Oración para un Enfermo Terminal, aprende a realizarla y más

Cuando se hace una oración para un enfermo terminal, esta puede significar mucho para ese ser humano que se está aferrando a la vida, a pesar de que a lo mejor es la voluntad de Dios que trascienda a otro plano, ya que se cumplió su propósito en esta tierra.

oración para un enfermo terminal

Oración para un Enfermo Terminal

Cuando se quiere recitar una oración para un enfermo terminal, se puede dar el caso de que aun estando tan enfermo, la persona siga aferrada a luchar por seguir viviendo. El estar aferrado a seguir luchando tiene mucho que ver con la salud del espíritu. Los que están enfermos y se sienten débiles, que incluso llegan en una etapa que cualquiera diría que le queda poco y se aferran a la vida, es porque en definitiva él tiene un espíritu fuerte. Para saber más de estos temas espirituales puedes leer oración a la virgen del Carmen.

A un enfermo terminal, se le atraviesan muchas cosas y hasta el más mínimo esfuerzo es para ellos una batalla que no siempre parece útil; pero la realidad en que están agonizantes y tratan por sobre todas las cosas de tener algo de calidad de vida en el tiempo que les quede, todo depende de su fuerza espiritual y del apoyo de las personas que los acompañen.

En estos casos qué es lo que se puede hacer. Es de mucha importancia, tomar en cuenta que hay siempre una oración para un enfermo terminal, este tipo de oración por su contenido, dará consuelo al enfermo y le recordará que la vida en esta tierra es solo un paso para la vida eterna, debido a que generalmente estas oraciones llevan mucho aliento para la persona enferma, por tanto es que aquí se menciona una que es muy alentadora:

Querido Jesús retoño de nuestro  venerado Dios, que para sanar a los seres humanos y a él mismo e igualmente curar a los que se encontraban mal de salud, lo enviaste como un humano en la tierra, te suplico que en este instante observes con piedad a (colocar el nombre de la persona), que en este momento se halla muy enfermo y requiere de ti para ser curado tanto en cuerpo como en espíritu.

Te suplico para que le des fortaleza y vitalidad con tu infinito poder, para que se sienta bien en espíritu y cuerpo y recupere el ánimo, y así logre sobreponerse a cada indisposición. Tu posees una grandiosa pasión por la redención de la humanidad permite que el crea, que tenga una fe inquebrantable para anhelar la vida eterna. En tu santo nombre. Amén.

Es importante saber a qué se aferra la persona enferma. Es importante saber a qué vida se está aferrando. La biblia tiene en su texto que Jesús es la vida, se puede leer en Juan 14:6; y el señor es el medio para dar vida en abundancia lo puedes ver en el versículo de Juan 10:10. Sin embargo, las personas buscan quedarse en este mundo, con el fin de poder disfrutar un rato más al lado de sus seres querido.

oración para un enfermo terminal

Este temor es válido, debido a que es un anhelo de todos poder estar cerca de nuestros familiares, no es fácil desprenderse de ese amor fraternal, para el moribundo es la duda de cuándo los volverá a ver o si realmente los volverá a ver, y para los familiares ocurre igual, les es muy difícil dejar ir al moribundo. El no tener certeza de lo que nos espera siempre dará algo de miedo, no saber qué pasará con los que dejamos atrás, o qué encontraremos.

Desde el punto de vista espiritual, las personas pueden encontrar consuelo en la oración para un enfermo terminal, ella los puede ayudar a que acepten la voluntad de Dios; y que si es la hora de dejar este mundo, pues lo pueden hacer y aún más a sabiendas de todas las cosas buenas que podemos conseguir al lado de nuestro señor Jesucristo, mientras tengas fe en él.

En la biblia se indica lo que hay que hacer, las cosas que deben ser establecidas, debemos buscar los versículos de la biblia donde se hace mención de que la palabra del señor es vida y salud, sin embargo la carne es efímera y para nada es provechosa, esto lo puedes hallar en Juan 6:63, y él nos hace una promesa a todos nosotros, esta promesa se encuentra en Juan 6:47, donde dice que todos los que en el creen tienen vida eterna.

Es en este instante, que debemos creer en la vida eterna, y a ella debemos aferrarnos, esta es la vida verdadera, la que nos ganamos siendo buenos y personas de fe, y siguiendo las enseñanzas del señor, por ello debemos luchar para obtenerla, se puede hallar en nuestro señor Jesucristo, y esto se halla mucho más allá de la consternación de la muerte.

oración para un enfermo terminal

En lo que ya no estamos aferrados a la carne aquí en la tierra, es en ese momento que la muerte llega en la realidad, pero si la persona que se encuentra mal y en estado final y logra aceptar el camino que el espíritu necesita emprender; y llega a ser bajo la base de nuestro Dios y nuestro señor Jesucristo, esto siempre será bueno.

En las enseñanzas del señor está todo el conocimiento necesario para este camino del espíritu, porque él ya lo realizó y así nos dejó la enseñanza para el resto de la humanidad, esta enseñanza se encuentra en Juan 11:25. Jesús Únicamente llega a juzgar a la persona que tiene la virtud de heredar la vida eterna. Pero para ello lo debes de permitir, así que hay que poner todo en manos de él.

Esta es una oración para un enfermo terminal, que debe ser recitada cuando ya se encuentre libre de recorrer el camino, cuando esté resignado a dejar esta vida terrena, es muy hermosa, y está llena de palabras de consuelo, en la vida eterna.

Amado padre de todos nosotros que tienes tu reino en los cielos, estamos aquí en este instante porque nuestro corazón está desconsolado. Tú que eres bueno, único y constructor de todo en el universo, el cielo y la tierra. Eres todo poderoso, eres santo, eres alegría y puro amor. Tú, bien sabes que así tenemos nuestro corazón apesadumbrado ya que la vida se está yendo de nosotros. Se acerca la hora de nuestra muerte señor.

El temor nos intenta abatir, está a nuestro lado como una sombra. Pero te agradecemos señor bondadoso, por estar aquí para darnos consuelo y fortaleza. Tú conoces nuestras penas, porque mandaste a tu hijo a esta vida y sabes lo que ocurre. Muchas gracias, porque tú permitiste que Jesús conociera este camino oscuro para ser la luz para poder llegar a ti.

Señor con tu infinita misericordia, toma de la mano a tu hijo que hoy te necesita, manifiéstate. Señor debes lograr que nuestros corazones se colmen de tu presencia, y que logremos que nuestra mente y alma estén en Jesucristo.

Deja que esta persona que confiamos que te sigue este a tu lado, es tuyo para seguirte a la eternidad que nos ofreces. Con Jesús en nuestro corazón la muerte es solamente una simple sombra. En manos de Jesús debemos dejar toda la pena y nuestro dolor, gracias a que se sacrificó y murió por nosotros en la cruz, Jesús gracias porque intervienes ante tu padre, gracias por la resurrección.

Hoy estamos postrados ante tu presencia Dios, para que sepas que creemos y sentimos que sólo tú eres la verdad, y nos puedes llevar a la vida eterna, ponme en el camino hacia tu luz, anhelamos estar a tu lado eternamente y sentir tu bondad y amor.

Eres puro amor hacia la humanidad, estas allí a pesar de nuestros males, eres capaz de darnos el perdón siempre que nuestra fe sea verdadera. Por eso te solicitamos guiarnos señor, tómanos de la mano y condúcenos por el camino de la fe. Nuestros temores nosotros los ponemos a tus pies. La promesa es que tú y únicamente tú, conseguirás dirigirnos a la casa, donde no hay sufrimiento ni dolor.

Tu dijiste a tus apóstoles “aunque camine en el valle de las tinieblas de la muerte, no sentiré miedo ante mal alguno, porque tú estarás a mi lado. Tu bastón y tu cayado me inducirán aliento”. Te agradezco desde mi corazón por darme consuelo solo con tu presencia. Mediante el espíritu santo tenemos conocimiento que tu hermosa presencia se encuentra con nosotros, consigue que vivamos en paz señor.

No nos dejes espacio para la duda o la vacilación. Entréganos la fe eterna en ti, y que si la mantenemos estaremos a salvo, entréganos tu guía para llegar a la vida eterna, y llévanos tomados de la mano, porque tú eres nuestro padre eterno. Al observar y asimismo esperar, tenemos conformidad señor de que nadie de nosotros llegara a estar sin consuelo.

Debes estar a nuestro lado cuando hagamos el viaje que nos lleva a la muerte aquí en la tierra. Te pedimos señor nos auxilies para esperar  la hora definitiva con aceptación y fe, ya que estaremos en un lugar mejor. Permítenos que estemos fuertes y poder ayudar a los enfermos en una fase terminal y que estén mucho más cerca de verte cara a cara.

Retira señor el miedo del corazón y del pensamiento de los seres que te aman y que dentro de poco estarán contigo. Consciente que en tu agraciada presencia encuentren la paz de su espíritu, que tu amor los consuele, y que en tu gran poder encuentren la fortaleza sobre el miedo de la muerte. Y que cuando nuestra pena consiga en todo caso dominarnos permite que hallemos el consuelo.

Señor amoroso y misericordioso, impartes justicia para todos, no dejes que lo que nos quede de vida en esta tierra sea con el espíritu amargo, otórganos un camino hacia la sombra de la muerte en paz y con la certeza de tu presencia señor. Pero llena nuestro corazón de un grandioso gozo que incluso no lleguemos a imaginar y no sabremos entender.

Que el regocijo se encuentre por arriba de cada uno de los que estén ganados por las vanidades de la tierra. Jesús, tú que lograste llorar por la misma muerte, y te inmolaste y en por esto que nosotros también lloramos por ti. Pero es una dura pena aquí en la tierra que mientras tanto este llanto nos lleva hasta un lado donde podemos hallar mucha alegría.

Gran padre tú que lograste conquistar cada problema que se te presentó; por esto tenemos conformidad y confianza en tu palabra. Señor tenemos la certidumbre de que en todo momento hacer lo que haga falta lo que es correcto y lo que más nos beneficia, y de lo que se encuentra repleto, tu inmenso amor. Bien sea que nos encontremos ante la vida o ante la muerte, que toda voluntad de tu palabra se cumpla para con nosotros.

Te solicitamos además gran amor celestial que me dejes reconocer tu presencia, y sé que me reconforta en mis últimas horas. Te pido que nos permanezcamos en plena conciencia de cómo vamos a ser conducidos a través de tus manos amorosas hacia cada una de las cosas que nos encontremos haciendo, te lo solicitamos en el nombre de tu amado hijo Jesucristo, amen.

Siempre se debe tener en cuenta, que no hay una oración para un enfermo terminal que sea puntual y detallada, es más no se pueden utilizar para pedir cosas. El objetivo de estas oraciones es reconfortar al enfermo y lograr que abra su corazón ante el amor de Dios, y que lo deje estar con él y, de ser el caso, lo lleve de la mano hacia la vida eterna. Si quieres saber más sobre estos temas puedes leer novena a san Miguel arcángel.

El señor no está en la búsqueda de las hermosas palabras, no le importa si estas demuestran gran dote literaria, él lo que requiere, es que cada uno de nosotros le podamos recibir en nuestra alma con regocijo y que lo tengamos como nuestro buen amigo y padre, para compartir con él lo que en el momento estamos sintiendo y de hecho, lo que uno mismo se encuentra padeciendo.

Él todo lo puede ver y ya sabe lo que nos ocurre, él desea que estemos llenos de fe y quiere que de forma abierta y clara le contemos nuestras angustias. Debemos reconocer ante su presencia que lo necesitamos para todo lo referente a nuestra vida, necesitamos la guía poderosa de sus manos y que sin su amor, nosotros no podemos ser nada en este mundo.

El señor nos conoce tan bien, que incluso antes de la concepción ya sabía de nosotros, él en todo momento sabe los pasos que damos, pero necesita que nosotros tengamos plena conciencia de su existencia para poder ampararnos, él sabe que tenemos en nuestros corazones y en consecuencia actúa, por eso es que debemos amarlo con sinceridad y siempre sabrá cuando no somos honestos.

Se debe tener en cuenta, que no importa en qué época de nuestra vida, reconozcamos la existencia del señor él siempre estará allí para reconfortarnos, él no se impone pero siempre necesitará que nosotros lo aceptemos de corazón y sigamos en buen camino que nos indican las enseñanzas.

Lo único que debemos hacer para que Dios nos arrope con su manto es abrir nuestro corazón, y dejar que nos indique el camino a seguir en vida, para llegar a su casa en la vida eterna. Se le debe solicitar con mucha fe y esperanza que siempre esté allí con nosotros y que no nos deje que nos desprendemos  de su lado. En tal sentido mencionamos otra oración para un enfermo terminal.

Esta oración es muy útil para que reciban al señor en su alma y corazón, y así lograr que se haga su santa voluntad, y consuele a la persona que sufre. Siempre hay que recordar que orar simplemente sirve como plataforma, porque lo que él realmente desea es una conversación genuina y que realmente sea del corazón de donde salga.

Esta oración para un enfermo terminal, simplemente sirve como modelo para adaptarlo al sentir de cada persona, se puede adaptar a los sentimientos y angustias personales, la idea es que sirva para decirle al señor nuestros sentimientos y miedos más profundos. Esta oración debe reconfortar el alma y llevarnos a un punto emocional donde los sintamos en paz con el señor y con nosotros mismos.

Amado padre que nos amparas a todos, sé que desde el cielo nos contemplas, que sea en todo momento tu nombre mencionado de forma santa, ante todo señor de los cielos te vengo a agradecer con todo mi corazón, por el sacrificio que hiciste para nosotros lleno de verdadero amor, por morir en la cruz y sufrir el doloroso calvario Jesucristo, y a ti padre gracias porque permitiste que así fuera.

Es por esto que me pongo ante tu amor para reconocerte como el único salvador de nuestro espíritu, eres mi padre amado, hoy solicito tu perdón padre de los cielos, por cualquier falta que haya cometido a tus enseñanzas, bien sea por acción o por omisión, si he llegado a perder la fe; por cuanto a sabiendas de que tenía que seguir las leyes sagradas que tú nos estableciste y hacer lo que a ti grandemente te agrada, y no lo he hecho.

Te quiero agradecer mi celestial padre, porque siempre nos escuchas y estás allí para nosotros, para reconfortarnos y darnos tranquilidad y paz, sé que escuchas mi ruego y sabes que estamos pasando por el trance de nuestro familiar muy enfermo, sé que oyes esta oración para un enfermo terminal. Hoy te pido que pongas en tus santas manos la vida de mi ser querido.

En el nombre de este enfermo te pido perdón y disculpas, si cometió alguna falta en su vida terrena, si en algún momento te falló, querido señor tú que eres puro amor y misericordia, ten piedad de su cuerpo y su alma, él tuvo fallas como todo ser humano pero es una persona de bien, ampáralo y guíalo en este su camino final hacia los cielos.

Te pido seas misericordioso con esta alma, apiádate de esta pobre vida y apacigua el padecimiento en el que se encuentra, alivia su dolor, desconocemos tu propósito  pero sabemos que lo tienes, haz que llegue a su destino sin angustias, por lo cual te imploro entonces que sea acorde a tu voluntad y que nos permitas tener en este doloroso momento mucha fortaleza, para sobrellevar lo que en su momento tu decidas señor.

Recito esta oración para un enfermo terminal, para que te apiades de nuestras vidas y de su vida sobre todo, ya que solo tú sabes cuál es su destino, sé que eres noble y bueno, y sobre todo nos amas y nos cuidas. Te pido por el consuelo y la guía para este enfermo en el nombre de tu hijo adorado Jesucristo, Amén.

El propósito de Dios predomina

En esos momentos tan difíciles que en ocasiones nos toca pasar, como es el caso de un ser querido que esté tan enfermo que ya no tenga remedio, debemos aferrarnos al amor de Dios. Es en sus palabras sabias donde vamos a encontrar consuelo, él nos puede consolar y aliviar de alguna forma nuestra angustia y sobre todo la del enfermo.

Debemos pedirle que nos ayude en estos difíciles trances, para que tengamos la entereza de alma para hacer frente y sobre todo, tener aceptación de sus designios, no debemos intentar saber por qué hace las cosas, pero siempre hay un plan, él siempre tiene un plan para cada uno de nosotros. En lo que establece su palabra escrita en la biblia nos menciona que tenemos que pedir acorde a lo que es su voluntad.

Siempre será su propósito el que prevalezca, está en nosotros tener conformidad y aceptación. Mucha gente en el momento en que se encuentra en este tipo de circunstancia, lo toman como que si fuera una clase de castigo por parte del señor. Es por esto que hay que estar claro de que Dios dispones de la vida y de la muerte, cada uno de nosotros viene a cumplir un rol en este mundo, y luego iremos al lado del señor.

Lo que la gente no toma en cuenta o desconoce, es que cada una de las eventualidades de nuestra vida cumplen con lo que Dios dispuso para nosotros, así no lo podamos entender simplemente se trata de algo que tendrá un buen fin. En algunas circunstancias Dios nos aleja de algo malo para colocarnos en algo bueno, pero asimismo hace que nos quiten las cosas buenas, para ofrecernos algo mucho mejor.

Hay que entender que la sabiduría que se encuentra en la palabra de Dios, es que podemos entender el significado de los que nos ocurre, todos en algún momento vamos a pasar por este tipo de trance, donde nos tendremos que despedir de nuestros seres queridos, esto siempre será un hecho triste; no obstante, es importante que busque encontrarse delante de Dios, que busque su rostro con la oración para un enfermo terminal.

Colocando nuestra confianza en el señor, él nos auxiliará, nos dará consuelo, y sobre todo nos mostrará el camino hacia la vida eterna. No debe tratar de entender sus designios, lo que ocurra será para mejor, pídale a Dios por el mejor resultado, pídale a Dios que le brinde el poder de la sanación y el apaciguamiento del dolor. La palabra de Dios nos dice en 4:13, lo siguiente “que todo lo podemos en Cristo, porque él nos fortalece”.

Al señor hay que solicitarles consuelo en nombre de su hijo, y que nos bendiga con la fortaleza para superar el trance que nos corresponda vivir, que nos de la fuerza necesaria para tener y dar consuelo, solo él nos puede con su amor puede lograr esto. Para aprender más sobre temas espirituales puedes leer valores cristianos.

Oraciones ofreciendo esperanza

Cuando nos toca el rol de acompañante, bien sea por amistad o por familiaridad, es necesario que sepamos qué podemos hacer llegar mensajes de esperanza a los demás, igualmente debemos estar armados de las enseñanzas de la palabra para poder decirles las buenas nuevas, a quienes lo necesiten que suelen ser todos los que viven el trance, no solo es el enfermo el que sufre. Esto lo haremos a través de una oración para un enfermo terminal.

Si la persona moribunda no ha aceptado el trance que le espera y aún se aferra fuertemente a la vida, podemos ayudarle a encontrar alivio para su alma, la palabra lo ayudará a reconocer la vida eterna como un evento de amor, Dios triunfa sobre la muerte y nos acoge, esto lo podemos comprobar en primera de corintios 15:54 – 57. Hay que tener presente que la negación es un mecanismo que utilizan muchas personas para no aceptar la realidad.

Siempre tendremos que dar las gracias al señor y a su hijo, que nos dan consuelo y nos aman a lo largo de nuestras vidas, ellos llenan de esperanza nuestros corazones, nos fue prometida la vida eterna al lado del señor y si lo pedimos con fe, y seguimos las enseñanzas esto será una realidad. Nos fue prometida la vida eterna, solo tenemos que poner nuestra fe y esperanza en Jesús.

En algunas ocasiones, solo con leer los textos plasmados en la biblia logramos recordar esta promesa de vida eterna y del regreso de Jesucristo a esta tierra, y por medio de ella podemos lograr mantenernos en el camino correcto sostenidos por el cumplimiento de esta santa promesa, que nos ayudara constantemente cuando las circunstancias se vuelva difícil.

Si se tiene una fuerte creencia y fe verdadera en la palabra, para el que confía en que morir es parte de la promesa que nos hizo el señor, ya que es la entrada a la vida eterna, en el instante que nuestro espíritu deja nuestro cuerpo, en la vida terrenal nos preparamos para seguir hacia la presencia de Dios. Lo podemos comprobar si revisamos en primera de corintios 15:50 – 53.

Es así que para el ser humano que esté pasando por la etapa final de su vida, y que pone su confianza en el señor, puede encontrar consuelo y alivio en la siguiente oración:

Querido y justo padre que nos enviaste a tu hijo amado, lo mandaste al mundo para dejarnos las enseñanzas de su vida, y que ella nos sirviera de ejemplo. Él nos dejó la promesa de la vida eterna y de cual es el camino que debemos seguir para tenerla, para que consiguiera que tuviéramos una esperanza de renacimiento para una nueva vida sin dolor ni sufrimiento, a través de la resurrección del mismo Jesucristo.

Jesús vino a este mundo para enseñarnos a cambiar de plano de forma incorrupta para nuestra alma, y esta es un legado que debemos cuidar y mantener impoluto. Esta promesa nos entrega el cielo donde todos los fieles seguidores somos esperados, aquellos que hacen el bien, para aquellos que siguen la voluntad de Dios, para quienes aman a los otros y siguen las santas escrituras.

Todo el que es fiel a las enseñanzas del señor, tendrá ganada la tan esperada salvación que nos prometió el hijo del señor. Esto se encuentra en las escrituras por lo tanto se cumplirá en los tiempos que están por venir. Y aunque en nuestra vida tu llamado nos alegra, las pruebas son difíciles y el tiempo cada vez se torna más duro.

Si tenemos que someternos a pruebas por medio de aflicciones, nuestras o de nuestros seres queridos, no flaquearemos en tu palabra encontramos la fortaleza para superar cualquier prueba, a pesar de todo seguimos manteniendo la fe en tu palabra, que es mucho mejor que cualquier diamante o riqueza que pueda existir en el mundo terrenal.

Mi querido señor y salvador, te alabo y glorifico y de la misma forma eres honrado, ya que mandaste a tu hijo a compartir nuestros martirios, siendo muy amado por tu divinidad, es en ese Dios en el que tenemos fe, el que nos conseguirá la paz y alegría infinita. Que mediante nuestra fe, conseguiremos salvar nuestra alma. En nuestro más apreciado sentimiento amen.

Cualquier cosa que haga que nuestra fe se renueve, y que verdaderamente nuestra alma sea llevada a la presencia del padre, como lo dice en primera de Pedro 1:3 – 9. Esta es la razón por la que los que somos conocedores de los designios de Dios debemos ofrecerle dicha esperanza a los que están pasando por una enfermedad terminal para que así ellos puedan hallar la paz que todos anhelamos.

El hijo de Dios por su lado, en la hora final en esta tierra de sus fieles y amados seguidores se pondrá a su lado cerrando sus ojos en el instante final de su paso por esta vida, tal y como lo hizo con el delincuente del que se hace mención en el texto bíblico, y que falleció a su lado cuando estaba crucificado como bien se menciona en Lucas 23: 39 – 43.

oración para un enfermo terminal

Si tenemos fe podremos enfrentar con mucha fuerza al temor y a la muerte, y es que si estamos claros en las escrituras, sabemos que al fallecimiento sigue un gran regocijo en los cielos. Esto está claro en uno de sus versículos en la biblia  (Romanos 15:13) que dice “Y el señor de esperanza os llene de todo gozo y paz en el creer, para que abunde en esperanza por el poder del Espíritu Santo”.

Es importante tener confianza en la palabra del señor, pues muy pocas personas se animan a realizar la oración para un enfermo terminal, esto se debe a que para el sentir personal, esto significa que debemos despedirnos de la forma física de esa persona, y dejar ir un gran afecto es de las cosas más difíciles que como seres humanos tenemos que hacer.

Todo esto se puede entender, ese ser querido o familiar ha estado desde siempre con nosotros, hemos compartido alegrías y sinsabores, y sentimos que son parte de nuestra vida, verlos partir es dejar ir un trozo de nosotros mismos. No obstante también hay personas que creen que se trata de que vayan a por fin descansar en paz y dejarán de padecer y que simplemente no existe más remedio que ello.

Y a pesar de la enorme cantidad de ocasiones que se espera un milagro, que lo mejore y le quite la grave enfermedad, esto no siempre ocurre, porque el destino de cada quien está fundamentado en los designios del señor para cada vida terrena. Y aunque es posible de que el milagro se lleve a cabo, también se debe tomar en consideración que todo va depender de cuanta fe tenemos nosotros en Dios y su hijo Jesucristo.

Hay gran cantidad de ocasiones donde son los enfermos los que se entregan, ya no quieren seguir luchando, y no quieren la prolongación de sus momentos agónicos, y ya quieren seguir al encuentro del señor. Cuando el familiar se trata nada más y nada menos que de los padres, los hijos, hermanos, pareja el vacío que este deja no podrá nunca volver a ser llenado por otra persona.

Cuando parte a la vida eterna una persona amada, deja un vacío en la vida de la familia, el lugar que el difunto ocupa en los corazones de las personas que lo amaban no será ocupado por más nadie, pero cuando se tiene fe en la promesa que el hijo del señor nos dejó, tendremos la certeza que entró a la vida eterna de la mano del padre, y allí estará lleno de gozo.

Así estemos rodeados de gente, siempre tendremos la añoranza del que parte, esos momentos que se compartieron y todos los que se dejaron de compartir, siempre estarán en nuestros anhelos, por eso es que debemos buscar aceptación de un hecho tan natural como es nacer, todo lo que nace en algún momento va a morir. También puede interesarte leer parábolas de Jesús.

Caso especial es cuando se ve a un hijo partir, esto debe ser la cosa más dolorosa que enfrenta un ser humano, y lo más hiriente que a un progenitor le puede ocurrir, esto se debe a que lo natural sería que los hijos despidieran a los padres, ningún padre debería ver morir a su hijo, son los hijos los que deben enterrar a sus padres. Es por esto que los padres no hacen la oración para un enfermo terminal a Dios.

oración para un enfermo terminal

Ellos no piden una muerte tranquila y en paz, piden un milagro sanador, lo solicitan con todo el fervor de que son capaces, y con mucha tenacidad y empeño. Pero no siempre ocurre de esta manera, y este sentido se van con el hijo aquellos planes y sueños que tenían con sus hijos y que jamás se llegaran a hacerse realidad. En cada uno de los casos que fuere, la muerte por algún tipo de enfermedad es muy sufrida y dolorosa.

Cuando toca contemplar como lentamente se va deteriorando el vigor de nuestro familiar o gran amigo, es muy difícil no intentar hacer algo. Para el enfermo también es muy duro ver como sufre la familia a verlo consumirse lentamente, se ve como la vida se le está apagando y por consiguiente, es cuando desea que se acabe rápido su padecimiento y morir.

Es en ese instante que hay que tener fe y mucha fuerza, es muy recomendable hacer una oración para un enfermo terminal con mucha fe, esta puede conseguir muchas cosas, incluso podría a ocurrir el milagro de una mejoría, el señor ve la fe en ti y te bendice, pero si no sucede tienes que tener la convicción que los designios de Dios son perfectos y que el siempre pondrá en tu camino lo mejor para ti.

¿Cómo dar consuelo a un ser querido?

Es muy importante no solo tener fe, sino que hay que saber cómo acompañar a este ser querido que tenga una enfermedad terminal. Esto en la mayor parte de los casos es un desafío tremendo; por supuesto, lo primero es recitar una oración para un enfermo terminal, esto nos dará la fuerza necesaria para servir de apoyo y dar algo de consuelo y paz a nuestro ser amado.

Es posible que la relación como personas cercanas al momento no sufra cambios. Es bueno aprovechar las cosas positivas de esta relación para de aquí sacar fuerzas. También es importante tener la mente abierta a probar cosas nuevas, a hacer que el tiempo que les quede juntos sea de calidad. No permitir quedar enganchado en lo malo o en los reclamos.

Se debe tener presente que esta persona tiene aún necesidades y deseos que querrá sean satisfechos. La mayor parte de las veces el enfermo no quiere que le den trato de moribundo y busca que todo fluya lo más normal posible. Haz que tu ser querido sepa que estás allí para él, que lo puedes escuchar y que estarás presente. Aunque parezca que no haces nada tu presencia envía un mensaje importante.

No se debe asumir que existe un método paso a paso para bien morir, cada persona vivirá su proceso de forma individual, pasando por las etapas que necesite. Ser acompañante es darle apoyo para que su trance no resulte difícil. El resultado más deseable sería que aprenda a vivir de forma plena mientras acepta su enfermedad terminal, pero si no es así es cuando más apoyo necesita.

Muchas veces se cae en la negación, esta es un mecanismo de defensa emocional. Tu ser querido a lo mejor se encuentra en negación, en ocasiones la realidad en muy aterradora, se siente abrumado o muy amenazado por algo que no pude controlar. Esta persona podría simplemente tener miedo de sufrir dolor o perder el control de sus funciones corporales o de su mente.

Otra razón por la que puede estar asustado, es el temor de fallar a la familia o llegar a ser una pesada carga. La negación puede ser utilizada como un inicio para la aceptación de la realidad esto debe ser proceso que vaya a su propio ritmo, no se puede acelerar, no debe ser fácil seguir viviendo contemplando a la muerte. Para saber más sobre asuntos de espiritualidad puedes leer sanación cuántica.

Siempre y cuando la negación no produzca un efecto adverso, y no lo dañe más, por ejemplo si lo hace someterse a tratamientos dolorosos que no lograran nada, entonces no es necesariamente perjudicial. Para proporcionar apoyo emocional y espiritual, se puede invitar a la persona a hablar de sus miedos. Aquí el útil rezar una oración para un enfermo terminal.

Debemos animar a nuestro ser querido a hablar sobre su vida, es sorprendente cómo reconforta el alma saber que alguien quiere saber cómo fue nuestra vida, y para ti será una gran oportunidad de atesorar esas vivencias que de otra forma se perderían. También le da oportunidad de verbalizar sus arrepentimientos, hablar de lo que nos entristece es muy reconfortante.

Deja un comentario