¿Sabes qué es Karma Y Dharma?, conócelos y aprende sus beneficios

El budismo descansa sobre dos cimientos de gran importancia, estos se conocen como el Karma y Dharma. Hoy día un gran número de personas conocen algunas leyes básicas del karma sin poner en práctica el budismo como doctrina y dejan a un lado el dharma. Así que, en el siguiente artículo se podrá conocer el verdadero significado de cada uno y que tan significativos son.

Karma y Dharma

¿Qué es el Dharma?

Este término hace referencia a lo que se debe hacer en una determinada vida. Incluso se dice que el dharma puede variar según la clase social, el tipo de familia y los años de vida de una persona. Cuando el dharma se aplica en la vida, puede ser un alivio o un concepto alarmante. Hay personas que creen que siguiendo las tradiciones de su familia y del entorno pueden lograr consumar un buen dharma, sin embargo, esto no suele ser del todo cierto.

Para otras personas la búsqueda del dharma puede ser motivo de estrés en caso de que sientan que no lo están haciendo de forma correcta. Por consiguiente, es importante señalar que el dharma va a determinar el tipo de karma que van a atraer las acciones de una persona. Para tener un alma más sana y pura se recomienda leer el siguiente articulo: Terapia de Respuesta Espiritual.

Ejemplo: un soldado que va a la guerra porque desea defender a su país, es evidente que va a causar la muerte de otros soldados, con esta acción él puede completar su dharma como individuo, pero al mismo tiempo puede ocasionar un mal karma por entrometerse en la vida de esa otra persona.

En términos generales, el dharma engloba todo aquello que cuida y preserva tanto el bienestar individual como el colectivo. Este tiene la capacidad de equilibrar y eliminar el karma que se acumula, el cual puede afectar la vida actual, así como las futuras.

Karma y Dharma

Para mayor comprensión, el dharma se basa en las siguientes 10 reglas para poder cultivarlo de manera correcta: la absolución, la serenidad, el dominio del cuerpo y de la mente, la integridad, la santidad, la lógica, el dominio de los sentidos, la sinceridad, el entendimiento y la ausencia del coraje.

¿Qué es el Karma?

Se define como la causa de un destino en particular, es el código de la naturaleza que da garantía que una persona se convierta en lo que piensa y en lo que hace. El karma refleja a la perfección la ley de causa y efecto, para cada acción en el presente habrá una consecuencia en el futuro. Incluso dichas consecuencias se pueden extender hasta las próximas vidas.

Muchas personas afirman que las penas y los dolores que sufren las personas en su vida actual es porque se encuentran relacionados con los actos realizados de manera incorrecta en su vida pasada. Así que, mientras no se aprenda la lección que se supone debe aprender, estas penas y dolores seguirán siendo revividas cuerpo tras cuerpo, hasta que se hagan las cosas bien y se logre borrar ese mal karma.

Por otro lado, no hay que pensar que el karma tiene solo un lado pernicioso, que existe solo para castigar las acciones cometidas en las vidas pasadas. También cuenta con un lado positivo del cual la gran mayoría de las personas siempre se olvida. Cuando una persona siente y disfruta de una vida agraciada, está bendecido por diferentes razones, esto se debe a que en vidas pasadas logró actuar de manera correcta y en la nueva vida que se le otorgó, fue premiado con uno o varios regalos.

Los tipos de Karma

A diferencia del dharma, el karma se divide en varios tipos, el cual se explicarán a continuación:

Karma Y Dharma

Individual

Es un karma que se aplica solo a un determinado individuo, por ejemplo: el padecimiento de una enfermedad. Aunque hay que mencionar que todas la pena y el dolor que puede sufrir una persona puede estar relacionado al karma, también puede sufrir por un momento de inconsciencia. El mejor ejemplo sería el de una persona que cruza una calle y es arrollada por no prestar atención.

Familiar

Este tipo de karma afecta a todos los miembros de una misma familia. Uno de los mejores ejemplos es tener un pariente que se encuentra sumergido en las drogas. Dicho sufrimiento lo padecerán todos sus seres queridos.

Regional

Este karma lo padece una región en específica. Ejemplo: cuando hay inundaciones o cualquier otro evento climático que solo ocurre en un lugar determinado.

Nacional

Es definitivamente un incremento del karma regional. Los mejores ejemplos se están viviendo en la actualidad, países en combates, fascismo, miserias, entre otros.

Mundial

Este tipo de karma lo padece todo el mundo. Es cuando se está en presencia de guerras mundiales, desastres naturales y, el ejemplo más palpable que se vive hoy día, la pandemia que está sufriendo el planeta. En este tipo de karma también se incluye el inminente acercamiento del planeta Hercólubus, el cual será el causante de terremotos, cataclismos alrededor del mundo. Los expertos afirman que estos acontecimientos están pasando gradualmente y se están intensificando cada día.

Katância

Es uno de los más severos e inflexibles, se le aplica a los maestros que sin importar que sean seres prácticamente perfectos, también se pueden equivocar y tienen que ser castigados.

Kamaduro

Este karma lo sufren las personas que hayan cometido errores imperdonables, como es el caso de los asesinos, de los torturadores y de los que realizan emboscadas. En el karma Kamaduro no entra en acción ningún tipo de negociación, se aplica hasta que se cumplen las más severas consecuencias.

Karmasaya

Este tipo de karma lo sufren las personas que cometen adulterio y al igual que el kamaduro, este no se puede negociar al ser aplicado. Ahora bien, según el antiguo y el nuevo testamento todos los pecados serán perdonados a excepción de los que se cometen contra el Espíritu Santo y ese pecado se relaciona con el adulterio.

¿Cuál es la Diferencia entre Karma y Dharma?

El dharma es todo aquello que se relaciona con el deber que se tiene que cumplir en una determinada vida. Mientras que el karma es todo lo que llega como resultado de la vida que una persona ha llevado. En otras palabras, el dharma es un estado que se tiene que trabajar en la vida actual y el karma son las acciones que afectan las vidas futuras.

Las leyes de Karma y Dharma

Cada acción sea negativa o positiva tendrá una consecuencia en el futuro. Por ende, es importante tener en cuenta que no existe acción sin causa ni tampoco causa sin acción. Así que, para poder juzgar algunas acciones existe lo que muchos conocen como el Tribunal de la Justicia Divina. Lo integran seres superiores que tienen la función de revisar las acciones de las personas y determinar si son buenas o malas para aplicar una determinada consecuencia.

El Tribunal de la Justicia Divina

Está dirigido por Anúbis y 42 enjuiciadores, este tribunal se guía por una Ley Divina que plantea como cimientos principales la ecuanimidad y la piedad. Estos se encargan de pesar todas los actos de una persona utilizando una balanza, si el lado de los buenas actos está mucho más cargado, entonces el resultado es una acumulación de dharma, el cual de traduce en un gran premio.

Cuando ocurre lo contrario, es decir, cuando la balanza se inclina mucho más al lado de las malas acciones entonces el resultado será un karma, lo que dará como resultado penas, dolor, adversidades, entre otras. Para aliviar algunas dolencias se recomienda la lectura del articulo por nombre Sanación Cuántica.

Karma Y Dharma

¿Cómo pagar el Karma?

Hoy día muchas personas aplican algunas técnicas para llevar a cabo algunos rituales para pagar el karma. A continuación, se explicarán dos de las más usadas:

Práctica de traslado de fondos

Pasos que se deben seguir para pedirle al Padre que transfiera los fondos desde el Banco de Dharma hasta el Banco de Karma:

  1. Pararse con los pies juntos.
  2. Levantar los brazos en forma horizontal y formar una cruz con el tronco, las palmas de las manos deben quedar hacia arriba.
  3. Subir el brazo derecho a unos 45 grados y a su vez bajar el brazo izquierdo también a unos 45 grados. Luego subir el brazo izquierdo y bajar el derecho al mismo grado.
  4. Mientras se realiza este proceso se debe pronunciar el mantra NI alargado.
  5. Al momento de terminar con el primer mantra, los brazos deben quedar en forma horizontal como al comienzo.
  6. Tomar aire y se continúa mantralizando de manera ordenada (NE, NO, UN y NA), realizando el mismo movimiento de brazos.
  7. Repetir el proceso ochos veces.
  8. Al culminar colocar el brazo derecho sobre el izquierdo, posarlos sobre el pecho y mantralizar TORN alargando cada letra.

Práctica de negocios con la ley

  1. Acostarse en el suelo con los brazos abiertos en forma de cruz.
  2. Unir los pies.
  3. Comenzar a pedirle al Padre utilizando las palabras que se citarán textualmente a continuación: “Padre mío, Señor mío, Dios mío. Te ruego si es Tu Voluntad te dirijas al Templo Corazón de la Justicia Divina. Una vez allí, negocia con Anúbis y sus 42 Jueces para que…” Luego de esto se debe plantear el negocio que se quiere hacer.
  4. Levantar solo el tronco, mantenerse sentado con los pies juntos, los brazos abiertos en cruz y se repite la oración.
  5. Este proceso se debe hacer unas 6 veces para que esté completo.
  6. Dar las gracias al Padre y se le pide que pronto haga saber el resultado de la negociación.

Deja un comentario