¿Cómo acercarnos a Dios?, lo que debes hacer y más

El sentimiento de estar vacío espiritualmente puede ser común incluso hasta en los más certeros cristianos del mundo. Para que cumplas con el propósito del Padre, descubre cómo acercarnos a Dios en este artículo.

Cómo acercarnos a Dios

¿Qué significa estar cerca de Dios?

Muchas personas frecuentemente desconocen cómo acercarnos a Dios. Incluso puede que confundan el pertenecer a una religión y cumplir con sus deberes, de forma superficial con tener una relación estrecha con el Padre.

Esto está rotundamente errado pues la conexión con el Señor tiene un significado muchísimo más profundo que sólo acatar las órdenes que han sido impuestas por una doctrina.

La conexión con Dios es probablemente el factor más importante y presente en el verdadero cristianismo por más ajeno que pueda parecer al tema para ciertas personas que no conocen por completo los términos de estas enseñanzas.

Saber cómo acercarnos a Dios es esencial para que aquello que rezas, aquello que escuchas y aquello que vivas sea cristiano en plenitud. Acercarte al Padre es abrir tu corazón a su palabra, tenerlo en cuenta en cada aspecto de tu vida con sus enseñanzas y su amor, y a la vez sentir el Espíritu Santo haciendo presencia en tu día a día.

Cómo acercarnos a Dios

Si te interesa saber cómo acercarnos a Dios, descubre en el artículo a continuación qué es la santidad y cómo ser un Santo.

Sin una próspera conexión con Dios, el cristiano puede estar fallando. Por igual, si se trata de algo leve o de algo grande, no cumple con el plan sagrado que tiene el Señor de Los Cielos para dicho individuo.

Estar conectado con Dios puede tener un significado simple, pero para aquellos que de verdad sienten esa cercanía puede ser un sentimiento totalmente inefable.

Explicar cómo se siente acercarse a Dios se resume por el testimonio de miles de  cristiano como la sensación de tener al Espíritu Santo verdaderamente en el corazón, obrando la vida y sembrando en el alma la semilla de la pasión por Cristo.

Cómo acercarnos a Dios

Estar en conexión plena con Dios es un privilegio en donde te comunicas con tu creador con una mayor intensidad emocional y en el que puedes ver sus obras reflejadas en cada uno de los sucesos de tu vida, pues Él así te lo ha dispuesto.

¿Por qué es importante acercarte?

Un cristiano que no esté cerca de Dios bien puede ser alguien que apenas esté comenzando en el cristianismo y que no haya sido renovado por completo espiritualmente, o bien alguien que ha perdido su interés en obtener la gracia divina del Padre Eterno.

En su defecto, existen personas que siguen interesadas en entregar el amor recibido por Dios y la alabanza que corresponde al ser un verdadero cristiano, sin embargo, independientemente de si son conscientes o no, pueden sentirse alejados de Dios por no estar haciendo las cosas correctas a la hora de desenvolverse en el ámbito espiritual.

Es importante estar cerca de Dios ya que el propósito del Señor en la vida de todos los hermanos de la Tierra es que estén conectados a su palabra, que se enlacen a la divina salvación con cada minuto de su cotidianidad y que profesen lo que es llevar al Padre en el corazón a cada momento.

Cómo acercarnos a Dios

Esto previo puede considerarse como el verdadero cristianismo a los ojos del Padre celestial.

Todo aquel que se integra a la vida cristiana debe buscar reconocer al Señor y a su palabra como la guía de vida que iluminará su camino siempre.

Estrechar los lazos espirituales con la sangre de Cristo es importante también para cada cristiano porque, mientras más cerca estés del Señor, mayor será el discernimiento espiritual y de tus cualidades de prédica, de prosperidad y productividad tanto espiritual como a otros niveles personales.

Cómo acercarnos a Dios

Este discernimiento permite que los cristianos se desarrollen a nivel espiritual. La conexión con Dios permite tener una mayor intensidad con respecto a videncias y profecías otorgadas por el poder divino y también se vuelve un gran beneficio que interfiere a la hora del evangelio.

Volveros íntimos con el Señor y así él será íntimo con vosotros. Impíos, lavad vuestras manos, ustedes, aquellos que no son puros, santificad el corazón (Santiago 4:8).

¿Cómo acercarnos a Dios?

Esta es la gran pregunta de todo aquel que se ha sentido frustrado espiritualmente y eventualmente ha reconocido su problema. La respuesta siempre va a variar, pues cada uno tiene sus formas de decaer.

Así como existen músculos emocionales, existen los músculos espirituales y la inteligencia del alma. Aquel que carece de un buen manejo de estos factores del espíritu, tiende a alejarse de Dios por más que predique a diario la palabra del Señor.

Cómo acercarnos a Dios

Por ello, cada cosa que aprendas sobre cómo fortalecer tu conexión espiritual con el Padre se adaptará de forma única a tu situación.

¿Cómo acercarnos a Dios mediante la oración?

La oración es el medio más importante y prominente que puede existir entre el Padre y el hijo. Este medio marca el factor de la comunicación que se tiene con Dios y es necesario que se fortalezca de forma relevante para el agrado del Creador.

Sin la oración de por medio, el cristiano no puede crecer espiritualmente ni sentir la presencia de Dios en su vida.

Es extremadamente esencial que hables con Dios a diario y que le comuniques tus sentimientos porque de esa forma, una vez que esperas su respuesta, le estás dando lugar a su espíritu en tu interior.

Por otro lado, existen personas que disfrazan una falsa conexión con el Señor detrás de una rutina de oración vacía y nula.

En esto se evidencia que muchos cristianos no abren su corazón en el momento de la comunicación con Dios y olvidan poner sentimiento en sus palabras.

El hombre que habla con honestidad y pasión a la hora de orar está dejando entrar bendiciones en su vida. Al contrario, quien se rehúsa a esperar una respuesta y poner su fe en Cristo para darle cabida a las bendiciones que la oración provee, solo está cometiendo blasfemia y deshonestidad.

Pero no siempre se trata de alguna falla que provenga de energías negativas que hospedan el espíritu de la persona que ora, también puede deberse a falta de orientación espiritual y de entendimiento sobre cómo se debe dar la comunicación con el Padre.

Es necesario que se enseñe a los neófitos del cristianismo sobre cómo abrirse ante la oración y cuáles son los factores claves que hacen que la comunicación sea próspera.

Claves para hacer la oración mucho más efectiva

Existen muchos consejos que pueden ser claves para mejorar la forma en que se da la oración. Por ejemplo:

  • Elimina las distracciones: para saber cómo acercarnos a Dios es indispensable para comunicarte de forma plena al Señor que elimines las distracciones por completo al momento de orar. Es muy fácil estar en sesión de oración con el Padre mientras tus pensamientos están enfocados en algún problema en el ámbito laboral o en una presión social. Esto desenfoca tu alma y evita que en tus palabras le entregues una emoción honesta a Dios.
  • Guarda silencios: muchas personas creen que hablar con Dios se trata únicamente de hablar y pedir bendiciones y prosperidad. Esta es una forma de cerrar el corazón a la verdadera comunicación de oración. La forma correcta de orar es guardando silencios y entregándole a Dios el momento para hablarte, aconsejarte y poner en tu mente las ideas inspiradas y los mensajes y videncias que necesitas en tu vida espiritual.
  • Anhelar la voluntad del Señor: a menudo las personas que dicen tener una fe legítima pueden denotar su falla como cristianos a la hora de conversar con Dios. Falso cristiano es aquel que al momento de orar solo pide bendiciones sin medir la relación que estas tengan con la voluntad del Padre.
  • Exaltar y agradecer: no es lo más acertado orar y sólo exigir, es necesario enfocarse en agradecer y alabar la obra divina del Padre Eterno pues es el deber del cristiano en su relación con Dios. Cuando la persona que ora solo busca pedir bendiciones nuevas sin agradecer al Señor por las que ya ha puesto en su vida, está cometiendo un error que demuestra únicamente interés y egoísmo con respecto a Dios.

Aislamiento para acercarnos a Dios

Existen personas cuya conexión con Dios se intensifica gracias a que pueden llevar su espíritu en aislamiento a un plano cercano a la santificación. Estas personas pueden optimizar su sincronización espiritual al estar completamente solos en un espacio que les provea paz, armonía y mucha comodidad.

Es muy aconsejable tomar nota de lo que hacen estos cristianos para agradar a Dios. Establecer un nivel de intimidad absoluta con el Señor por lapsos de tiempo determinados que sean dedicados por completo a compartir con la presencia del Espíritu Santo a tu alrededor.

¿Quieres saber que es la liberación espiritual, un tema fundamental para saber cómo acercarnos a Dios?, en este enlace te lo explicamos todo.

No siempre es fácil mantenerse motivado o inspirado espiritualmente, esto puede afectar la forma en que creces como cristiano.

Para solventar esta situación en la que te sientes frustrado o alejado de la presencia de Dios, puedes tomarte un tiempo en tu día para encerrarte a solas en tu habitación o cualquier cuarto aislado de preferencia y meditar en presencia del Padre, invocando su espíritu y aceptando su divinidad en tu corazón de forma que te llene por el resto del día.

Los cristianos testifican que aplicar esta práctica al día a día palpa el propio espíritu de motivación cristiana y lo llena de la presencia de Dios, dejando en claro que el tiempo que se le ha dedicado a estar completamente a solas con el Padre permuta una sensación interior de energía.

Poner a Dios como prioridad

Cuando el creyente tiene a Dios en un segundo plano en su cotidianidad, está dejándose distraer por todas las mundanidades que lo rodean. Esto causa que la presencia del Padre Celestial en su vida se vea relativamente opacada por aquello que contamina el espíritu.

Cualquier cosa que, para el enunciado cristiano, sea considerado como algo más importante que el evangelio y la práctica cristiana, aleja la mente de la parte del alma que busca el Señor.

Por ello, en la comunidad cristiana es bien sabido que aquel que no enfoca su corazón en dirección a Dios sino que se siente más atraído por el trabajo, el ocio, el interés amoroso o diferentes estilos de vida que le acomplejen no puede crear una conexión real entre su alma y su mente.

Esto debilitará su voluntad y determinación como cristiano, impidiéndole obrar en el nombre de Dios y tener una honestidad absoluta en el momento de hablar con Dios, alabarlo, exaltarlo y asistir a la congregación cristiana.

Las personas que no enfocan su energía espiritual en las prácticas cristianas usualmente tienen problemas para desprenderse de actos tóxicos que puedan tener lugar en la forma en que desarrollas tu vida.

Es esencial que Dios se sitúe primero en tus prioridades ya que Él siempre te llevará por el mejor camino y también porque de esa forma limpiarás tu corazón de toda impureza.

¿Cómo acercarnos a Dios mediante la confianza?

Una forma para los nuevos cristianos de cómo acercarnos a Dios y establecer cercanía con el Creador es la comunicación con confianza. Dios puede volverse tu mejor amigo, por ello, es bastante positivo que busques conectar con Él contándole cada cosa que sientas y que te parezca relevante de expresar.

Por otro lado, muchas personas cometen el error de querer hablar de forma muy formal con el Padre, alienando de sentimiento cada oración propuesta. El respeto para Dios es suficiente, comunicarle tus pensamientos más personales es algo que le es de su agrado.

Señales de que no estás cerca de Dios

De seguro alguna vez has dudado sobre cuáles son los síntomas que indican que te has alejado de tu espiritualidad. Por lo general, las personas no se dan cuenta hasta que esa ruptura con Dios comienza a afectar sus vidas de una manera muy negativa.

Existen varios síntomas a reconocer cuando te sientas un poco desconectado con tu fe, algunos de estos son:

Dejar de orar en privado

¿Sientes que tu agenda está “muy apretada” como para tomarte unos minutos para conversar con Dios? Esto puede significar que lo estás dejando de lado, haciendo actividades que no son necesarias, que no forjan ni edifican tu fe.

El Señor Jesús a través de uno de los escritos de la Biblia (Mateo 6:6) nos enseñó que orar todos los días es una responsabilidad a cumplir en la religión. Solo imagina qué tan importante es la oración, que en la Biblia se relata que el Señor Jesús lo hacía cada mañana, muy temprano.

Si te has visto a ti mismo alejado de la oración o si olvidas hacerlo, ten la determinación de hacerlo todos los días a partir de hoy, y restarle importancia a cosas innecesarias del día a día que no te acercan a Dios.

No lees la Biblia

Así como la oración, leer cada día la Palabra del Señor es algo que nunca debe faltar. A través de ella puedes aprender a ser una mejor persona, alguien más fuerte, con más fe y benevolencia. Nunca hay que abandonar la lectura diaria de la Biblia, ni tampoco dejar de poner en práctica sus enseñanzas sobre el amor, la paz y la esperanza.

La Biblia es la luz que hará visible tu camino hacia lo correcto, te alimentará de conocimiento y llenará tu alma y corazón.

Empiezas a faltar seguido a la Iglesia

La Iglesia es el punto de encuentro creado por Dios para unirnos todos los hermanos, padres y amigos a través de la fe, la solidaridad, las enseñanzas y la paz que existe dentro de las congregaciones. Es el lugar a través del cual puedes aprender más sobre el amor y compañía que brinda Cristo en las vidas de todos sus seguidores.

El dejar de asistir a las misas y actividades de la Iglesia significa una gran desconexión y falta a Dios, ya que Él siempre ha querido que cada creyente pueda aprender junto a otros sobre cómo ser mejor mediante la fe. Nunca dejes pasar la oportunidad de llenar tu corazón, tu alma y tu cuerpo de felicidad y paz asistiendo a la iglesia.

Dejas de escuchar música cristiana

Bien se dice por ahí que lo que entra por los oídos puede llegar fácilmente al corazón e incluso, al alma. Hay canciones populares hoy en día cuyo contenido no evoca más que cometer acciones que pueden faltarle el respeto a Dios, y enseñarte algo que no hará nada por forjar tu fe, y más bien puede alejarte de ella.

Sin embargo, siempre hay que comunicarse con Dios mediante la oración o la lectura sobre lo que puede pensar sobre esas creaciones del ser humano que no se dedican a edificar.

La música cristiana siempre busca transmitir todas las emociones positivas que el Señor quiere que sientas, mediante melodías hermosas basadas en distintos géneros musicales.

Para saber cómo acercarnos a Dios puedes necesitar una guía espiritual, en el siguiente enlace encontrarás todo sobre ello.

De igual forma, tanto para los músicos como para el público, la música cristiana es una forma de adoración.

Prefieres saber sobre otros temas antes que sobre Dios

Al conocer cómo acercarnos a Dios descubrirás que nunca es malo tener una afición o interés sobre distintos temas de cultura general como las noticias actuales, el arte, la historia, entre muchas otras cosas. Pero ninguna afición te debe hacer olvidar o dejar de prestarle atención al Señor y sus enseñanzas.

Una señal de este síntoma tan tóxico es el denominado fanatismo. El fanatismo es una devoción extrema hacia algo, la cual llega a un punto donde no es sano para ti o para tu entorno. Un ejemplo es el fanatismo hacia los equipos de fútbol o a las series de televisión populares hoy en día.

El fanatismo no es algo que solamente se ve en la religión, sino en cualquier tema de interés. Tu primera pasión siempre tiene que ser la palabra del Señor.

Estas son algunas de las señales más notorias en una persona que se ha alejado de los brazos de Dios. Si tú te sientes identificado con alguno de estos síntomas, ¿qué esperas para reivindicarte y permitirte sentir el amor de Cristo?

Nunca dejes de hacer todas las cosas que te acercaron a Dios por primera vez, ya que la fe es algo en lo que se trabaja diario. Acércate a la Biblia.

Si te ha interesado este artículo sobre cómo acercarnos a Dios, te aconsejamos que le des un vistazo a nuestro blog, para que encuentres más información de gran utilidad que te ayudará a alimentar tu espíritu y fe.

Deja un comentario