¿Sabes a qué se llama pata de cabra?, descúbrelo todo aquí

Resulta común en la cultura popular, que ante la presencia de una enfermedad, que se ignore las causas reales que la producen, se intente entonces especular sobre la dolencia. La enfermedad del mal de Simeón o de la pata de cabra, no escapa a esta circunstancia.

Antecedentes de la pata de cabra

Según las creencias sostenidas por el pueblo más sencillo, que pertenece con seguridad a los estratos sociales de menor ingreso y carente de formación académica universitaria, las enfermedades que padecen pueden ser curadas, no con la medicina oficial; para la mayoría de esta población, existe la convicción de creer, planteamientos que de generación en generación, se han ido transmitiendo con efectividad, en el alivio de sus males.

Para ampliar información sobre este tema recomendamos leer: Terapia de Respuesta Espiritual

Existe en zonas rurales de la República de Argentina en América del Sur, una enfermedad llamada mal de Simeón, conocida por el populacho como pata de cabra; la misma, ataca fundamentalmente a niños, ocasionándoles graves molestias, en la parte dorsal del cuerpo o espalda, más específicamente en la columna vertebral.

La molestia es de tal magnitud, que el niño ante el malestar generado por la enfermedad, tiende a echar o mantener su cabeza hacia atrás, cuando es cargado. Son variados los síntomas que se asocian a la enfermedad de la pata de cabra, se habla de la intensa comezón que sufren los niños en la espalda, el llanto inconsolable, además de vómitos, diarrea, inapetencia o pérdida de apetito.

El diagnóstico de la enfermedad de la pata de cabra, no es de fácil determinación, es muy común encontrar personas que tienen síntomas como los señalados anteriormente, que al ser consultadas, por un especialista de la salud, indican a la enfermedad como una gastritis severa, parasitosis o gastroenteritis.

pata de cabra

La visita al médico trae como consecuencia, una prescripción facultativa de medicamentos que son adquiridos, y no producen efecto alguno al bebé o niño enfermo con pata de cabra, generando además  gastos económicos significativos, frustración en los padres, que preocupados buscan la pronta curación de sus hijos.

También es bastante usual, sobre todo en médicos o personal de salud de campo o zonas rurales, que estos al identificar los síntomas, recomiendan a los padres, acudir a un especialista curandero de confianza, que conoce una cantidad de procedimientos o rituales que pueden llegar a curar al niño con la enfermedad de la pata de cabra.

La superstición

Según las creencias populares, la enfermedad de la pata de cabra, aparece cuando el niño es atacado por unos gusanos macho y hembra, de colores entre verde y negro; estos insectos se introducen en el cuerpo del niño y se ubican en la parte posterior del cuerpo, en el dorsal, ya que gustan de rasgar y alimentarse de la columna vertebral.

Al parecer, toda la liturgia y los procedimientos para enfrentar esta dolencia de la pata de cabra, proviene del culto brasileño llamado Umbanda; este culto que como se dijo nace en Brasil, tiene sus raíces en la cultura africana; cuando la población afrodescendiente, llega a América y entra en contacto con las manifestaciones religiosas católicas e indígenas, generan el culto llamado Umbanda.

pata de cabra

Esta secta religiosa se desarrolló en el país carioca, y se extendió por América del Sur; existiendo centros de espiritualidad Umbanda, en muchos países de la región (Argentina, Uruguay, Perú); pero sobre todo, forma parte del imaginario cultural, religioso del pueblo humilde brasilero.

Causas y tratamientos

Según estos grupos que sustentan sus conocimientos en supuestos, que no van más allá, de la vulgar experiencia empírica, es decir, no sustentan su conocimiento en comprobaciones científicas experimentales, no, ellos utilizan ciertos procedimientos, rituales, aderezados por oraciones cargadas de fe devocional, que luego de su aplicación, observan perplejos el proceso de sanación, en este caso, del niño que padece la enfermedad de la pata de cabra.

Los curanderos populares han clasificado entre las posibles causas de la enfermedad de la pata de cabra, los siguientes:la convivencia de la mujer embarazada con perras en celo, colgar la ropa del bebé fuera de la casa durante mucho tiempo; y el compartir de la mujer embarazada con elementos que son malas influencias (personas con enfermedades graves, con pensamientos malignos cargadas de mala intención).

Para ampliar información útil sobre este tema recomendamos leer: Oración de Sanación

En lo que se refiere al tratamiento, como se dijo, los Umbanda desarrollaron rituales y rezos, para curar la dolencia de la pata de cabra; sin embargo en cada región es común observar la aplicación de  pautas de curación y oraciones, pero con adaptaciones, procurando siempre el mismo fin, curar, sanar, en este caso al niño enfermo de la llamada pata de cabra.

pata de cabra

Se conocen dos maneras para aliviar la pata de cabra, en la primera se realizan oraciones durante nueve días, se coloca al niño boca arriba, rodeado de velones rojos y azules, en el transcurso de la ceremonia se debe alimentar al niño con jugo de zanahoria, esto para que los gusanos que tiene en el cuerpo se alimenten de la zanahoria y no ataquen su columna vertebral.

Luego que el procedimiento ritualista termina, el bebé expulsará por heces o por vómitos, los gusanos tóxicos que lo aquejan. La segunda modalidad, para curar la pata de cabra, consiste en hacer una mezcla, introduciendo un rosa roja y cierta cantidad de ruda, en aceite de oliva, dejándolo aproximadamente una hora reposando.

Posteriormente, poniendo el bebé boca arriba, se le aplica la sustancia en la frente, en el abdomen, pectoral, rodillas, y muñecas, mientras se ora y se dibuja la señal de la cruz, en la zona del cuerpo donde se aplique el ungüento; luego se voltea y se realiza el mismo procedimiento en la espalda, cuello, zona renal y en el surco vertebral. El alivio del niño enfermo con pata de cabra no se hará esperar.

La ciencia y la enfermedad de pata de cabra

Al parecer la ciencia médica, no presenta un diagnóstico preciso que explique, fisiológicamente la aparición en el niño de la enfermedad llamada pata de cabra o mal de Simeón, y por supuesto tampoco tiene el tratamiento sistematizado y efectivo para la cura. La observación clásica que hace un galeno, ante los síntomas de la pata de cabra, es que la misma es producto de una gastritis muy severa.

Esta gastritis es producida, por la no tolerancia del niño a los productos lácteos, que además de generarles gases y exacerbar los ácidos estomacales, irritando sus paredes, también ocasionan una actividad refleja tipo espasmos bastante dolorosos en la espalda, que obliga al niño a doblar la cabeza hacia atrás.

Otra explicación argumentada por los médicos radica, en que la enfermedad de la pata de cabra, es producida posiblemente por una grave deformación de la columna, llamada escoliosis; trauma donde la columna puede deformarse tanto que la misma adquiere la forma de una S, o una C, esto hace que se produzcan molestias o dolores de cierta intensidad en los niños.

 Si le gustó nuestro artículo, le invitamos a revisar más temas interesantes dentro de nuestro blog, como puede ser Sanación Cuántica

Deja un comentario