Examen de conciencia para niños, todo a saber aquí

Dentro de la religión católica, el acto de confesar los pecados, es parte de la misión que le dejó Jesús a la iglesia cuando vino a la Tierra. Especialmente antes de tomar la primera comunión, los pequeños deben hacer un Examen de conciencia para niños donde se revisan internamente para saber cuáles son las cosas que han hecho y que desagradan a Dios.

Examen de conciencia para niños

El examen de conciencia para niños al igual que para los adultos, tiene una gran carga pedagógica, pues es parte de una enseñanza marcada dentro de los valores cristianos, donde la persona, en este casos los niños, deben pensar de manera sincera, en todas las acciones que han realizado y evaluar si estuvieron bien o mal. Para ver otros temas puedes revisar Ritos del budismo.

Se le llama examen, porque deben comparar sus acciones con los parámetros de vida para la humanidad y también con el camino marcado por la religión de cómo ser un buen cristiano, el mensaje contenido dentro de la Revelación divina. Es por ello que se hace un contraste con los Diez Mandamientos de la ley de Dios en primera instancia y también con una línea de valores para saber si los están cumpliendo.

¿Qué es y para qué sirve?

El examen de conciencia para niños, se refiere a tal cual como la palabra lo dice, que los pequeños puedan examinar su propia conciencia a través de una pequeña meditación, en silencio y estableciendo una conexión con Dios.

Esta actividad la desarrollan al recibir las enseñanzas de la Iglesia, generalmente durante la guía de la catequesis. Debe ser realizada cada vez que los niños bañan a confesarse, recomendando que se haga un día antes de la confesión y al irse a dormir.

El propósito que tiene este examen, es que el niño pueda reconocer sus culpas sin que esto le cause angustias, sino que por el contrario, aliente y afiance su confianza en Dios, teniendo la certeza de que si el arrepentimiento es sincero, serán perdonados.

Examen de conciencia para niños

Estructura y Contenido

Como ya se ha dicho, el examen de conciencia para niños, es un contraste entre sus acciones y el contenido de los diez mandamientos de Dios. Aquí presentamos un ejemplo, confrontando sus actos con cada uno de los mandamientos.

1.- Amarás a Dios sobre todas las cosas

La reflexión debe hacerse en torno a que si de verdad ¿Amo a Dios más que el resto de las cosas? ¿He cumplido cuando voy a dormir y al despertar con el acto de la oración? ¿Bendigo mis alimentos o doy gracias por ellos? ¿He creído en brujerías y supersticiones? ¿He despreciado a Dios? ¿Me avergüenzo de mi religión? ¿He desconfiado de Dios cuando tengo algún problema?

2.- No jurarás el nombre de Dios en vano

¿No siento respeto por el nombre de Dios, de Jesús, de la Virgen o de cualquier otro santo? ¿He jurado sin necesidad en nombre de Dios? ¿No cumplo lo que le prometo a Dios? ¿Digo palabras obscenas?

3.- Santificarás las fiestas

¿No asisto los domingos a misa? ¿Me he quedado jugando o viendo TV en vez de asistir a la iglesia? ¿No he querido ir algún domingo a misa? ¿Llego tarde a la iglesia? ¿No presto atención durante la misa por distraído?

4.- Honrarás a tu Padre y a tu Madre

¿Soy obediente con mis padres? ¿Les falto el respeto? ¿Me río de ellos? ¿Les exijo cosas, juguetes caros y dinero? ¿Mi conducta les ha causado tristeza? ¿Me he avergonzado de mis padres? ¿He sido irrespetuoso? Para conocer sobre más ceremoniales puedes leer ¿Cuáles son los sacramentos?

examen de conciencia para niños

5.- No matarás

¿He peleado con otros niños o niñas? ¿He golpeado o maltratado a mis hermanos o a otros niños? ¿He sentido envidia u odio por alguna persona? ¿He tenido deseos de vengarme de alguien? ¿Hablo mal de otras personas? ¿Critico a mis compañeros? ¿He puesto mi vida y la de otros en peligro?

6.- No cometerás actos impuros

En lugar de rezar a Dios ¿He tenido pensamientos impuros en mi cabeza? ¿He visto revistas o películas pornográficas? ¿He contado cuentos impuros? ¿He realizado acciones impuras con otras personas?

7.- No robarás

¿He robado bienes de otros? ¿He recibido cosas robadas? ¿No devuelto lo que me prestan? ¿Desperdicio mi tiempo en tonterías? ¿Daño las cosa de otras personas? ¿Le quito dinero a mis padres sin que ellos lo sepan?

8.- No levantarás falsos testimonios ni mentiras

¿He mentido y cuantas veces lo he hecho? ¿Mis mentiras le han causado daño a otras personas? ¿He dicho cosas malas de alguien que no son verdaderas? ¿Hago trampas en mis exámenes?

9.- No consentirás pensamientos ni deseos impuros

¿He tenido pensamientos impuros? ¿Hablo cosas malas de sexo?

10.- No codiciarás los bienes ajenos

¿He sentido envidia de alguien o por algo? ¿He deseado las cosas que tienen los demás? ¿He dañado cosas de otros porque no son mías? ¿He compartido mis cosas con otros que no tienen nada?

Examen de conciencia para niños

De igual manera, el examen de conciencia para niños debe contrastarse con los Mandamientos de la Santa Iglesia.

  1. Ir al templo los domingos y fiestas de guardar
  2. Confesarse cuando menos una vez al año, o cuando se ha de recibir el sacramento de la eucaristía y no se está en gracia.
  3. Recibir el sacramento por Pascua de Resurrección.
  4. Ayunar y abstenerse de comer carne cuando lo manda la Iglesia.
  5. Contribuir al sostenimiento de la Iglesia según posibilidades de cada uno.

También con los Pecados capitales

  • Soberbia: ¿Me olvido de los demás y solo pienso en mí mismo y en mis intereses?
  • Vanidad: ¿quiero verme siempre bien de manera excesiva?
  • Orgullo y egoísmo: ¿Me he preocupado por el bien de otros o solo por el mío?
  • Hipocresía: ¿He fingido en mi trato con otras personas?
  • Avaricia: ¿He sentido deseos de tener más dinero del que tengo? ¿Ayudo a personas necesitadas?
  • Lujuria: ¿He sentido deseos prohibidos?
  • Ira: ¿He sentido odio hacia alguien? ¿He sentido rencor contra alguien? ¿Me he negado a perdonar?
  • Gula: Aún cuando ya no tengo hambre, ¿he comido en exceso? ¿He tomado alguna bebida natural o alcohólica demás?
  • Envidia: ¿Me querido tener las cosas o los talentos de otras personas?
  • Pereza: ¿He sentido flojera cuando voy a realizar alguna actividad importante para mi formación? ¿Es un fastidio para mí estudiar, hacer mis deberes, o rezar? ¿Pierdo el tiempo viendo televisión en exceso dejando de lado mis deberes? ¿Cumplo con mis obligaciones como estudiante o de hijo?

Y si te gustó este artículo, puedes revisar otro en nuestro blog acerca de Llama violeta

Deja un comentario