Virgen de la Paz, todo lo que debes saber de ella y más

En el ámbito de la religión católica, una de sus figuras emblemáticas lo constituye la Virgen María, divinidad a la que se le rinde tributo en muchos lugares del planeta. El artículo que a continuación presentamos, versa sobre la Virgen de la Paz, patrona espiritual del Estado Trujillo en Venezuela.

Consideraciones Generales

Si existe un acontecimiento mundial que amerite rendirle tributo, evidentemente no debería ser otro que la ambicionada, pero también bastante manoseada paz mundial. Esto es fácilmente deducible, si se observan la cantidad de conflictos que aquejan al planeta, y que a juzgar por los hechos no tiene solución ni a mediano o largo plazo, y mucho menos esperar una solución rápida o inmediata. Si te interesa este tema, te recomendamos leer el siguiente artículo: Símbolo de la Paz

El monumento a la Virgen de la Paz erigido en Venezuela, es una hermosa contribución, un significativo gesto que el pueblo de esta nación del Sur de América, realizó como un aporte para llamar la atención no solo en el ámbito regional, sino además en el mundo entero, acerca de la necesidad de luchar por alcanzar una paz verdadera, estable y necesaria.

Historia de la Virgen de la Paz

La República Bolivariana de Venezuela es una tierra muy fecunda, a la hora de producir relatos, anécdotas, cultos, cuentos relativos a su historia como nación y como pueblo, que consolidó su estado amparado en una gesta de lucha por su emancipación. Al respecto, alrededor de su historia surgen personajes, acontecimientos o simplemente hechos, que la consciencia popular colectiva se ha encargado de diseñar, de una forma muy creativa, un imaginario.

Este acto de creación colectiva, se expresa a través de: cuentos, crónicas, comentarios folclóricos, cargados de pensamiento mágico la mayoría, pero otros, sustentados en hechos históricos comprobados. Cada estado o región, que conforman la estructura político administrativa de Venezuela, tiene un prontuario, una herencia anecdótica cultural muy extensa.

virgen de la paz

Refiriéndonos al estado Trujillo específicamente, está ubicado en la zona occidental del país, caracterizado por su producción agrícola cafetera, se dice, se comenta que es una tierra “de sabios y de santos”; esta referencia se hace, ya que en ese estado han nacido grandes figuras del ámbito religioso y del campo científico, que enaltecen el gentilicio cultural del pueblo trujillano; tal es el caso del Dr. José Gregorio Hernández.

Este gran médico y científico venezolano, se considera el protagonista del culto popular religioso devocional, más importante del país ya que, además de demostrar magníficos aportes a la ciencia médica venezolana, es muy reconocido en todo el ámbito nacional e internacional sus dotes de santo sanador.

Al Dr. José Gregorio Hernández, se le atribuye la gracia de Dios, expresada por medio del don de la curación, son incontables los testimonios de las acciones milagrosas de este médico al que también se le ha denominado “Doctor de los pobres”. Así se le conoce popularmente.

Actualmente la Iglesia Católica ha reconocido su santidad, otorgándole el título de venerable y se comenta que es cuestión de trámites burocráticos su total beatificación. Otro personaje emblemático del estado Trujillo, que llena de orgullo su gentilicio, es el científico Rafael Rangel, oriundo de la capital del estado, a este personaje se le reconocen grandes aportes en el estudio de enfermedades tropicales, además de considerarse, padre de la Parasitología y el Bioanálisis en Venezuela.

El instituto Venezolano, de más alto estudio en materia de investigación de enfermedades bacterianas y virológicas, lleva el nombre de Rafael Rangel, como un tributo al ilustre hombre de ciencia. Pero a su vez, el estado Trujillo es la tierra donde se le rinde culto a la Virgen de la Paz.

Al respecto, se argumenta que la adoración a esta expresión religiosa, que representa la madre de Dios, nace en España, aproximadamente en el siglo VII d. C., donde el arzobispo de Toledo, de nombre Ildefonso, era un furibundo devoto de la Virgen María, la madre de Dios, cuentan que un día transcurriendo el mes de Diciembre, entró a la iglesia de Santa María de la ciudad a que hacemos referencia y notó, que había una claridad fuera de lo normal.

Ante tal impresión el arzobispo Ildefonso, testifica que la luz emanaba de la figura de la Virgen María, sentada en su lugar en la capilla. El religioso consideró el hecho como un milagro y un refuerzo a su veneración por la Santa madre de Dios, y se dedicó en forma sistemática a difundir la experiencia como una gracia de este.

Otro acontecimiento que marca la veneración de la Santa Virgen de la Paz, se remonta al período histórico español, donde el país estaba dominado por los musulmanes, estos querían convertir la iglesia de Santa María de Toledo en un templo islámico. Procediendo entonces a conformar un numeroso y poderoso ejército, y acometer el asedio a la ciudad; esta acción bélica duró aproximadamente un año.

virgen de la paz

Pero sin razón alguna, o por lo menos conocida, se retiraron desistiendo de sus objetivos, a pesar, de haber tomado el templo, lo entregaron de nuevo al sector cristiano. Todo esto ocurrió en la misma fecha en que el padre Ildefonso reconoce la aparición de la Virgen, el 24 de enero. Esta situación ha sido tomada como la concreción de un acto milagroso por parte de la Virgen de la Paz.

En Venezuela, el lugar donde está erigido el monumento a la Virgen de la Paz, su veneración llegó con el proceso de conquista y colonia, que experimentó el territorio que hoy lleva el nombre de América. En esa zona del estado Trujillo donde está ubicado el monumento, era un territorio que pertenecía a la etnia Escuque. Este pueblo originario de América, que eran descendientes de los Chibchas, grupo indígena que habitaba el centro del continente, donde hoy es Colombia, se asentaron en el occidente de Venezuela.

En la zona en cuestión, hubo un alzamiento indígena contra los invasores españoles, los protagonistas de la insurgencia eran descendientes de los Cuicas o Timoto-cuicas, a estos pueblos se le otorga familiaridad, con los Chibchas colombianos, pues bien, la revuelta fue derrotada por los conquistadores, colonizadores, e impusieron todo el acervo cultural que traían de Europa, específicamente de España, entre ellos el culto a la Virgen de la Paz.

Podemos expresar entonces que es a partir de 1500, cuando se marca el inicio de la veneración a la Virgen de la Paz, ya que, en 1600, un siglo después se construye la iglesia del Señor Santiago de Nuestra Señora de la Paz, templo donde se le rinde culto desde ese tiempo, hasta nuestros días a la Virgen de la Paz.

El aporte religioso cultural que se forjó desde ese momento en el siglo XVII, en torno a la representación de la Virgen María regional, es importante destacarlo ya que, se convirtió en patrona espiritual del trujillano. Siendo este hecho resaltado de muchas formas en la historia iconográfica del estado.

Por ejemplo, en el diseño de la bandera del estado, se puede observar un cuerpo celeste, en su centro encontramos el dibujo de una paloma, como muestra del impacto de la Virgen de la Paz en los símbolos clásicos del estado; además, la estrella está inmersa en un triángulo de color verde, cada lado de la figura, representa un evento histórico significativo, en el devenir de la región, como son:

La entrevista entre el libertador Simón Bolívar y el general español Pablo Morillo, en la población de Santa Ana, que marcó un armisticio en la guerra de independencia en 1820; la construcción de la iglesia donde se venera a la Virgen de la Paz en el siglo XVI, donde vuelve aparecer el influjo de la Virgen de la Paz; y la concreción del monumento a la Virgen de la Paz en 1983, hecho que constituye un hito histórico en el desarrollo cultural-religioso del estado Trujillo, dada su importancia de carácter nacional e internacional.

No cabe pues la menor duda del efecto tan significativo, que ha tenido para el pueblo trujillano, el fervor hacia La Virgen de la Paz.

iglesia del Señor Santiago de Nuestra Señora de la Paz

La leyenda

Los relatos recogidos, nos indican que el lugar donde se encuentra el monumento la Virgen de la Paz, lleva por nombre Peña de la Virgen; cuentan que transcurrían los años de 1550, la Virgen hizo su aparición ante un grupo de habitantes de la población de Carmona, los cuales hablan que ella, con una imagen juvenil y muy activa, se internó en el poblado y visitó un tienda con la idea de comprar unas velas para su uso personal, los lugareños sorprendidos por su presencia, le preguntaron, por qué andaba tan sola.

El anecdotario popular, aquí, reconoce dos versiones: la primera alega que la muchacha respondió de manera rápida, tajante, pero muy espontánea, de la siguiente manera “sola no, sino con Dios, con el sol, y las estrellas”; la segunda plantea que, ante la misma pregunta, la respuesta fue la siguiente: “hijos, no se olviden, que ando siempre con Dios, mi protector”. Las personas quedaron tan impactadas por la joven y su respuesta, que decidieron seguirla y ver a dónde se dirigía.

La Historia sobre la aparición de la Virgen, narra que la mujer siguió hacia el campo, y se perdió entre unas piedras, sólo pudieron observar muchos destellos de luz, que salían de estas.

Al investigar más profundamente, sobre el origen de la misteriosa joven, nadie la conocía, ni podía dar alguna referencia de ella; llegando a la conclusión que no era un ser terrenal, y que se trataba de la mismísima Virgen María, madre de nuestro señor hecha carne.

Cuentan que, el lugar donde ella se refugió, es un lugar donde convergen tres ríos importantes y la Virgen con su divina presencia, evita que los raudales de agua aumenten, puede que llueva en grandes cantidades, pero jamás se desbordan; los pueblerinos creyentes de la Virgen, aseguran que eso es cierto y que la Virgen en forma milagrosa protege al pueblo contra toda calamidad natural de este tipo. Te invitamos a leer sobre las meditaciones para la hora santa.

Monumento a la Virgen de la Paz

Según algunos historiógrafos, el monumento a la Virgen de la Paz, fue un idea que nació, de la ciudadana Betty Urdaneta de Herrera Campins, esposa del presidente de la república para la época, Luis Herrera Campins; ella, oriunda del estado Trujillo, junto a la gobernadora del estado la Sra. Dora Maldonado, impulsaron la propuesta de realizar un monumento a la Virgen de la Paz, partiendo de la base, de que esta deidad es la Santa patrona de los trujillanos.

Sorprende la rapidez con que realizaron la obra, supuestamente en la construcción del monumento a la Virgen de la Paz, duraron 18 meses. La pieza artística tiene las siguientes características: la escultura es una pieza de acero y sobre ella se coloca una capa de concreto, pesa aproximadamente 1200 toneladas.

Solamente la cabeza de la estructura pesa alrededor de 8 toneladas, tiene un longitud que roza, los 47 metros de alto, de ancho posee 16 metros y 18 metros de profundidad en la zona de sustentación; es una obra hueca, con escaleras internas que permite al visitante, recorrerla por dentro y estacionarse en cada uno de los cinco miradores que posee.

iglesia del Señor Santiago de Nuestra Señora de la Paz

Su ubicación es privilegiada ya que, fue diseñada para construirse exactamente, donde supuestamente hizo su aparición la Virgen; además, está erigida a los 1600 metro sobre el nivel del mar, enquistada en una montaña de vegetación tropical exuberante, desde sus miradores se puede visualizar prácticamente todo el estado Trujillo, el parque sierra Nevada de Mérida y algunas zonas del sur del lago en el estado Zulia.

Desde el punto de vista artístico, el monumento a la Virgen de la Paz, tiene varios aspectos a considerar; lo primero es su gran tamaño, es el monumento a la Virgen, considerado como la estatua más grande de Latinoamérica, e inclusive más alta que el monumento a la Libertad en los estados Unidos de Norte América y que el cristo de Corcovado en Brasil, haciendo la salvedad que como monumento que tiene como objeto rendir tributo a la paz, es el más alto del mundo.

La imagen exterior del monumento a la Paz, carece de detalles es sencilla, limpia, a la Virgen solo la cubre un hábito de color azul, el único elemento que sobresale, es la paloma que lleva en una de sus manos, según información no certificada, no corroborada, se habla que, fue un encargo que hizo su promotor el presidente Luis Herrera al diseñador de la obra.

Este presidente exigió, se acentuará el sentido que tenía la pieza escultórica, que no era otro, que rendir un homenaje necesario a la Paz, no solo en la región sino en el planeta entero. Se dice que ese detalle alegórico, representaba una motivación sentida de la pareja presidencial.

El monumento a la Virgen de la Paz fue abierta al mundo el día 21 de diciembre de 1983, por el mismísimo presidente de la república, estando presente en el acto figuras relevantes de la iglesia católica venezolana con algunos de la Santa Sede.

Aunque el Santo Papa Juan Pablo II, no pudo acudir a la cita de la apertura al monumento de la Virgen de la Paz, acompañó el evento a través de un mensaje televisivo que se transmitió durante la ceremonia inaugural.

El discurso de apertura estuvo a cargo del ilustre intelectual trujillano Mario Briceño Perozo. La administración de la obra monumento a la Virgen de la Paz, tuvo en sus inicios, en manos de una empresa privada, quien era la encargada de coordinar todos los aspectos alrededor del monumento como: mantenimiento, discriminar recursos que generaba la obra, contratación y supervisión del personal, y emprender planes de turismo religioso.

Posteriormente, pasa su administración para que se haga cargo el estado, en este caso la gobernación del estado Trujillo. Actualmente el monumento a la Virgen de la Paz, constituye un polo de atractivo turístico, no solo en la región, es también un centro de interés turístico nacional e internacional. Se calcula que es el tercer punto de atractivo turístico del estado Trujillo.

iglesia del Señor Santiago de Nuestra Señora de la Paz

Por debajo de Isnotú, pueblo donde nació el santo médico José Gregorio Hernández y de la procesión de Tostós sobre la crucifixión de Nuestro Señor. Solamente en la semana mayor el monumento a la Virgen de la Paz, recibe entre 11.000 y 15.000 visitantes.

Definitivamente la veneración a la Virgen de la Paz, y su extraordinario monumento, vino a cambiar la dinámica de una región de Venezuela caracterizada por su tranquilidad, y su espíritu de trabajo agrícola; pero en esta oportunidad, amparado en el monumento a la Virgen de la Paz, es su condición de tierra turística-religiosa, lo que marca la pauta en la región.

Es pertinente en esta etapa del trabajo sobre el monumento de la Virgen de la Paz, aclarar que la realización de esta obra monumental, se hizo dentro de un contexto de crisis nacional, marcado por la súbita caída de los precios del petróleo, alcanzando la pírrica suma de cinco dólares por barril de crudo.

Esto implicó un desbalance económico muy grande en el ámbito nacional, provocando el rompimiento del equilibrio que se había mantenido por años en la economía venezolana, entre la moneda nacional, el Bolívar y la divisa norteamericana, el dólar.

El gobierno para cubrir sus necesidades de funcionamiento, devaluó bruscamente la moneda venezolana pasando de una relación de 2,50 Bs. por un dólar, a 14 Bs. por un dólar, siendo este sistema sujeto a la política del libre cambio, es decir, que diariamente las reglas del juego económico cambiaban en el país. Esto generó una estampida de capitales generalizada y la declaración de quiebra de gran cantidad de empresas, que no podían pagar las materias primas importadas

Este hecho económico se conoce en la historia contemporánea de Venezuela, como el viernes negro, ya que fue un viernes 18 de febrero de 1983, cuando se dio a conocer la medida. En medio de este caos económico, el gobierno decide realizar una obra religiosa, el monumento a la Virgen de la paz, aun coso de 9 millones de bolívares, muchos consideraron que fue un desatino político y económico del gobierno de turno.

Para los cristianos creyentes y sus instituciones religiosas, el gasto se justificaba, lo cierto es que los venezolanos siempre recordamos el viernes negro del 1983 con amargura, y al monumento a la Virgen la Paz como un símbolo majestuoso de paz y de esperanza para los pueblos del mundo.

El culto a la Virgen

El monumento a la Virgen de la Paz, representa un ejemplo interesante por establecer relaciones entre ámbitos o manifestaciones culturales, que a primera vista resultarían contradictorias e incompatibles. A 36 años de existencia del monumento a la Virgen de la Paz, los resultados son absolutamente favorecedores, cuando se mezcla la religión y el culto religioso con una visión humanista de la naturaleza; o religión y culto religioso con una visión turística moderna y productiva.

iglesia del Señor Santiago de Nuestra Señora de la Paz

Como se ha dicho la Virgen de la Paz, es la Santa patrona del pueblo trujillano, a ella, el pueblo conmemora su protección organizándose unas fiestas que comienzan el 24 de enero y culminan el 30 del mismo mes, allí, se estructuran una gran cantidad de actividades; no solo litúrgicas religiosas, como, misas y procesiones; también surgen actividades culturales, gastronómicas, recreativas; que atraen gran cantidad de público, no solamente creyentes y devotos de la Virgen.

También acuden a las fiestas patronales de la Virgen de la Paz, turistas interesados no solo en el matiz religioso de las fiestas, igualmente se sienten atraídos por el colorido y la variedad de ofertas culturales atractivas que se presentan en las fiestas de conmemoración de Nuestra Señora de la Paz en Trujillo.

En el caso del monumento a la Virgen de la Paz, este se abarrota de personas. Unas que van, a derrochar fervor religioso y se dedican a la oración en las bellas iglesias que tiene el monumento de la Virgen de la Paz en su alrededor; otros simplemente disfrutan del paisaje y de la vista que ofrecen los distintos miradores que posee el monumento a la Virgen de la Paz. Cuando se celebra el culto a la Virgen patrona de los trujillanos, su impacto llega a todos los rincones del estado.

Luego de que culminan las fiestas en honor de la Virgen de la Paz, se debe resaltar el jolgorio que se forma en la Semana Mayor, alrededor del monumento a la Virgen de la Paz, feligreses de todo el país van al sitio procurando felicidad espiritual, otros asumen la tarea de pedir algún favor, que le permita salvar alguna situación crítica, en lo personal o familiar. Es impresionante la cantidad de actividades litúrgicas que se organizan en torno del monumento a la Virgen de la Paz.

Se debe resaltar entre tantas actividades, la marcha de la Paz que se ejecuta anualmente, durante la Semana Santa, se inicia en la ciudad capital Trujillo, salen bien temprano en la mañana y finaliza con una eucaristía, en la sede del monumento a la Virgen de la Paz.

Si le gustó nuestro artículo, le invitamos a revisar más temas interesantes dentro del blog, como puede ser: Virgen de Lourdes

Deja un comentario