflexionar y otorgarle permiso a la presencia de Dios, para que te oriente por el camino correcto.

Para ello, también es fundamental que reces la oración para la tranquilidad con mucha fe y así, mientras va transcurriendo cada palabra de ella, entenderás cuál es la causa de ese estrés y de una vez, vas a poder buscar la solución a ese inconveniente, para estar nuevamente en paz. Conoce más acerca de la oración a San Cipriano para protección.

Otro de los textos de la Biblia, donde se describe lo relacionado a la paz de Dios, es en 2º Corintios 13:11:

Vivan en paz, así se darán cuenta que el Dios de paz y de amor va a estar con ustedes.

Una vez que sentimos paz, también tenemos tranquilidad y calma, de hecho, sin dejar que nos afecten los inconvenientes. Para poder estar en todo momento en paz, lo que debemos es confiar en Dios y sentir su presencia. Así sentiremos una gran confianza y serenidad, mientras tomamos la decisión correcta para solucionar cualquier adversidad y así prevenir la preocupación o el estrés.

Lo que debes considerar al momento de rezar la oración para la tranquilidad o incluso cualquier oración, es que tienes que conseguir la paz de Dios en ti previamente al rezo.

Luego toma una respiración profunda y al empezar a orar, estarás dándole acceso a Dios para que él ponga en acción mucho más tu fe y se creen las mejores soluciones.

Oración para sentir paz y liberar la inquietud

Con esta oración para la tranquilidad, te sentirás relajado y sereno, mientras vas liberando cualquier tipo de preocupación que te pueda generar estrés, tristeza o angustia. Rézala en los momentos que más la necesites y verás como comienzas a recuperar tu tranquilidad y felicidad.

Oración para la tranquilidad

Oración para sentirte tranquilo

Agradezco Señor este momento y especialmente tu infinita misericordia, te agradezco que siempre me escuches cuando oro.

El día de hoy me dirijo a ti, con el propósito de que cures mi corazón y lo orientes a tu sabia palabra, solo tú sabes de lo que requiero, también solo tú estás al tanto de lo que estoy sintiendo, por eso en este momento te solicito en el grandioso nombre de Nuestro Señor Jesús, que me brindes tu ayuda para sentir nuevamente la paz y tranquilidad que supera cualquier entendimiento.

Libera de mi corazón cualquier preocupación, así como cualquier desespero que no procede de ti, así que nuevamente otorga en mi espíritu la tranquilidad de tu Espíritu Santo, para que me guíe y oriente a seguir con la iluminación de tu infinito amor.

Protégeme con tu manto, de esa manera la paz abarcará cualquier espacio que la requiera y que se ha ido cubriendo de miedo, preocupación y de falta de paciencia. Te pido señor Dios que me brindes de nuevo esa tranquilidad, para que mi alma vuelva a sentirse en paz.

Así que por tu Hijo, voy a decir que por su gran fuerza, toda preocupación, angustia e inquietud salga de mi vida, para que la paz y tranquilidad que me entregues, entre en mi ser, modifique mis ideas, los convierta en pensamientos buenos y de serenidad. Por eso, el día de hoy te otorgo todas mis preocupaciones, para así poder tomar descanso en ti.

Mantengo firme y con mucha fe mi confianza en lo poderoso que eres Dios, en este momento la serenidad empieza a manifestarse en mi vida, para vivenciar nuevamente la paz de que estás conmigo, el gran amor de tu espíritu y tu infinita bondad. Para ti toda la gloria, respeto y veneración porque mereces que te alabemos y seas misericordioso.

Confío plenamente en ti y en el gran poder de tus manos, para que así tu presencia se manifieste en mi vida, tal como lo decidas en tu reino Señor.

Guíame con tu gran sabiduría, para que me des la fuerza y confianza de cumplir todo lo que me otorgas. Decreto en tu nombre que no volveré a sentirme angustiado (a) de nada de lo que ocurra, porque confío plenamente en ti, así que solo tú puedes darme la tranquilidad, pues tu reino es una representación de ella, cúbreme con la paz grandioso Dios, en el nombre de Jesucristo.

Amén.

Si te gustó la información de este artículo, quizás también te interese saber más acerca de la oración a San Francisco de Asís.

Deja un comentario