Oración a La Magnífica, para que atienda tus ruegos y te de su apoyo

Esta es una oración que todos los devotos cristianos hacen con mucha fe, proclamando la grandeza divina de Dios, asimismo es una invitación a los creyentes para que se sumen y hagan un llamado a su conciencia sobre su forma de vida. La Magnífica nos trae una oración que invita al respeto que tuvo siempre Jesús con su madre.

La Magnífica

Oración a La Magnífica

Esta oración a La Magnífica fue anunciada a la Virgen María y podemos acudir a ella ante cualquier momento de dificultad, implorar a través de estas palabras con fe y devoción, traerá la paz a nuestras vidas:

“Gloria mi alma Jesús y mi espíritu se colma de satisfacción,
al descubrir tu bondad de señor omnipotente mi Redentor.
Porque pusiste tus ojos  en esta humilde vasalla y aquí está el motivo, porque haré feliz a todas las generaciones.
Pues ha hecho en mi favor algo majestuoso, Él que es Dios y su nombre enormemente santo, cuya compasión se extiende de generación en generación, a todos cuantos le temen.
Extendió todo de su autoridad, y disipó el orgullo de los soberbios, cambiando sus designios.
Desposeyó a los poderosos y elevó a los humildes.
A los necesitados los llenó de bienes y a los ricos los dejó sin nada.
Enalteció a Israel su siervo, lo recordó por su gran misericordia y bondad.
Así como lo prometió a nuestro padre Abraham y a todo su linaje por los siglos de los siglos.
Amén”

La Magnífica

¿Quién es la Magnífica?

La oración a La Magnífica que también se da a conocer como Magníficat, es un salmo cristiano, donde María proclama la grandeza suprema del creador, es decir de Dios, por la grandeza y el milagro de la maternidad.

Muchos creyentes cristianos ven a María como su propia madre, es por esto que los días 31 de mayo se le brinda honor a la Virgen del Magníficat, justamente esta fecha tiene mucha coincidencia con la visita que María le realizó a su prima Isabel, que es la madre de San Juan Bautista en una población que estaba situada en Judea.

Esta reunión de las primas María e Isabel, fue descrita en las santas escrituras de San Lucas (1:26-55), que tiene como representación lo que el Espíritu Santo inspiró dentro del corazón de María para que defendiera la misericordia, la humildad, la gracia y el amor hacia Dios y el prójimo, que son valores y virtudes cristianas.

La Magnífica con su embarazo anuncia una buena noticia y es la salvación del mundo, de esta manera engrandece al Dios padre omnipotente por escogerla como madre de Jesús el salvador, y ella con mucha humildad aceptó,  por esto es venerada ya que fue la primera misionera, es decir la primera predicadora.

La Magnífica

¿Qué aprendizaje nos deja esta oración?

Los que nos quiere decir esta oración y su aprendizaje, es que nos preguntemos si en realidad somos nosotros justos con Dios, si estamos respetando sus designios tal como lo hizo un día María, es por ello que siempre tenemos que ser buenos cristianos, de esta forma le damos las gracias por todo lo que nos ha dado.

La Magnífica otorga un aprendizaje a la humanidad y es que debemos alejarnos de ciertas tentaciones que no le hacen bien a nuestra vida, llevar una vida libre de vanidades, de orgullo y sobre todo libre de soberbia, llenando nuestros corazones con la gracia divina del amor de Dios, para poder ser dignos y semejantes a Él.

¿Qué peticiones podemos hacer con la oración de la Magnifica?

Esta es una oración de la Magnífica que podemos emplear para casos muy complicados, ya que es sumamente poderosa, estas palabras nos conforta el alma sobre todo cuando hay alguna persona que tenga una enfermedad de mucha gravedad, también puedes usarla cuando tengas conflictos emocionales o de cualquier índole, cuando tú o los tuyos se encuentren en una situación de peligro. Si les está gustando este artículo, puede que les interese leer: Oración para la salud

Más información sobre La Magnífica

Para ser católicos es importante tener presente día a día la palabra de Dios y estar verdaderamente agradecidos como lo está La Magnífica, nuestra querida madre celestial. Hay que leer la biblia y adoptar sus palabras en nuestras vidas, además de seguir al pie de la letra los diez mandamientos, ya que con ellos hallaremos el camino que nos llevará al cielo y también es muy importante que en vida realicemos los siete sacramentos para terminar de adecuarnos a la vida de religiosidad.

Recuerda que por más dificultades que pases, Dios siempre estará a tu lado y te guiará, ayudándote a sanar. Él nos da la capacidad de darle la vuelta a una mala situación y hacer de ella una lección de vida. La oración es la mejor herramienta que podrás usar y con ella podrás estar siempre en contacto con nuestro amado padre.

De igual forma, al orar podrás pedirle para que lleve la sanación a tu vida, ya sea espiritual o física. Con su divina misericordia nos guiará al camino de la verdad y del perdón, es importante que nunca olvides lo bueno que es Él, que solo lo hace para obtener nuestro amor y devoción, que es lo mínimo que deberíamos darle.

¿Por qué se venera a la Virgen?

Actualmente hay mucha gente que no honra a la Virgen, ya que en su arrogancia creen que saben más que nuestro Señor y no entienden la importancia que tuvo ella en la vida de su hijo. Es por esto que creemos importante orarle a ella con más regularidad, para demostrarle a nuestro padre que a ella también le agradecemos.

Es por ello que siempre en la palabra de Dios debe estar presente venerar a la virgen, porque ella siempre hizo su voluntad y vivió en completa humanidad, apartándose de la soberbia, de esta manera cumplió siempre su designio. La iglesia católica siempre nos ha hecho ver que ella era la madre de Jesucristo, es decir es la madre de Dios y esposa del Espíritu Santo, es por ello que no la ven como un ídolo y menos como una diosa.

Dios nos brindó el camino para conseguirlo y Jesucristo hecho hombre iluminó ese camino para poder conseguirlo, por ello es muy importante el sacramento del bautismo citado en Santiago 5:16

 “… orad unos por otros para que seáis sanados”.

  • Es un hermoso presente que Dios nos dio para que viviera en nuestras moradas, porque es la madre de Jesucristo.
  • Porque obtuvo el mensaje divino de Dios por medio del Ángel Gabriel cuando dijo: “llena eres de gracias”.
  • El espíritu santo alentó a Isabel a glorificarla cuando se encontraron y dijo las siguientes palabras: “bendita tú entre las mujeres, y bendito sea el fruto de tu vientre” Lucas 1:42.
  • María manifiesta en su oración a La Magnífica: “desde ahora todas las generaciones me llamarán bienaventurada
  • Dios fue el primero en reverenciar a María, porque el hacerlo nos traslada hasta Jesucristo y hacia su infinita misericordia.

Importancia

Todos los días las personas engrandecen hechos y experiencias vividas que son cotidianos y suelen nombrar a Dios en cada cosa que por lo general hacen. De esta manera incumplen con su mandato y lo expresa cuando dice: No dirás el nombre de Dios en vano”.

Dios nos dio la orden de glorificar todos los hechos sagrados y que además provienen de Él, de su infinita misericordia, es por ello que María como madre de Jesucristo debe ser magnificada.

Se magnifica a María por el agradecimiento de su santidad, por el amor, la misericordia, la bondad y la castidad que Dios recibió de ella para poder abrir ese camino de la salvación de la humanidad. Y que perfectamente está proclamada en la oración de La Magnífica, en el transcurso de su visita a su prima Isabel, que hace la revelación de la llegada del hijo de Dios a la tierra y su deseo para toda la humanidad.

Si desean conocer más sobre La Magnífica, les recomendamos que vean el vídeo que les dejamos a continuación para que tengan más información de esta virgen:

Deja un comentario