Oraciones para bautizo, la mejor selección está aquí

Entre los sacramentos contemplados dentro de la fe cristiana, el bautismo, es uno de los más importantes, ya que es por medio del cual la persona se convierte en hijo de Dios de una manera verdadera. Para hacer de dicha ceremonia algo conmemorativo, se oficia indicando varias oraciones para bautizo.

Oraciones para bautizo

El ritual del bautismo, simboliza el acto por medio del cual, un individuo acepta ser hijo de Dios, contemplado así dentro de la religión católica. Por lo general, se lleva a cabo cuando la persona es aún un niño. Si te interesa conocer más sobre el tema de oraciones, puedes ver Oración al Sagrado Corazón de Jesús.

A través del bautismo, de acuerdo a las sagradas escrituras, se le purifica el alma a la persona, y sus pecados son limpiados y perdonados, principalmente el denominado pecado original, que es con el cual vienen todos los hombres al mundo.

Debido a la investidura que enmarca este importante evento, se deben cumplir con ciertas pautas que están previamente establecidas para llevar a cabo el desarrollo de dicha celebración, teniendo un papel principal dentro del mismo la oración. Existen varias oraciones para bautizo que son declamadas por el religioso que ofició el acto, y otras donde deben participar los padres y padrinos del bautizado.

A través de estas oraciones para bautizo, se le solicita a Dios que conceda su gracia de bendecir a los niños que llevan ante su presencia para presentarlos y que sean bautizados. Este pliego de oraciones para bautizo, forman parte de la doctrina de la religión católica, y pueden realizarse de diversas maneras.

Pueden hacer tanto dentro como fuera de la iglesia, y también antes del día del bautizo o en medio del desarrollo de la ceremonia. Dentro de los siete sacramentos que contempla la iglesia católica, el bautizo es el primero, cuyo objetivo primordial es, lavar con agua bendita a las criaturas, para purificar su alma y liberarlas del pecado.

Bautismo y bautismo condicional

Ahora bien, debemos acotar mediante el desarrollo de este artículo, que existen dos tipos de bautizos reconocidos y aceptados por la religión católica: el Bautismo como tal, y el Bautismo condicional.

El bautismo, es considerado como el sacramento que al recibirse, son borrados todos los pecados cometidos por la persona, principalmente el pecado original. El acto bautismal consiste en derramar agua bendita, sobre la cabeza de una persona, o también puede sumergirla completamente dentro del agua, con la intención de purificarse en cuerpo y espíritu.

Para la religión católica, este acto implica el nacimiento de la persona que es bautizada, para tener una vida nueva. El bautismo se celebra cuando la criatura es todavía un recién nacido o por lo menos tiene menos de un año de edad, por lo general.

Este ceremonial dentro del catolicismo se considera necesario, plasmado incluso dentro de las escrituras del evangelio, que reza: “Quien no renace del agua y del Espíritu no puede entrar en el Reino de Dios”. Durante la vida de una persona, solo puede ser bautizado una sola vez, es decir, que es un acto que después de realizado, no se podrá repetir.

Se considera como la colocación de un signo para la persona, por medio del cual será reconocido como hijo de Dios, una especie de sello espiritual. El religioso que oficia la ceremonia pronuncia las palabras: “Yo te bautizo en el nombre de Dios, Hijo y de la Divina Gracia.”

En referencia al bautismo condicional, es un tipo de ceremonia que se lleva a cabo cuando no existe la certeza de que la persona ha sido bautizada ya. De este tipo de bautizo, son participantes por lo general, aquellas personas que se convierten en la fe, que proviene de otras sectas religiosas y deciden aceptar a Jesús en sus corazones para así también ser aceptados por Iglesia.

Y, aunque muy raras veces, pero que igual ocurre, personas que no fueron bautizadas cuando eran niños, por decisión de los padres, pero que manifiestan su deseo de tomar ese sacramento.

Para esos casos en particular, se emplean otras palabras por parte de quien oficia la ceremonia, señalando entonces: “Si has sido bautizado antes, no te bautizó nuevamente, pero si aún no lo estás, yo te bautizo en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.”

Paralelamente al pronunciamiento de estas palabras, se le echa agua a la persona sobre la cabeza, cerciorándose que toque su piel. Las oraciones para bautizo, dentro de la religión católica, las pueden hacer tanto los padres como los padrinos.

Incluso, se puede anexar la intervención de algún amigo o familiar que desee participar del evento, manifestando a través de las oraciones para bautizo su agradecimiento por el sacramento a recibir, el sentido de amor y de respeto hacia Dios, y la alegría por el nacimiento del nuevo hijo de Dios.

Tipos de oraciones para bautizo

Como ya se ha dicho anteriormente, dentro de la religión católica se cuentan con una amplia gama de oraciones para bautizo, que pueden ser expresadas durante la realización del sacramento pero también existen algunos ejemplos que pueden declamar antes del acto.

Igualmente, existen oraciones para bautizo que requieren de la participación de los padres y padrinos, como también en las que pueden incluirse la colaboración de amigos y familiares cercanos, para quienes este acto sea significativo. Así tenemos entonces que existen oraciones para bautizo del tipo:

  • Antes la llegada del bebé.
  • Después de la llegada del bebé.
  • Una semana antes del bautizo.
  • De agradecimiento por el bautismo.

Antes de la llegada del bebé

El tipo de oraciones para bautizo antes de la llegada o nacimiento del bebé, es relativa a dar gracias en medio de los preparativos que adoptan los padres para recibir al nuevo integrante de la familia. Se trata además de una plegaria de reflexión, para poder recibir al niño o la niña en medio de un ambiente armonioso, donde reine la alegría y el amor.

Habitualmente, este tipo de oración, les corresponde a los padres del niño o la niña, aun cuando pudiera realizarla también un familiar cercano a la familia como el caso de un hermano, un abuelo e incluso, la persona seleccionada para ser el padrino o la madrina. A continuación, te dejamos un ejemplo de este tipo de oraciones para bautizo:

I parte

¡Oh Padre Santo, Dios Todopoderoso!, te agradezco infinitamente por el milagro de vida que sembraste en mi vientre para alegría mía y de mi esposo. Espero que ahora que nuestro hijo va creciendo dentro de mi Ser, podamos brindarle una vida familiar, con el ejemplo que nos diste a través de la Sagrada Familia.

Confío amado Dios, que podamos entregarle el mismo amor y las mismas enseñanzas que hemos obtenido de ti y de tu santo hijo, nuestro Señor Jesucristo; que a través de las enseñanzas que podemos brindarle como padres, aprenda a buscarte y a reconocerte como su santísimo Padre.

Ayúdanos Señor a ofrecerle un lugar lleno de paz, mucha fe y amor, en el cual pueda convivir, crecer y desarrollarse de manera integral. Haz también que sienta que nuestra casa es un refugio de amor espiritual, para honrarte y venerarte.

Que esta nueva criatura, sea reconocida por ti Santo Padre bendito, como un hijo más, para que sea criado en el marco de la fe y los valores cristianos, amparado bajo tu Gracia y la del Espíritu Santo. ¡Amén!

II parte

¡Oh Santísima Virgen María y Cristo Salvador!, como padres responsables y amorosos, venimos ante ustedes, para que intercedan ante Dios Padre, y que reciba a nuestro hijo (a), como una nueva criatura de Dios.

Que al llegar el Día en que nuestro bebé tome el sacramento del bautizo, el Señor derrame sobre él todas sus bendiciones, principalmente el perdón del pecado original y la purificación de su espíritu.

No hay suficientes palabras para poder demostrar todo nuestro eterno agradecimiento, al permitirnos la gracia de poder ser padres de este niño o niña que viene en camino. Permítannos ante sus ojos ser dignos, y bendígannos en esta nueva etapa de nuestras vidas.

Auxíliennos en todo momento, para poder brindarle a este angelito, una vida llena de dicha y amor. Gracias le damos a Dios, porque este niño(a), es el motivo de nuestras alegrías y el motivo que nos impulsa luchar, siguiendo por el camino del Señor para su honra y gloria.

En nombre nuestro y el de mi hijo(a), así como en el de toda la familia en general, le dedicamos a ustedes esta sagrada oración, ¡Amén!

III parte

¡Oh Padre Eterno!, te pido que me colmes de serenidad y calma, como madre que se prepara física y mentalmente para recibir la maternidad, orando sin descanso, para poder tener los conocimientos necesarios para el nacimiento de mi bebé, y todo lo relativo a este gran evento.

¡Oh Dios misericordioso!, que de mi familia siempre has cuidado, te imploro por tu presencia en mi vida, especialmente durante esta nueva etapa que estoy a punto de iniciar, para darle el amor necesario a mi bebé, dentro del calor de un hogar espiritual.

Y desde ya, te ofrezco la vida de este pequeño niño(a) que está por nacer, para que sea un digno siervo tuyo, y su vida la lleve por el camino que tú le marques. Y con el propósito de ser una buena madre, me encamino en esta preparación, tomando para ello, tus enseñanzas divinas.

Tengo plena confianza en la orientación de Dios, para llevar a feliz término mi embarazo y que sea en su tiempo perfecto cuando traiga al mundo a mi bebé. Tengo la certeza, Oh Padre mío de que me acompañarás como lo has hecho siempre, al igual que la compañía de María Santísima, para cumplir con esta hermosa tarea en medio de mucha paz y felicidad.

Que sea para la gloria de Dios, esta nueva vida que comienza, y por eso te pido Señor, me des las indicaciones necesarias para que mi hijo(a) sea recibido y bendecido como nueva criatura de Dios, para cantar sus alabanzas. Te agradezco que mi bebé llegue sano y que yo cuente con fortaleza y salud, mientras lo espero, ¡Amén!

Oraciones para bautizo

Después de la llegada del bebé

Estas oraciones para el bautizo del tipo para después de la llegada o nacimiento del niño(a), puede ser realizada por uno de los padres, o también, puede realizarla algún familiar cercano, con el propósito de darle gracias a Dios, por la llegada del nuevo integrante, y su bienvenida al mundo cristiano como un Ser nuevo. Aquí te mostramos un ejemplo:

Parte I

¡Oh Padre noble y afectuoso!, gracias infinitas te damos hoy, por concedernos la gracia de traer una nueva vida a este mundo, por dejarnos ser los padres de esta criatura tan especial que es un hijo más tuyo.

Te agradecemos también la dicha de que podamos cuidar a nuestro hijo, llenos de amor, fortaleza y mucha salud. Queremos que nuestro hijo(a) crezca en un ambiente de mucha espiritualidad y llevado de la mano de tu enseñanzas oportunas.

Te imploramos santo Padre, que le brindes tu bendición y sagrada protección en todo momento, tanto para su alma como para su pequeño e indefenso cuerpo, que llegue sano y feliz a nuestras vidas, para que también lo esté en la nueva vida del bautismo, ¡Amén!

Parte II

¡Oh Señor misericordioso!, vengo ante ti acompañado de mis familiares, amigos y demás seres queridos, para presentarte a nuestro(a) hijo(a) (se dice el nombre del bebé), y anunciarte que desde hoy será un(a) devoto(o) cristiano(a) al igual que lo son todos los integrantes de nuestra familia.

Nos da mucha alegría que puedas recibir y aceptar a nuestra(o) bebé, que es producto de nuestro amor de pareja, pero también es el resultado del amor que tú sientes por nosotros mi Dios.

Nos llena de júbilo y alegría, el que puedas recibirlo(a) como una nueva criatura de Dios, y que desde ya tenga apartado su lugar dentro de la santa Iglesia. Será bautizado(a), al igual que lo hemos hecho todos en nuestra familia, llevados por la fe y el infinito amor hacia ti Padre celestial.

Y, en la medida en que vaya descubriendo, cuál es su lugar dentro de la iglesia, te pido que les orienten y le des el discernimiento correcto para que lo viva, lo sienta y entienda, que es el don más hermoso que tiene el Espíritu Santo, ¡Amén!

Parte III

¡Oh Santo Padre, Señor de todo el Universo!, te queremos dar las gracias nuevamente, por el nacimiento de nuestro(a) bebé, un nuevo Ser que llega  nuestras vidas para cambiarla en forma positiva, colmando de inmensa dicha a toda nuestra familia.

Te damos las gracias además por habernos otorgado la buena salud para nuestra alma y cuerpo, haciéndonos más fuertes y con un sentido de conciencia sobre la responsabilidad que ahora tenemos.

Te entregamos la vida de nuestra criatura para que la bendigas y que derrames sobre ella consagraciones el Día de su bautizo. Oh Señor bendito, te pedimos que le des a esta hermosa criaturita, tu amor y cuidados, porque representa el inmenso amor que se tienen sus padres. Te rogamos, llenes su existencia de dulzura, ¡Amén!

Semana antes del bautizo

También existen oraciones para bautizo realizadas en medio de la preparación, para que el niño o la niña, reciba este importante sacramento. Se trata de las oraciones para el bautizo de una semana antes de llevar a cabo dicha ceremonia, contando con una plegaria por día. Aquí veremos un modelo.

Oración del lunes

¡Oh amado Señor!, hoy venimos ante tu mística presencia, para agradecerte por los favores y gracias que en tu inmensa misericordia, les has otorgada a nuestra familia; por habernos concedido el milagro de tener el hijo que tanto habíamos deseado.

Te prometemos llevarlo siempre ante tu altar, para que aprenda a conocerte, amarte y a servirte como un fiel seguidor a tu sagrada palabra. A cambio te pedimos, Oh amado Señor, que con tus manos santas lo bendigas y purifiques.

Te damos gracias Padre, porque desde el mismo momento en que nos enteramos de la llegada de este bebé, nos hiciste sentir plenamente dichosos, y por eso, te pedimos que apartes para él una vida llena de salud e infinitas abundancias, que el día de su bautizo lo recibas lleno de gozo, prosperidad y paz, ¡Amén!

Oración del martes

¡Oh Padre Divino!, en esta oportunidad venimos ante ti, para pedirte que le des a nuestra criatura, una vida colmada de bienestar y alegría. Pronto la llevaremos ante tu magnífica presencia, para que en la pila bautismal, sea purificada en cuerpo y espíritu.

Guíanos en referencia a su educación religiosa, para que aprenda a llamarte Padre tal y como lo hacemos nosotros, enseñándole tu santa Palabra con el ejemplo de nuestras acciones. Ayúdanos a propinarle un hogar donde reine el amor, los valores cristianos y la salud.

Dale el discernimiento necesario para que aprenda a amar a sus hermanos y a su familia desde muy pequeño, y que vea al mundo como un gran lugar de convivencia a través de los ojos de la fe, para que en su vida siempre tenga paz y amor en su corazón por los demás, ¡Amén!

Oración del miércoles

En este sagrado día, quiero pedirte a ti Madre santa, que me enseñes cómo puedo ser una madre paciente, tierna y amorosa, al igual que tú. Te suplico madre santa, poder contar con tu orientación para saber cómo hablarle a mi hijo(a), y mostrarle cómo puede honrar el nombre de tu hijo Jesús.

Te ruego nos acompañes Madre Mía, el día del bautizo de mi criatura, que será el momento de presentarla formalmente ante la presentación de Dios. Acompáñanos para que tú también derrames sobre ella tus bendiciones.

Tu que también eres madre y que ambas sentimos el gozo de haber tenido un hijo, te pido que tomes en tus manos a mi hijo(a), y lo(a) lleves por el buen camino durante sus primeros pasos en la fe, ¡Amén!

Oraciones para bautizo

Oración del jueves

En nuestra oración del día de hoy, te pedimos perdón Señor, por los pecados que hemos cometido hasta ahora, y esperamos que aceptes nuestro sincero arrepentimiento. Te rogamos que ampares a nuestro bebé que está recién nacido y que lo libres de todo peligro.

Cúbrelo por siempre bajo tu manto protector, y recíbelo como un hijo más de Dios. Ante tu altar lo llevaremos pronto para presentarlo ante ti, y que lo vuelvas puro y santificado. Llénalo con tu santo Espíritu.

Guíalo y Bendícelo, para que se forme como un hombre de bien, educado en principios y valores, y sirviéndote como el más devoto de sus seguidores. Haz que aprenda a amar y respetar todo lo que en la tierra creaste para nosotros, incluyendo al prójimo, ¡Amén!

Oración del viernes

En la oración del día de hoy, invocamos el nombre de Jesucristo, nuestro Señor y Redentor, a quien le dedico esta plegaria, para mediante la misma, encomendarle la vid y futuro de mi pequeño(a) hijo(a).

Líbralo de cualquier mal que pueda amenazarlo, de algún enemigo oculto que esté a la espera para atacarlo, y protégelo ante el padecimiento de cualquier dolor que le cause un sufrimiento.

Recíbelo mi Dios bendito, como una oveja más de tu rebaño, y que reciba la gracia del bautismo para Gloria de Dios. Bríndale una gran fortaleza, para que le sirva de gran ayuda al prójimo, ¡Amén!

Oración del sábado

Con gran humildad venimos ante tu sagrada presencia Santo Padre, para presentarte a nuestro hijo(a) amado(a), quien desde ya será tu fiel más devoto por lo que a través de esta oración, te pedimos le guardes un buen lugar dentro de tu iglesia.

El bautizo, es el acto más hermoso de la vida de mi criatura, ya que en él se ve representado el amor, la esperanza y la fe, pero, especialmente y por encima de todo, nuestra fidelidad para con el Evangelio.

En nombre de toda mi familia, te imploramos que lo ampares en tus manos venerables, y permítele que te conozca entrando a tu santa iglesia, donde aprenderá tus valores y enseñanzas, ¡Amén!

Oración del domingo

¡Oh gran Señor Venerable!, Escogimos este día tan maravilloso para anunciarte la presentación que tendrá nuestro bebé amado, ante la pila bautismal. Te ruego Señor mío, que al igual que protegiste a la sagrada familia, hagas lo mismo con mi hogar.

Te pedimos que nuestra casa se convierta en un lugar de oración y comunión auténtica y verdadera, para poder criar allí a nuestro(a) hijo(a). Haz que en nuestra familia no se produzca ninguna escena de separación o violencia.

Que podemos ser una familia ejemplar, vivir en unión y que prevalezca en nosotros el carácter sagrado que tiene la familia, que es uno de los obsequios más hermosos que Dios ideó para nosotros y por el cual debemos darle siempre gracias, ¡Amén!

Oraciones para bautizo

De agradecimiento por el bautizo

Las oraciones para bautizo de agradecimiento por la celebración de dicho sacramento, forman parte del protocolo en la entrega de invitaciones que se le hacen de manera escrita a amigos y familiares, a través de las cuales se les solicita su participación en el acto del bautizo. Aquí te dejamos un ejemplo:

I parte

Hoy, te imploramos Señor Todopoderoso, que recibas a nuestro hijo(a) en tu manos, cuando falta poco para presentarlo(a) ante tu santa presencia en su bautizo. Padre Mío, te solicitamos que la impregnes con tu Espíritu Santo, para que crezca dentro de tu gracia y para la honra de tu nombre.

Que pueda encontrar una verdadera devoción y valores cristianos dentro de tu santa Palabra, y que esto lo(a) prepare, para una verdadera entrega espiritual. Te lo pedimos diciendo: en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, ¡Amén!

II parte

En este hermoso día, quiero agradecerte Señor por todas tus bendiciones, principalmente por haberme otorgado el don de la vida. Te agradezco por la familia en la que nací, por el amor y la comprensión de mis padres, su paciencia y cuidados.

Te agradezco también en este día, por mis hermanos y hermanas, gracias por el cariño que desde mi llegada han tenido para conmigo, gracias porque sé que Dios los iluminará para que me orienten y me cuiden.

Hoy soy bendecido(a) por Dios, quien en el día de mi sagrado bautizo, iluminó la mente de mis padres para que me colocaran el nombre de (se dice el nombre del niño o la niña), siendo recibida como uno(a) más de sus hijos(as), ¡Amén!

III parte

Desde hace mucho que ya te esperábamos (se dice el nombre del bebé), y por eso le damos las gracias al Dios bendito por tu llegada. Hoy, cuando te presentamos ante él, le imploramos que te bendiga y te purifique, amparándote bajo su sagrado manto.

Extendemos nuestro agradecimiento a la santísima Virgen y a su amado hijo Cristo Jesús, por concedernos la gracia de poder darte la vida. Les pedimos que bendiga nuestro hogar y también por la salud de tus padrinos, para que pueden cumplir con los deberes que conlleva el sacramento del bautismo, ¡Amén!

Oraciones para bautizo cortas

Existen varios estilos de oraciones para bautizo, y las oraciones cortas, también forman parte importante dentro de la ceremonia. Si quiere revisar otro estilo de oraciones, puedes ver el artículo Oración al Espíritu Santo

Muchas tienen características de frases especiales, cuyos contenidos, expresan los deseos más sinceros para con el bautizado, dándole la bienvenida a la vida cristiana. A continuación, te presentamos algunas:

I

Señor mío, este es nuestro(a) hijo(a), el fruto de tu vida y de la nuestra, productor de tu amor creador. Gracias por darnos esta alegría, ya lo esperábamos mucho antes de que naciera, mucho antes de que lo crearas para nosotros.

Ahora te pedimos para él, una vida llena de abundancia, que pueda crecer con buena salud, con vigor, que sepa ser agradecido con lo que le des, que aprenda a apreciar a las personas a su alrededor, especialmente a los más débiles, ¡Amén!

II

Desde lo más profundo de mi amor y mi corazón, deseo que en este día tan especial, la luz celestial de Dios Padre, se encienda dentro de tu corazón, para que ilumine con su gran esplendor, todo el transitar de tu vida entera, ¡Amén!

III

Señor, Tú que nos has dado el amor suficiente para poder concebir este hijo(a), te pedimos hoy que nos guardes en tu amor, que sienta cariño por la vida familiar.

Ayúdanos para que en nuestro hogar sea parte de tu santo reino, donde mi hijo(a) te encuentre en cada rincón y donde te reconozca como su Padre.

Haz que su alma y corazón se abran al cristianismo, sintiendo ese amor fraternal para con sus hermanos en la fe, y que pueda convivir con los demás humana de manera amena y en paz, ¡Amén!

IV

Señor Jesucristo, que en tu santa palabra dijiste “dejad que los pequeños se acerquen a mí”, y que bendecías a cada niños que encontrabas en tu paso por la Tierra, te pido que también bendigas a nuestro hijo(a).

V

Señor, hoy te damos las gracias por hacernos partícipes de una nueva vida, que estará consagrada a tu servicio. Protégelo y cuídalo siempre amado Padre, que esté sano de alma, cuerpo y corazón, y que la luz del mundo lo ilumine en esta nueva vida del bautismo, ¡Amén!

oraciones para bautizo

Oraciones para Padres y padrinos del bautizado

De igual manera, se presentan a través de este artículo, pequeñas oraciones para bautizo, que son más una inspiración para los padres y padrinos del bautizado, y que con ello puedan contar así con una oración breve pero concisa, las cuales pueden ser rezadas el mismo día del bautizo o días previos a la ceremonia. Aquí te las presentamos:

Es un día para agradecerle a Dios, por poner de manifiesto su grandeza al permitirnos traer al mundo a este hermoso niño(a), que viene a ser la luz de nuestras vidas. Ante su presencia venimos hoy a traerlo, para que sea recibido como un hijo más.

Le suplicamos que sobre él (ella) derrame todas sus bendiciones, que le dé la gracia de contar con buena salud para su mente y su cuerpo, y que la prosperidad sea abundante durante toda su vida. Que sea hombre (mujer) de bien, y que viva de acuerdo a tus enseñanzas Padre mío, ¡Amén!

II

Oh Padre Divino, las gracias te damos en este Día tan especial para nuestra familia, porque presentaremos ante ti a nuestro(a) hermoso(a) bebé, la cual nos permitiste concebir en tu infinita misericordia. En este Día de su bautizo, te la ofrecemos santo Padre para que la recibas en tu corazón y limpies de ella la impureza que deja el pecado.

Te pedimos que nos ayudes en la transformación de nuestro hogar, para que sea un lugar digno de adoración a tu nombre, y donde nuestro(a) hijo(a) pueda llegar a conocerte, amarte y alabarte como todo un digno(a) hijo(o) tuyo(a), ¡Amén!

III

Hoy, estamos festejando el Día del bautizo de nuestro(a) hijo(a), una ceremonia que se oficia para la Gloria del Señor. Seguro estamos Dios Padre, que esta criatura crecerá amándote y adorándote, y al igual que la Dios Padre, lo hará con el Dios Hijo, y Espíritu Santo, ¡Amén!

IV

Hoy, en este Día tan especial, venimos Señor ante tu presencia, los orgullosos padres y padrinos de (se dice el nombre del niño o la niña), para presentártela, y por medio de esta importante ceremonia, purifiques su alma y la libres de todas las culpas que pudiera tener.

Unidos te pedimos Dios, que lo hagas ser una persona de bien, y que siempre viva amparado en los mandatos divinos del Padre, Hijo y Espíritu Santo. Rogamos también a la Santísima Madre, Virgen María, para que lo proteja y lo lleve de su mano siempre, ¡Amén!

V

Oh Jesucristo mi Señor y redentor, tú que pediste que cuando estabas en la Tierra, pediste que los niños se acercaran a ti, como madre (padre) te pido bendigas hoy a (se dice el nombre de la criatura) e intercede por él (ella) ante Dios Padre, especialmente hoy que es su bautizo, ¡Amén!

Más oraciones para bautizo

A lo largo de los tiempos, se han venido desarrollando distintos actos y ceremoniales que forman parte de este importante y primer sacramento, donde son incluidas otros tipos de oraciones para bautizo, como las que se presentan a continuación:

Oración sobre la vida

Oh Padre santo, te imploramos por salud y prosperidad, pero también para pedirte por el don de la humildad, para que lo infundas en todos nuestros seres queridos y principalmente en nuestro(a) hijo(a), a quien amamos profundamente, deseando que reconozcas en tu seno como un(a) hijo(a) de Dios.

El Dios Creador nos concedió la virtud de permitir que este hijo(a) nos llenara la vida de amor, esperanza y ganas de batallar, para brindarle lo mejor de nosotros. Una gran alegría nos invadió desde el momento en que supimos de tu existencia, y desde antes que llegaras a nuestras vidas, ya visualizábamos cómo presentarte ante Dios nuestro Señor.

Le damos gracias a la Vida por tenerte, y le rogamos al Padre que tu vida sea siempre de abundancia, particularmente espiritual, para que puedas crecer sano y enmarcado entre principios, valores y demás virtudes, todo para la honra y Gloria de Dios, ¡Amén!

Rezo sobre el bautismo

Te presentamos Señor en el Día de hoy, a nuestro(a) hijo(a), (se dice el nombre), quien te prometemos entrará a tu santa iglesia y será un nuevo cristiano. Y tal como la santa fe lo indica, a través del sacramento del bautismo, se convertirá en tu siervo.

La esperanza y la alegría, embarga nuestros corazones, gracias a la acogida que desde este momento comienzas a darle a nuestro(a) hijo(a). Acrecienta con el paso de los años, su sentido de pertenencia dentro del Pueblo de Dios, para que pueda disfrutar del don que le otorga a través del bautismo, el Espíritu Santo, ¡Amén!

Oración sobre el amor de familia

¡Oh amadísimo Padre!, hemos recibido en el seno de nuestra familia, a esta hermosa criatura. Unidos estamos en lo familiar y lo espiritual, recibiendo con gran júbilo esta bendición que hoy nos entregas.

Permítele Señor mío, que su vida en familia sea de manera placentera, siempre rodeada de un profundo amor y cariño. Ayúdanos a transformar nuestra casa en un hogar familiar y digno de su presencia y también de la tuya.

Que nuestro hijo pueda criarse con amor, valores, disciplina, orientación, cultura y tradiciones, que formarán parte de su vida, pero que sean también de acuerdo a las leyes de vida de Dios.

Es un gran día de júbilo, donde venimos ante ti para presentarte a (Se dice el nombre del niño o niña) a quien deseamos recibas con un corazón abierto, y emulando la ternura que hay dentro de la santa Virgen María, Amén.

Oración en el bautizo

Querido Dios, ante tu Divina Presencia, traemos a (se dice el nombre de la niña o niño), y te suplicamos que cual criatura indefensa, la cobijes en tus brazos, vierte sobre ella los grandes dones de tu Espíritu, y guíala a través de tu sabio consejo, para que siempre sea defensor(a) y fiel creyente de nuestra fe.

Haz que como así se vaya desarrollando en edad también vaya creciendo en ella ese deseo de buscarte, de escuchar tu santa palabra, de conocerte y amarte. Que pueda reconocerte a ti como Padre y a Cristo como su salvador.

Sírvenos también a nosotros sus padres y padrinos, más que de guía, como un sostén para que podamos brindarle un cuidado meticuloso, servirle de ejemplo para que lleve una vida digna y en especial que tenga una buena orientación espiritual, ¡Amén!

Espíritu Santo en el bautismo católico

Como ya hemos dicho anteriormente, el bautizo es el primer sacramento que recibe la persona, donde pasa a formar parte del gozo de los dones que el Espíritu Santo les obsequió en nombre de Dios y por mandato de él.

Es la ceremonia por medio de la cual, el bautizado al recibir el Espíritu Santo, le son borrados todos sus pecados incluyendo el pecado original, aquel que cometieron nuestros primeros padres al desobedecer a Dios. El término de sacramento, significa misterio, lo que hace que en medio de la ceremonia, se hagan algunas reflexiones sobre el acto en sí.

Una de las más importantes es saber que con el bautismo, la persona trasciende espiritualmente. De este sacramento se derivan muchos misterios, todos vinculados con el bienestar del nuevo cristiano(a), comenzando por los dones del Espíritu Santo.

El evangelio menciona el bautismo, haciendo un llamado a su vez a que todas las personas se bautizan, ya sean niños o adultos, una palabra que se puso de manifiesto en el momento en que San Pedro les habló a los gentiles y judíos sobre Jesús, pidiéndoles a todos que se bautizaran, al mismo tiempo que el Espíritu santo se posó sobre sus cabezas, en la Pentecostés.

Reflexiones

Desde el principio de la creación de la Iglesia se ha venido realizando la ceremonia de bautizar a las personas especialmente cuando son niños, una práctica que ha quedado registrada dentro de los textos bíblicos, particularmente dentro del evangelio de San Pablo, donde testifica que la iglesia heredó esta cultura de bautizar a los niños de los apóstoles.

Por el hecho de que los niños no pueden decidir, este sacramento se ha visto por algunos como una imposición, más sin embargo, la iglesia se ha defendido de esta premisa, argumentado que a través de este acto de fe, les son entregadas al niño o la niña, herramientas para que pueda entender la Fe de Cristo.

El bautizar a un niño(a) cuando aún está recién nacido, representa para los cristianos, un acto a través del cual pueden entregarles a sus hijos un regalo muy preciado, el cual ellos podrán aceptar o desechar, si así lo crean. El cristiano considera que este es el primer paso de acercamiento con Jesús y su amada iglesia.

Por su parte, la iglesia católica, siempre ha buscado de bautizar a los niños, considerando este acto como el cumplimiento de un mandato sagrado, donde el niño(a) es preparado(a) para recibir las gracias de Dios. Es donde nuestro Padre celestial, envía al Espíritu Santo para que actúe de forma positiva sobre nuestras vidas.

El bautismo, viene a sustituir el antiguo mandato de la circuncisión, que se consideraba como un símbolo de alianza, pasando a ser el bautizo el nuevo signo de la alianza, y que fue dada a conocer en las escrituras como  la circuncisión de Cristo. También se deja establecido, que el niño tiene derecho de ser protegido por Jesucristo, y esa es la razón principal por la cual la Iglesia bautizó a los niños desde el principio de su creación.

En el evangelio de San Lucas se registra que en medio del acto del bautismo se le da el nombre al niño o niña, una tradición que se mantiene en el tiempo hasta la actualidad. Si te gustó este artículo te invitamos a revisar dentro de nuestro blog Oración a San Jorge

Deja un comentario