Santa Montserrat de las embarazadas, todo sobre ella aquí

Santa Montserrat de las embarazadas, es una advocación de la Virgen María, patrona de las mujeres que están en periodo de gestación, por lo que también tiene que ver con el tema de la fertilidad, e incluso, con los bebés recién nacidos. Aquí te la presentamos y te decimos cómo realizarle una petición para contar con su protección durante el parto.

Santa Montserrat de las embarazadas

Santa Montserrat de las embarazadas

Desde tiempos muy remotos, a Santa Montserrat de las embarazadas, se le ha presentado con la imagen de una hermosa mujer cargando a un niño, y a la cual se le ha llamado la “Diosa Madre”, como un reconocimiento al hecho de que es dadora de vida, relacionándola a su vez con la tierra productiva y fértil. Para conocer sobre otras vírgenes puedes ver oración a Santa Eduvigis

Esta figura de la Diosa Madre siempre ha estado presente dentro de las diversas culturas antiguas de la Mesopotamia, dejando evidencia de ello en sus representaciones artísticas. En los tiempos en que el apóstol San Pedro se encontraba evangelizando, fue llevada hasta la península Ibérica, la imagen de la Santa Montserrat de las embarazadas.

Dicha imagen, era una figura hecha de madera, que habría sido tallada en la carpintería de San Pedro por parte de San Lucas, y donde habría servido como modelo, la propia Virgen María. El tallado fue colocado dentro de un monasterio construido en el año de 546, por parte de un religioso llamado Quirino, con el propósito de rendirle honores a la santa Madre.

En dicho lugar, sus fieles seguidores y devotos, podían congregarse y rendirle alabanzas. Para el año 880, cuentan que unos niños que se encontraban de paso en la montaña, observaron una intensa luz que veía como de una cueva. La curiosidad prevaleció en aquellos niños quienes se asomaron en la cueva, descubriendo la imagen de la Virgen.

Las autoridades religiosas de la ciudad de Manresa, conocida en la actualidad como Cataluña, reunieron a un grupo de hombres colaboradores, para tratar de trasladar a la figura de la Virgen desde aquel rudimentario monasterio hasta la ciudad, pero, la imagen estaba muy pesada, por lo que tomaron de la decisión de dejarla allí, y construirle un nuevo monasterio, que es el de la Moreneta.

Santa Montserrat de las embarazadas

Su Historia

Una vez que la doctrina del cristianismo se consolidó, la devoción por la figura de la Virgen María, terminó sobrepasando los cultos que se les rendían a las diferentes diosas del medio oriente y el Mediterráneo, en especial por parte de su manifestación como la Virgen Negra, que en sus orígenes era denominada en la antigua como la Diosa Madre.

La mayoría de las vírgenes negras, tienen gran fama de ser milagrosas, ya que sus lugares para manifestarse por lo general son cuevas, mares o ríos, que hablan de su relación con los elementos naturales y esto le da un poderío mayor al que ya tienen. Desde el punto religioso, se asocia al hecho de que cuando la Virgen María aceptó dar a luz al hijo de Dios, del mismo modo vuelve la tierra fértil que da vida.

La advocación de la Virgen María como Santa Montserrat de las embarazadas, es una Virgen morena, que formaba parte de otro grupo de vírgenes negras que fueron llevadas por parte de sacerdotes benedictinos y cistercienses, arribando al continente Europeo entre los siglos XI y XII.

Entre este grupo estaban las más idolatradas, La Virgen de la Candelaria; La Virgen de Rocamadour y Nuestra Señora de Montserrat.

Sus milagros

Tanto en el pasado como en el presente, Santa Montserrat, ha sido una de las vírgenes negras que se ha hecho más famosa, debido al pregonar de sus milagros. Había una inscripción en una de sus imágenes ubicadas en el Cantar de los cantares, que rezaba textualmente “Nigra sum sed Formosa”, lo que significa “Morena soy, pero hermosa”.

Uno de estos famosos milagros fue descrito por una señora que la visitó en su santuario para suplicarle que le diera salud, ya que padecía de un mal que no le quitaba tranquilidad a su vida. En agradecimiento por haberla curado, la señora compró una pequeña imagen de la Santa Montserrat de las embarazadas, y la colocó en el patio de su casa, adornándole el lugar como agradecimiento a su solicitud.

Este milagro se dio a conocer entre los vecinos de la señora, quienes ahora la visitan para venerar a la virgen negra y pedir por la salud de otros, a quienes también ha recuperado con éxito. Otro de los milagros relatados de esta virgen, está vinculado a la adquisición de una casa, relato contado en el país de Puerto Rico por parte del obispo de esa Nación, y donde la santa Virgen sirvió de mediadora.

En los años de 1808, tropas francesas profanaron el monasterio de Montserrat, construido en España en honor a la Virgen durante la guerra de independencia de dicho país. En ese entonces, la imagen de la Virgen fue trasladada hasta la catedral de Barcelona para impedir que fuese destruida, y tiempo después, la pasaron a la Capilla de San Miguel.

Al finalizar la guerra, le fue construido un nuevo monasterio por parte del gobierno que asumió el control político. En medio de la guerra se destruyeron todas las órdenes religiosas, por lo que comienza a liderar la misión de proteger la práctica de la doctrina del cristianismo y la veneración de los santos hasta el año de 1844.

Santa Montserrat de las embarazadas

De vuelta a su santuario, la Virgen fue vestida con un lujoso traje y portando una corona de oro, la cual fue robada durante la guerra civil de España, por parte de un grupo de soldados republicanos. Después de esos hechos, la imagen quedó tal cual era su diseño original románico, una figura tallada con madera de álamo, cuya data es del siglo XII.

La imagen es la de la propia Virgen María pero en versión morena, llevando al Niño Jesús en su regazo, con unas medidas en la altura de 95 centímetros. En cuanto a los detalles, en su mano derecha la Virgen posee una esfera que significa el universo, mientras que la figura del Niño Jesús, tiene levantada la mano derecha, que significa el ofrecimiento de su bendición. En la mano izquierda, se le puede observar sosteniendo una piña.

Santa Montserrat de las embarazadas, es popularmente conocida con el nombre de “La Moreneta”, ya que tanto ella como la imagen del Niño Jesús, son de color negro, y otras partes de la figura poseen un color dorado. Se dice que el hecho de que lleve ese color, puede deberse a los cambios sufridos en la pintura del barniz con el paso de los años y varias de las restauraciones que se le han hecho.

La Virgen de Montserrat y el embarazo

Santa Montserrat de las embarazadas, es una virgen relevante por sus milagros, especialmente en el caso de las mujeres que están embarazadas, las que no pueden tener hijos y también los enfermos. Esto hace que cuente con una amplia gama de seguidores, especialmente mujeres, quienes le piden por lo general, para que sus embarazos, lleguen a feliz término.

De igual manera, le rinden gran devoción a cambio de que el niño en su vientre nazca sano, y  que el parto sea rápido. También es parte de la petición, que tanto el niño como la madre, gocen de buena salud durante el parto y al finalizar el mismo. Puedes ver otros temas al revisar historia de Santa Filomena

Santa Montserrat de las embarazadas

Se dice que en Cataluña, España, las mujeres embarazadas siguen una tradición al cumplir el octavo mes de gestación, que consiste en asistir a la catedral de la Virgen de Montserrat todos los días sábados, acompañadas de sus esposos o parejas, y le dan 9 vueltas a la iglesia. Mientras van dando las vueltas, de manera simultánea también, le rezan a Santa Montserrat de las embarazadas, 9 padrenuestros, 9 avemarías y 9 glorias.

Además de pedirle a la Virgen para tener un parto sano, las embarazadas les piden que les eche su santa bendición, no solo para ella y el bebé, sino también para todo el núcleo familiar. Como complemento del ritual y la petición, colocan una estampa con la imagen de la virgen y le colocan una vela, ubicándolos en el lugar de la casa. Dicha vela deberá encenderse hasta el día del alumbramiento.

Hay otro grupo de mujeres que forman parte de fieles devotas, que le suplican por fertilidad y poder concebir bebés. A lo largo de los años, Santa Montserrat de las embarazadas concedió los milagros, de que muchas mujeres que antes no podían tener hijos, lograran quedar embarazadas e incluso de embarazos múltiples. Este hecho le ganó la fama de milagrosa, al igual que de patrona de los casos difíciles.

Desde entonces, las mujeres y las parejas que quieren tener hijos y no pueden, le piden con mucha fe y devoción a la Virgen de Montserrat, un culto que comenzó en España y luego se fue extendiendo a otros países europeos y también de Latinoamérica. Los países que figuran en la lista son: Venezuela, El Salvador, Costa Rica, México, Colombia y Cuba.

La celebración del Día Santa Montserrat de las embarazadas es el 8 de septiembre de cada año, mientras que en su natal Cataluña la festejan todos los 27 de Abril, conmemorando la fecha en que fue descubierta por los pastorcitos en aquella cueva.

Embarazo solicitado a la Virgen

La Virgen de Montserrat, es una de las advocaciones de la santa Madre con más seguidores, especialmente por las personas que no pueden tener hijos, pero que es su mayor deseo tenerlos. En hecho de que la Virgen tenga en su regazo sentado la imagen del Niño Jesús, la hace ver muy maternal, representando a las madres protectoras en todo el mundo. Y fue este mismo hecho, por el cual fue nombrada como la Diosa Madre.

Muchas mujeres o la pareja en general, cuando desean tener un embarazo, le hacen la solicitud a la Santa Montserrat de las embarazadas, y así que les conceda el milagro de procrear una nueva vida que traerá alegría al hogar. Existe una oración a través de la cual se le solicita a la Virgen morena que se quede en estado y que el embarazo tenga un buen término, con un niño sano. Aquí te la dejamos:

¡Oh Santa Montserrat de las embarazadas! Que representan a la mismísima Virgen María, tú que fuiste Madre gracias a la obra que el Espíritu Santo hizo en ti. En increíble Anunciación, que fuiste escogida para ser la Madre del divino niño, que recibiste la gracia de Dios con la purísima concepción, cumpliendo las promesas del Padre, de que a la Tierra llegará el salvador del mundo.

¡Oh Madre santísima!, permite a mí también poder tener la dicha de ser Madre, haz en mí ese milagro, tú que tienes el poder y a potestad para hacerlo, tu santa Montserrat que somos salvos gracias a tu vientre inmaculado.

Haz también virgencita adorada, que los ángeles que te protegieron en tu santa y dulce espera, también me protejan a mí y a mi criatura, que tengamos la bendición de tu hijo, nuestro Señor Jesucristo, a quien le doy gracias por bendecirme con este hijo o hija, y también por las muestras de su infinito amor, ¡Amén!

Plegarias a la Moreneta por un embarazo sano

También hay una oración especial dedicada a Santa Montserrat de las embarazadas para pedir porque el embarazo se lleve de manera sana y sin ningún tipo de complicaciones, con un buen parto. A continuación, aquí tienes la oración:

Acudo a ti, Oh Inmaculada Virgen María!, para implorarte por tu santa protección para este Ser que llevo en mis entrañas. Te pido de manera obediente, que por medio de esta oración a Santa Montserrat de las embarazadas, alejes de nosotros todo signo de maldad, igual que cuando Dios apartó a Cristo de aquel cruel tirano.

Concédeme en esta santa hora virgencita amada, una gran fortaleza, que puedan disiparse todos mis temores, y que se impongan sobre ellos el sentido de esperanza, de ver a mi hijo sano y feliz. Oh Santa María, tú que eres la Madre de Dios, te suplico que cuides del fruto de mi vientre por siempre y para siempre, ¡Amén!

Su relación con la fertilidad

Existen varias razones por las cuales se relaciona a la Virgen de Montserrat con el tema de la fertilidad, siendo la primera de ellas, que es la patrona de las embarazadas. Sin embargo, otra de las razones está vinculada a su color, ya que el negro o marrón, se asocia a la tierra y por ende a lo fértil que son las mismas.

El color pardo o marrón, es un indicativo de que los terrenos cuentan con  la materia orgánica suficiente para que de ella emanen buenos frutos. Esta relación de las madres y del color no es algo nuevo, por el contrario es algo que data desde tiempos muy remotos, los cuales coinciden con el inicio de la práctica de la agricultura y la fundación  de las primeras ciudades, hace ya más de unos 20 mil años.

Su relación con los niños

Esta advocación de la Santísima Virgen María, Santa Montserrat de las embarazadas, sienten un amor muy especial por lo niños, algo que puso de manifiesto desde su primera aparición, cuando en el año 880, se les presentó a aquellos niños que estaban pastoreando en las montañas.

Ocurrió en Cataluña, cuando la Virgen emitiendo un radiante destello de luz, guío a los niños hasta la cueva donde se hallaba su imagen desde hacía muchos siglos, específicamente desde el año 546, cuando fue llevaba allí para habitar dentro de ese rústico monasterio.

Inicialmente, la virgen alertó a los pastorcitos de su presencia con el destello de la luz brillante, pero luego, comenzaron a sonar unas hermosas melodías, que le indicaban el camino a los niños, notas que se iban acentuando con la cercanía a la imagen, y efectivamente, allí estaba la figura de Virgen de Montserrat, quien llevaba consigo la imagen del divino niño en su regazo.

Montserrat y las vírgenes negras

Santa Montserrat de las embarazadas pertenece al grupo de vírgenes negras de origen europeo, que cuentan con una antigua tradición místico religiosa que las asocia al tema de la fertilidad, como el caso de Diana de Éfeso o Artemisa. Sin embargo, la Virgen de Montserrat en realidad posee un color pardo y no negro como se cree.

Y es precisamente debido a ese peculiar color que es llamada como la Virgen Moreneta. En los primeros siglos que se llevó a cabo la práctica del cristianismo en la antigua Europa, eran adoradas las diosas, Isis de Egipto y Cybele de Grecia, como parte de ritos paganos para tener buenas cosechas, antes que el catolicismo se instaurase como la religión oficial en los países del occidente.

Santa Montserrat y la Madre Tierra

Dios tiene un plan de vida para cada uno de nosotros, pero también tiene un propósito y ese es el de alejarnos de los ritos paganos y devolvernos al camino de la salvación. Confiados en ese premisa, se ha determinado que para cumplirlo, ha permitido la creación de las advocaciones marianas de color negro o marrones, entre las que se destaca la Santa Montserrat de las embarazadas.

A través de ella, Dios Padre nos muestra que su intención es presentar a la Santísima Virgen María, como la verdadera Madre Tierra, siendo a la única que se le deben dirigir oraciones para pedirle por fertilidad y no a los falsos dioses paganos.

Es la única que se le deben dirigir rezos en busca de descendencia, y protección contra el mal. Generalmente, las Vírgenes marianas negras, vienen a desterrar los falsos cultos de fertilidad que se fueron propagando desde los tiempos de la antigüedad. Si te gustó este artículo, puedes revisar también en nuestro blog diosa budista protectora

Deja un comentario