Hora santa para niños, todo a saber de ella y más

Conoce todo lo relacionado a la hora santa para niños, especialmente la estructura de cada uno de sus partes, un esencial aspecto que deben considerar al momento en que van a realizar su primer acercamiento al Santísimo Sacramento. En Energía Espiritual, te describiremos lo relacionado a este tema.

Hora santa para niños

Hora santa para niños

Desde que somos niños tenemos conocimientos acerca de Dios, pero especialmente cuando se acerca el momento de la Primera Comunión es cuando se obtiene mayor información acerca de él. Para ello, es importante aprender la hora santa para niños.

Esta hora santa abarca oraciones, cantos y reflexiones que hay que tomar en cuenta al momento de realizarla. Además que para realizarse hay que respetar los lineamientos pues esto hará que se rece mucho mejor.

La hora santa para niños debe estar guiada de un adulto, así los niños se sentirán más apoyados y podrán tener un mayor orden y entendimiento al momento de realizarla. También es importante que se encuentre todo muy tranquilo para que haya mayor concentración.

Adoración Eucarística con Niños

Lo primero que se hace al momento de comenzar la hora santa para niños es estar en absoluto silencio, esto es primordial para luego continuar con todo lo demás. De hecho, se debe estar lo más tranquilo y cómodo que se pueda para incrementar mucho más el entendimiento.

Una vez que se está en silencio hay que cerrar los ojos, mientras se obtiene la concentración, a través de la entrega del corazón y mente a Jesús. Para luego recordar el lugar donde se encuentran rezando y la importancia que tiene Dios en nuestras vidas.

Seguir todos estos lineamientos en la hora santa para niños es primordial para que ellos puedan otorgarle la mayor seriedad y así comportarse adecuadamente, además de incrementar su fe.

Exposición del Santísimo

Cuando se realiza la exposición del Santísimo, momento muy respetado, es importante que se rece una vez las oraciones del Padre Nuestro, el Ave María y el Gloria.

Para ello, es importante, previamente haber repasado con los niños estas oraciones principales.

Seguidamente se comienza a realizar el siguiente canto:

No debes adorar a otro, solamente a Él.

No debes adorar a otro, solamente a Él.

No debes adorar a otro, a ningún otro.

No debes adorar a otro, a ningún otro.

No debes adorar a otro, solamente a Él.

Nuestro Señor Jesús se encuentra en este lugar, protegido, en el Santísimo Sacramento.

Se realiza un acto de fe, como el de los niños de Fátima, rezando lo siguiente:

Señor mi Dios, soy fiel creyente en ti, te venero, aguardo y te amo.

Solicito que perdones a quienes no creen, no te veneran, tampoco te aguardan ni te aman.

Hora santa para niños

Primera Adoración

Puedes realizar dos tipos de adoraciones en la hora santa para niños. De las cuales puedes escoger la que prefieras y se adapte más al tiempo y al grupo de niños. A través de esta adoración se quiere consolar a Nuestro Señor Jesús. Para ello se puede cantar un tema acorde a ella, como el siguiente:

Está vivo Nuestro Señor Jesús. (Repetir 3 veces más)

Está vivo, está vivo, Está vivo, vivo.

Está vivo Nuestro Señor Jesús.

Aunque hay quienes no creen en Nuestro Señor Jesús y muchos de ellos no hablan bien de él. En este momento es esencial que demostremos el gran amor que tenemos hacia él, rezando frases agradables que hagan sentir feliz a su corazón. Por eso es tan importante que realicemos estas oraciones. Conoce la oración de la mañana para niños.

Frases dedicadas a Jesús

La hora santa para niños, es un espacio para que ellos también participen, de esta manera pueden asignárseles algunas frases que deben expresar en momentos determinados, para que el rezo sea mucho más lindo.

Lo primero que se puede decir al iniciar esta parte de la hora santa para niños, es lo que se describirá a continuación.

Manteniendo el orden de participación de cada niño.

Te consolamos querido Maestro Nuestro Señor Jesús. Así que en este momento queremos decirte Oh Jesús, muchas frases agradables para ti, que permitan alegrar tu gran y hermoso corazón.

Queremos expresarte: (Cada niño debe leer una frase )

Niño 1: Son muchos los niños que no te adoran, pero yo si te adoro Nuestro Señor Jesús.

Todos: Nuestro Señor Jesús, Nuestro Señor Jesús, ven a mi morada.

Niño 2: Entregaste tu vida por mí, ahora te entrego la mía.

Todos: Nuestro Señor Jesús, Nuestro Señor Jesús, ven a mi morada.

Niño 3: A todos nos entregaste para tomar y comer tu Cuerpo, otórgame la adecuada preparación para recibirte como se debe.

Todos: Nuestro Señor Jesús, Nuestro Señor Jesús, ven a mi morada.

Niño 4: Mi Señor, en ningún momento te cerraré  la puerta.

Todos: Nuestro Señor Jesús, Nuestro Señor Jesús, ven a mi morada.

Niño 5: Deseo querido Nuestro Señor Jesús, brindarte consuelo.

Todos: Nuestro Señor Jesús, Nuestro Señor Jesús, ven a mi morada.

Niño 6: Mi querido Señor Jesús, te necesito conmigo, acude a mi corazón y llénalo de ti.

Todos: Nuestro Señor Jesús, Nuestro Señor Jesús, ven a mi morada.

Niño 7: Oh Nuestro Señor Jesús, yo te quiero muchísimo.

Todos: Nuestro Señor Jesús, Nuestro Señor Jesús, ven a mi morada.

Niño 8: Adorado Nuestro Señor Jesús, tú que deseas ingresar a mi corazón, también quiero que te acerques a mí.

Todos: Nuestro Señor Jesús, Nuestro Señor Jesús, ven a mi morada.

Niño 9: Estoy consciente de que lo que tiene forma de Pan, es tu cuerpo.

Todos: Nuestro Señor Jesús, Nuestro Señor Jesús, ven a mi morada.

Niño 10: Aquello que tiene forma de vino, estoy al tanto de que es tu sangre.

Todos: Nuestro Señor Jesús, Nuestro Señor Jesús, ven a mi morada.

Niño 11: Sé que todos te dejaron solo, pero yo no haré lo mismo, no voy a abandonarte.

Todos: Nuestro Señor Jesús, Nuestro Señor Jesús, ven a mi morada.

Niño 12: Como mencionaste: Dejen que los niños se me acerquen. Aquí estoy cerca de ti.

Todos: Nuestro Señor Jesús, Nuestro Señor Jesús, ven a mi morada.

Niño 13: Sé que no hay nadie que me quiera más de lo que tú me quieres.

Todos: Nuestro Señor Jesús, Nuestro Señor Jesús, ven a mi morada.

Meditación en la hora santa para niños

En este momento de la hora santa para niños, se puede realizar una reflexión. También se puede mencionar lo siguiente:

Nuestro querido y respetado Señor Jesús, en tu presencia somos tan diminutos, tan humildes. Sabemos de la cantidad de necesidades que hay actualmente en todo el planeta Tierra, y es increíble que es tan poco lo que podemos hacer para solucionarlo.

Pero sabemos que tu si puedes, porque eres todopoderoso, tanto así que nos otorgas una gran cantidad de amor. Sabemos también que puedes ofrecernos todo lo que te solicitamos, si lo pedimos con mucha fe. De esta manera, te pedimos que nos escuches amado y respetado Nuestro Señor Jesús, que todo mejore para nosotros, según lo que decida tu corazón. Que se haga tu voluntad por encima de todo Nuestro Señor.

También amado Nuestro Señor Jesús, venimos a solicitarte una serie de peticiones, con la mayor de nuestra fe y esperanza, sabemos que nos bendecirás con tu absoluta ayuda y que nos acompañarás en el transcurrir de toda nuestra vida. Incluso más allá de ella. De esta manera, te solicitamos:

En el nombre de todos los niños que estamos aquí presentes, en este preciso instante, para que siempre estemos junto a ti. Roguemos al Señor.

Por los que no conocen a Nuestro Señor Jesús. Para que puedan saber que él los quiere enormemente. Roguemos al Señor.

En nombre de nuestros amados padres, quienes nos han ayudado y orientado para que podamos conocer a Dios. Con la finalidad de que vivan de una manera, en la que sea posible que lleguen al cielo. Roguemos al Señor.

Por aquellos niños que estuvieron lejos de Dios, posteriormente a que lo habían conocido y recibido. Para que nuevamente retornen a él. Roguemos al Señor.

Hora santa para niños

Oración de agradecimiento

En este momento de la hora santa para niños, es donde se realiza una oración para agradecerle a Nuestro Señor Jesús. Para ello se puede decir lo siguiente:

Oh adorado Nuestro Señor Jesús, tú que nos has otorgado una gran cantidad de bienes. En este momento te agradecemos, por tu gran bondad y generosidad con nosotros. Te damos las gracias, por todo lo que hemos recibido de tu parte. También te agradecemos especialmente, porque nos otorgaste a tu madre la Virgen María.

Tenemos la seguridad de que siempre nos guiará con una mano, así que no tememos a nada. Ellas nos orientan adecuadamente, para que puedas indicarnos la vía correcta para llegar al cielo. Por lo que permitimos que ella sea quien nos oriente en todo momento.

De esta manera, nos consagramos a ella, para que pueda transformarse en nuestra guía y protectora ante cualquier adversidad.

Amén.

Oración de todos al culminar la hora santa para niños

En este momento de la hora santa para niños, todos deben rezar conjuntamente y luego de agradecer a Nuestro Señor Jesús, lo siguiente:

Oh amada Madre de Nuestro Señor Jesús, quien también es nuestra madre. Te solicitamos que por favor nos otorgues la enseñanza, para que yo también brinde consuelo a tu querido hijo, Nuestro Señor Jesús.

Te ofrezco mi corazón, que quiere ser tu sagrario y el de Nuestro Señor Jesús. Tú que eres tan buena y bondadosa guárdame en tu corazón.

Permite que Nuestro Señor Jesús, esté siempre feliz en mi alma y que también la quiera en todo momento. Señora Madre, defiéndeme de cualquier adversidad. Siempre deseo tener tu ayuda para ser fiel a Nuestro Señor Jesús. Guíame en todo momento, para que en algún momento, yo te vea en el cielo con toda mi hermosa familia.

Amén

Oración de Consuelo a Jesús

Como oración final para la hora santa para niños, se puede rezar lo siguiente:

Nuestro Señor, para culminar este ameno momento que he compartido junto a ti, amado y adorado maestro Jesús, queremos elevar a ti una oración de forma muy especial, para otorgarte consuelo y expresarte que todos los niños, queremos acercarnos a ti. Para que también te conviertas en nuestro amigo incondicional. De esta manera, te expresamos lo siguiente:

Creo absoluta y totalmente en ti Nuestro Señor.

Creo completamente que tú me quieres y que deseas permanecer en mi corazón. También creo que estás presente en la Eucaristía, a través de tu cuerpo, tu alma, la totalidad de tu sangre y la divinidad. Sé que falleciste en la cruz porque me amaste mucho. Perdóname Nuestro Señor si alguna vez te ofendí. Asimismo te pido que me perdones por haberte olvidado en tantas ocasiones.

Sé que nadie me conoce como lo haces tú, de hecho me conoces mucho más que mis padres y mis hermanos. Incluso más que mis grandes amigos. Así que estás al tanto de cuanto es mi amor por ti. Se tu sufrimiento y tu gran pasión por mí. Así como por todos los habitantes de este mundo.

No tengo ningún deseo de dejarte en este momento. Sé que muchos te han abandonado, pero yo deseo permanecer a tu lado, brindarte consuelo y expresarte en millones de oportunidades que te aprecio. Lo diré al lado de tu Madre, quien siempre estuvo contigo y nunca te dejó solo. Permíteme Nuestro Señor, estar en este momento cerca de ti y no dejes que me vaya de tu lado.

Sagrado Corazón de Jesús, en ti confío. Inmaculado Corazón de nuestra señora María, sé la salvación de mi alma.

Hora santa para niños

Segunda Adoración

Con esta adoración de la hora santa para niños, se reza con mucha fe, para que las oraciones sean escuchadas. De esta forma, hay que permanecer totalmente concentrados y con mucha tranquilidad.

Se le solicita el apoyo a Nuestra Señora Madre María, ya que ella está presente en este momento. Mientras adora a su hijo y también a todos nosotros.

Hay que agradecer a ella por el increíble obsequio, el cual fue su amado hijo, quien está presente en la sagrada Hostia. Quien nos ama y desea que también lo amemos. Además desea escucharnos y que lo adoremos porque es Dios.

La adoración de los niños al Santísimo

En este instante se tiene que dirigir a donde se encuentra el Santísimo, un niño. Tiene que ubicarse en frente de él y de rodillas decir: Nuestro Señor Jesús, hijo de Dios, de nosotros, te pedimos que por favor tengas misericordia.

Hora santa para niños

Todos los que se encuentran presente tienen que responder por medio del canto, lo siguiente:

Yo sé que te encuentras en este lugar Señor. Estoy consciente de que te encuentras en este sitio. Yo sé que te encuentras en este lugar Señor. Estoy consciente de que te encuentras en este sitio.

Luego un niño tiene que estar al frente del Santísimo y le expresa lo siguiente: Gran corazón eucarístico de Nuestro Señor Jesús, incrementa nuestra fe, esperanza y bondad.

Nuevamente todos los que se encuentran presente tienen que responder a través  del canto, lo siguiente:

Yo sé que te encuentras en este lugar Señor. Estoy consciente de que te encuentras en este sitio. Yo sé que te encuentras en este lugar Señor. Estoy consciente de que te encuentras en este sitio.

Debe estar otro niño al frente del santísimo y decir: Nuestro Señor Jesús, tú que eres tranquilo y bondadoso de corazón, otórganos también un gran y maravilloso corazón como el que tú tienes.

De nuevo todos los que se encuentran presente tienen que responder a través  del canto, lo siguiente: Yo sé que te encuentras en este lugar Señor. Estoy consciente de que te encuentras en este sitio. Yo sé que te encuentras en este lugar Señor. Estoy consciente de que te encuentras en este sitio.

Otro niño que debe estar ubicado al frente del Santísimo, tiene que decir:

Nuestro Señor Jesús, tú que eres tan bondadoso, honesto y bueno con todos. Otorgamos nuestro profundo amor por ti, que se manifiesta en esta Eucaristía.

Para culminar, todos los que se encuentran presente tienen que responder a través  del canto, lo siguiente:

Yo sé que te encuentras en este lugar Señor. Estoy consciente de que te encuentras en este sitio.

Yo sé que te encuentras en este lugar Señor. Estoy consciente de que te encuentras en este sitio.

Hora santa para niños

Pedir perdón

En este momento de la hora santa para niños, es cuando se reflexiona acerca de las veces donde se ha sentido que se ofende a Dios, para poder pedirle perdón.

Cuando ya se ha reflexionado acerca de esos momentos donde se le ofendió se le pide perdón en un absoluto silencio, concentrados en el pensamiento y lo que se siente en el corazón.

Recuerda que el amor a Dios es totalmente puro e infinito, así que él nos perdonará cuando decidamos arrepentirnos.

Esto también se logra brindándole la totalidad de nuestra fe y pidiéndole el perdón y su misericordia. Aprende a realizar las oraciones católicas para niños.

Hora santa para niños

De esta manera, en el transcurrir de este momento de la hora santa para niños, un niño es el que rezará lo siguiente:

Si creo en ti mi adorado y respetado Dios, tengo la absoluta creencia de que estoy en tu presencia. Sé que me amas y que escucharás esta, mi oración. Tú Gran Dios Mío, eres el más grande, respetado y santo, te hago la promesa de adorarte. Porque lo mereces, tú me has otorgado todo lo que tengo, así que vengo a agradecerte.

En lo relacionado a las veces que ofendí o hice alguna mala acción, te pido que me persones con toda el alma y corazón.

Eres totalmente generoso y bondadoso, por eso solicito tu ayuda y apoyo. De esa manera, cada vez seré mejor persona.

Amén.

Posteriormente, en este momento de la hora santa para niños, todos deben cantar la siguiente canción:

Tan cercano a mí, tan cercano a mí, tanto que es posible tocarlo, Nuestro Señor Jesús se encuentra aquí.

No estés en la búsqueda de Cristo en lo más alto, tampoco lo busques donde no haya luz. Muy cercano a ti, en tu corazón, es posible adorar al Señor.

Tan cercano a mí, tan cercano a mí, tanto que es posible tocarlo, Nuestro Señor Jesús se encuentra aquí.

Voy a expresarle al oído sin temor alguno. Voy a contarle todo acerca de mí y que únicamente a él le va a interesar. Pues él es un gran amigo para mí.

Tan cercano a mí, tan cercano a mí, tanto que es posible tocarlo, Nuestro Señor Jesús se encuentra aquí.

Obsérvalo cerca de ti cuando estés en la calle, transitando entre el, montón de personas. Hay quienes no pueden verlos, porque son ciegos, pero ciegos de espíritu.

Tan cercano a mí, tan cercano a mí, tanto que es posible tocarlo, Nuestro Señor Jesús se encuentra aquí.

Hora santa para niños

Agradecimiento

Durante este momento de la hora santa para niños, es donde se debe tener mayor concentración porque es cuando más se debe reflexionar. Así que los niños deben estar absolutamente concentrados y pensando en lo que deseen agradecer.

Así que es cuando todos tienen que reflexionar acerca de lo que le ha ocurrido de manera muy buena y alegre. Todo esto otorgado por Dios. Así que se debe tomar algunos minutos para pensarlo. Una vez que se reflexionó hay que proceder a otorgarle el mayor de los agradecimientos a él, especialmente por darnos tanto amor, alegría y abundancia.

En esta parte de la hora santa para niños, también deben estar varios niños seleccionados para que expresen los siguientes agradecimientos.

Niño 1: Te agradezco Nuestro Señor Jesús, por la naturaleza, especialmente por los árboles que nos brindan oxígeno, por el agua fuente de vida y también por el sol y la luna. De igual manera te doy gracias por las flores y por absolutamente todo lo que integra la Creación.

Todos los presentes tienes que responder: Gracias, Señor.

Niño 2: Te agradezco querido Nuestro Señor Jesús, por la familia que me has dado, por los padres, hermanos, abuelos. Te doy las gracias por mis grandes amigos, por quienes me enseñan, especialmente mis maestros, mis catequistas. Agradezco por el  padre y por las personas que en todo momento están pendientes de mí.

Nuevamente todos los presentes tienes que responder: Gracias, Señor.

Niño 3: Te agradezco querido Nuestro Señor Jesús por mi cuerpo, mis manos, mis pies, así como las piernas que tengo y mi nariz. Te doy las gracias por darme el donde de la vida, ya que tú fuiste quien me creó, según tu imagen y semejanza.

De nuevo todos los presentes responden: Gracias, Señor.

Niño 4: Te agradezco querido y apreciado Nuestro Señor Jesús porque deseas estar con nosotros, especialmente en este momento, a través del Santísimo Sacramento del Altar.

Todos los presentes responden: Gracias, Señor.

Niño 5: Te agradezco, mi amado Señor Jesús, por habernos otorgados tu gran amor.

De nuevo todos los presentes responden: Gracias, Señor.

Para culminar esta parte de la hora santa para niños, uno de ellos debe decir:

Niño 6: Te agradezco querido Nuestro Señor Jesús, tu deseo de vivir aquí entre todos nosotros.

Todos responden: Gracias, Señor.

Hora santa para niños

Seguidamente se procede a cantar en este momento de la hora santa para niños, la siguiente canción.

Yo te adoro

Te adoro totalmente a ti, Nuestro Señor.

Te adoro totalmente a ti, Nuestro Señor.

Es tan grande mi amor por ti, que proviene desde lo más amplio de mi corazón.

Te agradezco solo a ti Nuestro Señor.

Te agradezco solo a ti Nuestro Señor.

Es tan grande mi amor por ti, que proviene desde lo más amplio de mi corazón.

Oración a la virgen

Durante esta parte de la hora santa para niños, se realiza la oración a Nuestra Señora Madre María. Así que uno de los niños tiene que realizar el siguiente rezo:

Amada y respetada Nuestra Señora Virgen María, en esta ocasión no te voy a solicitar nada. Solo me dirijo a ti para observarte y expresarte lo mucho que te amo. Tu amor hacia Dios es tan enorme, eres muy hermosa y bondadosa, eso te hace tener absolutamente gracia.

Amada Madre de todos los niños, deseo ser tan bondadoso y honesto, como eras tú. Me agrada decirte inmaculada concebida sin pecado original. No me avergüenza expresarles a todos que era la Madre de Dios y asimismo la Madre de nosotros.

Te encuentras viva. Tu cuerpo y alma nos cuidan a todos nosotros desde el cielo. Oh amada Virgen María, ¡eres muy hermosa!

Hora santa para niños

Canción a la Virgen

Seguidamente, antes de culminar la hora santa para niños se canta la siguiente canción:

Me cuesta creer y entender que hay niños que todavía no te conocen. Así que deseo enseñarles tu bondad y gentileza, exprésales a todos que eres su madre.

Ni las olas del mar son tan bellas como tu mirada, inmaculada Virgen.

Los niños van acceder al cielo a tu lado y de tu mano.

Hora santa para niños

Agradecimiento y bendición final

Para culminar la hora santa para niños, se realiza la siguiente oración:

Te agradecemos Señor Nuestro Dios, por el gran amor que nos otorgas infinitamente. Por el que te entregaste. Te agradecemos por estar aquí a nuestro lado. Te agradecemos también por lo bueno y maravillosos que nos obsequias cada día. Por sanar nuestros corazones y hacernos bondadosos.

En el nombre del Padre, Hijo y Espíritu Santo. Amén.

Si te gustó la información de este artículo, quizás también te interese saber acerca de los textos bíblicos para niños.

Deja un comentario