El servicio a Dios, todo lo que debes saber del tema

El servicio a Dios es uno de los aspectos importantes que debemos tener en cuenta en todo momento, en especial cuando te encuentras ayudando a los demás, ya que dichas acciones son orientadas por la palabra del Señor. A través de este artículo de Energía Espiritual conocerás todo lo relacionado a este tema.

El servicio a Dios

Ser buenas personas es fundamental para el mundo, así que en todo momento hay que apoyarnos los unos a los otros, hacer adecuadas acciones y tratar en lo posible de que el mundo sea un lugar mejor. Todo esto va de la mano también con lo relacionado al servicio a Dios.

Lo principal a tener en cuenta para el servicio a Dios es que este debe estar unido a la palabra, a través de esa vía podemos orientarnos adecuadamente a lo que debemos realizar de manera correcta. Todo es un complemento y solo entendiéndolo de esa manera, es que seremos mejores personas.

A Dios tenemos que darle un buen servicio, para que así él nos pueda llevar a la vida eterna a su lado. Cada vez que hagamos el bien debemos sentirnos felices, pues con esto ayudamos al prójimo y también crecemos como persona.

Maneras de expresarlo

El servicio a Dios tenemos que ofrecerlo con mucho amor, pues este tiene que ser con todo el corazón y cariño posible. Solo así haremos correctamente lo adecuado, para poder lograrlo hay que tener constantemente fe y decidir qué es lo correcto.

El servicio a Dios

Esto se describe en la palabra, específicamente en Deuteronomio 10:12, de la siguiente manera:

Israel, ¿Qué solicita de tu persona, que sigas la orientación a través de sus vías, le temas y que le otorgues amor y estés a su servicio con lo que haya en tu alma y con total amor, también que tengas presente los mandamientos y lo que ellos dicen, que te estoy indicando en este momento, para que siempre tengas prosperidad?

De Jehová tu Dios, pertenece el firmamento, así  como la gloria, la tierra y absolutamente todo lo que hay en ella. Jehová se acercó a tus progenitores para de esa manera otorgarles su inmenso cariño, y decidió su descendencia posterior a ellos, a vosotros, de entre todos los espacios, como en este momento.

De esta manera, el servicio a Dios se ve descrito como que él solicita a ellos que le sirvieran a través de su amor y corazón. En la actualidad esto continúa siendo totalmente igual, pues nosotros vendríamos siendo la representación del Israel espiritual, como lo mencionado en la palabra, pues Dios nos expresa que tengamos un buen servicio para él.

Para ello, tenemos que entregar de manera completa nuestro ser y lo más importante de todo hacerlo con mucho amor y sinceridad. Solo de esta forma estaremos otorgando el servicio a Dios.

Además de eso, el prójimo también debe hacer lo correcto para que en todo momento el bien esté presente.

Lo relacionado al servicio a Dios, también se describe en la palabra, específicamente en Juan 12:26:

El servicio a Dios, en todo momento debe tener compromiso para seguirlo a él, sin importar lo que ocurra a nuestro alrededor. Así que siempre hay que estar consciente de que el servicio a Dios, hay que realizarlo de la manera más honesta que se pueda y con todo nuestro amor, ya que si no quiero hacerlo, entonces no tendrá sentido, pues él no se percatará de mi servicio hacia él.

Entrega total

Siempre debes tener presente que el servicio a Dios, tiene que ser absolutamente completo, con todo amor y corazón. Pues él no acepta un servicio a medias. Así que es preciso dar lo mejor de nosotros para otorgar un adecuado servicio a él. Además que es el único al que hay que servirle.

Estar centrado en el Señor

Recuerda en todo momento, que al único que tenemos que servirle es a Dios, solo a él, pues no hay más nadie en la Tierra a la que debamos servirle. Dios es el único y verdadero que está por encima de absolutamente todo.

Todo lo que hacemos siempre debe ser para Dios, no para los habitantes de la Tierra. Solo el servicio a Dios, es el que debemos tener presente y siempre hay que hacerlo con amor y alegría. Solamente de esta forma funcionará adecuadamente y prevalecerá.

Debe ser con agrado

El servicio a Dios siempre debe estar acompañado tanto del amor como del agrado y esto se logra por la orientación que debemos tener de lo que está descrito en la palabra. Así que conocer la palabra es también uno de los aspectos principales para otorgar un servicio adecuado.

Tal como lo indica Josué 24:14:

Los habitantes de Israel, debían llevar a cabo el servicio a Dios con totalidad, solo así él sentiría agrado, por lo que el pueblo tenía que quitar los dioses que tenía, ya que a eso no era de su agrado, pues él es el único Dios.

Esto también se describe en Hebreos 12:28:

Una vez que se quitan a todos esos dioses, el pueblo podía lograr el servicio a Dios y así él se sentiría agradado.

El servicio a Dios

En Juan 4:24, también se hace relación con respecto a este tema:

Siempre tenemos que otorgar el servicio a Dios con respeto, reverencia y temiendo, pues ese es el servicio a Dios que él permite y que le agrada. Esto tiene que ser en espíritu y con total honestidad.

Para poder cumplir adecuadamente todo esto, la familia también tiene un rol importante. Desde pequeños la religión debe estar presente en nuestras vidas, así como lo que dice la palabra.

Todo esto tiene que tener una debida orientación, para que podamos comprender lo referente a Dios.

Al respecto de esta característica relacionada con el servicio a Dios, en 1 Timoteo 5:8, se describe:

El padre de la familia siempre tiene que hacer demostración del adecuado desempeño, ya que la persona que no mantiene a su entorno más cercano, es decir, su familia, está actuando de la manera correcta, como el que ha rechazado a Jehová.

No obstante, hay que considerar que el hecho de que debamos ser respetuosos y serios, no quiere decir que no podemos tener momentos de relajación y de estar con nuestra familia, amigos y seres queridos. Si podemos pasarla bien y tener nuestros momentos de esparcimiento.

Jesús nos enseñó un modelo adecuado. Él además de otorgar enseñanzas a las personas, también buscaba los momentos para descansar y tener mayor contacto con los demás. Así que el pasarla bien cuando es necesario, es totalmente aceptado. Conoce la oración al Espíritu Santo.

El servicio a Dios

Sonreír

Asimismo, la sonrisa puede estar presente en toda ocasión, esta va de la mano con la alegría y es una de las expresiones más lindas y agradables de nuestra vida. Al sonreír difundimos que estamos bien y que nos agrada lo que hacemos. Lo cual con una buena actitud también podemos transmitirle a los demás, para que la alegría siempre esté presente.

Esto se encuentra descrito en Marcos 10:13 – 16, de la siguiente manera:

No se trata de que no se sonría. Si Cristo hubiese tenido un carácter muy serio o formal, no hubiese logrado que las personas fuesen a donde él se encontraba. Así que para él no existía eso. Hasta los niños sentían una gran comodidad al estar cerca de él.

Actitud equilibrada del maestro

En el servicio a Dios, también es importante la motivación. Esto se puede reflejar cuando una persona le da ánimos a otras, quizás en algunas ocasiones solo con las palabras adecuadas está ayudando y apoyando a los demás, sin que él mismo se diera cuenta que estaba alegrándole el día.

Es decir, cuando alguien le da a un consejo a alguien, pero de buena manera, está brindándole su cariño para que esa otra persona siga adelante y cumpla lo que se propone. La motivación estará presente en todo lo que realice y podrá estar activo y feliz siempre.

Un ejemplo que también se relaciona con esto, es cuando los padres guían en todo momento a sus hijos y los incentivan a ser cada día mejor. Lo cual también se puede lograr cuando le dan orientaciones de metas que son realistas para ellos y a su vez, los apoyas para que puedan cumplirlas siempre con alegría. Solo así los hijos se sentirán motivados.

Este tipo de acciones también se refleja entre el prójimo, cuando los hermanos tienen un profundo agradecimiento por los líderes y por los adultos mayores que les otro gran una atención única, para decirles sus sugerencias prácticas y que así, crezca mucho más su espiritualidad.

De esta manera, es importante que una persona que sea líder, siempre escuche a su alrededor, especialmente las buenas opiniones, así reflexionará acerca de lo que está haciendo correctamente. Apoyará mucho más a quien lo necesite y tendrá más cercanía con los demás.

El servicio a Dios

El equilibrio es importante en todos nosotros, especialmente porque por medio de él podemos estar tranquilos y en muchos casos decidir lo que es mejor. Para ello, tenemos que mantener el equilibrio, no permitir que nada nos desoriente y estar enfocados siempre en lo que queremos y lo que nos hace sentir muy bien.

La forma de mantener el equilibrio es constantemente poniendo en práctica lo descrito en la palabra, especialmente lo que tiene que ver con el servicio a Dios. Es importante leer la palabra, pues ella nos orientará a lo que es adecuado e incluso nos hará reflexionar acerca de tomar la decisión adecuada.

Es por ello, que siempre hay que considerar que cuando le servimos a las demás personas, también le hacemos un servicio a Dios. A través de estas acciones es posible poner en manifestación que lo que se describe en la palabra es totalmente real y que por medio de cada uno de nosotros prevalecerá. Conoce los frutos del Espíritu Santo.

Responsabilidad en la congregación

Ser responsables también tiene relación con el servicio a Dios. Esto es uno de los aspectos principales que debemos considerar todas las personas. Si somos responsables, los demás también pueden serlos, solo así se mantendrá el orden y las buenas costumbres. Además que la responsabilidad también va unida al adecuado ejemplo y a cumplir con lo que nos comprometemos.

El ser responsable en la congregación, hace referencia a que realicemos lo que Dios nos ha orientado, esto quiere decir que siempre debemos considerar lo que Dios nos dice en la palabra y esto será un apoyo fundamental para que tomemos la decisión adecuada en lo que queremos realizar.

Así como nos tomamos muy en serio nuestro trabajo y nuestras actividades diariamente, también debemos considerar el servicio a Dios. Esto nos ayudará a siempre hacer buenas acciones con el prójimo, especialmente a apoyar a quien lo necesite, cuidar nuestro entorno y ser buena persona.

Es decir, podemos hacer responsablemente las asignaciones de nuestro trabajo y también las relacionadas con el servicio a Dios. Ambas son muy importantes, por lo que hay que tener tiempo, disposición y constancia para cumplirlas. Allí tiene una vez más importancia lo relacionado al ser responsables.

Además Dios siempre nos orienta por el bien y el hacer buenas acciones es una de las maneras de manifestar el servicio a Dios. Todo lo que él nos ha enseñado es lo que ha hecho que nos desarrollemos como personas y expandamos el amor y el bien a nuestro alrededor.

El servicio a Dios

Formación espiritual

Todos los que creemos en Dios, tenemos dones espirituales que fueron otorgados para que hagamos el bien, en todo momento. Estos se basan en habilidades específicas que nos permiten realizar acciones con las que también manifestamos el servicio a Dios.

Así que los dones espirituales son un obsequio, de esa forma Dios nos determina cuáles son los adecuados para nosotros y está de nuestra parte el manifestarlos adecuadamente. Siempre teniendo en cuenta que se nos otorgan para ayudar a quien lo necesite.

Es decir, tú con tus dones espirituales puedes ayudar a quien lo requiera y otras personas con sus dones espirituales también pueden ayudarte cuando lo necesites. Es una manifestación muy agradable, pues prevalece el amor al prójimo y el apoyo mutuo. Al utilizar los dones espirituales en la congregación, todos nos beneficiamos y también estamos expandiendo el servicio a Dios.

Los verdaderos siervos

En el servicio a Dios también es importante tener un corazón de siervo, por lo que hay que estar listos en cualquier momento para cumplir sus deberes. Esto se debe a que ser un siervo es dar a Dos el derecho de control del horario y de que apoyes en el momento en que se requiera. Por lo tanto, los siervos verdaderos, siempre prestan atención a quien pueda necesitar ayuda y los apoyan. Si te gustó la información de este artículo quizás te interese saber más acerca de los dones espirituales.

Deja un comentario