Rosario Hindú, ¿cómo se reza?, su significado y más

El Rosario Hindú o más conocido con el nombre de malha o japa mala, es una cadena contentiva de 108 esféricas llamadas cuentas, que por lo general están elaboradas en madera. Es muy utilizado por quienes practican la religión del hinduismo, el budismo y el sijismo, empleándolo para invocar el nombre de sus dioses o simplemente para declamar mantras.

Rosario hindú

¿Qué es un Rosario Hindú o Japa Mala?

El rosario hindú, es popularmente llamado “Japa Mala”, fabricado casi siempre en madera y contentivo de 108 esferas. Este rosario es utilizado más que todo por budistas e hindúes los cuales mientras recorren las esferas, van recitando mantras, llamados así a una especie de sonido sagrado. Si quieres conocer sobre otros símbolos puedes ver Tetragramatón.

Esta actividad les permite tener una mejor meditación y concentración. El término de “Japa”, quiere decir, “repetir oraciones”, y por su parte, “Mala”, hace referencia a un collar, lo que significa que la palabra en conjunto da como resultado “un collar especial para repetir oraciones”.

La utilización de este rosario hindú está relacionada al empleo de una técnica poderosa de meditación, donde se utilizan dos de los cinco sentidos de la persona: el tacto y el oído; el primero mientras se va tocando las esferas con los dedos, y el segundo, al interpretar los mantras.

Etimología

El rosario hindú como Japa Mala tiene una pronunciación que suena a “yápa mála”. De acuerdo a su etimología, el término parte del verbo “yap”, que significa murmurar o hablar con voz baja. Esto hace referencia particular a la hora de la realización de las plegarias, encantamientos y demás oraciones, por lo que también se puede interpretar como la acción de rezar en voz baja.​

Este término aparece por primera a mediados del I milenio a. C., en los registros de los libros Aitareia-brahmana y Shatápatha-brahmana. Existen algunos elementos pertenecientes a otras devociones que tienen cierta relación con el rosario hindú, por ejemplo, la forma de la disposición en el cordón, muy parecido al rosario de los católicos y también una similitud con el tasbih, que es el rosario musulmán.

Las 108 cuentas del Rosario

La respuesta guarda relación con el hecho de que 108, es un número conformado por tres dígitos que a su vez es el resultado de una ecuación donde se sacó el múltiplo de 3. Cuando se suma el número 3, tres veces, da como resultado 9.

Dentro de la numerología hindú, el número 3 cuenta con un gran significado, pues representa el equilibrio entre el espíritu, la mente y el cuerpo, de una manera total y perfecta. Dentro de la cultura, el rosario hindú debe sostenerse con la mano derecha, pasando las cuentas o esferas, entre los dedos, pulgar y medio.

La selección específica de estos dedos se debe a que el pulgar simboliza la mentalidad generalizada, mientras que el medio representa la pureza. Existe otro modelo del rosario hindú que cuenta con 109 cuentas o esferas.

La número 109, se diferencia en tamaño de las otras restantes, pues es mucho más grande, y de ella queda colgando una especie de hilos en forma de plumero, con lo cual se viene a representar la casa de los dioses, el llamado monte sagrado Merú.

El material utilizado para elaborar el Japa Mala o rosario hindú, pueden ser semillas de plantas de loto, madera de sándalo o de rosal, huesos de animales, piedras semipreciosas, siendo las más utilizadas la amatista o la cornalina.

Rosario hindú

¿Cómo utilizar el Rosario Hindú?

Para poder utilizar el rosario hindú de manera efectiva, la persona lo primero que debe hacer es adoptar una postura de meditación, escogiendo para ello un lugar calmado. Luego, debe también seleccionar un mantra de su preferencia.

Acto seguido, tomará el Japa Mala con la mano derecha, y luego, empieza a pasar las esferas entre los dedos pulgar y medio. La manera correcta de comenzar es desde la cima del cordón hacia abajo, pasando cada cuenta, al tiempo que va repitiendo el mantra.

Cabe destacar que, si la ronda finaliza, no se debe pasar sobre la cuenta más grande. Para continuar, se debe dar vuelta la rosario y empezarlo en la dirección contraria. La mantra se puede cantar en voz alta o baja, según sea la técnica o preferencia. Puedes revisar otros temas como Estrella de 5 Picos.

Beneficios de su uso

Dentro de los beneficios que se obtienen al usar el rosario hindú se encuentran: a través de la meditación y el recitar del mantra, aumenta el nivel de concentración; se presenta como una buena dinámica para la interpretación de los mantras u oraciones.

Sirve como método para contar la cantidad de mantras que se han recitado durante una sesión de meditación u oración; de acuerdo a la tradición, el contacto físico con las esferas, emanan los poderes curativos que contiene la oración; al fortalecerse el Japa Mala, sirve para la sanación del individuo.

Japa Mala hinduista

El rosario hindú que utilizan los seguidores del hinduismo está elaborado con material de madera de tulasí (árbol de albahaca) o sándalo, aunque también de semillas. Entre las esferas, lleva colocado un nudo y entre la octava y novena esfera, se le ata un hilo separándolas.

​Algunos de estos rosarios llevan en cada cuenta el nombre del dios Visnú. Contiene una esfera extra que da la cuenta 109, que es más grande que las demás y se ubica en el medio con hilos guindando en forma de plumero.

Al momento de utilizarlo, se hace igual que el rosario hindú tradicional, tomándolo con la mano derecha, y pasando las esferas con los dedos pulgar y medio, mientras se pronuncia el mantra. El rosario se avanza hacia delante y cuando ya se hayan recitado el mantra las 108 veces correspondiendo su repetición al número de cuentas, lo que es conocido como la ronda de japa.

Para cumplir con una nueva ronda, se debe girar el rosario por completo, comenzando por la esfera con la que se finalizó la ronda anterior, es decir, la número 108. ​No existe restricción en cuanto a si se debe cantar en voz alta o baja, pues lo importante es hacerlo con concentración en la vibración sonora de manera muy atenta.

Rosario hindú

Por lo general, se emplea durante las mañanas y en completa concentración, específicamente durante la denominada horas del brahma muhurta, que se cuentan 96 minutos antes del amanecer, y teniendo unos 48 minutos de duración. El número 108 es de gran importancia para el hinduismo, ya que se considera una cifra perfecta de tres dígitos, siendo un múltiplo de tres, cuyo resultado es 9 o lo que es igual a la suma de tres veces tres.

Existen registros donde indican que la cuenta de mayor tamaño viene a representar al dios Krishna, mientras que en otros registros aparece simbolizando al monte Merú, que según la cultura, es donde habitan los dioses. También se dice que el hecho de que el rosario hindú posea 108 cuentas o esferas, se vincula con el hecho de que el dios Visnú, tiene 108 nombres principales.

Japa Mala budista

Los miembros de las escuelas tibetanas pertenecientes a la tradición budista, son quienes principalmente usan este rosario hindú al momento de recitar sus mantras. La pieza está compuesta por 108 cuentas o esferas, elaboradas de diversos tipos de materiales y organizadas en forma de collar.

Puede ser llevada como una pieza decorativa en el cuello o en el brazo izquierdo. En cuanto a su estructura, cuenta con una división de tres partes, fijadas en las cuentas número 27, 54 y 81, que dividen el rosario en cuatro partes iguales. Contiene una de las cuentas en tamaño superior al resto, que es por la que se empieza y se finaliza el rezo.

Existen dos modelos de este rosario, uno que al final de su forma contiene una serie de filamentos, y otro que en su lugar contiene dos cuentas, una redonda y otra cilíndrica, representando con ello la sabiduría de los Budas. También el número 108 tiene varias representaciones dentro de la religión, pues se dice que esa es la cantidad de oscurecimientos mentales que existen y que impiden que la persona pueda ver a través de los ojos de Buda.

De igual manera, se considera que es el resultado de la fórmula que resulta de los tres tipos de experiencia: negativa, positiva y neutra, que a su vez se multiplican por los 6 sentidos: el olfato, el gusto, la visión, el tacto, el olfato y la mente o conciencia, cuyo total es 18. Este 18 se multiplica por apego y aversión, y da como resultado 36, el cual a su vez, se multiplica por las tres formas del tiempo: pasado, presente y futuro, y es así como se obtiene el 108.

De acuerdo a esta traición, una vez que el 108 es superado, entonces se habrá alcanzado el estado de iluminación conocido en el budismo como el nirvana. Representa también a las tres Joyas: el Buda, el Dharma y la Sangha. Se giran las cuentas con los dedos pulgar e índice, representando el primero al Buda y el segundo al individuo.

Al llegar a la cuenta final, se debe girar el japa mala sin sobrepasar la cuenta más grande, reiniciando el conteo nuevamente. Los materiales con que se elabora es madera que viene del árbol de Bodhi, famoso por ser el sitio donde Buda alcanzó su iluminación. También puede ser de sándalo o utilizando huesos de animales.

En el sijismo

En el sijismo también utilizan un Japa Mala para orar y meditar, repitiendo constantemente el nombre de Dios que para esa cultura es Naam. También pueden usarlo mientras cantan algún mantra, siendo el más común para ellos, el bija mantraSat Nam“, que significa “nombre eterno”.

Gurú Nanak, quien es el fundador de esta religión, aparece en imágenes llevando consigo un Japa mala en sus manos o alrededor de su cuello. Si te gustó este artículo puedes también revisar en nuestro blog Tarot Verdad o Mentira.

Deja un comentario