Historia de la Rosa Mística, descúbrelo todo en este artículo

La historia de la Rosa Mística, es una de las advocaciones marianas, con mayor impacto en la religión, ella es reconocida en todo el orbe porque de sus estatuillas sudan, lloran, sueltan escarcha y hasta sangran.

historia de la rosa mística

Historia de la Rosa Mística

La historia de la rosa mística, que en español se convierte como rosa misteriosa, tiene sus inicios en el siglo cinco, esta fue una época en que la institución religiosa pasaba por muchos incordios, y gran cantidad de problemas tanto dentro como fuera.

A partir del año mil setecientos treinta y ocho ya se veneraba la imagen de la rosa Mística, pero en mil novecientos cuarenta y siete, gracias a sus apariciones se renueva la creencia en esta señora, y se logra una conversión de muchos que venían por mal camino. Si quieres saber más sobre estos temas puedes leer santa Montserrat de las embarazadas.

En Montichiari, fue donde se dio a conocer la primera revelación de la rosa mística. Este es un poblado que se encuentra en Italia y la revelación la atestiguo una trabajadora de la salud llamada Pierina Gilli, esta mujer fue seleccionada y sus apariciones fueron en tres etapas, en la primera aparición, la virgen rosa mística aparece con tres espadas clavadas en el corazón.

Pierina Gilli era una mujer de clase trabajadora que nació en mil novecientos once, hija de agricultores, y fungía como enfermera en su comunidad. Ella era la mayor de nueve hermanos, y fue educada con dedicación a la vida familiar, el trabajo y a la devoción católica. Su vida se desarrolló en medio de carencias materiales y una salud débil.

historia de la rosa mística

Al fallecer su progenitor, todo empeoró, ya que la entregaron a un orfelinato en Montichiari, administrado por las religiosas servidoras de la caridad. Ella intentó seguir una vida religiosa y formarse para monja, pero sus problemas de salud y algunos malos entendidos lo impidieron. Padeció muchos sufrimientos físicos y morales, pero a pesar de ellos conservó su fe intacta.

Ella hacía la afirmación de llevar un diario, lo que sirvió para hacer una reseña fiel de su biografía y por ende tener un registro exacto de las apariciones. El papa Pío XII, se reunió en audiencia en solitario con Gilli el 9 de agosto de mil novecientos cincuenta y uno, para atestiguar formalmente la aparición, y servir como testigo de buena fe en el estudio formal del caso.

En la primera aparición su gesto en el rostro es de tristeza y como si llorara desconsoladamente, según la testigo en esta aparición dijo tres cosas, que debíamos orar, hacer penitencia y expiar nuestras culpas. Fue en este mismo año que la Rosa Mística vuelve a aparecer por segunda vez, en esta ocasión tenía puesto un traje blanco.

Ahora no se le veían las espadas en el pecho, si no que ahora lo adornaban tres hermosas rosas de diferente color cada una de ellas, eran una de color blanco, otra de color dorado y otra de color rojo. Cada color de las flores tenía un simbolismo particular para los devotos de la virgen.

La rosa blanca significa el acto de orar por la expiación de nuestros pecados, la rosa roja representa el espíritu de sacrificio por la fe que todos debemos observar, y la rosa dorada significa el acto de penitencia que todo buen cristiano debe hacer. A partir de aquí se pudieron ver otras apariciones, en los lugares y en las formas más inesperadas, ya que las imágenes de la advocación efectuaban milagros.

Desde los primeros mensajes y pensando en todos los que los sucedieron, se puede decir que fueron consecutivos, y significan simple y llanamente la solicitud apremiante de la bienaventurada virgen María, que ahora se hace presente en esta advocación, por la enseñanza de la fe cristiana a todos, por la conversión de la humanidad y la salvación de su alma inmortal.

La virgen María, nos implora que busquemos el mensaje del señor, de compasión y armonía, este es un mensaje que se ha dado regularmente en las apariciones de otras advocaciones de la feligresía mariana.

La virgen María en cualquiera de sus formas siempre enseñará la creencia en las enseñanzas de la palabra y la rigurosidad en el cumplimiento de los mandamientos, esa es la renovación requerida por ella, para que los feligreses de todas partes sienten adoración por el culto mariano y busquen a Dios plenamente.

historia de la rosa mística

Luego, en la historia de la Rosa Mística, se dio otro período de apariciones, éstas se vieron en Fontanelli, en esa época Pierina Gilli, se encontraba en este lugar, era el año de mil novecientos sesenta y seis, y las apariciones continuaron hasta el fallecimiento de la señora Pierina Gilli,  en el años de mil novecientos noventa y uno. Ella era una mujer muy piadosa y fiel devota de las advocaciones marianas en todas sus formas.

La fama y popularidad de la historia de la rosa mística, se ha esparcido por todo el orbe, sus milagros son muchos, en Latinoamérica es muy venerada, se le reza mucho para pedir la sanación de los enfermos, y se han dado grandes manifestaciones en las imágenes de esta advocación, ha llorado lágrimas de sangre, suda aceite o escarcha, y se le atribuyen gran cantidad de milagros.

Esta advocación de la virgen María, a pesar de que no es reprobada por la institución de la iglesia apostólica y romana, tampoco ha sido reconocida. A pesar de esto esta es muy venerada, y se han hecho capillas en diferentes lugares del orbe. Su principal templo es el de Montichiari que fue donde se apareció por primera vez.

Es bueno destacar que luego de las investigaciones por parte de expertos de la iglesia, referidas a los eventos y mensajes que atestiguó Pierina Gilli, en el decreto del primero de julio de dos mil trece, el obispo de Brescia, estableció de nuevo el veredicto sustancial negativo de la institución católica, sobre la veracidad y buenos términos de lo declarado por Gilli.

historia de la rosa mística

Apariciones

Según la historia de la Rosa Mística, relatada en los diarios de Pierina Gilli, en su primera aparición que fue en el año de mil novecientos cuarenta y siete, estaba trajeada con una especie de túnica de color purpúreo, su cabeza estaba cubierta por un velo de color blanco. A la altura de su pecho se podían ver tres espadas que la atravesaban, en su rostro la expresión era de tristeza y lloraba, en esta aparición expresó tres ideas.

Rezo, expiación y desagravio, estas tres palabras resumen el mensaje de las advocaciones de la virgen María. En cuanto al significado de las espadas, una de ellas está asociada a la pérdida con falta de los valores de los sacerdotes y de las religiosas, es un llamado a evitarlo a toda costa. La segunda espada tiene como significado acordarse de las personas que acarrean una existencia en pecado mortal y que están dedicadas al señor Dios.

La tercera espada se relaciona con el mensaje a aquellos seres humanos que luego de tener una inspiración para ser sacerdotes o para ser monjas, se retiran de ella y se hacen contrarios a la fe de la iglesia y su institución. Si quieres aprender sobre temas religiosos puedes leer valores cristianos.

En la historia de la Rosa Mística, se cuenta que la segunda aparición sucedió el trece de julio de mil novecientos cuarenta y siete, en el mismo centro de salud donde Pierina laboraba, en esta ocasión la aparición vestía con una túnica de color blanco y en el pecho esta vez se podían ver 3 rosas de diferente color, tenía una rosa de color blanco, otra rosa de color dorado y una rosa de color rojo.

En esta ocasión Pierina le preguntó que quién era ella, y la aparición le contestó que era la madre de Jesús el hijo de Dios, la aparición luego de una pausa, según los relatos de los diarios de Pierina Gilli, y dijo:

“Mi gran señor, el padre de todos nosotros, me envió hacia ti para implementar una nueva devoción a María, en todas las instituciones de la fe, tanto de hombres como de mujeres, en las congregaciones de la religión y en todos los sacerdotes. A ellos vine a traer el mensaje de que hay que esmerarse en el seguimiento de su vocación.

Les vine a traer la promesa de que si me veneran de la forma especial nueva, tendrán el privilegio de mi protección por sobre todas las cosas, se dará un florecimiento de las vocaciones religiosas. No faltarán guías para la fe en ningún lugar del orbe y ayudarán a la conversión de la humanidad.

Es mi especial deseo que el día trece de cada mes me sea consagrado como el día mariano y los doce que lo preceden sean utilizados para prepararse adecuadamente con oraciones especiales, y así deberá ser enseñado, para que los nuevos sacerdotes y religiosas sean unos marianos convencidos de la santidad de esta causa”.

Luego de decir estas palabras a la aparición se le iluminó el rostro, de una forma que Pierina Gilli, no había visto nunca, en ese momento la virgen continuó diciendo:

“Ese será un día muy especial, en el que se derramará mucha abundancia de gracia, y de una hermosa santidad, a todos aquellos que hayan escuchado y obedecido este llamado, y me veneren y honren, ya que traeré muchos dones a los creyentes y de manera especial a los religiosos. Pido que el día trece de julio de cada año se lo dediquen exclusivamente a la rosa mística, ese será mi santoral especial como advocación de la virgen María”

historia de la rosa mística

En esta segunda aparición también se vieron por primera vez las tres rosas. El significado de estas es: la rosa de color blanco recuerda y rememora el espíritu de la oración, esta es la intencionalidad real del acto de recitar una plegaria, esta es una conversación por decirlo de alguna manera con el señor, se debe orar a diario para estar en contacto directo con el padre.

La flor de color rojo nos recuerda el espíritu de sacrificio, esto se refiere al sacrificio que hace una persona cuando se separa  de la actividad humana para reservarse para la divinidad. Dedicarse a la actividad sagrada es algo trascendente, es decidir dedicar la vida terrena al servicio de Dios. Esta rosa nos recuerda la importancia de la vocación de los sacerdotes y de las religiosas en la salvaguarda de la fe.

La rosa de color dorado, es el espíritu de la penitencia, esto significa que diariamente hay que vencer nuestros propios impulsos, bien sea en las cosas grandes o en las pequeñas, sólo por amor al señor y sin mayores espectáculos, ni esperar gratificaciones. A pesar de que nos decidamos a tener una vida dedicada al señor, siempre estarán presentes las tentaciones y esos son los principales impulsos a controlar.

En el registro de la historia de la rosa mística, se dice que la tercera aparición se vio el veintidós de octubre del año de mil novecientos cuarenta y siete. Ese día se estaba celebrando una santa eucaristía, en ella se encontraban como feligreses médicos, empleados del hospital y algunos pacientes y visitantes, estaban en la capilla y entonces la rosa mística se apareció entre todos.

historia de la rosa mística

En esta ocasión solo pudo ser vista por la enfermera  Pierina Gilli, pero su presencia la pudieron sentir todos los asistentes a la eucaristía, en esta ocasión la advocación pidió porque cada vez hubiera más devotos, para beneplácito del padre, y regresó y dijo:

“Mi amado y celestial hijo, agotado por las constantes ofensas, quiso hacer su justicia contra los ofensores, pero yo serví de intermediaria entre él y los seres humanos, mediando en especial por las almas que se consagraron a la iglesia”

Se despidió y al instante siguiente dijo “amor, amor al prójimo”. Siguiendo con el relato encontrado en los registros de la historia de la Rosa Mística, su cuarta aparición se realizó en una iglesia parroquial de Montichiari, es esta aparición los que atestiguaron el hecho fueron las personas que se encontraban en ese momento en el lugar y varios sacerdotes, en esta ocasión expresó un mensaje muy claro:

“Mi amado y celestial hijo y señor de todos nosotros, está cansado de las diversas y graves injurias que le infieren cometiendo muchos pecados contra la santa pureza. Se ve tentado a desatar un nuevo diluvio de castigos. Es así que intercedí para que una vez más sea compasivo con toda la humanidad, por eso pido en desagravio oración y penitencia.

Suplico especialmente a los sacerdotes que estén vigilantes de los hombres para que los amonestes cuando cometan pecados por liviandad. Yo otorgaré gracias y dones a quienes auxilien y colaboren en esta noble tarea de explicar el significado y la gravedad de estas faltas”.

En la historia de la Rosa Mística hay una quinta aparición, esto fue el veintidós de noviembre del año mil novecientos cuarenta y siete y en esta ocasión Pierina Gilli, la enfermera la interrogó sobre qué había que hacer para poder realizar los deseos de ella de oración y penitencia, ella simplemente respondió “oración”, tuvo unos minutos de silencio y prosiguió diciendo “penitencia”.

Esto se interpreta como la aceptación de las cargas diarias que nos correspondan y realizar la tarea diaria del espíritu de la expiación. En esta aparición también dijo que se mostraría nuevamente el día ocho de diciembre en horas del mediodía y será una hora de bendición. Las personas que tenían un corazón endurecido se convertirán y volverá ese anhelo por seguir los caminos del señor y adorarle.

La sexta aparición contada en la historia de la rosa mística, ocurrió un día siete de diciembre de mil novecientos cuarenta y siete, nuevamente aparece con un hermoso traje blanco que formaba pliegues alrededor de ella, y a ambos lados de ella había un niño y una niña sosteniendo el manto. En esta aparición la virgen dijo lo siguiente:

“El día de mañana podrán conocer a mi puro corazón que no es casi conocido por la humanidad, sabrán lo mucho que son amados y protegidos”.

historia de la rosa mística

En este momento la virgen hizo una pausa en la que se sintió un gran espíritu de paz y armonía y luego continúo diciendo:

“En Fátima, irradié la coronación de mi corazón, en Bonate gestioné que entrará en las familias cristianas, aquí en Montichiari, es mi plan implementar la devoción a la rosa mística en unión a la devoción de mi puro corazón, y deseo arraigarla especialmente en los conventos e institutos religiosos, para que las almas consagradas a Dios obtengan aumento de gracia a mi maternal corazón”.

Es en este instante que Pierina, la interroga con respecto a los infantes que le ayudan con el manto sosteniéndolo a ambos lados, y la santa le contestó:

“Estos niños son Jacinta y Francisco quienes te acompañarán de ahora en adelante, en cualquier contratiempo que tengas. A ellos también les correspondió sufrir a pesar de ser tan solo unos niños pequeños. Esto es lo que solicito de ti: sencillez y bondad a semejanza de estos niños”.

Luego que así habló dijo para ser escuchada, “alabado sea el señor”, y desapareció en medio de una brillante luz y un agradable perfume. Para aprender más sobre temas espirituales puedes leer ¿cuántos libros tiene el nuevo testamento?

historia de la rosa mística

La vez número siete que la virgen se le presentó a Pierina, fue el ocho de diciembre del año mil novecientos cuarenta y siete, como era su costumbre la mujer estaba orando, en ese día nuevamente le se apareció la virgen y ella dijo:

“Yo soy la pura concepción, yo soy María de las gracias, esto es, la llena de gracia, progenitora de mi omnipotente retoño Jesucristo. Por mi llegada a Montichiari, quiero ser implorada y venerada como rosa mística. Es mi deseo que al mediodía de cada ocho de diciembre se festeje la hora de la gracia en todo el mundo.

Nuestro señor, mi divino retoño Jesús, entregará misericordia en gran cantidad, mientras los mejore de ustedes recen por sus hermanos que permanecen en el pecado. Es necesario dar esta información al supremo pastor de la iglesia católica, el Papa Pío XII, mi deseo de que esta hora de gracia sea conocida y extendida por todo el mundo.”

Según los registros de la historia de la rosa mística, se dieron varias apariciones de esta virgen, todas en este lugar y luego de varios años reaparece en Fontanelle, ya Pierina se encontraba con las hermanas franciscanas del Lirio en Brescia, en este convento ella laboraba como enfermera, luego de tres años sin apariciones el día cinco de abril del año de mil novecientos sesenta, volvió a verse.

Pierina estaba en recitando plegarias, como era su rutina, se hallaba en su habitación, cuando de pronto de nuevo se le apareció la virgen, en su mano se podía ver una hoja escrita que tenía su letra y en ese momento vino a su mente el secreto, pero la virgen le dijo:

“Hija, no tengas miedo tu entregaste al hombre de Dios, padre Ilario Moratti el secreto de mi amor. Tanto él como el sacerdote padre Giustino Carpin atestiguan directamente mi mensaje. Los estoy acompañando con la gracia y la bendición de mi retoño Jesús”

Pierina le preguntó que si podía decir el secreto que le había sido revelado, y la virgen le respondió lo siguiente:

“No es aún el momento correcto. Yo volveré y te diré; ora, logra que los demás también lo hagan, y trabaja para que las personas se conviertan”

Cuando se realizó la primera aparición en Fontanelle la virgen le dijo a Pierina:

“El segundo domingo de la pascua mi celestial retoño Jesucristo me enviará una vez más a la tierra, a Montichiari, para traer a los seres humano gran cantidad de gracias. De ese día en adelante que siempre lleven a los enfermos y tú serás la primera en ofrecerles un vaso con agua y lavarles las llagas.

Esta será tu nueva misión, no más escondida, no más retirada. El Domingo segundo de pascua, en lo que yo llegue, el agua se hará una fuente de eliminación de impurezas y de gracia”

Luego del día diecisiete de abril del año de mil novecientos sesenta y seis, Pierina se hallaba recitando un rosario y la virgen le dijo “besa las graderías, y haz construir aquí un crucifijo”, en esta ocasión incluso señaló el lugar exacto donde se tenía que colocar la cruz. También le dijo en esa ocasión:

“Que los que no están bien de salud y todas las personas devotas pidan por sobre todo perdón a mi retoño divino. Besen con mucho amor la cruz y luego tomen agua de la fuente y beban”

Según los registros en los diarios de la historia de la rosa mística del diario de Pierina, en esta ocasión la virgen fue hasta una fuente cercana y le dijo a la mujer:

“Agarra barro con las manos y luego lávate. Esto te enseñará como el pecado es lodo y suciedad en el corazón de mis retoños pero si se lavan con el agua de la gracia, las almas quedan purificadas y son otra vez dignas de la amistad de Dios.

Es forzoso que se instruya a todos mis devotos los deseos de mi retoño Jesús, notificados en mil novecientos cuarenta y siete, y los mensajes que entregue en la iglesia en mis primeras apariciones. Es mi deseo que los que tienen problemas de salud y todos los devotos acudan a esta afluente prodigiosa.

Tu tarea está en este lugar en medio de los enfermos y de quienes necesiten de tu ayuda”

Cuando ocurrió la segunda aparición en Fontanelle que aconteció el trece de mayo del año de mil novecientos sesenta y seis, y en esta ocasión la rosa mística había escogido el día del aniversario de la virgen de Fátima, que es otra importante advocación de la virgen María, en esta ocasión la santa exclamó: “que se difunda la voz de mi venida a la fuente”

En esta ocasión Pierina preguntó que cómo podría llevar el mensaje, era una mujer humilde y sin mayores pretensiones, tenía muchas dudas sobre si la gente le creería o no, quería saber qué podría hacer. A esto la virgen contestó:

“Esta es tu tarea, la cual te encargué. Mi hijo querido es todo amor, pero la humanidad se orienta hacia su propia destrucción. Yo he tocado una vez más la compasión y vengo para traer las gracias de su amor, pero para salvar a la humanidad se necesita oración, sacrificio y penitencia.

Es mi ambición que aquí se edifique un lavado cómodo, nutrido por esta agua, en donde se pueda bañar a los enfermos. Una parte de la fuente debe ser guardada para beber”

En este momento Pierina le preguntó a la virgen el nombre que debía dársele a la fuente de agua, ya que era una solicitud importante, a lo que la aparición divina contestó:

“Que se le dé el nombre de la fuente de la gracia. Yo estoy aquí para traer amor, bondad y paz a las almas de mis devotos y recomiendo que no tiren fango a la caridad”

La mujer, que tenía algunas dudas aprovechó la oportunidad y preguntó por el significado de su cambiante manto y la virgen contestó:

“Simboliza mi amor que arropa a todos los seres humanos. Hoy mi divino retoño Jesucristo me ha vuelto a enviar. Hoy es la fiesta del cuerpo del señor. Celebración de la unión, del amor. Cuánto desearía que este grano se transforme en pan eucarístico, en tantas comuniones reparadoras. Desearía que este grano llegara a Roma.

Anhelo que se construya un pabellón con una efigie que pose su vista sobre la fuente. Anhelo que para el trece de octubre la imagen se traiga aquí en desfile; pero antes deseo que el pueblo de mi aparición se ofrenda a mi corazón”

En su última aparición en esta ciudad el día ocho de agosto del año de mil novecientos sesenta y seis, según el registro de la historia de la Rosa Mística, la virgen dijo:

“Mi querido retoño me ha mandado de nuevo a pedir la unión de afinidad reparadora y que esto sea para el trece de octubre. Que se propague por todo el orbe el informe de esta santa iniciativa que debe iniciar este año por primera vez y que se repita perpetuamente cada año.

Hacer todo lo posible para que llegue la información al papa Pablo y que se diga que ha sido bendito con mi visita.

Es grano de su tierra de Brescia y que se diga lo que mi celestial hijo Jesucristo anhela y también para Fátima. Con el grano que queda que se elaboren panecitos y en un día fijo que se distribuyan aquí en la fuente como recuerdo de mi venida. Y esto sea en agradecimiento a los hijos que trabajan la tierra”

Oración

Cada vez que se desea el favor o venerar a algún santo se acude a la oración, esta es la forma devota de entablar conversación con el ser celestial. En este caso se trata de la oración a la advocación de la virgen María, mencionada en la historia de la rosa mística, a continuación se presentan las principales oraciones a la Rosa Mística. Para saber más sobre oraciones puedes también leer oración a santa Eduvigis.

Oh dulce santísima María, rosa mística, mamá de Jesús y también progenitora de nosotros. Tú siempre eres la que nos da esperanza, de nosotros la fuerza y nos das consuelo. Entréganos desde la casa de Dios tu maternal bendición en el nombre del progenitor, del hijo y del espíritu santo, amén.

Las oraciones a la rosa mística sirven para dar esperanza a los feligreses, ella inspira confianza y nos recuerda la importancia de la fe verdadera. Son un medio de comunicación entre la santa y sus fieles devotos, debe ser un momento de recogimiento y fe verdadera.

Rosa Mística, purísima virgen, señora de la gracia, en distinción de tu celestial retoño, nos arrodillamos ante ti, para suplicar la piedad de Dios. No por nuestras virtudes, sino por la piedad de tu amor maternal, pedimos auxilio y gracias, con la confianza de ser oídos. (Rezar un Avemaría)

La gran virtud de esta advocación de la virgen María, es velar por las vocaciones religiosas y sacerdotales, la oración diaria por parte de los feligreses son una luz para que haya más vocaciones.

Rosa Mística, Progenitora del hijo de Dios, soberana del Santo Rosario y Progenitora de la Iglesia, cordero del padre de Jesucristo. Te rogamos para el mundo despedazado por las desavenencias, el don de la alianza, de la paz y de todas las gracias que pueden cambiar los corazones de tantos hijos tuyos. (Avemaría)

La Rosa Mística, le encargó a sus acólitos el cuidado de los enfermos, velar por ellos es una gran muestra de amor a la virgen, ella los ampara y ayuda por intermedio de sus feligreses. Es por esto que el objeto de estas oraciones es hacer que la virgen sepa de nosotros, que somos sus fieles devotos y cumplidores de sus deseos.

Rosa Mística, Progenitora de los discípulos, haz florecer alrededor de los altares de los devotos, muchas inspiraciones sacerdotales y religiosas, que con la virtud de su vida y el celo ardiente por los espíritus, puedan extender el reino de tu retoño Jesús por el mundo. Derrama sobre nosotros tus dones celestiales. Salve, Oh Rosa Mística, ruega por nosotros.

Dulce virgen, la más amorosa soberana, por la flor blanca que portas en tu pecho y que es señal del espíritu de la oración, por la flor roja que llevas en el pecho y que encarna el espíritu de la renuncia de los propios deseos, por la flor amarilla que portas en tu pecho y que encarna el espíritu de la penitencia.

Auxilia a estos tus retoños que necesitan de tu ayuda y difunde nuestras vidas con tu protectora luz. Tú eres nuestra gran expectativa, y nos das fuerza, nos iluminas y nos das consuelo concédenos desde el Cielo tu  amoroso amparo, vuelve tu amante y prodigiosa mirada sobre nosotros, alivia nuestras penas y llénanos de bendiciones y favores. (Rezar un Avemaría).

Rosario

En el catolicismo el rosario representa las rosas, es una forma de plegaria que se le ofrece a la virgen María, en esta forma de orar se representan las etapas de la vida de la virgen en forma de misterios. La historia de la Rosa Mística, la ubica como una advocación mariana, por lo tanto también tiene su formato de rosario.

Misterios del rosario

Misterios de las siete alegrías, las cuales se rezan los días lunes, miércoles, jueves, sábados y domingos.

1° misterio: La distinción que la santísima trinidad le otorga sobre todas las personas.

2° misterio: La castidad que la enalteció por encima de los ángeles y los santos.

3° misterio: La luz con la cual resplandece en los cielos con su goce.

4° misterio: El culto que todos los elegidos le rinden como progenitora de Dios.

5° misterio: La rapidez con la cual su celestial hijo atiende a todos sus solicitudes.

6° misterio: La gentileza que sus servidores reciben del hijo del padre en este mundo, y la gloria que le tienen reservada en el cielo.

7° misterio: Poseer las moralidades con la mayor perfección.

Como en todo rosario existen misterios asociados a los días de la semana. Misterios de los siete dolores, los cuales se rezan martes y viernes.

1° misterio: en el momento de presentar a su retoño frente al Templo, oyó una predicción del anciano “Simeón: “Una espada de dolor atravesará tu alma”.

2° misterio: Cuando se vio exigida a fugarse a Egipto, huyendo de la persecución de Herodes que quería asesinar a su retoño Amado.

3° misterio: En el momento que buscó por tres días a su hijo que había permanecido en el templo de Jerusalén, luego de la visita en tiempo de Pascua.

4° misterio: Cuando halló a su amado retoño cargando en hombros la pesada cruz rumbo al calvario para ser crucificado en ella por salvarnos.

5° misterio: Cuando vio a su retoño sangrando y en agonía durante tres
horas y luego exhalar su último suspiro.

6° misterio: Cuando su bendecido retoño, traspasado el pecho por la lanza, es bajado de la cruz y entregado a sus brazos.

7° misterio: Cuando miró el cuerpo de su querido retoño acostado en el Sepulcro.

Antes de iniciar el rosario se debe recitar esta simple y corta oración, esto se hace con la finalidad de encomendar el rosario correctamente.

Rosario-En el nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo, Amén.

Oración inicial

Jesús crucificado, rendidos a tus pies te brindamos las “Lágrimas y Sangre” de esa que te dio compañía con tierno cariño y piedad en tu via-crucis.

Otórganos la gracia, Oh buen maestro de tomar a pecho las enseñanzas contenidas en las “Lágrimas y Sangre” de tu Santísima Madre, para realizar el mandato de tal manera que un día seamos dignos de alabarte y glorificarte por toda la eternidad, Amén.

Se rezan siete misterios con una variante por ser una advocación del culto mariano y dedicado a la Rosa Mística. En lugar del Padre Nuestro se dice:

Oh Jesús mío, mira el llanto y la Sangre de aquella que te tenía el amor más grande en la tierra y te ama con el cariño más fervoroso en el cielo.

Nuevamente al ser una advocación mariana tiene unas ligeras variantes con respecto al rosario tradicional. En vez de las Avemarías se dice:

Oh Señor oiga las solicitudes por las Lágrimas y Sangre de ella.

Como es un rosario sin glorias igualmente se realiza una variante por ser una advocación mariana. Al finalizar el Rosario se dice tres veces:

Oh Señor, mira la cara de aquella que te tenía el cariño más importante en la tierra y te ama con el amor más fervoroso en el cielo.

Oración Final

Todos los rosarios deben tener un cierre, esto es una especie de despedida del momento de oración con el santo, así como hay un momento de preparación y una oración inicial se debe recitar una plegaria final. Si quieres saber más sobre estos temas puedes leer rosario para difuntos.

Oh María, progenitora del Amor, de las dolencias y de la bondad, te rogamos reúne tus súplicas con las de nosotros para que Jesús, oiga nuestras demandas otorgándonos, con las gracias que te pedimos, la corona de la vida eterna, Amén.

Tus Lágrimas y Sangre Oh progenitora doliente, destruya el reino del averno. Por tu Divina docilidad, Oh, atado Jesús, guarda al mundo de los espantos amenazantes. El rosario constituye un escudo poderoso para derribar cualquier problema o necesidad.

Deja un comentario