San Cono el prodigioso Santo de la buena suerte, conoce sus milagros

San Cono vistió hábitos desde temprana edad y dejó en el mundo muchas pruebas de sus milagros, conoce su vida y obra aquí. Cono de Teggiano fue un cura que nació en la ciudad de Teggiano en el siglo 13, en la región de Salerno. A su corta edad por la gran devoción que tenía decidió dedicar su vida a Dios, sin embargo tuvo una muerte temprana. Eso lo llevó a la santidad ante los lugareños que lo querían y adoraban mucho.

san cono

Infancia de San Cono

Los padres de Cono eran lugareños de Teggiano, los cuales lo tuvieron a una edad muy adulta. Un día ambos progenitores llegaron a tener el mismo sueño, en el que del vientre de la madre que se llamaba Igniva, salía una extraña llama. Dicho sueño fue interpretado por el sacerdote local, como un aviso de que el niño iba a ser alguien importante y notorio para todos.

Cuenta la historia, que ese fue el gran motivo por el cual sus padres le dieron su característico nombre, ya que “Cono” tiene como significado dentro del dialecto que se utiliza en la región de Salerno como: “Algo Perfecto“.

Carrera Religiosa

La vida de San Cono no se aparta en ningún momento de su carrera religiosa, por lo tanto, a continuación mencionaremos los eventos más relevantes de su historia dentro de la Iglesia Católica.

Viaje a San Nicolás

Cono a muy corta edad toma la decisión de colocarse los hábitos e ingresar al monasterio benedictino de San Nicolás, sin embargo el prior que estaba a cargo se oponía a su ingreso, debido a que pensaba que no iba a ser bueno para sus padres, en primer lugar estaban ancianos los dos y él era hijo único. Aprovecha y conoce los nombres de los 12 apóstoles, y entérate quiénes eran.

Escape a Cadossa

Ya que no estaba de acuerdo con lo que decía el prior de San Nicolás, Cono toma la decisión de escapar para intentar entrar a otro monasterio en una ciudad que estaba cerca. Sin embargo fue seguido por sus padres, que al darse cuenta de lo que hacía, tomaron la iniciativa de llevarlo ante la persona que estaba a cargo del monasterio.

En este caso era Santa María de Cadossa y según los relatos que existen, dicen que Cono se escondió dentro de un horno de pan para no ser visto y  entregado a sus padres. Sin saber de su presencia, los monjes encendieron el horno y Cono casi muere quemado, al saber del milagro, los padres se dan cuenta de que su hijo está cubierto con el manto de Dios y deciden dejarlo que tomara los hábitos.

san cono

Milagros más conocidos de San Cono

Se dice que tras haber ingresado al monasterio, son varios los milagros que se le atribuyen a San Cono, empezando por el hecho de que salió con vida de un horno de pan que fue encendido estando en el interior del mismo, y no haber sufrido consecuencia alguna.

Milagro 1

Entre los más importantes está uno que se dio un 3 de junio, cuando cumplía 18 años de edad. Aquel día se encontraba cenando con sus compañeros y de la nada, escuchó una voz que lo estaba llamando y la siguió. Al pasar las horas y no recibir señales de él, sus compañeros fueron a buscarlo y llegaron a comprobar el milagro, al ver cómo la muerte se llevaba su espíritu al reino de Dios.

Tras este hecho, se generó un conflicto cuando sus padres querían darle el último adiós, ya que habían discusiones entre los lugareños de Diano que querían tenerlo en su capilla y los Benedictinos que deseaban dejarlo en la capilla del monasterio.

Debido a que no se iba a poder llegar a un acuerdo, decidieron dejar que los bueyes llevaran la carreta con su cuerpo para que fueran ellos los que eligieran el destino final. Por lo que los animales dejaron la carreta en la plaza de Diano sin moverse de allí. Desde entonces hicieron una estatua de bronce en honor a Cono y sus restos fueron sepultados en la capilla de la ciudad.

Milagro 2

Después de un terrible terremoto que hubo en Diano, se pudo corroborar un milagro cuando dicho fenómeno arrasó con la gran parte de las viviendas y personas que habitaban en el lugar. Sin embargo, el único edificio que no sufrió daños fue la capilla con los restos de Cono.

Milagro 3

El mismo tiene como escenario la capilla donde descansan los restos de San Cono, ya que fue el único edificio que pudo sobrevivir al ataque invasivo de guerreros que se dedicaron a destruir toda la ciudad. Adicionalmente en este hecho, las campanas de la capilla empezaron a sonar solas, dando una señal de petición de paz en el lugar. Conoce también la oración a Virgen de La Magnífica, para que te apoye con lo que necesites.

Canonización

El hecho de que muriera a tan corta edad hizo que el pueblo en sí lo adorara y lo nombrará Santo, además de la curiosidad que existía desde el año 1333 en la Iglesia de la Anunciata, en la cual había una campana con las escrituras de “San Cono“.

Sin embargo, después de que recibió la canonización por el Papa Pío IX en el año 1871. Muchos emigrantes de Teggiano fueron esparciendo su culto por diferentes ciudades del mundo entero. En la actualidad es un Santo venerado no solo en Teggiano, también en otros lugares como Florida, Nueva Orleans, Argentina y Uruguay

Resumen de su devoción

La comunidad italiana que se encuentra en Florida, en el año 1882 mandó al señor Blas Alcoy para que fuera hasta Teggiano y volviera con una réplica de la imagen de San Cono, y que para el año siguiente (1883) realizarán la construcción de la capilla en su honor.

Cada 3 de junio los habitantes de Florida y otras regiones se reúnen en el templo local, para celebrar la Fiesta del Santo en un ambiente religioso popular. La celebración inicia con un novenario para solicitar la ayuda de San Cono. Descendientes de los primeros pobladores italianos en la ciudad de Florida son los encargados de cuidar la imagen y la Capilla.

¿Cómo pedirle al Santo de los juegos de azar?

Más allá de ser querido y adorado por ayudar a las personas con problemas de salud y amor. En la actualidad son muchos los que creen que este Santo tiene un don para hacer favores a individuos en los distintos juegos de azar.

Como bien se sabe, el dinero es algo muy necesario para el bienestar de las personas, más allá de que debe ser percibido por el esfuerzo de trabajar. Sin embargo, la fortuna, la suerte y los juegos de azar pueden ayudar a conseguirlo. Conoce también otros rituales para atraer dinero.

Oración a San Cono para ganar la lotería

Las oraciones y súplicas a San Cono son muy buenas para todos aquellos necesitados de dinero y que desean conseguirlo de forma rápida a través de estos juegos. A continuación, enseñaremos una de ellas:

“San Cono, tú que eres un Santo con mucho poder, estoy aquí humildemente para hacerte una petición con mucha fe, escucha mis súplicas, por favor cuida a mi familia para que nada les falte, bríndame la fuerza y toda la fortaleza para poder trabajar y ganar mi dinero dignamente.

Escúchame San Cono, tengo dificultades a nivel económico, que necesito solventar, pero el dinero que tengo no me está alcanzando, entonces decidí que apostaré cierta cantidad de ese dinero, sé que la buena suerte estará de mi lado y los números que jugaré saldrán premiados, con la lotería conseguiré una ganancia y así podré pagar mis deudas.

San Cono, mantén alejado todo mal que esté a mi alrededor, pon lejos toda mala vibra, haz que lo negativo se vaya, aleja las malas sombras y no permitas que los envidiosos, la mala suerte y la mala fortuna estén cerca de mí.

San Cono

Te suplico con esta oración que llegue a mí lo positivo, que vengan a mí solo vibraciones buenas, que tenga buena suerte, que el dinero sea suficiente para poder salir de mis problemas económicos y que la fortuna y lo próspero estén conmigo.

Por favor no me dejes solo con esta buena racha, que si no es por tu ayuda dejaré de ganar, ya que tú me iluminaste con el número y ese fue el que salió. Hice mi apuesta, aproveché lo ganado y ahora tengo lo que necesito para quedar bien con lo que debo, podré pagar todas mis deudas. A ti mi Santo te ofrezco flores para iluminarte como tú lo hiciste conmigo, y a tu altar llevaré ramos florales, amén”.

1 comentario en “San Cono el prodigioso Santo de la buena suerte, conoce sus milagros”

Deja un comentario